Además de cultura y naturaleza, Portugal posee muchos atractivos para inversores y residentes. De hecho, las autoridades lusas no solo apuestan por la Golden Visa sino que amplían el programa a proyectos medioambientales y ofrecen una fiscalidad favorable. Motivos que llevan a miles de personas a trabajar y vivir en Portugal.

Hace solo algunos meses, convencido por el éxito de la visa de oro, el gobierno portugués decidió extender su popular programa de residencia por inversión para incluir una nueva categoría de proyectos. Las visas verdes permiten acogerse a todos aquellos emprendedores que opten por proyectos medioambientales.

Se trata de un nuevo aliciente para un país que no deja de ganar atractivo a nivel internacional“, remarca Luis Gualtieri. “Razones que motivan, año tras año, a miles de personas para irse a trabajar o vivir en Portugal“.

La medida, al igual que el programa de la Golden Visa, obtuvo el rechazo de la oposición portuguesa. Sin embargo, nadie puede negar los efectos positivos del programa de medidas emprendido por Portugal.

Teniendo en cuenta la importancia de reforzar una sociedad multicultural y abierta“, defendió el Parlamento portugués. “Es importante crear un plan adicional para atraer inversiones extranjeras de naturaleza ecológica”. Una opinión a la que dieron la razón todos los expertos.

En Portugal encuentran su sitio tanto empresas, como profesionales y particulares que buscan un país con calidad de vida y oportunidades para prosperar“, afirma el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

¡Veamos algunas de esas razones!

¿Qué atrae a las grandes fortunas hacia Portugal?

Vista desde fuera, la economía portuguesa lleva largo tiempo despertando la admiración general. Un país admirado por su paisaje y su cultura ha acabado siendo también referente por la capacidad de atraer personas que deciden quedarse a vivir en Portugal.

La fórmula es sencilla: El sistema luso para ciudadanos de otros países permite el ahorro de miles de euros gracias a una fiscalidad favorable“, recuerda Luis Gualtieri. “Tanto grandes patrimonios como profesionales y empresas que quieren impulsar su proyecto de negocio“.

Principales motivaciones para invertir y vivir en Portugal

¿Cuáles son el requisito para poder disfrutar de tales ventajas? Simplemente adquirir o arrendar una propiedad. Además de quedarse a vivir en ella durante medio año.

Esta fórmula tan sencilla ha provocado un efecto llamada“, añade el responsable de Oi Realtor. “Hasta tal punto que no hemos podido aplazar más nuestra nueva franquicia en Lisboa“.

Las facilidades fiscales y el programa NHR (Non-Habitual Residency) seducen a personas jubiladas con alto poder adquisitivo. Procedentes de muchos países. “Los motivos son conocidos: se asegura la exención tributaria o un tipo de fiscalidad muy reducido durante un mínimo de diez años“, apunta Gualtieri.

“Algo que ha provocado una avalancha de peticiones, disparando en un 45% el número de personas acogidas al programa desde 2015”, añade.

El éxito del programa de Visa de oro en Portugal

Portugal ha sumado miles de ciudadanos extranjeros que ya disfrutan de una buena fiscalidad y mejor calidad de vida“, recuerda”, “No solo personajes como Madonna, De Quintos o Scarlett Johansson, sino también miles de personas anónimas.

Según los Servicios de Inmigración de Portugal, entre el 2012 y febrero de 2019, ya se contabilizaba la concesión de 7.208 permisos de residencia. Gracias al programa de Golden Visa.

Destacando los compradores chinos (4.159), brasileños (695), turcos (317), sudafricanos (281) y rusos (248) como los más numerosos.

Impacto de la Golden Visa por ir a vivir en Portugal

Un programa de éxito gracias al cual se han captado cerca de 4.400 millones de euros. La mayoría de ellos (3.982 millones) por la compra de propiedades inmobiliarias.

Una inversión rentable que no solo beneficia a los más de 7.200 compradores sino también a sus familias“, finaliza Luis Gualtieri. “Hecho que ha facilitado la concesión de otros 12.254 permisos de residencia vinculados a un inversor“.

Permitiendo no solo vivir en Portugal, sino emprender una nueva etapa personal y profesional a todos ellos.

¿Es realmente tan buena la fiscalidad portuguesa?

Comparar los impuestos portugueses con los de otro país resulta mucho más fácil a partir de un ejemplo.

Pongamos por caso que una familia española obtiene unos ingresos de millón y medio de euros anuales por rendimientos netos del trabajo. Esto supone el pago de cerca de 700.000 euros a Hacienda.

Mientras que su traslado a Portugal, como país de acogida, les permitiría beneficiarse del régimen NCR. Rebajando así la factura fiscal hasta unos 300.000 euros.

La fiscalidad favorable hace que muschas familias se trasladen a vivir a Portugal

 

Esta diferencia, que permite ahorrar más de la mitad del dinero (400.000 euros) se incrementa a medida que los ingresos crecen. Gracias a diversas exenciones, por rentas del alquiler, intereses generados, dividendos obtenidos,..

Aunque, eso sí, conviene tener muy en cuenta que Hacienda siempre está al acecho“, recalca Gualieri. “Verificando que la nueva vivienda sea efectivamente la residencia habitual del inversor“.

¡Es decir, que además de invertir en Portugal se llegue a vivir en Portugal!

Autor

Escribe un comentario