Etiqueta

Empresas

Explorar

La construcción e intermediación inmobiliaria no presenta señales que hagan temer un cambio de tendencia en los próximos años. Según el IPE y Funcas, el negocio inmobiliario va a seguir creciendo, como mínimo, hasta 2020. . Especialmente en lo relativo a la actividad y los precios del segmento residencial.

El sector inmobiliario maneja datos más que positivos y prevé duplicar la cifra de negocio“. Así de claro ha sido J.A. Pérez, responsable del Instituto de Práctica Empresarial (IPE). Pérez, que es responsable de la cátedra inmobiliaria, cree que el mercado de la vivienda será el principal protagonista en el repunte del negocio inmobiliario.

Según los datos de IPE, la tendencia positiva del mercado inmobiliario se mantendrá durante 2019 y 2020. El sector, tiene importantes retos por delante y excelentes oportunidades para seguir creciendo.

Concretamente, se prevé un aumento en la compraventa de vivienda del 14% para 2018. Moderándose en 2019 (+6,5%) para volver a crecer en 2020 (+8%). Mientras que los precios crecerán en torno al 5% este año y el próximo. Para frenar ligeramente en 2020 (+3,4%).

Frente a estas cifras, la Fundación de Cajas de ahorros (Funcas) lanza previsiones en la construcción de vivienda. Una actividad que crecerá del 7,5% (2018) al 6,2% (2019). Animada por la demanda residencial.

Más actividad y mayores precios en el negocio inmobiliario

El “26º Pulsímetro Inmobiliario“, elaborado por la escuela de negocios IPE, desvela diversos datos positivos para la inversión y el negocio inmobiliario.

Según los expertos de IPE, el precio de la vivienda subirá un 4,9% en este año. Situándose en torno a los 150.661 euros. Encarecimiento que se incrementará hasta el 5,2% en 2019 y para moderarse en torno al 3,4% en 2020.

El negocio inmobiliario toma impulso por el encarecimiento del suelo y la vivienda

Aunque se trata de incrementos importantes, España no deja de tener un mercado a triple velocidad. En cabeza, sigue figurando la Comunidad de Madrid. Donde se lleva a cabo más del 20% de la actividad.

A continuación aparecen la Comunidad Valenciana, Andalucía y la región de Murcia. Tres zonas que crecen a muy buen ritmo. Con ciudades de referencia inmobiliaria, como Málaga. Mientras que Cataluña, por el impacto de la incertidumbre política, encabeza el último grupo.

Con todo ello, la compraventa de viviendas está marcando unos excelentes registros. Según las estadísticas de IPE, las ventas crecerán en torno a un 14% interanual en 2018. Con una previsión de casi 537.000 operaciones.

Esta cifra se moderará en 2019 y volverá a crecer en 2020. Año en el que se prevé superar otra barrera numérica en las transacciones: 618.580 compraventas.

Una demanda de vivienda que lo absorbe todo

Con estos niveles de demanda se absorbe absolutamente todo“, señala J.A. Pérez.

El mercado de la vivienda se dispara respaldado por dos importantes razones: la demanda no deja de crecer y el suelo disponible se agota“. Todo ello con un entorno económico de creación de empleo, con tipos de interés en mínimos y nuevas facilidades para la financiación hipotecaria.

¿Quiere decir esto que nos acercamos a una burbuja inmobiliaria? Más bien al contrario. El problema está en otros sectores económicos, cuyos indicadores sí que apuntan hacia una desaceleración“. Mientras que la vivienda crece sólidamente. Con un 80% de compraventas con hipoteca que, a nivel global, no llegan a superar los 42.500 millones de euros. Mientras que en 2008, el capital prestado era de 400.000 millones.

Por otro lado, cabe destacar que la composición del mercado está bastante equilibrada. Aunque parezca que la vivienda usada monopoliza la compraventa de vivienda, la balanza se mantiene casi al 50%.

