Etiqueta

Retail

Explorar

El sector inmobiliario tiene ante sí un difícil reto en el año que acaba de comenzar. El pasado 2018 finalizó con un volumen total de 11.630 millones de euros en compraventa de activos. Sin tener en cuenta operaciones corporativas. El mejor año de la última década para la inversión inmobiliaria en España.

Las inversiones inmobiliarias en nuestro país continúan atrayendo a compradores de todo el mundo. Hasta tal punto que en 2018, este mercado ha batido una marca histórica en España.

La publicación del informe “At a Glance T4 2018”, elaborado por BNP Paribas Real Estate, España fue capaz de atraer 11.630 millones de euros de inversión. Un volumen de compras que sumado a las operaciones corporativas podría alcanzar los 19.000 millones.

Entre los datos más destacados del año destaca la gran cantidad de compras registrada en el último trimestre del año. Periodo en el que se contabilizaron 3.700 millones de euros en inversión inmobiliaria en España.

Así como el reinado del retail, frente a otros sectores. Con un 37% de todas las inversiones registradas. Por delante de otros como las oficinas (19%), residencial (16%), hoteles (12%) y logística (11%).

Aunque los hoteles han convertido a España en el segundo mayor destino de inversión turística de toda Europa.

El reinado del segmento ‘retail’ en España

El retail fue el gran protagonismo de las compras en el mercado inmobiliario de 2018. Suya fue una inversión por valor de 4.280 millones de euros. Equivalente al 37% del volumen total.

Inversión inmobiliaria en España durante 2018 por segmento

Entre las grandes operaciones destaca la compra de tres centros comerciales por un valor de 485 millones. La última gran inversión del año. A la que deberían sumarse las constantes operaciones en los principales ejes de Madrid, Barcelona, Málaga,..

En línea con este segmento también conviene destacar las nuevas operaciones del segmento logístico. Que a pesar de suponer solo el 11% de las inversiones sigue creciendo, animado por el comercio electrónico.

Alcanzando un volumen de compras de 1.300 millones. De ellos, 400 en el último trimestre.

Miles de inversiones en viviendas, oficinas y hoteles

Del segmento de oficinas, con un 16% de las compras, los expertos destacan la falta de producto de calidad. Aún así se han alcanzado los 2.228 millones de euros de inversión. Un 4% menos que hace un año.

Mientras que el segmento residencial ha logrado ‘llevarse’ un 16% de la inversión.

Por delante de la inversión hotelera, con un 12% del volumen de ventas. Cifra que pone en valor la ‘Radiografía del mercado de inversión hotelera en España 2018‘.

Un informe de Colliers International e Irea en el que España sobrepasa a Alemania como segundo gran destino de inversión hotelero de toda Europa.

Fondos en la inversión inmobiliaria en España

Otros de los grandes protagonistas continúa siendo el fondo de inversión. El 61% de la inversión inmobiliaria en España durante 2018 correspondió a fondos.

Evolución de la inversión inmobiliaria en España durante la última década

También cabe destacar el papel de las socimis, en operaciones de compraventa y desarrollo de suelo. Así como de los family offices.

Todos ellos han participado de un año histórico para el sector inmobiliario en el que también han tenido su espacio los activos alternativos.

Especialmente residencias estudiantiles, centros hospitalarios y residencias geriátricas“, señala Luis Gualtieri. “Activos que han sumado compras por un valor de 600 millones en 2018“, sentencia el CEO de Oi Realtor.

La recuperación del consumo y el turismo de compras convierten a las principales avenidas españolas en ejes de referencia internacional. Concrementamente, Barcelona y Madrid cuentan con dos de las calles comerciales más caras de toda Europa.

En el ranking de las avenidas más cotizadas del mundo resulta inevitable hacer referencia a ciudades como Nueva York o Hong Kong. Junto a otras como Londres, París o Milán.

Pero no muy lejos de estas últimas encontramos también algunos de los ejes comerciales de Barcelona, Madrid, Málaga, Valencia o Bilbao. España es un destino de referencia para las principales firmas del panorama internacional. Y algunas de sus avenidas figuran entre las calles comerciales más cara y exclusivas.

