Etiqueta

Oficinas

Explorar

El sector inmobiliario tiene ante sí un difícil reto en el año que acaba de comenzar. El pasado 2018 finalizó con un volumen total de 11.630 millones de euros en compraventa de activos. Sin tener en cuenta operaciones corporativas. El mejor año de la última década para la inversión inmobiliaria en España.

Las inversiones inmobiliarias en nuestro país continúan atrayendo a compradores de todo el mundo. Hasta tal punto que en 2018, este mercado ha batido una marca histórica en España.

La publicación del informe “At a Glance T4 2018”, elaborado por BNP Paribas Real Estate, España fue capaz de atraer 11.630 millones de euros de inversión. Un volumen de compras que sumado a las operaciones corporativas podría alcanzar los 19.000 millones.

Entre los datos más destacados del año destaca la gran cantidad de compras registrada en el último trimestre del año. Periodo en el que se contabilizaron 3.700 millones de euros en inversión inmobiliaria en España.

Así como el reinado del retail, frente a otros sectores. Con un 37% de todas las inversiones registradas. Por delante de otros como las oficinas (19%), residencial (16%), hoteles (12%) y logística (11%).

Aunque los hoteles han convertido a España en el segundo mayor destino de inversión turística de toda Europa.

El reinado del segmento ‘retail’ en España

El retail fue el gran protagonismo de las compras en el mercado inmobiliario de 2018. Suya fue una inversión por valor de 4.280 millones de euros. Equivalente al 37% del volumen total.

Inversión inmobiliaria en España durante 2018 por segmento

Entre las grandes operaciones destaca la compra de tres centros comerciales por un valor de 485 millones. La última gran inversión del año. A la que deberían sumarse las constantes operaciones en los principales ejes de Madrid, Barcelona, Málaga,..

En línea con este segmento también conviene destacar las nuevas operaciones del segmento logístico. Que a pesar de suponer solo el 11% de las inversiones sigue creciendo, animado por el comercio electrónico.

Alcanzando un volumen de compras de 1.300 millones. De ellos, 400 en el último trimestre.

Miles de inversiones en viviendas, oficinas y hoteles

Del segmento de oficinas, con un 16% de las compras, los expertos destacan la falta de producto de calidad. Aún así se han alcanzado los 2.228 millones de euros de inversión. Un 4% menos que hace un año.

Mientras que el segmento residencial ha logrado ‘llevarse’ un 16% de la inversión.

Por delante de la inversión hotelera, con un 12% del volumen de ventas. Cifra que pone en valor la ‘Radiografía del mercado de inversión hotelera en España 2018‘.

Un informe de Colliers International e Irea en el que España sobrepasa a Alemania como segundo gran destino de inversión hotelero de toda Europa.

Fondos en la inversión inmobiliaria en España

Otros de los grandes protagonistas continúa siendo el fondo de inversión. El 61% de la inversión inmobiliaria en España durante 2018 correspondió a fondos.

Evolución de la inversión inmobiliaria en España durante la última década

También cabe destacar el papel de las socimis, en operaciones de compraventa y desarrollo de suelo. Así como de los family offices.

Todos ellos han participado de un año histórico para el sector inmobiliario en el que también han tenido su espacio los activos alternativos.

Especialmente residencias estudiantiles, centros hospitalarios y residencias geriátricas“, señala Luis Gualtieri. “Activos que han sumado compras por un valor de 600 millones en 2018“, sentencia el CEO de Oi Realtor.

Barcelona quiere ser ciudad de referencia para empresas tecnológicas, comerciales y logísticas de toda Europa. Actividades que han encontrado en el distrito 22@ y la Zona Franca un espacio para desarrollarse. Abriendo nuevas oficinas en Barcelona para expandirse por todo el mundo.

La ciudad condal ocupa un lugar destacado tanto para empresas consolidadas como para startups. Solos en el sector tecnológico, entre 2013 y 2017, el número de firmas que ha puesto en marcha oficinas en Barcelona se ha triplicado.

