Etiqueta

contrato de alquiler

Explorar

En la actualidad, compartir un piso o una casa se ha convertido en una práctica relativamente común. Una de las posibilidades en estos casos es que en algún momento del contrato uno de los inquilinos decida abandonar el hogar. Puede darse entre personas que habiten una misma propiedad como residencia habitual, como también en locales comerciales cuando la titularidad es compartida.  Ante estas situaciones surge el interrogante sobre si es posible cambiar el titular del contrato de alquiler. Y, en el caso de poder realizarlo, cuál sería el procedimiento.

Si te encuentras con esta duda, estás en el lugar indicado. Desde Oi Realtor queremos brindarte la mejor guía explicativa para realizar el procedimiento. Primero, con un detallado paso paso. Luego, diferenciando con claridad la diferencia entre cambiar la titularidad y a la subrogación de una vivienda o de un negocio. Figuras que pueden parecer similares entre sí, pero en su regulación y en sus implicancias son diferentes.

cambiar el titular del contrato de alquiler

 

Negro

¿Quiénes son los inquilinos que firman el contrato de alquilar?

La cantidad de personas que van a firmar un contrato de alquiler dependerá de determinadas circunstancias. Es decir, por ejemplo, en el caso de que en la vivienda vivía un solo inquilino la firma la realizará únicamente él. El contrato de arrendamiento de vivienda o de local se legalizará con la presentación del DNI del firmante, el domicilio para notificaciones y la condición de mayoría de edad.

Para los casos en los cuales sean varios los inquilinos, deberán vivir firmar cada uno de los convivientes. En estos casos, será necesario aclarar quienes se harán cargo de la totalidad de una posible deuda o solamente en condición de co-inquilino por medio de una cuota de participación. Hablamos de responsabilidad solidaria y responsabilidad mancomunada, respectivamente. Se trata de un aspecto de suma importancia para evitar problemas legales a un futuro.

Para que sea posible cambiar el titular del contrato de alquiler es necesario que los inquilinos sean de carácter solidario. Una de las diferencias con los arrendatarios mancomunados es que, si un inquilino solidario se baja del inquilinato, al acuerdo no se extingue. El resto de los arrendatarios pueden continuar disfrutando del alquiler de la vivienda. Por ello, la persona que deja el arrendamiento puede ser reemplazada por otra persona.

En estos casos, al estar firmado el contrato por varios arrendatarios, es importante comprobar que en el mismo no se explota la solidaridad como responsabilidad de cada una de las partes implicadas.

Negro

Principales aspectos para cambiar el titular del contrato de alquiler

Para realizar un cambio de titular de un contrato de alquiler es regulada por la Ley de Arrendamientos y el Código Civil español. Como mencionamos, es necesario que en el contrato se encuentre claro la solidaridad de cada uno de los firmantes.

Cuando un firmante se baja del contrato, la persona que lo reemplace sólo firmará el Anexo al contrato de arrendamiento, especificando cada uno de los datos personales correspondientes.

¿Quién tienen la posibilidad de cambiar el titular del contrato de alquiler?

Si se diese la situación de incluir un nuevo arrendatario, al momento de cambiar el titular del contrato de alquiler deben estar presentes quién abandona el inmueble como la persona que se suma.

A su vez, al acto del cambio de la titularidad deberá estar presente el propietario de la vivienda o una persona autorizada por el mismo. En este sentido, el Anexo deberá estar firmado por todas las partes en su totalidad. Entre ellos, el inquilino que abandona la propiedad.

El principal objetivo es que quede fehacientemente que se está desistiendo de algunas de las condiciones contractuales en relación a la baja y la suba de inquilinos.

¿En qué momento es posible cambiar la titularidad del alquiler?

Siempre, para cambiar el titular del contrato de alquiler, será importante considerar el momento. Para que sea efectiva la modificación, la misma debe hacerse antes de que el inquilino que desea dejar el inmueble lo haga en la práctica. Esto se debe a que es un requisito necesario que se encuentre presente en la firma del cambio, junto al propietario de la vivienda.

Por ello, no existe un periodo concreto estipulado en el cual se deba firmar el reemplazo ates de que el inquilino se marche.

cambiar el titular del contrato de alquiler

¿Cómo cambiar el titular del contrato de alquiler?

El primer paso para cambiar el titular del contrato del alquiler es informar al propietario la modificación que se va a realizar y dar con su autorización. En este sentido, es obligatorio contar con el consentimiento de arrendador por escrito.

El segundo paso, luego de la notificación al arrendador se convoca a cada una de las partes para la realización del cambio. En dicho encuentro se firma el Anexo donde se especifica que sale un inquilino y en su lugar entra otro. En este documento deberá especificarse cada una de las circunstancias junto a la actualización de los datos del nuevo arrendatario.

Para los casos en los cuales se sustituye o agrega un inquilino solidario no se produce lo que se conoce como cesión de contrato. Sino que se realiza una modificación del contrato original. Por tal motivo, en este tipo de actos no hace falta la firma de un nuevo contrato de alquiler, sino de anexar el nuevo responsable en el mismo. En este sentido, no se modificarán las condiciones pactadas en su comienzo como, por ejemplo, su duración.

Por ello, la fecha de inicio se cuenta desde que se firma el primer contrato y no desde el momento en que se modifica el anexo. Esto se realiza en los alquileres con plazo mínimo de tres años concretado antes del mediados de diciembre de 2018. Como para los de plazo de cinco años para los firmados antes de comienzos de marzo de 2019, siempre a favor del arrendatario.

En tercer y último lugar, el inquilino que se suma al contrato deberá firmar el anexo, aceptando cada una de las condiciones pactadas en el original. Y, en consecuencia, accediendo a los derechos y obligaciones del titular anterior.

Negro

Diferencias entre cambiar el titular de contrato de alquiler y la subrogación del contrato

Lo primero a tener presente es que el cambio de titular del contrato de alquiler, a través del anexo del mismo, es una actualización en la cual se incluye o sustituye una persona al acuerdo como arrendatario solidario.

Por su parte, la subrogación de un contrato de arrendamiento permite que un familiar, legatario o heredero de un fallecido con una vivienda en alquiler se subrogue el contrato que se encuentra en vigor.

En estos casos, el arrendatario nuevo tendrá las mismas obligaciones y los mismos derechos que la persona fallecida. Por lo tanto, el subrogante no podrá modificar ni la duración, ni el coste de la renta, o ninguna cláusula que se haga pactado en el acuerdo original.

La persona que cumplirá el rol de la persona fallecida, es decir, el que subroga, estará obligado a notificar al propietario de la vivienda el cambio de titular del contrato de alquiler en el plazo estipulado establecido.

Subrogación en contratos de alquiler de vivienda

En estos casos, la subrogación del acuerdo podrá ser con las personas que se detallan a continuación:

a) Cónyuge de la persona fallecida y que residía con ella durante su rol de arrendatario.

b) Quién haya convivido con el arrendatario de manera continua y permanente en términos similares de afectividad que el conyugue. En tiempo de concubinato tiene que ser de al menos dos años. Si se tratase de una relación con descendencia basta con la convivencia solamente.

c) Descendientes del fallecido que dispongan de su patria potestad o tutela, o hayan convivido con el arrendatario durante los último dos años.

d) Ascendientes y hermanos del arrendatario que hayan convivido durante los últimos dos años.

f) Personas distintas a las anterior que tengan alguna minusvalía igual o superior al 65%. Siempre y cuando tengan una relación de parentesco hasta un tercer grado y hayan convivido con el los últimos dos años antes de su deceso.  

Hasta aquí te hemos contado los factores más importantes a tener en cuenta para realizar el cambio de titular del contrato de alquiler. Sobre todo para aquellos casos en los cuales se ha decidido vender el inmueble. Si te has quedado con alguna duda, te invitamos a que nos dejes tu comentario al finalizar el artículo. Desde Oi Realtor te responderemos a la brevedad.

Si te encuentras en algún tipo de situación que requiera asesoramiento legal y profesional puedes ponerte en contacto con nosotros. Nuestros asesores te brindarán la mejor información, con la mayor confidencialidad y la venta de tu inmueble de manera exitosa.

Poner a la venta una propiedad en España implica una serie de pasos y presentar algunos documentos específicos. Asimismo, se deben liquidar determinados tributos, en un determinado periodo. Para llevar adelante el proceso es recomendable recurrir al asesoramiento de una inmobiliaria. Sin embargo, es posible hacerlo por cuenta propia. En este post queremos detallas el paso a paso de cómo vender un piso de particular a particular sin la intervención de agencias.

Diversos y variados son los consejos para lograr una operación exitosa. Entre los principales se encuentra publicar el inmueble en alguna plataforma online. Para ello, una buena estrategia es presentar fotos que muestren los aspectos más importantes de la vivienda, con mucha luz y que muestren espacios amplios. Lo principal es que la propiedad luzca lo más natural y cálida posible. Esto sin dudas aumentará el caudal de interesados.

Cuando comiencen a llegar las preguntas de potenciales compradores es crucial tener a mano toda la información necesaria y conocer a la perfección los pasos a seguir. A lo que se le debe sumar tener a disposición toda la documentación necesaria para poder llevar adelante la firma del contrato de compraventa, la transmisión de la propiedad y la inscripción del nuevo propietario en la el Registro.

A continuación, te detallamos el paso a paso para la venta de un piso de particular a particular, los documentos que necesitas y los tributos que se deberían liquidar. Sigue leyendo.