Según el informe anual ‘Main Streets Across The World 2018‘, elaborado por la consultora Cushman & Wakefield, el Portal de l’Àngel y la calle Preciados figuran entre las veinte avenidas comerciales de referencia. En la 18ª y la 20ª posición del panorama europeo, respectivamente.

Ambas con una renta media que supera los 3.200 euros por metro cuadrado al año. Un precio que cada vez más marcas están dispuestas a pagar para disfrutar de la mejor ubicación en el centro de Barcelona y Madrid.

Un ranking con 446 avenidas de todo el mundo

El estudio ‘Main Streets Across The World’ llega a su 30 aniversario con una nueva y esperada edición.

En esta ocasión, Cushman & Wakefield estudia las 446 avenidas comerciales más importantes. Distribuidas en 65 países del mundo. Un ranking donde aparecen clasificadas en función del alquiler medio de sus locales comerciales.

En ese sentido, el Causeway Bay de Hong Kong es la calle comercial más exclusiva del planeta con una renta media anual de 24.606 euros por metro cuadrado.

Superando a la Quinta Avenida de Nueva York, cuyo alquiler medio está en 20.773 euros por metro cuadrado. Y a New Born Street, en Londres, con 16.071 euros por metro cuadrado.

España en el panorama europeo de las compras

En el panorama europeo, por detrás de New Bond Street (Londres) encontramos a la Avenida de las Campos Elíseos (París) con 13.992 €/m2. Un eje de referencia para la moda que hace un año ocupaba la tercera posición.

Mientras que completando el medallero se sitúa la Via Montenapoleone (Milán) con 13.500 €/m2. Hace un año, la segunda más cara de toda Europa. Y en cuarto lugar la via Condotti (Roma) con 11.500 €/m2.

Dos ciudades españolas entre las dos calles comerciales más caras de Europa

Por debajo de las cuatro calles comerciales más caras del continente, ninguna supera los 8.000 €/m2. En un ranking donde aparecen ciudades suizas (Zurich, Ginebra), italianas (Venecia,..), francesas (Cannes), alemanas (Munich, Berlin,..), austriacas (Viena), irlandesas (Dublín) y, como no, españolas.

Según Cushman & Wakefield, España es un destino apreciado por su calidad y posicionamiento entre minoristas y propietarios. Desde Ikea a Chanel, y desde Uniqlo a Five Guys.

Dos de las calles comerciales más caras y lujosas

Las estadísticas de la consultora sitúan al Portal de l’Àngel como la avenida comercial más exclusiva de toda España, por noveno año consecutivo. Con una renta media de 3.360 euros por metro cuadrado al año, ésta céntrica calle barcelonesa ocupa el 18º posición en Europa. Además de la 67ª del mundo.

Ligeramente por debajo, la calle Preciados vuelve a situarse entre las más destacadas. Con un alquiler medio de 3.240 euros el metro cuadrado al año. Una avenida de referencia en Madrid que ocupa la 20º posición del ranking europeo. Y la 70ª del ranking global.

Calles a las que se podrían sumar otras como Málaga (Marques de Larios), Valencia (Colón), Sevilla (Tetuán), Bilbao (Gran Vía), Palma de Mallorca (Jaume III) o Zaragoza (Pl Independencia).

Además del resto de ejes barceloneses y madrileños. Desde Pg de Gracia y Pelai a Serrano, Gran Vía y Ortega y Gasset.

Sin duda, España cuenta con algunas de las calles comerciales más caras y más reconocidas“, reconoce el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

Barcelona y Madrid se encuentran entre las ciudades más atractivas del mundo para el comercio. Ambas capitales figuran en el Top 40 del ranking internacional del retail, con centros y locales comerciales en el punto de mira de las principales marcas.

El retail, como sector vinculado al comercio minorista, juega un papel fundamental para la economía española. Englobando a todo tipo de clientes, desde firmas internacionales a grandes almacenes, supermercados y centros comerciales.

Nuestro país cuenta con algunas de las principales ciudades del retail europeo y diversos ejes comerciales de referencia. Un hecho que ha venido a recordar el informe ‘Hot Retail Cities 2018‘ que elaboran Moda.es, Tendam y el Instituto de Empresa. Donde aparecen destacadas las ciudades más atractivas para el retail.