Realmente, pasada la crisis un gran número de bancos se quedó con viviendas en dación en pago“, recuerda Pérez. Inmuebles en los que no se llegó a vivir y que ahora figuran como viviendas de segunda mano.

La edificación de viviendas sigue creciendo a buen ritmo

La previsión es que el negocio inmobiliario se duplique“, añade el catedrático de IPE. “Y con el sector, también se duplicará la creación de empleo y el impacto económico“.

En este contexto, conviene recordar las recientes “Previsiones económicas para España 2018-2019“, elaboradas por Funcas. Previsiones de Funcas para la construcción y el negocio inmobiliario

Según la entidad, la inversión en construcción de viviendas en territorio español aumentará un 7,5% interanual en 2018. Para crecer otro 6,2% el próximo 2019. Mientras que la edificación no residencial se incrementará del 3,2% (2018) al 3,9% (2019).

El único freno puede venir por la falta de mano de obra y la escasez de suelo edificable“, sentencia J.A. Pérez. Desde el IPE avisan que frente a 129.560 proyectos visados (2018) no se terminarán más de 64.901 obras.

Esto produce un sobrecalentamiento del mercado que dispara los precios de la vivienda nueva, tal y como estamos viendo en la Comunidad de Madrid. “Aquí se prevé que los precios de la región crezcan del 15,7% en 2018 al 7% en 2020; mientras que las ventas se ascenderán del 19,7% (2018) al 17,3% (2020)“.

¡Algo que ya detecta desde hace tiempo la nueva franquicia inmobiliaria de Oi Realtor en Madrid!

La actividad empresarial sigue creciendo al mismo ritmo que la promoción, construcción e intermediación inmobiliaria. Así lo demuestran los últimos datos de Infocif-Gedesco e Informa D&B. Donde las comunidades con más emprendedores son también aquellas con más empresas del sector inmobiliario.

El quinto mes del año se crearon 8.855 empresas. Un 1,6% más que en el año anterior. Esta estadística de Infocif-Gedesco coincide con el último balance de 2018. Cuyos datos son muy parecidos a los mensuales.

Concretamente, entre enero y mayo de 2018, España ha visto nacer a 45.187 empresas, según el ‘Estudio sobre Demografía Empresarial‘ de Informa D&B. Una cifra muy parecida a la registrada en los cinco primeros meses de

2017. Aunque, respecto al año pasado, existen cambios entre los sectores más dinámicos.
Hace doce meses, el comercio estaba detrás de la mayoría de nuevas empresas. Mientras que hoy en día, la actividad inmobiliaria y constructora es la que más sociedades genera.

La creación de nuevas empresas se concentra básicamente en tres comunidades autónomas: Madrid, Cataluña y Andalucía.

Precisamente las comunidades con mayor actividad inmobiliaria. Y es, de hecho, emprender, vivir y trabajar dependen en mayor o menor medida de la compraventa de propiedades.

Casi 9.000 nuevas empresas mensuales

En mayo de 2018 se constituyeron 8.855 nuevas empresas. Esto supone un 1,6% más que en el quinto mes de 2017, y también un 1,05% menos que en abril de 2018.

Junto a este, hay otro detalle que vale la pena tener en cuenta: en mayo de 2018 se destruyeron un 4,57% menos de empresas.

Menor destrucción entre empresas del sector inmobiliario

Según los datos de Infocif-Gedesco, que publica el Registro Mercantil, hasta tres comunidades sumaron más de 1.500 empresas en mayo. Se trata de Madrid (1.853 sociedades), Cataluña (1.686) y Andalucía (1.566).

La estadística mensual también deja un buen balance los sectores vinculados al ‘ladrillo’.

Concretamente, 665 empresas de las 8.855 que se crearon, se dedican al sector inmobiliario. Por delante de la hostelería y la restauración. segundo sector más destacado, y con la construcción en tercera posición. Un sector, este último, que crece un 11,4% en el último año.