Pasos para la venta de un piso de particular a particular

Los pasos para vender un piso de manera particular son varios. Desde la preparación y publicación de la vivienda en alguna plataforma web, hasta la recolección de la documentación y la firma de los contratos pertinentes.

Indagar el mercado inmobiliario para definir el precio del piso

Conocer de manera profunda el mercado en el cual vamos a poner en venta una vivienda es uno de los aspectos principales para lograr una operación exitosa en un tiempo relativamente corto. Tener presente este punto, hará que sea mucho más sencillo establecer el precio real de la propiedad. Es una buena manera de asegurase que la vivienda se venda rápidamente y que, al mismo tiempo, la venta sea beneficiosa económicamente.

Una valoración adecuada puede ser el factor que marque la diferencia. Para llevar adelante de la mejor manera este paso, el de indagar el mercado y fijar el precio se recomienda:

  • Visitar una serie de agencias ubicadas en el barrio donde se encuentra la vivienda. Aunque se haya decidido vender un piso entre particulares, conocer la opinión de expertos en la materia resulta fundamental para establecer el precio más adecuado. Los profesionales podrán comparar el inmueble que se desea vender con alguno similares de la zona.
  • Una vez que se haya realizado la visita y comparación junto a las agencias inmobiliarias, lo siguiente es realizar el mismo proceso, pero con las herramientas de tasación de las agencias online. De esta manera, se estaría en condiciones de determinar.
  • Indagar, de manera particular y por cuenta propia, los precios de las viviendas publicadas en portales inmobiliarios en el mismo barrio. Es una buena manera de no estar fuera de tono con los precios de las propiedades aledañas. Y, a su vez, que sea lo más competitivo posible.

Es una buena manera de realizar un promedio y decidir el coste final de salida del piso. Ante esto, las ofertas y e interés por el inmueble serán los principales indicios de que el precio se encuentra bien ajustado.

Prepara y promociona la venta de tu vivienda lo mejor posible

Una vez que el precio está fijado, es hora de comenzar con la difusión de la vivienda. Vender un piso de particular en particular requiere de dedicación y demanda mucho tiempo. Por lo tanto, pensar la promoción del inmueble lo mejor posible será un factor clave para venderlo de manera rápida.

En la actualidad, gracias a las facilidades brindadas por el proptech, internet es la principal fuente de difusión. En este sentido, armar mensajes estructurados y con todas las explicaciones marcará la diferencia. Más aún si son atractivos desde el punto de vista de la venta.

Muchos portales inmobiliarios ofrecen publicitar gratuitamente la venta de un piso de particular a particular. Esto puede resultar una gran herramienta ya que reciben por mes un gran caudal de visitantes. Por ello, se recomienda publicar el piso a la venta en al menos tres de dichos portales.

Por otra parte, las redes sociales son otra herramienta muy recomendadas para publicitar un piso a la venta.

Es muy importante dedicarle a este paso tiempo y dedicación. Publicitar una vivienda puede sonar o resultas sencillo, pero no lo es. Recuerda que se está vendiendo un inmueble en grandes sumas de dinero.

En este sentido, disponer de buenas imágenes de la propiedad que acompañar el texto que la describe es igual de importante. Mirar la vivienda a la venta de manera crítica e imaginando ser el comprador, marcará una buena ventaja. Es decir, se logrará adecuar la propiedad de la mejor manera para que pueda lucir cada una de sus cualidades.

vender un piso de particular a particular

Selecciona las consultas y coordina las visitas para vender un piso de particular a particular

Al momento de considerar y decidir vender un piso de particular a particular será óptimo tener presente que no solo se deberán gestionar las consultas que ingresen en los diversos anuncios de la vivienda. A su vez, se deberá coordinar, recibir y enseñar la vivienda a las personas que han requerido conocer la misma. Para ello, lo que se aconseja es: se recomienda

Llevar delante un procedimiento organizado. Una buena manera de no perder el orden y llevar al día con sus respectivas actividades es la utilización de una agenda. Esta herramienta es una de las más utilizadas para la organización y coordinación posterior de visitas.

Recibir las llamadas de potenciales compradores y tener a disposición toda la información necesaria en relación al inmueble. En este punto, es de vital importancia disponer del tiempo necesario si se quiere vender un piso de particular a particular. Es de gran probabilidad que, por el interés en la vivienda, también se pongan en comunicación agencias inmobiliarias para gestionar la venta de la misma.  

Seleccionar a los potenciales compradores según el día que puedan visitar la vivienda para conocerla. De esta manera, se puede llevar adelante la agrupación de visitas por grupos según el horario y el día que es posible coordinar. Se recomienda que las visitas contengan la mayor información posible y una duración más o menos de 30 minutos.

Expertos afirman que es un buen tiempo que permite mostrar una propiedad de manera pasuda y completa. Y, al mismo tiempo, o hacer demasiado extenso el procedimiento.

Negociar las condiciones de la venta con el comprador que más decidido se encuentre

En esta atapa entramos en una de las fases más importantes de cualquier tipo de venta. Se trata de la negociación con el futuro comprador. Es decir, el momento en el cual, posiblemente, la otra parte solicite una rebaja en el precio de la propiedad.

Por lo tanto, una recomendación es estar predispuesto al dialogo y a negociar. Sobre todo, en los casos en los cuales el objetivo es vender el piso de particular a particular lo más rápido posible.

Las negociaciones tienen siempre que adaptarse y responder a las necesidades, primeramente, de la parte vendedora. Profesional aconsejan:

  • En territorio español se estima que al momento de vender un piso es un 10 o 20% inferior al precio de salida. Se estima que en España el precio de venta de un piso es entre un 10% y un 20% inferior al precio de salida. Por lo tanto, lo más estratégico es al momento de fijar el coste final considerar una posible rebaja de esta índole.
  • Si se disponen de herramientas claras que justifican el precio fijado, el rango de negociación será mucho menos. Es decir, si se trata de una casa en muy buenas condiciones, reformada, con jardín apto para su uso, etc., con sólo mostrar las características de la vivienda se podrá justificar que el precio es justo. Y, por, lo tanto, se reducirá la posibilidad de disminuir el valor de la propiedad.

vender un piso de particular a particular

Determinar día-hora para firmar el contrato ante un notario y la recopilación de la documentación necesaria

Al momento que se gestiona y forma el contrato de arras se determina el día y la fecha para firmar la transacción ante un notario. Una recomendación de los expertos es que este paso se consensue con antelación con el notario. De manera tal que tenga disponibilidad y evitar retrasos en el proceso innecesarios.

Por otra parte, llega el momento de recopilar cada uno de los documentos necesarios para legalizar la firma de compraventa. Los mismos son:

  • Escritura de compraventa original.
  • Certificado de la Comunidad. En él se especifica que la parte vendedora no tiene deudas pendientes.
  • Certificado de pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).
  • DNI, tanto tuyo como del comprador.
  • Planos de la vivienda
  • Cédula de habitabilidad (no en todas las comunidades autónomas)
  • Certificado del ITE
  • Certificado de Eficiencia Energética.
  • Últimas facturas de suministros
  • Certificado de estar al corriente de pago con la comunidad
  • Certificado de deuda cero

Por su parte, la notaria solicitará la presentación de una nota simple continuada. Es decir. El documento que certifica que no se leña añadido a la propiedad cargas en los últimos días.

Por último, si la propiedad se encuentra hipotecada se necesitará un certificado emitido por la entidad competente de deuda pendiente, Esto siempre y cuando se estime cancelar el crédito con lo que se reciba de la venta.  Si la deuda ya ha sido liquidada, pero aún no se encuentra manifiesto en el Registro se deberá gestionar el trámite correspondiente.

Firma del contrato de compraventa ante notario

El día pactado para la firma, se reúnen el vendedor, el comprador, el notario y banco si hay hipoteca. En este instante el notario comprueba que todos los documentos que se han presentado son válidos y legales.

Una vez que la parte compradora abone el precio pactado, se procederá a la firma y a transmisión de la propiedad.

Impuesto que se deben abonar luego de vender un piso de particular a particular

Una vez que la parte compradora abone el precio pactado, se procederá a la firma y a transmisión de la propiedad.

Para la concreción de una venta es necesario tener liquidado una serie de tributos. Entre ellos los gastos de la comunidad de propietarios, la plusvalía municipal y el IBI.

Los gastos de la comunidad son aquellos que se comparte con los propietarios de un conjunto de viviendas. Para poder firmar el contrato de compraventa y realizar la trasmisión de la propiedad se necesitará el certificado por parte del administrador. Este documento debe demostrar que se está al día con las cuotas de la comunidad. Un certificado de esta índole debe estar entre unos 30 y 50 euros, dependiendo la localidad.

Otro impuesto es la plusvalía municipal. Y es el tributo que se deberá abonar por el aumento en el valor del suelo de la propiedad desde su adquisición hasta su venta. Este es un impuesto está cedido a las comunidades autónomas. Por lo tanto, el porcentaje dependerá de lo que cada legislación determine.

A su vez, se deberá presentar que se está al corriente con el Impuesto de Bienes Inmuebles. En el recibo se presenta una referencia catastral que permite consultar al catastro los datos vinculados a la superficie del inmueble, los espacios comunes. Es una manera de ubicar geográficamente el inmueble.

Hasta aquí te hemos contado acerca como vender un piso de particular a particular. Si te has quedado con alguna duda, te invitamos a que nos dejes tu comentario al finalizar el artículo. Desde Oi Realtor te responderemos a la brevedad.

Si te encuentras en algún tipo de situación que requiera asesoramiento legal y profesional puedes ponerte en contacto con nosotros. Nuestros asesores te brindarán la mejor información, con la mayor confidencialidad y la venta de tu inmueble de manera exitosa.