Un hecho que la ha situado como ciudad de referencia para proyectos de la nueva economía. De hecho, en lo que llevamos de año, un total de 52 empresas tecnológicas han abierto oficinas en Barcelona. Principalmente en el distrito 22@.

Aunque no es la única zona que propone planes de futuro en la ciudad condal. Los nuevos proyectos del Consorci de la Zona Franca pasan por convertir a Barcelona en capital internacional de la logística y el comercio.

Un proyecto que pasa por crear un nuevo barrio para millennials en la Marina. Teniendo muy presentes conceptos como el coworking y el coliving.

Una ciudad para vivir, trabajar y emprender. Así será la Barcelona del futuro.

Interés por invertir en oficinas en Barcelona

Barcelona se encuentra entre los principales hubs tecnológicos de Europa. Es, en definitiva, uno de los grandes destinos empresariales tal y como demostró el último estudio de JLL.

Según la consultora, la superficie ocupada por empresas tecnológicas en la ciudad condal ha crecido de manera exponencial en lo últimos años.

De 2013 a 2014 se registró una primera etapa donde comenzó a crecer la demanda de edificios oficinas en Barcelona. Por parte de este tipo de empresas. Con un volumen de contratación de 30.000 a 40.000 m2 al año.

Empresas tecnológicas: Contratación de oficinas en Barcelona

Interés que de 2015 a 2016 llegó a duplicarse, en torno a los 70.000 m2 anuales. Para dispararse en 2017 con 95.000 m2 de oficinas.

¿Dónde puede estar el límite? De momento,y con solo tres trimestres de 2018 contabilizados, ya se han contratado 76.825 m2. Únicamente a cargo de empresas tecnológicas.

Las startups apuestan por instalarse en el 22@

La mayor parte de la contratación de este tipo oficinas se lleva a cabo en el distrito 22@. El más apreciado por las empresas vinculadas a la tecnología y la innovación.

Durante los nueve primeros meses de 2018, el 22@ ha protagonizado operaciones de alquiler de oficinas por una superficie de 84.457 m2. De los que el 56% han correspondido a compañías de tecnología.

Entre las transacciones más importes cabe destacar la contratación de 25.000 m2 en la Avda Icaria (Vila Olímpica) o los 8.500 m2 da la calle Almogavers (Poblenou).

Aunque la ciudad continúa disponiendo aún de numerosos inmuebles que podrían ser destinados a este fin. Edificios en venta en Barcelona que Oi Realtor pone al alcance de sus clientes.

Oportunidad para el talento en la Zona Franca

Pere Navarro, delegado del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, ya lo ha dejado claro en más de una ocasión. Barcelona y su región metropolitana debe ser una fabrica de oportunidades profesionales. Una idea que quiere llevar a cabo con un congreso mundial de zonas francas, un barrio para millennials y una incubadora de empresas de impresión 3D.

Superficie reservada en la Zona Franca para viviendas y oficinas en Barcelona

La capital catalana acogerá el Congreso Mundial de Zonas Francas a finales del mes de junio de 2019. Un evento que reunirá representantes de 3.500 zonas logísticas de más de 130 países del mundo.

Otro proyecto de la zona es crear un suburbio para millennials en el barrio de la Marina. Una idea que el consorcio quiere llevar a cabo en los próximos años. Construyendo un millar de pisos para facilitar a jóvenes profesionales vivir y trabajar en Barcelona.

Finalmente, con la vista puesta en un futuro cercano, el Consorci de la Zona Franca quiere impulsar una incubadora de impresión 3D de cara a 2019. Proyecto con una inversión inicial de 17 millones de euros que prevé reunir cerca de 100 empresas en los próximos cinco años.

Un nuevo distrito que acogerá las inversiones inmobiliarias que particulares y empresas llevaban tiempo demandando, añade Luis Gualtieri (CEO de Oi Realtor).

Aunque vivimos en un país tradicionalmente de propietarios, el número de inquilinos no deja de crecer. Fenómeno al que, además de apuntarse el mercado del alquiler de viviendas, también se suma el arrendamiento de locales y oficinas. Tres tipos de activos en busca de rentabilidad en la inversión inmobiliaria en España.