10.119 nuevas empresas del sector inmobiliario

Las últimas estadísticas de Informa D&B ratifican la recuperación de la actividad empresarial. Entre enero y mayo de 2018 se crearon 45.187 nuevas empresas, en linea con las 45.010 del mismo periodo de 2017.

A nivel sectorial, la construcción y las actividades inmobiliarias fueron los segmentos con mayor número de nuevas sociedades en los cinco primeros meses de 2018. Entre ambos sumaron 10.119 empresas (5.763 en la actividad inmobiliaria y 4.356 en la construcción). Frente a las 9.458 empresas creadas por el sector en 2017.

Las empresas del sector inmobiliario lideran la creación de nuevas empresas

Superando a las empresas dedicadas al comercio (9.262 sociedades), a los servicios empresariales (6.365) o a la hostelería (4.734). Otros sectores destacados.

Las nuevas empresas, no solo aumentaron en número sino también en organigrama. Nombrando hasta 10.595 nuevos administradores. Al tiempo que las empresas consolidadas ampliaban plantillas y cambiaban de oficinas. Impulsando, a su vez, la actividad inmobiliaria.

Emprendedores de Madrid, Cataluña y Andalucía

Únicamente nueve comunidades autónomas han visto caer la creación de nuevas empresas. Con algunos casos a tener en cuenta.

Por ejemplo, el caso de la iniciativa empresarial catalana es totalmente contrario al de las nuevas empresas madrileñas. Entre las primeras suman 900 sociedades menos que hace un año. Mientras que las segundas suman 926 nuevas empresas respecto a 2017.

Tres comunidades representan el 57% de la creación de nuevas empresas

A pesar de todo, las tres comunidades de referencia empresarial siguen siendo: Madrid, Cataluña y Andalucía. Solo estas tres comunidades reúnen el 57% de las empresas creadas entre enero y mayo.

La Comunidad de Madrid con 10.008 nuevas sociedades, Cataluña con 8.356 y Andalucía con 7.614.

Por otro lado, Madrid también lidera el ranking por volumen de capital invertido: 543,4 millones de euros. Superando a la Comunidad Valenciana (399,8 millones), Andalucía (387,2 millones) y Cataluña (336,5 millones).

Oi Realtor, consultor inmobiliario de referencia

En este contexto, la franquicia inmobiliaria es el mejor modelo de negocio para emprender con garantías de éxito.

Por un lado, permitiendo aprovechar un mercado en constante crecimiento sin una importante inversión en marketing, tecnología y formación.

Y por el otro, contando con la experiencia de una firma consolidada. Una marca líder como Oi Realtor. Con franquicias repartidas desde la costa mediterránea a la ciudad de Madrid.

El impacto que provoca la llegada de una multinacional a una ciudad va mucho más allá de lo aparente. Ciudades y países de todo el mundo ven como el mercado inmobiliario permanece atento al ‘efecto Amazon’.

Además de un reto para las demás empresas y las infraestructuras locales, las grandes compañías llevan consigo una gran plantilla de trabajadores. Cuyas necesidades deben estar cubiertas. Y ello incluye el mercado de la vivienda.

Con ‘solo’ veinticuatro años de historia, Amazon está a punto de ser la primera empresa multibillonaria del planeta. Un gigante de la tecnología, con presencia tanto física como digital, cuya impacto transforma cada lugar donde va.

El llamado ‘efecto Amazon’ va mucho más de la venta y la distribución de productos. Llegando a condicionar la vida de millones de personas y la economía de países enteros. Y, como es lógico, el mercado inmobiliario no es inmune a su influencia.

La reciente llegada de Amazon a Vancouver (Canadá) supone ya una auténtica revolución para el mercado inmobiliario local. Una transformación protagonizada por las cerca de 5.000 personas que se incorporarán a la multinacional a lo largo de los próximos cuatro años.