Cuando se alquila una vivienda, sin dudas se ingresa a un proceso tedioso. Esto se debe a que los diferentes trámites que se deben llevar a cabo suelen generar ciertas dudas. Por ejemplo, al mudarse a un piso surgen interrogantes respecto a las documentaciones.¿Qué ocurre si no firmé ningún contrato? ¿Hay que empadronarse igual sin la existencia de un contrato de alquiler? Para que no queden dudas, en esta oportunidad te contamos todo acerca de cómo empadronarse sin tener contrato de alquiler.

En este post intentaremos responder a todos los interrogantes vinculados al empadronamiento en el territorio español.

empadronarse sin contrato de alquiler

¿Qué es el certificado empadronamiento?

Para poder entender sobre el certificado de empadronamiento, previamente es necesario conocer de qué se trata el denominado “padrón municipal”. Este documento es es el registro administrativo donde figuran todos los vecinos que viven o residen habitualmente en ese municipio. Sus datos son una prueba de la residencia en dicha localidad. De acuerdo con lo que indica la ley, toda persona que viva en España tiene la obligación de empadronarse en el municipio en el cual reside.

Por su parte, el certificado de empadronamiento será el documento que acredite el tiempo de permanencia en territorio español, independientemente de su nacionalidad o de su situación legal. Esto quiere decir, si tiene o no residencia; como así si la misma se encuentra en trámite.

La inscripción en el padrón lo acredita como vecino del municipio. Para poder realizar el empadronamiento necesitará establecer un domicilio, el cual no es necesario que sea de su propiedad. Por lo tanto, puede ser en alquiler o bien la casa de un familiar o un conocido.

Al mismo tiempo, es aconsejable realizar el empadronamiento ni bien se arribe a España. La inscripción se lleva a cabo en el Ayuntamiento correspondiente a la localidad donde se reside.  

El empadronamiento de una persona puede ser solo en un sitio a la vez. Por lo tanto, si una persona dispone o es propietaria de una vivienda de segunda residencia en otra localidad deberá elegir una para empadronarse. Lo más recomendables es certificar el empadronamiento en el inmueble donde más tiempo se habite. Este dato es de real importancia ya que si una persona se encuentra registrada en dos veces puede ser sancionada con hasta multas de 150 euros.

empadronarse sin contrato de alquiler

¿Cuál es la importancia de empadronarse?

Una de las razones más importantes para realizar la inscripción en el Padrón municipal es que dicha inscripción es la prueba de arraigo para conseguir los papeles definitivos como también para tener acceso a las prestaciones municipales, como las ayudas sociales. A su vez, existe una ley orgánica del 2003 que establece la renovación del empadronamiento cada dos años de todos los extranjeros comunitarios sin autorización de residencia permanente. Estableciendo una caducidad de dos años.

El empadronamiento es un trámite muy sencillo y este documento le será necesario, entre otras cosas, para las siguientes acciones:

  • Solicitar la regularización o permisos de residencia y trabajo.
  • Le da derecho a solicitar el carné para la asistencia sanitaria.
  • Le será exigido para realizar el canje del permiso de conducir en el caso de existir convenio con su país de nacimiento.
  • Es imprescindible para realizar la inscripción escolar de sus hijos.
  • Llevar a cabo todos los demás trámites inherentes a los extranjeros.

La forma más sencilla de tramitar el certificado es de manera online. Sin embargo, este mecanismo puede variar de localidad en localidad. Por ello, se recomienda se acuda al ayuntamiento correspondiente para solicitar la normativa y los pasos a seguir en dicho municipio.

Documentación necesaria para empadronarse

La comunidad en la que se resida solicitará una serie de documentos para poder llevar a cabo el trámite de empadronamiento. Esta documentación tiene el fin de acreditar la identidad y el domicilio donde se quiere inscribir la persona. Cabe destacar que cada comunidad puede variar en algunos requisitos, por lo que te recomendamos que averigües en la administración correspondiente los requisitos que necesites.

En cuanto a la documentación necesaria para realzar el trámite, se debe solicitar a la oficina de Ayuntamiento correspondiente al domicilio lo siguiente.

  • Formulario de Alta Individual o Colectivo.
  • Fotocopia y original del pasaporte.
  • Fotocopia y original del contrato de alquiler o la autorización firmada por el dueño de la vivienda donde se está alojando. Si es el caso, deberá incluirse en el formulario para poder empadronarse en su domicilio. De igual forma, el dueño de la propiedad tendrá que renovar su empadronamiento para incluirlo a usted.
  • En caso tener de hijos, presentará fotocopia y original de los pasaportes y libro de familia.

¿Cómo empadronarse sin contrato de alquiler?

En el artículo 3.3 de la Resolución de 16 de marzo de 2015 del Ministerio de la Presidencia, se establece una alternativa para el empadronamiento sin domicilio. La misma determina que los servicios del Ayuntamiento deben realizar una visita al sitio que la persona señale como vivienda. Estos comprobarán que efectivamente la persona vive allí y presentarán un informe al respecto.

Cabe destacar que en ese informe no tienen por qué referirse ni a las condiciones de la vivienda ni a la validez o no del derecho de la persona a vivir en ella. Sino que se trata simplemente de que constaten que la persona reside allí, sin mayores análisis.

Alta de empadronamiento Barcelona

Existen algunos Ayuntamientos que esto es un trámite conocido y que se lleva a cabo con regularidad. Uno de ellos es el caso de Barcelona.

En la cuidad catalana el trámite suele durar aproximadamente unos tres meses. Sin embargo, en otros Ayuntamientos es algo que no manejan con frecuencia, por lo que se deberá insistir un poco más y puede tardar más de 90 días.

Según lo determina el sitio este tipo de trámite hace posible la inscripción de habitantes de la ciudad de Barcelona en el padrón. Las personas que deben realizarlo son aquellas que:

  • llegan a vivir a la ciudad provenientes de otro municipio del Estado español o bien del extranjero;
  • no constan en el padrón de habitantes de Barcelona, aunque continúan viviendo en la ciudad. por Sea por el motivo que sea.

Para llevar adelante el trámite debes hacer clic aquí

Alta de empadronamiento Madrid

En Madrid el procedimiento es similar, y la duración del trámite para el certificado de empadronamiento es de hasta unos 90 días.

En la localidad madrileña, el alta de ciudadano en el padrón puede realizarse por diferentes motivos:

  • Cambio de residencia
  • Nacimiento
  • Omisión, es decir, quienes viven en Madrid y no figuran inscriptas en el padrón
  • Cambio de domicilio

¿Los estudiantes no pertenecientes a la Comunidad Europea deben empadronarse?

Si eres un estudiante no español y tampoco perteneces a la Comunidad Europea, debes obtener la TIE(Tarjeta de Identidad de Extranjero). Esto es obligatorio siempre que tengas una estadía mayor a seis meses. La TIE es la tarjeta de identificación en la que aparecerá el NIE (Número de Identificación del Extranjero) y toda la información necesaria sobre tu situación como estudiante. Si eres estudiante extranjero y no realizaste el empadronamiento en el ayuntamiento local, no podrás tramitar y obtener la TIE. Una vez que hayas realizado el trámite de empadronamiento, deberás dirigirte a la Comisaría de Policía u Oficina de Extranjeros para solicitar tu TIE.

empadronarse sin contrato de alquiler

Hasta aquí todo lo vinculado al certificado para figurar en el padrón como ciudadano español y los pasos para empadronarse sin contrato de alquiler. Si necesitas ayuda para responder cualquier duda que pueda llegar a surgirte, para alquilar tu piso, o si estás buscando piso para alquilar no dudes en escribirnos. En Oi Realtor somos expertos en el mercado inmobiliario y contamos con más de 10 años de experiencia en compra, venta y alquiler de inmuebles.

Ahora que ya sabes que en España es posible empadronarse sin contrato de alquiler, te recomendamos la lectura de la siguiente nota:

2021
agente inmobiliario
Alquilar
alquilar piso
Alquiler
Arquitectura
bancos
Barcelona
comprar
Comprar piso
comprar vivienda
Compraventa
consejos
contrato de alquiler
COVID-19
Decoración
decoración de interiores
diseño
Diseño de interior
España
Featured
Hipotecas
Hipotecas 2022
Impuestos
Inmobiliarias
Inquilinos
interiorismo
Inversión inmobiliaria
invertir
Madrid
marketing inmobiliario
mercado hipotecario
mercado inmobiliario
Oficinas
Oi Realtor
Propiedad Destacada
Propietarios
Sostenibilidad
Tendencias
Tendencias de decoración
vender
Vender piso
vender propiedad
vivienda
Viviendas

El alquiler vacacional en España se ha convertido en una tendencia desde hace ya más de diez años. Una de las principales razones tiene que ver con la posibilidad de rentabilizar una vivienda por periodos de tiempo no tan extensos. Según expertos, los propietarios de este tipo de inmuebles obtienen hasta un 200% más que los propietarios de alquileres permanentes a largo plazo.

Por un momento, la llegada de la pandemia en el 2020 puso en pausa durante el periodo de restricción de circulación de personas el arrendamiento de propiedades destinadas a vacacionar. No obstante, con la vuelta a la circulación normal, el turismo local y el internacional, aumentan cada vez más la intensidad, los alquileres vacacionales están volviendo a los números pre pandémicos.

En consecuencia, cada vez son más los propietarios pensando poner su inmueble en alquiler vacacional en España. Por lo que, al mismo tiempo la oferta y la competencia es cada vez más fuerte y rígida. En este sentido, si se piensa en este tipo de arrendamiento hay que saber que, es posible obtener una gran rentabilidad, pero es crucial saber cómo hacerlo.