El incremento en el precio de los inmuebles hace que cada vez sea más rentable la compra de propiedades para alquilar. No solo viviendas, sino también oficinas y locales comerciales.

Una circunstancia en la que han puesto atención atención grandes promotoras, socimis y fondos de inversión. Que ven la oportunidad de obtener alta rentabilidad en el mercado del alquiler.

Por un lado, gracias al arrendamiento de viviendas. Mercado donde la inversión inmobiliaria profesional no representa más del 3% de los propietarios.

Por el otro lado, las oficinas que generan casi 450 millones de euros de inversión trimestral. Y conllevan el alquiler de más de 100.000 m2. Solo en Barcelona.

Mientras que la compra de locales comerciales ya supone 3.900 millones de euros al año. Un 5,4% más que en el periodo anterior.

Es momento de invertir“, señala Luis Gualtieri. “Una oportunidad que los propietarios deben aprovechar para ajustar sus márgenes y no para inflar los precios si no quieren que el inversor pase de largo“, según el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

Alquiler profesional de vivienda en España

Aunque los hogares en alquiler se han incrementado exponencialmente, la gran mayoría de estas viviendas siguen estando en manos de particulares.

No más de un 3% del mercado del alquiler residencial lo gestionan profesionales (promotores, fondos o socimis). En contraste con otros países de nuestro entorno. Blackstone, el gran casero español, apenas posee 23.000 inmuebles. Mientras que Venovia, en Alemania, cuenta con unas 500.000 viviendas.


Entre los grandes inversores del alquiler de vivienda en España encontramos a Lone Star, Castlelake o Värde. Empresas que no han dudado a lanzarse al arrendamiento, en busca de rentabilidades que van del 5% (grandes capitales) al 6% (otras ciudades).

Pero también promotoras inmobiliarias, como Neinor Homes o Quabit. “Existen promotores muy expuestos al mercado del suelo que ven positivo destinar parte de la superficie al mercado del alquiler para disminuir su riesgo como grandes propietarios“, apunta Nick Wride (JLL España).

Inversiones no residenciales en España

Más allá de la vivienda, las inversiones inmobiliarias en España también sigue gozando de buena salud.

Según Laborde Marcet, los activos inmobiliarios no residenciales llegaron a mover 3.800 millones de euros entre julio y septiembre de 2018.La inversión inmobiliaria en España en activos terciarios entre 2016 y 2018

El 34% en el segmento retail (1.292 millones), el 29% en oficinas (1.102 millones) y el 13% en naves logísticas (494 millones).

De seguir así, los 8.500 millones acumulados en el sector terciario durante los 9 primeros meses podrían ascender a 11.300 a finales de año.

Un 9% por la compra y el alquiler de locales

Si comprar una vivienda para alquilar es rentable no lo es menos la inversión en activos del tipo retail. Gracias a una rentabilidad que se mueve entre el 8,5% y el 9%.

El segmento de los locales comerciales es especialmente dinámico“, señala G. Estévez (Solvia). “De agosto de 2017 a agosto de 2018 se han celebrado 31.200 operaciones de compraventa con un volumen de inversión de unos 3.900 millones de euros“.

Inversión que supera en un 5,4% a la realizada un año atrás“, puntualiza.

Rentabilidades de hasta el 9% al invertir en locales comerciales

¿Cuál es el perfil del cliente? “Se trata de pequeños inversores en un 66% de las operaciones, clientes que optan comprar locales con una superficie media de 100 m2”.

Frente al otro 33% que representa a empresas interesadas en establecimientos por encima de los 300 m2“.

Inversión inmobiliaria en España en oficinas

En el baile de rentabilidades de la inversión inmobiliaria en España, el segmento retail puede ofrecer loas mayores márgenes.

Sin embargo, no a mucha distancia encontramos las oficinas. Con un retorno medio bruto del 7% al 8%. Especialmente alto en capitales como Madrid o Barcelona.