En los primeros lugares resulta inevitable encontrar capitales como Nueva York, Los Ángeles o Singapur. Sin embargo, en el top 30 encontramos la primera ciudad España: Barcelona. Y en el top 40 otra urbe de referencia: Madrid.

Ciudades donde la rentabilidad de los locales comerciales se mueve entre el 7,8% y el 9,2%.

Ranking internacional de las capitales del retail

Este nuevo informe del retail agrupa las ciudades bajo ocho criterios generales, valorados por diferentes multinacionales. Concretamente, la demografía (población, edad,..), la economía (crecimiento, empleo,..), la política, el entorno socioeconómico (infraestructuras, comunicaciones,..), el turismo, el segmento retail (ejes y centros comerciales,..), la moda y las tendencias (ferias, cultura,..).

Con todo ello, se determinan las ciudades con mejores condiciones para los retailers de todo el mundo (calidad de vida, iniciativa emprendedora, atracción de talento,..).

Ranking de las ciudades más atractivas para el segmento retail

A nivel global, la ciudad más atractiva para el retail es Nueva York. La ciudad estadounidense suma 625 puntos de un total de 1.000. Por delante de Los Ángeles (556), Singapur (548), San Francisco (540), chicago (538), Hong Kong (534), Boston (531), Tokio (530) y Shanghai (518).

La primera ciudad europea es Londres (513) en décima posición. Aunque también aparecen en el top 25 Ámsterdam, Dublín, París, Viena, Munich, Zurich y Berlín.

Los locales comerciales en Barcelona

Barcelona se sitúa en la 29ª posición. Tras sumar 425 puntos.

Una ciudad que a los retailers les resulta muy atractiva por la situación geográfica, el turismo, la competitividad entre firmas internacionales, los ejes comerciales y el urbanismo.

Posicionamiento de los locales comerciales en la ciudad de Barcelona

Entre las calles comerciales de Barcelona, el informe destaca el Portal de l’Àngel. La avenida con mayores rentas del país. Además del Paseo de Gracia, La Rambla Cataluña o La Rambla.

Sin olvidar algunos centros comerciales de referencia, como la Maquinista o L’Illa Diagonal. Grandes superficies como El Corte Inglés, y la confianza de retailers de referencia como Uniqlo.

Factores que sitúan a los locales en Barcelona entre los más cotizados de España. Más aún si tenemos en cuenta que los últimos datos de rentabilidad inmobiliaria cifran en un 9,2% el retorno medio por el alquiler de locales comerciales en la ciudad condal.

Los locales comerciales en Madrid

Madrid se encuentra en la 36ª posición con 410 puntos.

Como ciudad, la capital española destaca por su apertura comercial, su gran estabilidad, el ritmo de recuperación económica y las diversas calles comerciales del prime retail.

Posicionamiento de los locales comerciales en la ciudad de Madrid

El informe destaca calles como Preciados, Serrano, Claudio Coello Fuencarral o Velázquez. Y zonas de referencia como la Gran Vía o la Puerta del Sol.

Zonas a las que se suman centros comerciales como Xanadú o La Vaguada. Además de la presencia de un gran retailer como el Corte Inglés y prácticamente todas las firmas internacionales de lujo.

Por todo ello, los locales en Madrid son especialmente interesantes. De hecho, según los últimos datos, un local comercial en alquiler en la capital ofrece una rentabilidad media bruta del 7,8%.

Moda, electrónica, mobiliario, deporte,.. Las principales firmas recuperan el interés por volver al centro de las grandes ciudades. E instalar allí el gran escaparate que les permita continuar seduciendo al cliente a través de las tiendas urbanas.

En el año pasado, 34 nuevas firmas tomaron la decisión de abrir la persiana en el centro de una gran ciudad española. Un 21% por encima de los ‘retailers’ que se instalaron en 2016.

Se trata de marcas que hasta hace poco solo vendían desde la periferia urbana o a través de canales online. Pero no deja de ser curioso que precisamente ahora que se recuperan los precios de viviendas, oficinas y locales, el retail urbano vuelva a ponerse de moda.