Desde Oi Realtor queremos presentarte los principales aspectos que debes tener en cuenta para una operación exitosa. Así como también, contarte y explicarte cuales son las ventajas de alquilar propiedades por periodos vacacionales.

¡Sigue leyendo!

¿Qué es un alquiler vacacional en España?

Cuando halamos de un alquiler vacacional en España nos referimos a un modo de alojamiento, por un periodo corto de tiempo. Este tipo de arrendamiento de vivienda tiene fines turísticos y se encuentran completamente equipados y amoblados.

Es decir, un tipo de hospedaje alternativo al tradicional en hoteles. Desde su implementación, ha ido en aumento y en sus comienzos ha tenido un gran nivel de aceptación y demanda en los Estados Unidos, en Canadá y en las mayores partes de Europa.

No obstante, en la actualidad, el alquiler vacacional en España es una opción cada vez más popular y requerida por los turistas y viajeros de todas partes del mundo.

¿Cuáles son las ventajas que tiene este tipo de alquileres para los propietarios?

Si evaluamos el atractivo del alquiler vacacional en España, estamos en condiciones de afirman que no solo incluye ventajas para los viajeros o huéspedes. Es decir, resultan una gran alternativa de rentabilidad para los propietarios de estos inmuebles por una serie de motivos. Ya sea por la posibilidad de ganar mayor cantidad de dinero que con un arrendamiento tradicional, una gran flexibilidad y un nivel de riesgo bajo.

A continuación, te especificamos cada una de estas ventas que tienen alquilar por vacaciones una vivienda.

Mayor Rentabilidad

Según una diversidad de estudios, el alquiler vacacional en España es de mayor rentabilidad en relación a los arrendamientos a largo plazo. Sobre todo, en aquellas localidades en las cuales la llegada de turistas es de gran influencia.

En la mayoría de los focos turístico, con alcanzar el 60% de ocupación se comienzan a percibir los beneficios de un alquiler por vacaciones.

Mayor Flexibilidad

Cuando se arrienda una propiedad de manera tradicional es necesario que tanto arrendador como arrendatarios asuman el compromiso por un tiempo determinado, que casi nunca baja de los seis meses. Por el contrario, los contratos de alquiler vacacional en España duran mucho menos y son más específicos.

En este sentido, en diversas comunidades autónomas, un alquiler vacacional tiene una duración máxima de uno a tres meses. Esto le permite al propietario no continuar con el acuerdo si no desea seguir alquilado. Cuando se trata de un alquiler a corto plazo la posibilidad de hacerlo es más factible y sencilla.

Menos Nivel de Riesgo

Por último, una de las mayores ventajas de este tipo de alquileres en relación a los alquileres tradicionales de larga duración, es que los primeros nunca podrán ser considerados residencia habitual. Algo que si sucede con las viviendas de arrendamiento tradicional.

Esto resulta de gran importancia en tanto si personas okupas llegan a ingresar a la propiedad, expulsarlos será mucho más sencillo si se trata de un alquiler vacacional. Cuando se trata de arrendamientos tradicionales muchas veces lograr sacar a personas de una vivienda implica el involucramiento en un proceso judicial que puede ser de una larga duración.

Principales aspectos a tener en cuenta para concretar un alquile vacacional en España

Si estás pensando en poner en alquiler vacacional en España a tu vivienda, desde Oi Realtor te recomendamos tener en cuenta ciertos aspectos con respecto al procedimiento. Se trata de una manera de evitar conflictos a fruto ahora tiempo y dinero, y concretar la operación lo más rápido posible.

Conocer con detalle el plan que se quiere realizar

En primer lugar, es de real importancia tener presente el interrogante con respecto al objetivo principal que se persigue con un alquiler vacacional en España. Dentro de ellos, tener presente que se le puede ofrecer a los viajeros huéspedes con el alojamiento que no tenga la competencia.

Para poder llegar a una respuesta superadora, deberás da con la ventaja comparativa de la vivienda. Por ello, es importante considerar y poner en valor la ubicación del inmueble, cual es el tipo de cliente con el cual quieres acordar, etc.

Alquiler vacacional en España

Precio que tendrá el arrendamiento vacacional

En segundo lugar, y algo que suele ser de las cosas más importantes, es la fijación del precio correcto del alquiler vacacional en España. Es crucial saber que, si el coste del arrendamiento es demasiado alto, es posible que no se logre recibir reservas. Por el contrario, si es demasiado bajo puede no ser favorable la economía del propietario.

Por ello, lo que se recomienda es investigar de manera profunda cuáles son las tarifas de la competencia en la zona en la que se encuentra ubicado el inmueble. A ello, se le debe sumar información sobre el modo en que varían durante el año, las estaciones y la frecuencia con la cual se arrendan.

Este tipo de datos permitirán al dueño de la vivienda tener una aproximación de un precio para largarse. Con el paso del tiempo, la experiencia y el conocimiento en el mercado turística harán que se logre establecer la tarifa que menor se adapte a las necesidades del propietario y del cliente.

Promocionar el alquiler vacacional en España

Las alternativas para poder promocionar un alquiler vacacional en España son variadas y muy diferentes. Por lo tanto, solo habrá que tener presenta el plan que se quiere llevar adelante y el precio del arrendamiento. La opción más conocida y la que más se lleva adelante es la de publicar la vivienda en plataformas de turismo. Hablamos de sitios como Airbnb, Booking.com o Vrbo. No obstante, con la gran cantidad de posibilidades que hoy brinda la virtualidad es necesario ir un poco más allá para obtener un resultado más rápido y mejor.

Una buena estrategia es la creación de una página web propia. Hablamos de una de las mayores alternativas para aumentar la visibilidad en redes sociales y lograr que ingresen consultas de diversos lados. Es una buena manera de ahorrar en las comisiones apagar por colgar el alquiler en sitios de agencias de viaje online.

Si a eso le sumamos el uso correcto de algunas herramientas de marketing online las posibilidades son aún mejores. Conocer el tráfico en redes sociales o saber utilizar el lenguaje SEO hasta que una página web legue a una mayor cantidad de posibles clientes.

Alquiler vacacional en España

Adecuarse a la normativa vigente

En España la normativa que rige para los alquileres vacacionales es manejada básicamente por cada una de las comunidades autónomas. Es decir, son quienes tienen la competencia en el sector. Por lo tanto, diversos serán los requisitos según la localidad, municipio en el cual se encuentre ubicado el inmueble.

Considerando la complejidad que demandan este tipo de regulaciones, una gran recomendación es tener bien conocida la normativa con la finalidad de no tener problemas futuros con las autoridades. Por ello, es importante tener leída algún tipo de guía de alquiler vacacional en España.

Una de los requisitos que rige en todo el territorio español, en alguno obligatoria y en otras zonas no, es la licencia turística. Hablamos de una certificación que permite y autoriza a que la vivienda sea destina a este tipo de arrendamiento. Por lo tanto, la propiedad deberá cumplir con características y condiciones particulares.

Proteger la propiedad

En último lugar, es importante considerar cuáles serán las formas para proteger la vivienda ante posibles conflictos o eventualidades. Problemas que pueden surgir desde los propios inquilinos, como así por problemas provenientes de la naturaleza.

Para ellos, una de las principales herramientas de protección es la firma de un contrato de alquiler turístico. En el documento se pueden incluir las cláusulas que tienen a proteger el inmueble. Así como también explicitar las normas de la casa cuando se la muestre.

Por otra parte, es posible la contratación de un seguro determinado para este tipo de alquileres. Algunas personas piensan que basta con uno para hogares tradicionales, pero no es así. Al tener características específicas, el alquiler vacacional en España, al ser considerado un negocio, las aseguradoras lo tomaran como tal. Si se lo hiciera pasar como vivienda habitual y la misma lo descubre, en primer lugar, denegará el seguro, y en segundo podrá levantar cargos.

¿Cuáles son las características del mercado de alquiler vacacional en España?

A lo largo del 2020, en España en el mercado de alquiler vacacional se contabilizaron arriba de las 320.000 viviendas de carácter turístico. Esta cifra representa el 1,28% del total del parque inmobiliario en todo el territorio.

El mayor caudal de alojamientos de esta índole se encuentra en Baleares, Andalucía, Cataluña, la Comunidades Valencia y Canarias. Estas localidades acumulan y concentran aproximadamente el 80% de la oferta a disposición de apartamentos vacacionales en el país.

Un factor importante que hay que tener presente, es que estos datos han sido recolectados en la época más crítica desde la llegada de la pandemia. Por ello, se espera que a lo largo del año 2022 el aumento de alquiler vacacional para la temporada de verano aumente de manera considerable.

Hasta aquí te hemos detallado los principales aspectos a tener en cuenta para concretar un alquiler vacacional en España. Si te has quedado con alguna duda, te invitamos a que dejes tu comentario al finalizar el artículo. Desde Oi Realtor te responderemos a la brevedad. Además, si necesitas de asesoramiento legal puedes ponerte en contacto en el número que aparece en la imagen.

Por otra parte, si te encuentras en algún tipo de situación que requiera asesoramiento legal y profesional puedes ponerte en contacto con nosotros. Nuestros asesores te brindarán la mejor información, con la mayor confidencialidad para poder alquilar tu próxima vivienda de manera exitosa.