Recientemente se ha dado a conocer el último balance de Savills Aguirre Newman en el mercado barcelonés de oficinas. Según la consultora, la llegada de operadores internacionales como WeWork, los altos niveles de demanda y la escasez de la oferta están disparando las rentas en la ciudad condal.

Barcelona es, junto a Berlín, una de las ciudades donde más suben los alquileres de las oficinas“, remarca Anna Gener (Savills AN). Una situación que se alargará en el tiempo, porque los nuevos activos ya están comprometidos.

Un ejemplo: Los cuatro edificios con 33.000 m2 que se han entregado de abril a junio no han alterado la oferta disponible, porque ya estaban pre alquilados. Mientras los precios no dejan de crecer. Un 5% en el último año.

Todo esto hace que las operaciones de compraventa sean cada vez más rentables. Con inversores dispuestos a seguir comprando ante la falta de atractivo de otros productos.

En un panorama marcado por los bajos tipos de interés y la escasa rentabilidad de opciones como la renta fija, la inversión inmobiliaria en España gana adeptos“, finaliza Luis Gualtieri. “Siempre que los activos salgan a precios de mercado“.

El gradual incremento de las ventas, los precios y las hipotecas sigue impulsando al alza la rentabilidad inmobiliaria. Según los últimos datos, el alquiler de viviendas continúa ofreciendo un 7,4% de beneficio. Mientras que los locales, las oficinas y los garajes siguen por encima del 9, el 8 y el 5%, respectivamente.

El retorno de los principales activos inmobiliarios apenas ha registrado cambios en los últimos meses. De hecho, como mínimo, la rentabilidad inmobiliaria triplica el beneficio que ofrecen productos de referencia como los Bonos del Estado a 10 años.

La nueva ‘Estadística de rentabilidad inmobiliaria. Septiembre 2018‘, elaborada por el Idealista.com, vuelve a poner en valor la importancia de los inmuebles entre las inversiones estratégicas. Según el portal, invertir en viviendas ofrece un beneficio bruto del 7,4%. Ligeramente por debajo del último trimestre y por encima del último año.

Mientras que los locales con un 9,3% y las oficinas con un 8,4%, siguen destacando como los activos más rentables. Incluso los garajes, con una rentabilidad del 5,1%, llegan a triplicar a los mejores productos bancarios.

La inversión inmobiliaria es más segura y rentable que nunca“, señala Luis Gualtieri. “Y su crecimiento permite ver a nuevos mercados, como el canario, sumándose a los tradicionales destinos de compra“.

Rentabilidad inmobiliaria en viviendas

La rentabilidad bruta por la inversión en viviendas ha variado ligeramente en los últimos meses. Pasando del 7,1% (3r trimestre 2017) al 7,8% (2º trimestre 2018) para situarse en torno al 7,4% (3r trimestre 2018).

Entre las provincias con mayor rentabilidad inmobiliaria en viviendas destacan Las Palmas (7,1%), Lleida (7%) y Sta Cruz Tenerife (7%). Por delante de mercados como el de Madrid (5,1%) o Barcelona (4,7%).

Rentabilidad inmobiliaria en viviendas, locales, oficinas y garajes, según Idealista

Es fantástico ver como los datos nos dan la razón“, apunta Luis Gualtieri recordando su nueva multifranquicia en las islas Canarias. “En Oi Realtor somos conscientes del potencial que posee el mercado inmobiliario canario y por ello no hemos dudado en apostar por él“.

Frente a la máxima rentabilidad de la vivienda en Canarias, algunas provincias del norte de la península no superan el 4,5% de retorno. Es el caso de A Coruña, San Sebastián y Zamora. Todas ellas con un 4,4%. Y Ourense con un 4,5%.

Rentabilidad inmobiliaria en locales

Los locales comerciales son el producto más rentable del momento, con un retorno medio del 9,3% (3r trimestre 2018).  Por encima del pasado 9,2% (2º trimestre 2018).

Entre las provincias más rentables destacan Lleida (10,6%) y Luego (10,4%). Ligeramente por delante de Oviedo (10,2%) y de Las Palmas (10,1%).