Esta noticia ha disparado tanto los precios de venta como las rentas del alquiler. Marcando un antes y un después como ya sucedió en Seattle (Estados Unidos). La primera sede de Amazon hasta la fecha.

El ‘efecto Amazon’, de la logística hasta la vivienda

Cada vez que Amazon anuncia la llegada de miles de trabajadores a una nueva ciudad, el mercado inmobiliario local empieza notar las consecuencias.

El último ejemplo lo ha protagonizado la ciudad canadiense de Vancouver. Donde la multinacional quiere construir una nueva nave que albergará la segunda base de operaciones multinacional.

El mercado inmobiliario de Vancouver sufre las consecuencias del efecto Amazon

Un gran edificio que acogerá a 5.000 nuevos empleados durante los cuatro próximos años. “Es una inversión con un enorme impacto para una ciudad como Vancouver”, apuntaron representantes del portal Zillow Group.

El ejemplo más reciente se produjo hace algunos años, en Seattle. La ciudad estadounidense pasó de tener 5.000 empleados de Amazon en 2010 a los 40.000 trabajadores actuales.

Una circunstancia que incrementó un 50% los alquileres. Mientras que el precio de venta se disparó un 91% en la última década. ¿Sucederá algo parecido en Vancouver?

Creación de empleo y atracción de empresas

De hecho, Seattle es una de las ciudades donde más ha crecido la economía en los últimos años.

El conocido como ‘efecto Amazon’ no solo afecta a la multinacional. También atrae a más empresas que quieren instalarse junto al gigante tecnológico.

Las empresas quieren abrir sus oficinas junto a las de Amazon por el efecto que esta tiene en la atracción de talento y la generación de negocio” comentan los expertos.

Los establecimientos de Amazon Go revolucionarán el mundo del retail

Un gigante del comercio electrónico no solo crea empleo, sino que puede llegar a actuar como iman para otras empresas. Allí donde se instala crecen tanto los alquileres de las oficinas como el precio de la vivienda.

De hecho, el ayuntamiento de Seattle ya toma las primeras medidas. Entre ellas destaca la imposición de un tributo del 20% para los compradores extranjeros de viviendas y una tasa a las viviendas vacías.

Con ello se pretende frenar el encarecimiento de la vivienda. Aunque su éxito es más que dudoso ya que en el último año los precios han aumentado un 16%.

¡Consecuencia del imparable ‘efecto Amazon’!

El interés por las oficinas de empresas y los espacios de coworking llega a las principales ciudades españolas. Entorno que agrupa inversiones millonaria de multinacionales e iniciativa emprendedora de las startups.

La actividad económica está impulsando tanto la expansión de empresas como la creación de startups.

La primeras contratan oficinas de mayor tamaño y más eficientes. Tal es el apetito inversor en sedes de empresas que los espacios con mejor calidad se agotan rápidamente en las dos grandes capitales: Madrid y Barcelona.

Mientras que las empresas de nueva creación, llamadas startups, se decantan por espacios flexibles que permiten sinergias. Unas expectativas que el coworking cumple a la perfección, revolucionando el concepto de centro de trabajo.

¿Cómo evolucionan estos espacios? ¿Qué perspectivas ofrecen de cara al futuro?

Son preguntas que ya puede comenzar responder el mercado inmobiliario.

La demanda empuja a invertir en oficinas

El mercado de oficinas para empresas sigue gozando de gran dinamismo en las dos grandes capitales. Ciertamente, los niveles de demanda evolucionan muy por encima de la oferta disponible.

Por un lado, la mayoría de la oferta de Madrid corresponde a oficinas de una calidad media. Muchas de ellas distribuidas entre pequeñas y medianas superficies. Mientras que los espacios disponibles de grado A no superan el 15% de la oferta del mercado. Según JLL.

Esta situación sitúa la superficie disponible en Madrid en unos 1.639.000 m2 y la tasa de desocupación en un 10,8%.