Si quieres conocer la mejor información del mundo inmobiliario, te encuentras en el lugar adecuado para hacerlo posible. Desde OI REALTOR, te brindaremos toda la información que necesitas para tomar la mejor decisión. En esta ocasión, hablaremos acerca de la duración mínima del contrato de alquiler. ¡Te invitamos a leer el siguiente post!

Ser el propietario de una vivienda no es una tarea sencilla, requiere conocer las últimas tendencias del mercado inmobiliario y, además, adaptarse a los cambios que en materia legal pudieran desarrollarse. Para ello, es necesario saber qué legislación se encuentra vigente, a la hora de establecer un contrato de alquiler con el inquilino. Una de las cosas más importantes es, descubrir cuál es la duración mínima del contrato de alquiler y, en este post, lo conocerás.

En OI REALTOR, nos especializamos en la compra y venta de propiedades, sabemos qué es lo que necesitan nuestros clientes y, brindamos todos los consejos necesarios para cumplir con los objetivos inmobiliarios. Colocar una vivienda en alquiler puede ser algo muy complejo, si no se conoce todo lo que concierne a este tipo de transacción. Es por ese motivo, que te explicaremos cuál es la duración mínima del contrato de alquiler, para evitar inconvenientes que pudieran aparecer con el inquilino. ¡Sigue leyendo!

¿Cuál es la duración mínima del contrato de alquiler?

Cuando una persona desea alquilar una vivienda, tiene que recurrir a las opciones que se encuentren disponibles en el mercado, una vez que decida la vivienda que más le guste deberá firmar un contrato de arrendamiento. En este documento, el propietario establece las condiciones para que el alquiler se produzca y, uno de los aspectos más importantes, su duración.

Aunque, esta particularidad se acuerda entre las partes libremente, a la hora de pensar en la duración mínima del contrato de alquiler, tanto el propietario como el inquilino, deben adaptarse a lo que fije la ley. La encargada de brindar esta información es la Ley de Arrendamientos Urbanos que, en 2019 modificó la duración en los contratos de alquiler.

Hasta ese momento, la duración mínima del contrato de alquiler era de 3 años, pero con la nueva normativa establecida el margen se amplió. Esta modificación, se observa como una ventaja para el inquilino, porque ahora la duración mínima es de 5 años y, si el propietario había acordado un arrendamiento de 3, deberá prorrogarlo.

¿Qué duración tiene que tener un alquiler?

La duración de un alquiler, dependerá del acuerdo al que hayan llegado el propietario y el inquilino. Esto se establecerá en el contrato de arrendamiento y cada una de las partes, conocerá con exactitud cuándo finalizará el contrato, lo que permitirá prorrogar cada año o terminar con el acuerdo, luego de unos años mínimos que se fijan por ley.

Para saber cuál es la duración mínima del contrato de alquiler, se debe tener en cuenta la fecha en la que se firmó este acuerdo. La normativa que haya estado vigente, en el momento de la firma será la encargada de dictaminar, si la duración mínima es de 3 años o, si lo es de 5.

Los contratos que se firmaron antes de la modificación de 2019, establecen como duración mínima del mismo, 3 años. Mientras, que los que se acordaron de manera posterior a esa fecha, plantean un panorama de acuerdo de 5 años como fecha final, para que el arrendatario entregue el piso al propietario.

¿Qué ocurre con los contratos de arrendamientos que se realizan a personas jurídicas?

Los contratos de arrendamiento pueden establecerse a dos tipos de figuras, la más habitual es la persona física y la otra, es la persona jurídica. Por lo tanto, la duración mínima del contrato de alquiler, será diferente para cada uno de los casos y la ley, lo estipula adecuadamente.

Si el contrato que se firmó corresponde a una persona jurídica, la normativa establece una duración mínima del contrato de alquiler de 7 años. Aquí, se observa una gran diferencia respecto a la duración que se fija en el caso de personas físicas, en donde el tiempo mínimo es de 5 años.

No obstante, si se desea realizar una prórroga a la duración mínima del contrato de arrendamiento, se dispondrá tanto para los propietarios, como para los inquilinos una extensión de tres años. Si el dueño de la vivienda desea recuperar su inmueble y no permite la prórroga, tendrá que informarlo con al menos, 4 meses de anticipación.

Duración mínima del contrato de alquiler: ¿Los inquilinos pueden rescindirlo antes del tiempo acordado?

Aquí se produce algo interesante, si bien el propietario de la vivienda debe cumplir con la duración mínima del contrato de alquiler, el inquilino puede rescindirlo cuando lo desee. Esto es así, porque la ley no estipula una sanción para el arrendatario, en el caso de que decida abandonar la vivienda.

Sin embargo, no podrá retirarse en cualquier momento y necesitará habitar el inmueble, por lo menos durante 6 meses. Deberá informarle al casero con al menos, un mes de duración y tendrá que resarcir al propietario, en el caso de que figure de manera expresa en el contrato de arrendamiento.

Si en cambio, ha permanecido un año en la vivienda y decide no renovar, podrá hacerlo sin obtener sanciones por parte del propietario. Si avisa con un tiempo de 6 meses de antelación, cumple con el contrato de un año y paga la renta a tiempo; no deberá compensar al dueño de la vivienda por no cumplir con los 5 años que fija la ley.

Si necesitas ayuda para alquilar tu propiedad, acude a OI REALTOR

Duración mínima del contrato de alquiler

¿Deseas poner tu piso en alquiler o, quieres alquilar el mejor piso de la zona? No tienes de qué preocuparte, en OI REALTOR te brindaremos la información que necesitas conocer, para transformarte en el mejor propietario o inquilino. Te invitamos a ingresar a nuestro sitio web, para indicarte los servicios con los que contamos.

Además, te ayudaremos a responder cualquier pregunta que poseas sobre alquileres, te acompañaremos en todo lo que requieras. Nuestro deseo es que conozcas el mundo inmobiliario en su totalidad, con el fin de tomar las mejores decisiones para tu proyecto.

Si tienes alguna inquietud, recuerda que puedes escribir al número de WhatsApp que, se encuentra debajo de la publicación. Además, nos gustaría conocer tu opinión acerca de la nota, puedes dejar tu mensaje en los comentarios.

Creemos que este post puede ser de tu interés, te invitamos a leerlo:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Tanto para las personas de otros países, como para los mismos ciudadanos españoles, en algún momento de la vida surge el interés o la necesidad de alquilar un piso en España. Sin embargo, antes de realizarlo, se presentan una serie de dudas y preguntas en el camino. Como es normal, estos interrogantes deben ser despejados para asegurarse de la decisión que se vaya a tomar. O bien, para tener todo en regla e ir encaminando cada punto que haga falta. En España existen una serie de requisitos para alquilar un piso.

Para poder asegurarte un proceso de arrendamiento tranquilo, seguro t rápido, en este post presentamos cada una de las condiciones que se necesitan a la hora de alquilar un piso en España. ¡¡¡Sigue Leyendo!!!

requisitos para alquilar un piso

¿Qué se necesita para alquilar un piso en España?

En primer lugar, cabe destacar que los requisitos para alquilar un piso en España pueden ser varios y diferentes. Esto se debe al tipo de arrendamiento que se esté por llevar adelante. Nos referimos a si se trata de una alquiler temporal, turístico o permanente. La principal diferencia entre estos tres tipos de acuerdos radica en el periodo de contratación por el cual se pacta una renta a cambio.

En esta oportunidad nos concentraremos en los requisitos para alquilar una vivienda de manera permanente. Sin embargo, para tener en claro a que nos referimos con tipos de alquileres, detallamos de manera resumida, cada uno de ellos, a continuación.

Tipos de alquileres en España

A continuación, te detallamos las características de los tres tipos de arrendamientos que se encuentran regularizados por Ley en España. De esta manera, no solo podrás tener en claro cada uno de los requisitos para alquilar un piso sino que, además, podrás analizar y decidir, según la situación particular, cual es el más rentable y más oportuno.

Alquiler Turístico

Se trata de un tipo de arrendamiento que suele ser eventual en lugares que albergan, a lo largo del año, miles y miles de viajeros. Con la llegada de la pandemia esta parte del sector inmobiliario se vieron fuertemente afectada, no logrando superar el 2% de alquileres de esta índole.

Una de las principales obligaciones para poder alquilar bajo esta categoría, el propietario de inmueble debe contar con una garantía turística. Es decir, una certificación que se encuentre aprobada y cumpla con las normativas vigentes de la Cuidad Autónoma donde se encuentra.

Los requisitos para alquilar una vivienda en carácter turístico varían según el ayuntamiento que la regula. En algunas autonomías este tipo de certificación ha sido prohibida. Por lo tanto, antes de elegir un destino en España para alquilar un piso para vacacionar será necesario averiguar si donde se desea ir.

Alquiler temporal de un inmueble

Cuando halamos de alquiler temporal de una vivienda nos referimos a un tipo de contrato se encuentra dentro de una categoría diferente respecto al uso de la vivienda. Para ser más precisos, un contrato de alquiler de una vivienda de manera temporal es el que se conoce comúnmente como “arrendamiento de temporada”. En este régimen, el foco se encuentra puesto sobre el motivo por el cual se alquila el inmueble.

Cuando una persona necesita habitar una vivienda por un tiempo determinado ya sea por motivos de trabajo, estudios, etc. recurre a este tipo de contrato de arrendamiento. En este sentido, la contratación de la vivienda podrá ser sólo por un tiempo determinado. Este tipo de cuestiones dependerán del acuerdo al que lleguen ambas partes. Por lo tanto, el documento debe especificar el tiempo por el cual se realiza el acuerdo y la ubicación de la residencia habitual del arrendador, que debe ser diferente a la vivienda que será alquilada.