Los dos grandes mercados se quedan por debajo del 10%: Barcelona con un 9,2% y Madrid con un 7,8%.

Mientras que Castellón (6,3%) y A coruña (6,4%) cierran la clasificación de rentabilidad en locales comerciales.

Rentabilidad inmobiliaria en oficinas

Por su parte, la rentabilidad inmobiliaria de las oficinas se sitúa en torno al 8,4% (3r trimestre 2018). También ligeramente por encima del pasado 8,3% (2º trimestre 2018).

El mayor retorno por el alquiler de oficinas se encuentra en las provincias de Sevilla (8,1%) y Zaragoza (8,1%). Por delante de Lleida (8%).

Frente al 6,7% de Madrid y el 6% de Barcelona.

Ambas provincias superan la mínima rentabilidad, ofrecida en esta ocasión por Santander (5,2%) y A Coruña (5,6%).

Rentabilidad inmobiliaria en garajes

Finalmente, los activos con menor rentabilidad vuelven a ser las plazas de garaje. En esta ocasión, con un retorno medio del 5,1% (3r trimestre 2018). Idéntico al de hace tres meses.

Entre las provincias con aparcamientos más rentables destacan Burgos (7,4%) y Vitoria (7,3%). Más del doble que la rentabilidad ofrecida por garajes de Barcelona (3,4%) y Madrid (3,3%).

Mientras que Granada y Oviedo cierran la clasificación. Ambas con un 2,4%. Casi un punto más que la rentabilidad de los Bonos del Estado a diez años vista: un 1,6%.

“Aunque sin tener que esperar una década a cobrar los beneficios”, recuerda Luis Gualtieri (CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor).

Si algo está demostrando 2018 es el poder de atracción que ejerce la capital sobre empresas y marcas. La contratación de locales comerciales y oficinas, así como la construcción y rehabilitación de edificios han elevado la inversión inmobiliaria en Madrid.

A pocos días para cerrar la primera mitad de 2018, este año podría dejar una cifras históricas en lo que a confianza empresarial se refiere. La compra y el alquiler de establecimientos comerciales y despachos empresariales evoluciona al mismo ritmo que la recuperación de la economía y el consumo.

Y aunque las marcas prefieren repartirse por los ejes de las diferentes capitales, desde el Paseo de Gracia de Barcelona a la calle Larios de Málaga, la capital va ganando peso frente al resto del mercado inmobiliario nacional.

Por un lado, según Knight Frank, llevándose el 40% de la inversión en oficinas. Cómo líder de un mercado en el que toma distancia frente a la ciudad condal.

Mientras que a nivel de establecimientos y edificios comerciales, las rentas aumentan a un ritmo del 5% interanual. Demostrando que las ganancias de este tipo de activos están entre las mayores de la inversión inmobiliaria en Madrid.

Construcción y rehabilitación de oficinas en la capital

El mercado de oficinas apunta hacia Madrid. Según la consultora Knight Frank, la capital española ha conseguido hacerse con el 40% de la inversión para construir y rehabilitar edificios de oficinas a nivel nacional. Un segmento que movió más de 275 millones de euros entre enero y marzo de 2018.

Los datos, correspondientes al informe ‘Offices 2018. Madrid & Barcelona‘, señalan que la capital ha desbancado definitivamente a la ciudad condal en el primer trimestre del año.

A nivel general, y tomando las estadísticas de 2017, Madrid consiguió una inversión de 1.324 millones de euros. Frente a los 835 millones de Barcelona.

Mercado de oficinas: Volumen de inversión inmobiliaria en Madrid y Barcelona

Tanto fondos de inversión como socimis están detrás de la mayoría estas compras. Una actividad que permite construir nuevos proyectos descentralizados y rehabilitar edificios en el centro urbano de las grandes ciudades.

Madrid, por ejemplo, ha movido 252.300 m2 de oficinas. Según Cushman & Wakefield. Entre casi 162.000 m2 de obra nueva (74% del total) y 90.500 m2 por rehabilitación integral (26% del total).

