Al llegar el verano, muchos de los potenciales compradores de vivienda no dejan de pensar en el calor. Es el momento en que algunos extras parecen importantes, como encontrar un piso con piscina o aire acondicionado.

Existen detalles en una vivienda que marcan la diferencia. Concretamente, y pensando en el verano, la piscina es uno de los más importantes.

La época con temperaturas más altas es también la de huir a la costa, si se dispone de segunda residencia junto al mar. O, planteándose un cambio de vivienda, de dar mayor importancia a disponer de piscina.

Aprovechando que aumenta la demanda de viviendas con piscina, Idealista.com elabora un estudio que compara el precio y la disponibilidad de inmuebles con dicho requerimiento.

Por término general, un piso o apartamento con piscina cuesta unos 2.205 euros el metro cuadrado. Frente a los 1.544 €/m2 de un inmueble sin ese detalle.

Diferencia de precio, pero también de mantenimiento que dentro de una comunidad de vecinos puede supone cerca de 500 euros en gastos.

Un piso con piscina marca la diferencia

Un estudio reciente publicado por Idealo.es, desveló que un 83% de los españoles desearía disponer de piscina en su propia casa.

Seguramente esta cifra es mucho más alta en verano que durante el resto del año. Pero no deja de ser cierto que las comunidades donde más aprieta el calor son aquellas que más valoran un piso con piscina.

Un 83% de los españoles desea un piso con piscina

Los habitantes a los que más gustaría disponer de ella son los Extremadura (92%), los de Murcia (90%) y los de Canarias (88,89%).

Mientras que entre los habitantes de La Rioja (42,8%) y los de Navarra (50%), la disponibilidad de piscina se relativiza.

¿Es caro comprar y mantener con piscina?

La piscina es un gasto extra en diversos sentidos. Desde la compra al mantenimiento.

En términos de venta, el precio medio de un piso con piscina es un 43% mayor al del resto de inmuebles. Aunque en algunas capitales de provincia, esa diferencia se dispara. Es el caso de Las Palmas de G. Canaria (+59,2%), de Lleida (+57,8%) o de Tarragona (+53,7%).

Barcelona (+39,1%) y Madrid (+34,9%) están ligeramente por debajo de la media. Mientras que A Coruña (+6,5%) y Sevilla (+8,5%) dan poca importancia a esa característica.

Proporción de viviendas con piscina y diferencia de precio

Otro detalle es el mantenimiento. En una comunidad de propietarios sin piscina, los gastos suben a una media de 828 euros al año. Mientras que disponer de ella eleva el coste hasta los 1.332€/año (+60,8%).

Disponibilidad de este tipo de viviendas

El estudio de Idealista.com parte de los inmuebles actualmente en venta en las diferentes capitales de provincias.

Un conjunto de propiedades de las que únicamente un 18,7% son pisos y apartamentos que disponen de piscina.

La capital donde es más frecuente un piso con piscina es Alicante, con un 31,4% de las viviendas con piscina. La siguen Ciudad Real con un 23,1% y Málaga con un 22,9%.

Barcelona está bastante por debajo de la media, con un 7,7% de los pisos. Mientras que León (1%), Santa Cruz de Tenerife (1,3%) o A Coruña (1,7%) tienen pocos inmuebles de este tipo.

Autor

Escribe un comentario