En relación a los propietarios de los inmuebles, la ventaja del alquiler temporal es la renta. La misma puede ser más elevada en relación a la de una de un alquiler permanente.

Alquiler de manera permanente

Por último, nos encontramos con el tipo de alquiler más recurrente y el que opera de manera cotidiana y masiva en todas las sociedades. Sin duda, se trata del formato más seguro y estable para ambas partes. Uno de los motivos se debe a que las rentas son altamente inferiores a las que se pueden tener en los contratos mencionados anteriormente.

Se trata de la manera tradicional de arrendar y es la más utilizada en zona urbanas y la que más amparada se encuentra por le Ley de Arrendamientos.

Ley de Arrendamientos Urbanos: la normativa que rige los alquileres en España

España todo lo relacionado a los arrendamientos, ya sea de vivienda o de uso distinto al de vivienda, está regido por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Por dicha razón, todo lo que incluya el proceso y, específicamente, en el contrato de alquiler pactado entre las partes correspondientes deberá respetar y seguir los preceptos de esta normativa.

La normativa vigente ha ido modificando a lo largo del tiempo y se fue actualizando a medida que las necesidades también lo hacían. Por eso mismo, se torna de gran importancia detenerse en cada modificación al momento de llevar adelante la firma de los contratos correspondientes. En ese sentido, la última reforma sufrida en la LAU fue en el año 2019, por lo que los contratos firmados después de esa fecha deberán respetar lo establecido a partir de allí.

requisitos para alquilar un piso

Requisitos para alquilar un piso en España

Alquilar un piso en España es un proceso bastante sencillo. No obstante, la normativa vigente establece un par de requisitos que son necesarios para poder concretar el arrendamiento de un inmueble.

Para lograr evacuar cada una de las dudas respectos a las condiciones necesarias de alquiler, especificaremos cada uno e los requisitos generales que establece la ley y, posteriormente, enumeraremos aquellos extras que se requieren en el caso de personas extranjeras. Así como también , detallaremos de manera breve los requisitos que le son solicitados a los propietarios.

Para el inquilino

  • Documento Nacional de Identidad (original y copia).
  • Documentación identitaria de las personas que vivirán en el inmueble, se ser así.
  • Último recibo de Nómina, correctamente sellada y firmada.

En el caso de de que el inquilino sea extranjero:

Para el propietario

  • Documento Nacional de Identidad (original y copia).
  • Certificado energético de la vivienda.
  • Cédula de habitabilidad.
  • Documentos que certifiquen la propiedad
    • Escritura de la propiedad
    • Último recibo del IBI y las facturas pagas de suministros básicos.

Contrato de arrendamiento: el principal documento en el proceso de alquiler

En puntos anteriores, hemos especificado cada los principales requisitos para alquilar un piso. No obstante, el paso más importante de la operación es la firma de un contrato de alquiler o de arrendamiento. De manera concreta, una de las mayores recomendaciones en relación a su concreción es la verificación de que absolutamente todos los puntos se encuentren de una manera bien redactada. Esto servirá para tener la garantía de que todo marcha bien, y que no queden dudas sobre lo que establece el vínculo.

Al mismo tiempo, también se debe tener en cuenta que el plazo normal para pagar la renta del alquiler es del 1 a 5 de cada mes. Además, según lo establecido por en la ley, se debe permanecer en el lugar por un mínimo de seis meses.

El contrato de arrendamiento se encuentra regulados por la ya mencionada ley de arrendamientos.  Una de sus últimas modificaciones estuvo vinculada a la durabilidad del acuerdo en dos sentidos concretos:

  • 5 años si el propietario es una persona fisca
  • 7 años si el propietario de la vivienda es una empresa

Sin embargo, más allá de la libertar de pacto y acuerdo entre las partes para fijar el tiempo de durabilidad del mismo, la relación puede prorrogarse según condiciones específicas reguladas por la ley. Uno de los principales cambios en la nueva ley de vivienda tiene que ver con este punto con la definición de zonas tensionadas.

Este nuevo concepto que incluirá la nueva ley de vivienda se hace referencia a los lugares en los cuales los costes de alquiler han variado en más de 5 puntos arriba del IPC durante 5 años. A su vez, se incluyen las zonas en las cuales el precio medio supera el 30% en relación a los ingresos medios por familia/hogar.

Aspectos a considerar al alquilar una vivienda en España

Por ultimo, y considerando la importancia de la durabilidad del contrato de arrendamientos, queremos menciona algunos aspectos que deben ser tenidos en cuenta antes de firmar el mismo.

En primer lugar, es necesario verificar el piso. Con esto nos referimos a sacar fotos del lugar, por ejemplo, debido a que los propietarios de la vivienda suelen recordar el estado en el que la dejaron. Se deber poseer una copia del inventario. La misma deberá estar correctamente firmada por los propietarios.

Además, después de haber finalizado el contrato de arrendamiento, se podrá recuperar la fianza. Los requisitos para esta situación pueden llegar a variar de una comunidad a otra. Por lo que se debe prestar atención a los detalles de la comunidad en la que se busca alquilar el piso sobre dicho tema. Asimismo, el piso debe poseer de manera obligatoria un contrato con el seguro contra incendios ya que así lo establece la ley. Pero es recomendable contratar seguros adicionales.

Por su parte, en caso de ser alumno, se debe hacer retribución de un escrito de la institución de estudio, en donde ser pueda verificar que se trata de un alquiler para estudiantes. A su vez, debe estar cancelado un mes de pago por adelantado; poseer hasta dos meses de Depósito, que será reembolsado al culminar el contrato; y por último, un mes de paga o cancelación por los servicios inmobiliarios, si así fuese el caso.

¿De que se trata la posibilidad de solicitar un seguro de caución?

Por otro lado, existe la opción del seguro de caución para alquiler. Se trata del seguro de garantía que tiene como función la protección y seguridad de un contrato. Dicha garantía se encarga de proteger ambos lados que se encuentren implicados en el negocio. Este seguro evita los extravíos que puedan ocurrir tras la carencia de ciertos compromisos por parte del tomador del seguro.

Los seguros de caución son una muy buena solución para aquellos individuos que no tienen garantías propietarias, pero esto no quiere decir que sean económicos. En distintos casos, el precio a cancelar puede integrar un mes y medio de alquiler y una cota de costos de las expensas. Se cancela dicho seguro antes de alquilar en cuota con intereses o en efectivo.

Hasta aquí te hemos detallado cuales son los requisitos para alquilar un piso en España. Si te has quedado con alguna duda, te invitamos a que nos dejes tu comentario al finalizar el artículo. Desde Oi Realtor te responderemos a la brevedad. Además, si necesitas de asesoramiento legal puedes ponerte en contacto en el número que aparece en la imagen.

Por otra parte, si te encuentras en algún tipo de situación que requiera asesoramiento legal y profesional puedes ponerte en contacto con nosotros. Nuestros asesores te brindarán la mejor información, con la mayor confidencialidad para poder alquilar tu próxima vivienda de manera exitosa.

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Si eres el propietario de una vivienda en alquiler o, el inquilino de una casa, te explicaremos cuándo finaliza la prórroga legal del arrendamiento. En OI REALTOR, deseamos compartir la información más relevante en el mundo inmobiliario. ¿Quieres conocerla? Te invitamos a leer el siguiente post.

Cuando el dueño de una propiedad coloca su piso en alquiler entabla una relación de cordialidad con su inquilino, en donde se establecen cláusulas que cada uno se compromete a cumplir en un contrato de alquiler. Este, tendrá una fecha de caducidad por lo que, el arrendatario abandonará la vivienda y, la propiedad regresará a su dueño, para que la utilice como prefiere.

Sin embargo, hay ocasiones en la que se realiza una prórroga legal del arrendamiento, en la que el inquilino permanece en la vivienda por un período mayor, al acordado en el contrato. Puede ocurrir que, el arrendatario no quiera regresar el inmueble cuando finalice la prórroga y, el dueño inicie una demanda para recuperar su casa. Descubre cómo funcionan los contratos de arrendamiento, qué es la tácita reconducción y qué, instancia judicial se necesita para recuperar el piso. ¡Sigue leyendo!

Conoce cuándo finaliza la prórroga legal de un arrendamiento

Una de las cosas más importantes a la hora de poner una vivienda en alquiler es, sin lugar a dudas, saber cuándo finaliza el contrato de arrendamiento. Tanto los inquilinos, como los propietarios deben conocer el tiempo de permanencia por la que, la vivienda se encontrará en posesión del arrendatario, hasta el día en que sea devuelta a su dueño.

La duración del contrato del arrendamiento, no será la misma para cualquier tipo de vivienda, ya que de acuerdo al año en el que se haya celebrado el contrato, se aplicará la ley de arrendamientos urbanos que, se encontraba vigente al tiempo de la firma. Si quieres conocer cuándo finaliza la prórroga legal del arrendamiento, quédate leyendo.

En este post, hablaremos acerca de los contratos de arrendamientos celebrados entre 1995 y 2013, luego haremos mención sobre el estatuto legal de los contratos firmados entre 2013 y 2019, y la nueva forma que adquieren los contratos desde marzo del 2019. Descubre cuando tienen que finalizar cada uno de ellos, de acuerdo a la ley que se encontraba en auge, en esos años.

Duración de los contratos de alquiler celebrados entre 1995 y 2013

Durante estas décadas se celebraron un sinfín de contratos de arrendamiento, cuya finalización la debían establecer el propietario y el inquilino. Si el acuerdo al que, se había llegado era de una permanencia menor a los cinco años, el contrato debía indicar que duraría un año.