Distribución de la inversión inmobiliaria en Madrid
La consultora cree que toda esta superficie destinada a oficinas, acabe saliendo al mercado entre este ejercicio y el siguiente (2018-2019). Aunque una buen parte se encontrará más allá del centro de la capital. El Central District Business (CBD).

‘Existen clientes abiertos a trasladarse a otra zonas alternativas, si así disponen de activos con calidad superior’, afirman desde C&W.

La ‘rentable’ inversión inmobiliaria en Madrid

A pesar de la tendencia positiva en el mercado de oficinas de Madrid, desde Cushman & Wakefield no esperan un incremento exagerado en las rentas del alquiler.

Más bien, encarecimientos en linea con lo experimentado en los últimos años. Aunque, eso sí, la falta de mano de obra y el repunte en los precios del suelo subirán los costes de edificación.

Leve repunte en las rentas de las oficinas de Madrid

Algo que ya están dispuesto a asumir las empresas, debido a la caída en la disponibilidad de oficinas. Hecho que seguirá relanzando el interés tanto por la zona de la M-30 (Madrid), como por los ejes de Diagonal Mar y Plaza Europa (Barcelona).

Frente a la estabilidad de las oficinas, la inversión inmobiliaria en Madrid sigue animada entre los activos comerciales. Según datos de Laborde Marcet, relativos al primer semestre de 2018, las rentas de locales y edificios comerciales se han disparado un 5% en el último año.

Subidas en locales y edificios comerciales de la capital

En las estadísticas de Laborde Marcet se contabilizan cerca de 5.000 establecimientos en alquiler. De ellos, la mitad disponen de una renta superior a los 1.500 euros mensuales (70 € más que en 2017).

Destacan 900 locales (20% del total) cuyo alquiler supera los 5.000 euros al mes. Y unos 5.500 establecimientos a la venta que superan los 300.000 euros (15.000 € más que en 2017).

Destacando los locales comerciales en ejes como Castellana, Gran Vía-Preciados o Goya-Serrano. Las zonas que más demanda tienen entre las firmas.

Inversión en unos de los céntricos ejes comerciales de Madrid

Frente a estos datos positivos, Madrid cuenta con un mapa comercial muy fragmentado. A nivel los locales en alquiler, cerca del 50% cuenta con menos de 100 m2. Mientras que una quinta parte de los establecimientos de la capital permanecen cerrados.

Además, Madrid también cuenta con unos 220 edificios disponibles. Cerca de 70 en alquiler por un precio medio de 40.000 euros mensuales (2.000 € más que en 2017). Mientras que otros 150 edificios están a la venta por un precio medio de 3,5 millones de euros (200.000 € más que en 2017).

Siendo los distritos Centro, Chamberí, Chamartín y Salamanca las zonas con más demanda de edificios enteros.

El interés por las oficinas de empresas y los espacios de coworking llega a las principales ciudades españolas. Entorno que agrupa inversiones millonaria de multinacionales e iniciativa emprendedora de las startups.

La actividad económica está impulsando tanto la expansión de empresas como la creación de startups.

La primeras contratan oficinas de mayor tamaño y más eficientes. Tal es el apetito inversor en sedes de empresas que los espacios con mejor calidad se agotan rápidamente en las dos grandes capitales: Madrid y Barcelona.

Mientras que las empresas de nueva creación, llamadas startups, se decantan por espacios flexibles que permiten sinergias. Unas expectativas que el coworking cumple a la perfección, revolucionando el concepto de centro de trabajo.

¿Cómo evolucionan estos espacios? ¿Qué perspectivas ofrecen de cara al futuro?

Son preguntas que ya puede comenzar responder el mercado inmobiliario.

La demanda empuja a invertir en oficinas

El mercado de oficinas para empresas sigue gozando de gran dinamismo en las dos grandes capitales. Ciertamente, los niveles de demanda evolucionan muy por encima de la oferta disponible.

Por un lado, la mayoría de la oferta de Madrid corresponde a oficinas de una calidad media. Muchas de ellas distribuidas entre pequeñas y medianas superficies. Mientras que los espacios disponibles de grado A no superan el 15% de la oferta del mercado. Según JLL.