Incremento de la inversión en oficinas a raiz de la demanda empresarial

Frente al panorama dela capital, las oficinas disponibles en Barcelona han caído considerablemente. Actualmente el mercado no dispone de más de 456.000 m2 de superficie. Mientras que la tasa de desocupación está en torno al 7,6%.

Las empresas optan mayoritariamente por contratar espacios de la máxima calidad. Un 40% de la superficie contratada en Madrid y un 54% de la de Barcelona corresponden a estos estándares.

Una circunstancia que los propietarios aprovechan para sacar el máximo rendimiento a los inmuebles. Ofreciendo soluciones innovadoras, como la integración de sistemas de iluminación más eficientes,desde el punto de vista biológico, o la implementación de sistemas de inteligencia artificial.

The Cube: El ‘Google Campus’ de Madrid

Además de grandes proyectos empresariales, España también mercado para los viveros de empresas.

Una de las iniciativas más interesantes la llevaron a cabo dos emprendedores madrileños: Alberto Rodríguez y Carlos Picazo. Tras la venta millonaria de Nexium, una empresa dedicada a la inteligencia artificial, no se quedaron de brazos cruzados.

Lejos de limitarse a disfrutar de su fortuna, su apetito por emprender los llevó a idear un Google Campus en España. Compraron un edificio en el barrio de Suances (distrito de  San Blas-Canillejas) para poner en marcha una incubadora de empresas.

The Cube, como así se llama, supuso una inversión de 12 millones de euros y cuenta con la participación de cuatro socios. Un proyecto empresarial para dar soporte a startups y formación a profesionales, centrado en el Internet de las Cosas.

Un 250% más de espacios de coworking

Junto a nuevas oficinas y viveros de empresas, el formato empresarial de moda tiene como protagonista a un activo inmobiliario: los espacios de coworking.

La reciente evolución del coworking en España ha llevado a este sector a marcar un nuevo récord en 2017. En solo un año, Madrid y Barcelona firmaron la contratación de un total de 49.000 m2. Frente a los 14.000 m2 que se contrataron en 2013.

La demanda de espacios de coworking se dispara un 250%

Esto supone un 246% más de superficie y un buen negocio para muchos inversores a los que ahora se suman multinacionales. Desde la estadounidense WeWork a la neerlandesa Spaces.

Y aunque el grado de penetración de los espacios de coworking en las dos grandes va del 0,5 al 1%, las perspectivas de futuro no pueden ser mejores.

El complejo panorama empresarial y económico hace difícil que las empresas puedan prever el espacio que necesitarán en cinco o diez años‘, apuntan desde JLL. Por ello, el coworking es la solución perfecta para la mayoría de nuevos proyectos.

El éxito del coworking en grandes empresas

Ante la baja ocupación de algunos edificios, apostar por el coworking es una manera de revalorizarlos‘, comentan desde CBRE.

Entre los clientes de los espacios de coworking, no solo existen emprendedores y startups. Un número creciente de grandes empresas apuesta por esta fórmula para seguir creciendo.

Según Utopicus, entre las razones que justifican el éxito del coworking entre las grandes empresas hay que tener en cuenta:

La nueva manera de trabajar, más globalizada y adaptada a la digitalización de las empresas.

La atracción de talento, con las startups como modelo aspiracional entre los jóvenes.

Las grandes empresas se apuntan a los espacios de coworking

Espacio sin jerarquía que fomenta la colaboración interna y la sinergia de proyectos

Un concepto que ha evolucionado y se presenta como la fórmula ideal para autónomos y pequeñas empresas

El adiós a la rutina de un lugar donde se fomenta la creatividad y la innovación

Un concepto enfocado en los servicios y los usuarios, no en el espacio físico

El espacio moderno que se compromete con la sostenibilidad, el bienestar y el diseño

España vuelve a ser un país atractivo para la actividad empresarial. No solo por el crecimiento en muchos sectores, sino también por la creación de nuevas sociedades. Destacando el número de nuevas empresas de la construcción.