Cuando surgiera el vencimiento del mismo, el inquilino podría renovarlo por un año más si así lo quisiera, lo que implicaría una prórroga legal del arrendamiento. Si el arrendador no estuviera en contra, se podría realizar una prórroga anual, hasta alcanzar la finalización a los 5 años de rentado el piso.

Esta posibilidad de prorrogar el alquiler de la vivienda, aunque se haya establecido un plazo inferior a los 5 años, es un derecho que invita a que el inquilino posea la vivienda por el término de media década. Si en cambio, el arrendatario quiere disponer del inmueble por mayor tiempo y, el arrendador está de acuerdo, podrá hacerlo por tres años más. Esto se establece en el artículo 10 de la ley de arrendamientos urbanos.

¿Cómo se realiza la prórroga legal de arrendamientos en los contratos firmados entre 2013 y 2019?

Aquí, también la duración del contrato de alquiler será acordada por las partes interesadas, como lo son el arrendador y el arrendatario. Pero en esta ocasión, se puede firmar un contrato inferior a los tres años que, se podrá prorrogar todos los años, hasta que se alcance el límite acordado de los 3.

La opción de realizar una prórroga legal del arrendamiento, habilita al inquilino a poseer la vivienda por al menos 3 años, aunque haya indicado en un principio que su estadía sería menor. Alcanzado el límite acordado, si el arrendatario quisiera mantenerse en ese piso por un año más podrá hacerlo, si el arrendador se encuentra de acuerdo.

En este caso, el artículo que contempla este tipo de prórroga legal del arrendamiento es el 10, de la ley de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas. Lo indicamos a continuación:

“Si llegada la fecha de vencimiento del contrato, o de cualquiera de sus prórrogas, una vez transcurridos como mínimo tres años de duración de aquel, ninguna de las partes hubiese notificado a la otra, al menos con treinta días de antelación a aquella fecha, su voluntad de no renovarlo, el contrato se prorrogará necesariamente durante un año más”.

¿Qué ocurre con los contratos de arrendamiento firmados desde 2019?

Los contratos de arrendamiento que se han realizado desde el año 2019, tienen una duración de 5 años en el caso de que el arrendador se identifique como una persona física. Pero, se agrega un cambio importante, con respecto a los contratos que se celebraron en tiempos anteriores; ya que, si el arrendador es una figura jurídica, el contrato podrá tener una duración de 7 años.

Como en las ocasiones anteriores, aquí se podrá realizar una prórroga legal del arrendamiento, siempre que el dueño de la vivienda esté de acuerdo. El inquilino podrá extender su permanencia en la propiedad durante 3 años más, lo que permitirá una permanencia mayor que, la celebrada en los contratos de décadas anteriores.  

¿Es posible una tácita reconducción?

En los apartados anteriores, mencionamos cómo actuaba la ley ante las prórrogas legales de arrendamiento. Establecimos cuál fue la duración de los contratos celebrados entre 1995 y 2013, porque en este último año citado se produjo una modificación en la LAU, lo que modificó la duración de los contratos en los años posteriores.

El año 2019, también fue partícipe de una nueva modificación que, se mantiene hasta el momento presente en que se redacta este post. Cuando se hablaba de la prórroga legal del arrendamiento, se establecía la finalización del contrato en un cierto período, pero si el contrato ha finalizado y, el inquilino continúa en el inmueble, se indica que hay tácita reconducción.

Para que esto ocurra, será necesario que la prórroga legal de arrendamiento haya concluido y que, el inquilino permanezca durante más de 15 días en la vivienda alquilada. Si el arrendador no se opone a la permanencia del inquilino, se deberá firmar un nuevo contrato de alquiler.

¿Qué duración debe tener el contrato firmado por tácita reconducción?

Como se trata de un nuevo contrato, se tienen que establecer nuevas cláusulas de duración y estas, se encuentran en el código civil. Las presentaremos a continuación:

  • La duración puede extenderse por años, si se realiza una renovación con cada 1 de enero
  • También, puede ser mensual. Si el inquilino necesita algunos meses para buscar una nueva propiedad, el contrato no necesariamente debe indicar que se tratará de un año
  • La duración puede ser de unos pocos días

¿Se puede finalizar la prórroga legal del arrendamiento?

Las prórrogas del alquiler se realizan, porque el arrendador se encuentra de acuerdo con la moción del inquilino, en permanecer más tiempo en la vivienda. Pero, puede ocurrir que el dueño le comunique al arrendatario que requiere la casa, si este no está de acuerdo y permanece en ella, una vez terminado el contrato, el propietario deberá iniciar una demanda.

Esta se conoce con el nombre de desahucio e, indica que el inquilino debe desalojar la vivienda, para que el arrendador pueda recuperarla. De este modo, se da por finalizado el contrato de alquiler y, no existe posibilidad de prórroga del arrendamiento o, tácita reconducción.

Si necesitas ayuda para alquilar tu piso o deseas alquilar una vivienda, acude a OI REALTOR

Prórroga legal del arrendamiento

¿Deseas poner tu piso en alquiler o, quieres alquilar el mejor piso de la zona? No tienes de qué preocuparte, en OI REALTOR te brindaremos la información que, necesitas conocer para transformarte en el mejor propietario o inquilino. Te invitamos a ingresar a nuestro sitio web, para indicarte los servicios con los que contamos.

Si tienes alguna inquietud, recuerda que puedes escribir al número de WhatsApp que, se encuentra debajo de la publicación. Además, nos gustaría conocer tu opinión acerca de la nota, puedes dejar tu mensaje en los comentarios.

Creemos que este post puede ser de tu interés, te invitamos a leerlo:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Prórroga legal del arrendamiento

Si decides firmar un contrato de alquiler con la finalidad de que el inmueble se use como vivienda, necesitas saber cuáles son tus obligaciones y derechos. Ya seas el arrendador / propietario o el arrendatario / inquilino. Estas obligaciones y derechos se ven reflejadas tanto en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), como en algunos preceptos del Código Civil (CC). Por eso hoy con Oi Realtor te contamos todo lo que necesitas saber sobre el contrato de alquiler, su duración, las cláusulas nulas y las condiciones.

¡No te lo pierdas y continua leyendo!

Duración del contrato

El tiempo por el cual el propietario proporcionará el uso de la vivienda al inquilino se determinará por acuerdo entre las partes, donde se excluyen plazos indefinidos. El arrendador y arrendatario pueden pactar cualquier plazo. De no hacerlo, se comprenderá que el contrato tiene una duración de un año.

Sin embargo, e independientemente de la duración acordada, el inquilino tendrá derecho a prorrogar el contrato por un mínimo de tres años de durabilidad. De esta forma, aunque se haya acordado un plazo de uno o dos años, si el inquilino decide quedarse en la vivienda, podrá hacerlo. Incluso lo puede realizar sin el acuerdo del propietario hasta un máximo de tres años.

Asimismo, si el contrato entra en la prórroga obligatoria para el propietario, tendrá la opción, a partir del primer año de duración, de poner fin al contrato. Siempre y cuando la vivienda sea necesaria para sí mismo o para un familiar de hasta primer grado como hijos, padre o madre.

Esta necesidad puede presentarse por varios motivos:

  • Cuando el propietario se queda sin vivienda para sí mismo.
  • Si se llega a presentar la necesidad de que alguno de los padres del propietario lo necesite.
  • Cuando uno de sus hijos se quiere independizar y no tienen otra vivienda.
  • En el supuesto de que el propietario esté viviendo en el exterior y quiera volver a España al jubilarse y necesite el inmueble alquilado.

Contrato de alquiler: duración, condiciones y cláusulas nulas

¿Cuáles son las condiciones de la vivienda?

Otra de las obligaciones del propietario, junto con la entrega de la vivienda, es el mantenerla en las condiciones acordadas determinadas al inicio del contrato. Esto implica que el propietario debe llevar a cabo las obras de reparación necesarias, así la vivienda cumplirá con las condiciones de habitabilidad.

Por ejemplo, si la vivienda se entrega con un determinado sistema de calefacción o refrigeración, las reparaciones de esos servicios correrán a cargo del propietario. No es legítimo un acuerdo donde el inquilino asuma las obras de reparación.

Sin embargo, la obligación de reparar la vivienda tiene dos excepciones:

  • Cuando los daños en la vivienda son causados por el inquilino de forma voluntaria o negligente.
  • Si fueran necesarias pequeñas reparaciones derivadas del uso cotidiano, que son una obligación del inquilino.

La diferencia entre obras de reparación a cargo del propietario y las que están a cargo del inquilino no se especifica en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Entonces son los tribunales quienes determinan qué tipo de obras se incluyen en cada concepto.

Por ejemplo, el propietario tendrá que costear las reparaciones de goteras y humedades, así como también las del sistema eléctrico. Mientras tanto, el inquilino debe efectuar reparaciones como arreglar unas grietas superficiales o cambiar alguna pieza de la lavadora si es necesaria para que funcione.

El pago de la renta en el contrato de alquiler

Sin ninguna duda, la obligación principal del inquilino es satisfacer la renta en el tiempo y forma acordados, y, normalmente, el pago se realiza de manera mensual. 

Actualización del pago

La actualización o aumento de la renta se podrá llevar a cabo siempre con la previa notificación por el propietario. Además, tendrá que haber sido mencionado con anterioridad en el contrato para que se pueda proceder a realizar dicha actualización. Aunque esta sea la manera más común de pagar por el uso de la vivienda, el art. 17.5 LAU, también admite desde 2013 que las partes acuerden que la renta quede reemplazada. Ya sea por la realización de unas determinadas obras de reparación o reforma, pero esto no supone que el inquilino deje de tener los derechos de la LAU.