Esta situación sitúa la superficie disponible en Madrid en unos 1.639.000 m2 y la tasa de desocupación en un 10,8%.

Incremento de la inversión en oficinas a raiz de la demanda empresarial

Frente al panorama dela capital, las oficinas disponibles en Barcelona han caído considerablemente. Actualmente el mercado no dispone de más de 456.000 m2 de superficie. Mientras que la tasa de desocupación está en torno al 7,6%.

Las empresas optan mayoritariamente por contratar espacios de la máxima calidad. Un 40% de la superficie contratada en Madrid y un 54% de la de Barcelona corresponden a estos estándares.

Una circunstancia que los propietarios aprovechan para sacar el máximo rendimiento a los inmuebles. Ofreciendo soluciones innovadoras, como la integración de sistemas de iluminación más eficientes,desde el punto de vista biológico, o la implementación de sistemas de inteligencia artificial.

The Cube: El ‘Google Campus’ de Madrid

Además de grandes proyectos empresariales, España también mercado para los viveros de empresas.

Una de las iniciativas más interesantes la llevaron a cabo dos emprendedores madrileños: Alberto Rodríguez y Carlos Picazo. Tras la venta millonaria de Nexium, una empresa dedicada a la inteligencia artificial, no se quedaron de brazos cruzados.

Lejos de limitarse a disfrutar de su fortuna, su apetito por emprender los llevó a idear un Google Campus en España. Compraron un edificio en el barrio de Suances (distrito de  San Blas-Canillejas) para poner en marcha una incubadora de empresas.

The Cube, como así se llama, supuso una inversión de 12 millones de euros y cuenta con la participación de cuatro socios. Un proyecto empresarial para dar soporte a startups y formación a profesionales, centrado en el Internet de las Cosas.

Un 250% más de espacios de coworking

Junto a nuevas oficinas y viveros de empresas, el formato empresarial de moda tiene como protagonista a un activo inmobiliario: los espacios de coworking.

La reciente evolución del coworking en España ha llevado a este sector a marcar un nuevo récord en 2017. En solo un año, Madrid y Barcelona firmaron la contratación de un total de 49.000 m2. Frente a los 14.000 m2 que se contrataron en 2013.

La demanda de espacios de coworking se dispara un 250%

Esto supone un 246% más de superficie y un buen negocio para muchos inversores a los que ahora se suman multinacionales. Desde la estadounidense WeWork a la neerlandesa Spaces.

Y aunque el grado de penetración de los espacios de coworking en las dos grandes va del 0,5 al 1%, las perspectivas de futuro no pueden ser mejores.

El complejo panorama empresarial y económico hace difícil que las empresas puedan prever el espacio que necesitarán en cinco o diez años‘, apuntan desde JLL. Por ello, el coworking es la solución perfecta para la mayoría de nuevos proyectos.

El éxito del coworking en grandes empresas

Ante la baja ocupación de algunos edificios, apostar por el coworking es una manera de revalorizarlos‘, comentan desde CBRE.

Entre los clientes de los espacios de coworking, no solo existen emprendedores y startups. Un número creciente de grandes empresas apuesta por esta fórmula para seguir creciendo.

Según Utopicus, entre las razones que justifican el éxito del coworking entre las grandes empresas hay que tener en cuenta:

La nueva manera de trabajar, más globalizada y adaptada a la digitalización de las empresas.

La atracción de talento, con las startups como modelo aspiracional entre los jóvenes.

Las grandes empresas se apuntan a los espacios de coworking

Espacio sin jerarquía que fomenta la colaboración interna y la sinergia de proyectos

Un concepto que ha evolucionado y se presenta como la fórmula ideal para autónomos y pequeñas empresas

El adiós a la rutina de un lugar donde se fomenta la creatividad y la innovación

Un concepto enfocado en los servicios y los usuarios, no en el espacio físico

El espacio moderno que se compromete con la sostenibilidad, el bienestar y el diseño