Un reciente estudio titulado ‘Las claves del retail en España 2017-2018’, elaborado por CBRE, pone de relieve que un creciente número de marcas se acerca a la centro urbano para aprovechar la recuperación del consumo y el tirón del turismo.

Desde una nueva tienda dedicada a la decoración hasta una firma de lujo. Desde la madrileña calle Serrano hasta el barcelonés Paseo de Gracia.

¡Las tiendas urbanas están de moda y es parte importante del negocio comercial!

Nuevo récord de inversión en el segmento retail

Este año será el mejor de la historia en inversión comercial. Según las previsiones de la consultora CBRE. A finales de 2018 se podrían superar los 1.100 millones de euros. Destacando Madrid y Barcelona como principales destinos en el segmento ‘high street’. Con un 79% de todo el capital invertido.

La falta de oferta en forma de locales disponibles y lo ajustado de algunos márgenes hace que, cada vez más, los inversores se muestren predispuestos a invertir también en otros destinos. Desde Valencia y Bilbao a Málaga y Sevilla.

Las principales firmas abren tiendas urbanas en las calles del centro de Madrid

De hecho, el volumen de inversión en tiendas urbanas lejos de Madrid y Barcelona ha crecido un 20% en el último año.

Así mismo, también se ha empezado a detectar una tendencia comercial que resultaba inédita en España. La apertura de tiendas dedicadas al hogar y el bricolage. Como Leroy Merlín o Ikea. Firmas que hasta hace poco solo se veían en centros comerciales periféricos optan por abrir tiendas urbanas con renovados conceptos.

A pocos metros de algún referente de la moda de lujo. ‘Un segmento que en 2017 hace vuelto a crecer con fuerza, abriendo un 15% más de tiendas urbanas‘, afirman desde CBRE.

El omnicanal, nueva estrategia de las firmas

Conseguir presencia física en las principales ciudades es una tendencia al alza entre las grandes firmas online.

La palabra clave es omnicanal. Principal obsesión de los retailers de cara a los próximos años. ¿Cómo? Por un lado, el comercio tradicional deberá reforzar su presencia digital. Y por el otro, los grandes del comercio electrónico tendrán que invertir en el retail físico. Como estrategia para reforzar la experiencia de compra del cliente.

El papel de las tiendas urbanas en la estrategia omnicanal

El ecommerce ha sido el gran impulsor de la mayoría de cambios que está experimentando el comercio minorista. Dando un vuelco a la experiencia de compra. En ese sentido, España aún está lejos de otros mercados como el británico o el estadounidense. Pero las ventas online avanzan a buen ritmo.

Durante el pasado año los españoles compraron artículos en Internet por un valor de 522 euros. Únicamente un 4% de todas las ventas minoristas. Cifra que, según Eurocommerce, crecerá un 17% a finales de 2018. De tal modo, que el negocio online crecerá más en el mercado nacional que a nivel medio europeo.

La gran importancia de las tiendas urbanas

La experiencia de ir de compras por una capital ha cambiado considerablemente en los últimos años. Junto al comercio tradicional empiezan a surgir distribuidores típicos de la periferia urbana.

El último ha sido Leroy Merlín que ha invertido cinco millones de euros en abrir un establecimiento de 2.500 m2 en la zona de Nuevos Ministerios. ‘Éste solo es el primer paso de una nueva estrategia en la que las tiendas urbanas tienen un papel muy importante‘ defienden desde la compañía.

La primera tienda de Leroy Merlin en una gran capital española se instaló hace algunos meses en la calle Fontanella de Barcelona. A pocos metros de la Plaza Catalunya y de la calle comercial más cara es España: el Portal del Ángel.

Imagen del Portal del Angel, referente para las tiendas urbanas en España

Aunque los planes de este distribuidor francés no se quedan aquí. ‘Nuestro objetivo es abrir 31 tiendas en España durante los próximos cinco años‘, puntualizan. ‘Tiendas urbanas con el mayor tamaño posible‘.

Sin duda, una declaración de intenciones que va en línea con las nuevas dinámicas de consumo. ‘Para seguir creciendo hay que acercarse al cliente‘.