El mercado residencial gerundense crece con fuerza. A lo largo de 2018, el precio de la vivienda nueva en Girona ha subido un 10% hasta superar los 380.000 euros. Todo ello a pesar de las nuevas limitaciones a la promoción urbanística en la Costa Brava.

La vivienda de obra nueva en la provincia de Girona sigue gozando de buena salud. Con una subida media de los precios en torno al 10,1% en 2018, según datos de los promotores.

El incremento se debe sobre todo a las promociones ubicadas en primera línea de costa y en el centro urbano de la capital, señala Luis Gualtieri.

Una vivienda nueva se sitúa por encima de los 380.000 euros“, añade el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor. Gualtieri hace referencia a los últimos datos recogidos en el estudio de la Asociación de Promotores de Cataluña (APCE). Dados a conocer por el Gremio de Promotores y Cons­tructores de Edificios de Girona.

Aunque el balance podría haber sido mucho mejor de no haberse limitado la construcción en la Costa Brava. Una prohibición urbanística que podría saltar de la primera a la segunda línea de mar.

Precisamente una de las dos zonas que más puede impulsar al mercado de la vivienda en Girona“, sentencia Luis Gualtieri. “Unas trabas a la promoción que pueden tener efectos negativos en las inversiones inmobiliarias“.

La vivienda nueva en Girona cotiza al alza

El precio medio de la vivienda nueva en las comarcas de Girona ha crecido un 10,1% en el último año. Hasta situarse en los 383.630 euros. Los datos de Asociación de Promotores de Cataluña (APCE) se centra exclusivamente en aquellos pisos y casas que aún están pendientes de venta.

En toda la provincia existen casi un millar inmuebles“, añade Luis Gualtieri. “Aunque la subida de los precios se debe a las promociones localizadas en primera línea de mar y en el centro de Girona“.

Los promotores argumentan que quienes compran son habitualmente familias y particulares con una vivienda ya en propiedad. Y que ahora desean mejorar.

Lamentablemente, que APCE solo muestre los inmuebles en venta deja fuera aquellas viviendas que aún se están construyendo y se han adquirido sobre plano“, matiza el CEO de Oi Realtor. “Aún así, existían unas 964 viviendas a la venta a finales de 2018, pertenecientes a 270 promociones“.

La vivienda nueva en Girona y la Costa Brava despierta el interés de los compradores

De todos modos, se trata de un mercado heterogéneo. “El precio medio en el Baix Empordà, con gran presencia de casas en venta en Begur, supera los 630.000 euros“, añade. “Mientras que las casas en venta en Girona van más allá de los 302.000 euros“.

En el otro extremos encontramos las comarcas del Ripollès o el Pla de l’Estany. “Donde el precio medio de la obra nueva va de los 133.000  a los 211.000 euros, respectivamente“, señala L. Marsà (APCE).

Girona y Costa Brava: Motores de la vivienda

El informe de los promotores pone de manifiesto el gran interés que despiertan tanto la ciudad de Girona como la Costa Brava“, enfatiza Luis Gualtieri.

Son zonas muy atractivas para el comprador“, señala Marsà. “Lugares donde se ha recuperado la compra de vivienda de reposición entre familias con casa en propiedad“.

Y que ahora buscan una nueva vivienda de mayor tamaño y mejor localización“, señalan desde APCE. “Este proceso de cambio de vivienda ha existido siempre, pero la crisis había conseguido frenarlo“.

Sus protagonistas, al contar con mayores ingresos, liberan propiedades que pueden tener como destinatarios a jóvenes en busca de su primera vivienda“, matizan. “Algo que sucede especialmente en el casco urbano de Girona, ya que las casas en venta en el Maresme o la Costa Brava son más habituales entre segundas residencias de compradores nacionales y extranjeros“.

Aún así, el ritmo de construcción es bajo para los actuales niveles de demanda“, añade Luis Gualtieri. “De hecho, solo un 18% de las viviendas que se venden son de nueva construcción“.

Mientras que la iniciativa es claramente privada, por falta de promociones públicas“, señala. “Hasta el 84% de los nuevos proyectos corresponden a promotores privados“.

Más límites a construir en la Costa Brava

En este contexto, la administración a venido a poner nuevas trabas a la promoción inmobiliaria“, recalca Luis Gualtieri. “En la Costa Brava“.

Inicialmente se estableció la prohibición de construir en primera linea de mar“, señala. “Y ahora se plantea prohibirlo también en segunda línea de costa“.

Miles de viviendas en la Costa Brava podrían dejar de construirse por la nueva moratoria

La Comisión de Urbanismo de Girona está decidida a aprobar un Plan Urbanístico para la Costa Brava. Donde se amplía la moratoria anunciada hace un mes. En ella se limitaba la posibilidad de edificar en más de 1.500 hectáreas de suelo urbanizable. Repartidas entre 17 de los 22 municipios gerundenses. Afectando, como mínimo, a la construcción de 3.000 viviendas.

Mientras que actualmente se pretende ampliar la suspensión de la tramitación de licencias de obra. Quedando prohibida la edificación de terrenos en ocho sectores más durante un año. Zonas que quedarían dentro de una franja de unos 500 metros desde la costa.

De primera línea se ha pasado a segunda línea de mar“, sentencia Luis Gualtieri. “Aún sin existir licencias pendientes, se cree que edificar a menos de medio kilómetro dela costa tendría un impacto negativo en el paisaje“.

La suspensión de las nuevas licencias afecta a 80 sectores de suelo urbanizable en 15 municipios“, finaliza. “Una prohibición que afectaría a 90 hectáreas y cerca de 12.000 viviendas“.

Autor

Escribe un comentario