Superados los peores años de la crisis, el sector inmobiliario se enfrenta a un antiguo fantasma: la vivienda sobrevalorada. Una manera de hacer aumentar su precio artificialmente que conlleva un gran riesgo para el mercado.

Gracias a la memoria se da en los hombres lo que se llama experiencia, dijo el filósofo griego Aristóteles. Una frase que convendría recordar en estos días. Cuando muchos propietarios se animan a inflar el precio de sus inmuebles al ponerlos a la venta.

Lamentablemente, vuelven a estar de moda viejas aquellas prácticas que llevaron al mercado de la vivienda a precios irreales, señala Luis Gualtieri. “Como si operaciones millonarias como la protagonizada por Kenneth Griffin en Nueva York pudiesen suceder cada día”.

El mercado de la vivienda se mueven dentro de unos límites, añade el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor. “Y al superarlos, el vendedor pierde la oportunidad de llamar la atención de aquellos clientes realmente interesados.

Según el Club Notegés, crece el número de propietarios que se deja llevar por la euforia. Ofertando su vivienda sobrevalorada. Hasta tal punto que el precio final de venta está unos 51.000 euros por debajo del importe de salida.

¡Un mal negocio para todos!, sentencia Luis Gualtieri.

Diferencias del 40% en el precio de la vivienda

El precio por el que se formaliza la venta de una vivienda media en España es de 136.432 euros”, apunta J.L. Jimeno (Club Notegés). “Frente a los 188.390 euros del precio de salida”.

Esto supone una brecha media del 28% entre vendedores y compradores”, añade Jimeno. ”De unos 51.958 euros”. Una cantidad nada despreciable que permitiría incluso comprar una casa en algunas localidades españolas.

Balance de la vivienda sobrevalorada en España, según el Club Notegés

Una diferencia de precio que superan ampliamente ciertas comunidades”, matiza el responsable de Notegés. “Especialmente la Comunidad Valenciana, con un 42% de diferencia entre precio de salida y de venta”.

Pero también otras como Galicia (34%), Andalucía (33%), Baleares (31%) y Canarias (30%)”.

El dato más destacable para lograr vender una vivienda no es la subida ola bajada de precios”, añade Jimeno. “Es la distancia entre la expectativa del propietario y la oferta por la que se acaba celebrando la venta”.

Mercado ‘tenso’ por la vivienda sobrevalorada

Ajustar la cartera de propiedades a precios de mercado es una lucha constante“, señala Luis Gualteri. “Necesaria para sacar el máximo partido a la inversión en tecnología y fuerza de venta, y para ello contamos con servicios como el de tasación de vivienda“.

España cuenta con un mercado de la vivienda muy heterogéneo“, señala J.L. Jimeno, “aunque, todos ven las mismas noticias“. “De tal manera, que cuando un cliente de Valencia, Sevilla o La Coruña ve dispararse los precios en Madrid o Barcelona, cree llegado el momento de subir sus expectativas“.

Y es así como la vivienda sobrevalorada llega a estar presente en todo el territorio“, añade Luis Gualtieri. “Aunque también es normal que cada cliente vele por sus propios intereses: el vendedor creyendo que su inmueble vale más y el comprador queriendo pagar menos“.

La vivienda sobrevalorada incrementa la tensión del mercado inmobiliario en España

Lo que sucede es que acabamos tomando los precios de referencia que más nos interesan“, señala Jimeno. “Sin tener en cuenta que no corresponden a los valores reales de mercado“.

En los grandes portales se registra el precio de salida de una vivienda, pero no el precio final de venta“, enfatiza el responsable de Notegés. “Igual que los notarios recogen el valor de tasación, sin el de compraventa“.

Con todo ello, el mercado acaba sufriendo una gran tensión”, señala Beatriz Toribio (Fotocasa). “Con propietarios que solo están dispuestos a vender con una altísima rentabilidad”.

Y al sugerirles una rebaja no están dispuestos a perder más de un 10% del precio de salida”, finaliza Luis Gualtieri. “Sin darse que la rentabilidad inmobiliaria no llega de un día para otro, sino con el tiempo y la confianza de haber invertido bien”.

Autor

Escribe un comentario