Una cuarta parte de las empresas constituidas en el primer trimestre del año forman parte del sector de la construcción. O bien se dedican a la intermediación inmobiliaria.

El ‘Informe empresarial de la construcción. 1r trimestre 2018‘, elaborado por Gedesco, pone a la edificación y comercialización de inmuebles en el epicentro de la recuperación económica.

De las 26.258 sociedades constituidas en España entre enero y marzo de 2018, hubo de 5.987 empresas de la construcción e inmobiliarias. Un 23% del total.

De todas estas empresas, la gran mayoría se crearon entre Madrid, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana. ¡Motores del nuevo ciclo inmobiliario!

Casi 6.000 nuevas empresa en solo tres meses

Con cerca de seis mil nuevas empresas de la construcción, incluidas agencias inmobiliarias, España supera en un 1,7% la creación de empresas durante el primer trimestre de 2017. Periodo en el que se constituyeron 5.884 sociedades.

Aunque, comparado con el cuarto trimestre de 2017, el crecimiento ha sido aún mayor. Concretamente del 21,9%.

Creación de empresas de la construcción entre enero y marzo

Este incremento se debe a progresivos repuntes interanuales durante los tres primeros meses de 2018. En enero el sector creció un 7,9%, en febrero un 11,9% y en marzo un 10,5%. En buena medida por coincidir con la Semana Santa.

Aún así, la creación empresarial no ha bajado de las dos mil sociedades mensuales tanto en el segundo como en el tercer mes del año.

Productividad en empresas de la construcción

La constitución empresarial coincide con un repunte en la producción del sector en España.

Según los datos de Eurostat, la actividad constructora rompió en febrero de 2018 con una caída acumulada de dos meses negativos. Diciembre con un -13,5% y enero con un -3%.

Producción de las empresas de la construcción en Europa

Mientras que febrero se cerró con un incremento de la producción en las empresas de la construcción del 2,3%.

Frente a la caída media del 0,1% en los 20 países de la UE y el leve repunte del 0,4% en la zona euro.

Destacando la obra obra civil (+3,8% en UE-28 y +4,6% en eurozona). Sector con mayor crecimiento que la edificación (+0,6% en UE-28 y +1,7% en eurozona).

Iniciativa empresarial en Madrid, Cataluña y Andalucía

A nivel geográfico, las dos regiones con más creación de empresas de la construcción son la Comunidad de Madrid y Cataluña. Con 1.269 y 1.200 empresas, respectivamente.

Constitución de nuevas empresas de la construcción por CCAA

Por delante de Andalucía, con 1.109 empresas, la comunidad Valenciana con 754, Baleares con 267, Canarias con 213 o Galicia con 208.

Por encima del centenar de empresas encontramos al País Vasco y Murcia. Mientras que por debajo de las ochenta sociedades Extremadura, Asturias, Navarra, Cantabria y La Rioja.

El ‘ladrillo’ crea más de lo que destruye

Los mayores incrementos interanuales en el número de compañías vinculadas al ladrillo se produjeron en Extremadura (+68,1%), Navarra (+27,3%) y la Comunidad Valenciana (+13,4%).

Tres comunidades que contrastan con Aragón (-47,47%), Baleares (-12,75%), Cataluña (-11,05%). Donde la iniciativa empresarial vinculada al sector de la construcción registró las caídas más importantes.

Evolución de las empresas de la construcción por regiones

Frente a la creación, la destrucción de empresas cayó en términos interanuales. Concretamente, durante el primer trimestre de 2018 se disolvieron 1.319 empresas. Mientras que un año antes lo hicieron 1.379.

Este hecho pone de manifiesto la consolidación de la edificación y promoción inmobiliaria. Dos sectores que emergen con fuerza.