Por ejemplo, si la vivienda presenta defectos en la cocina al momento de alquilarla, el inquilino puede asumir la responsabilidad de ponerla en condiciones. Esto se realizará a cambio de una reducción de la renta, ya sea total o parcial. También dependerá de la entidad de las obras. Esto significa que el inquilino no tendrá que pagar ninguna renta en dinero, pero sí llevar a cabo obras de rehabilitación.

Al iniciar el contrato, el inquilino tiene la obligación de prestar fianza y esta es equivalente, como mínimo, a una mensualidad de renta. Sin embargo, ambas partes pueden pactar una fianza de mayor cantidad o incluso otras garantías. Estas últimas podrán ser avales o la obligación de contratar un seguro que cubra el riesgo de impago de la renta o daños dentro de la vivienda.

Resolución del contrato de alquiler

Asimismo, el inquilino tiene la obligación de no provocar daños en la vivienda, más allá del desgaste cotidiano. Tampoco deberá realizar actividades insalubres, ilícitas, peligrosas o molestas en la vivienda. Cualquiera de estas actividades le permitiría al propietario solicitar la resolución contractual.

El inquilino también deberá tener en cuenta que el propietario puede pedir la resolución del contrato si deja de habitar en la vivienda. Exceptuando si todavía reside el cónyuge o los descendientes del inquilino. También el propietario tendrá derecho a la resolución, si el inquilino subarrienda o cede la vivienda a un tercero sin el previo consentimiento.

Incluso, a partir del año 2013, se les facilitó a los propietarios la forma para poder ponerle fin al contrato de alquiler. Siempre y cuando esté la venta de la vivienda o cuando tiene lugar una ejecución hipotecaria sobre el inmueble. Además, si el contrato de arrendamiento no fue inscrito en el Registro de la Propiedad, el nuevo propietario de la vivienda alquilada, podrá ponerle fin al mismo.

El Tribunal Supremo comprendió que es difícil considerar que un comprador actúa de buena fe, si no sabe que había un inquilino en la vivienda. Debido a que esto significa que no comprobó físicamente que el lugar estaba alquilado. En este caso, la buena fe sólo se puede entender en la compra de múltiples viviendas por parte de fondos inmobiliarios. De esta manera se da a conocer la dificultad que significa comprobar el estado de cada una de las viviendas. Ocurre lo mismo con el abandono de la vivienda si el contrato de alquiler no está inscrito en el registro. El inquilino no tendrá derecho a ninguna indemnización si el nuevo propietario decide ponerle fin al contrato.

Las cláusulas nulas

Las cláusulas que con más frecuencia aparecen en los contratos. Se las denomina cláusulas nulas por incumplir la Ley de Arrendamientos Urbanos:

  • Cuando al contrato se lo denomina comocontrato de temporada”, pero realmente no tiene dicha finalidad. Sino que es permanente y tiene la intención de excluir la LAU.
  • Cuando se elimina el derecho a prórroga de hasta tres años.
  • Es una cláusula nula cuando en el contrato se le hace renunciar al inquilino de su derecho a desistir del contrato de forma unilateral. O exigirle que haya pasado un plazo estipulado mayor a seis meses requerido por la LAU.
  • Si en el contrato se obliga al inquilino a asumir los gastos de las obras de reparación de la vivienda cuando en realidad son obligación del propietario, es una cláusula nula.
  • Y, es una cláusula nula si se le exige al inquilino que permita el acceso a la vivienda al propietario bajo cualquier circunstancia. La vivienda alquilada está protegida por el derecho de inviolabilidad del domicilio del inquilino. Lo que significa que el propietario deberá tener el consentimiento para entrar en ella o bien una autorización judicial.

Contrato de alquiler: duración, condiciones y cláusulas nulas

Esperamos que este post sobre todo lo que necesitas saber del contrato de alquiler, te haya sido útil. Si tienes algún comentario para hacernos o crees que nos faltó mencionar algo, puedes escribirnos en la casilla debajo del post. ¡Nos interesa mucho tu opinión!

¡No te olvides de compartirla en tus redes!

Si estás pensando en alquilar o vender tu propiedad o buscas un lugar para arrendar, con Oi Realtor podemos brindarte la ayuda y el asesoramiento que necesitas. ¡No dudes en contactarte con nosotros!

Y si quieres seguir leyendo sobre alquiler, propietarios, te recomendamos la siguiente nota:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Hoy con Oi Realtor te contamos qué es, cómo funciona y las ventajas que presenta el contrato de alquiler con opción a compra.

¡No te lo pierdas y continúa leyendo!

¿Qué es el alquiler con opción a compra?

El alquiler con opción a compra se caracteriza principalmente por una estabilización del precio de la vivienda que el arrendador está alquilando, ya que supone en el futuro la compra de la misma. Al ser una inversión a largo plazo representa un gran ahorro para los inquilinos. Este formato de contrato cuenta con ventajas y es una opción muy utilizada en la actualidad.

Incluso, cada vez son más las personas que hacen uso de este tipo de contrato de alquiler. Este incluye la compra y el arrendamiento de un inmueble. Es decir que podrás vivir alquilando mientras pagas la futura casa que te gustaría adquirir.

¿Cómo funciona el alquiler con opción a compra?

El alquiler con opción a compra funciona prácticamente como un contrato de alquiler normal, sin embargo el contrato de arrendamiento a su vez incluye dos subcontratos. Se lo conoce como contrato mixto o doble. Una de sus partes sería el alquiler del inmueble durante un tiempo estipulado y la otra, el contrato con la opción a compra del mismo.

Uno de ellos es básicamente un contrato de alquiler al uso, con todos los acuerdos de arrendamiento. El otro es el que determina todo lo relacionado con la opción a compra. Se refiere a: 

  • Los plazos para ejercerla.
  • El porcentaje de descuento que se hará en caso de pasar a compra.
  • El acuerdo determinado.
  • El precio de venta en el momento de firmar el contrato.
  • Todo lo relacionado con el seguro adquirido.

De manera que podríamos decir que el alquiler con opción a compra es una opción de adquirir en un tiempo futuro relativamente corto el inmueble que en un primer lugar será solamente arrendado.

Contrato de alquiler con opción a compra

Los requisitos mínimos que debe tener

El alquiler con opción a compra es un contrato atípico, ya que no aparece expresamente regulado en el Código Civil. De todos modos, se encuentra aceptado y reconocido en el Reglamento Hipotecario y en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Por ello, es sumamente importante que todas las condiciones queden bien especificadas en el documento legal.

Al ser un contrato mixto en él se reflejan claramente todas las condiciones relativas al arrendamiento y a la compra. A continuación te mostramos las cláusulas que deberían incluirse en el contrato de alquiler y en el de compraventa:

Contrato de alquiler

  • Plazo durante el cual el inquilino podrá arrendar la vivienda.
  • Plazo durante el cual el inquilino podrá ejercer su derecho a la compra.
  • Monto mensual del alquiler.
  • Responsabilidad sobre los gastos.

Contrato de compraventa:

  • La voluntad del propietario de vender al arrendatario la vivienda si este se muestra interesado en su compra.
  • Precio de venta de la vivienda.
  • Porcentaje, ya sea fijo o variable por años, de las cuotas del alquiler realizadas hasta el momento de la compra, a descontar del precio de venta.
  • Cantidad de la prima inicial a cargo del arrendatario por el derecho a la compra, si es que la hubiera.
  • Modo y plazo para ejercer la opción a compra.

Beneficios de este tipo alquiler 

Como todo tipo de contrato que alberga más de una opción, el alquiler con derecho a compra tiene sus ventajas y sus desventajas y es necesario conocerlas. 

Entre los beneficios del alquiler con derecho a compra podemos encontrar los siguientes:

  • Los gastos de alquiler. En cualquier caso también estaríamos pagando si no tuviésemos la opción a compra, se van acumulando a nuestro favor. De esta forma una ventaja de este tipo de contrato es que estaríamos “ahorrando” el dinero del alquiler al mismo tiempo que usamos la vivienda. También podríamos ir pagando en cuotas por el precio del alquiler, un inmueble que con el tiempo podría ser nuestra propiedad.
  • El precio final de la vivienda es cada vez más bajo. Esto se debe a que estaremos pagando la cuota de alquiler. Además, en cualquier momento podemos completar la compra definitiva, la hipoteca o préstamo para la total adquisición del inmueble y será mucho más reducido. Algo inimaginable en el caso de un préstamo hipotecario completo.
  • Es mucho más sencillo demostrar la credibilidad a la hora de pedir un préstamo ante una entidad bancaria.
  • Siempre se estará en ventaja a la hora de comprar un  inmueble, en caso de que el propietario decida ponerla a la venta.
  • Como el acuerdo está pactado, si suben los precios de las viviendas este se mantendrá congelado. Siempre en relación a los precios del mercado inmobiliario del momento de la firma del contrato.
  • Un beneficio del propietario es que se asegura durante todos los meses el pago por arrendamiento. Si se diera el caso de que el inquilino no paga, la opción de compra desaparece.

Es una opción muy interesante, más aún teniendo en cuenta la situación actual y la imposibilidad para una persona con un sueldo medio de adquirir una vivienda. Esto último, sobre todo, se debe a que los precios de venta dentro del mercado inmobiliario son muy caros.

Factores y condiciones a tener en cuenta

Este tipo de contratos conlleva también unas condiciones, factores y desventajas donde marcamos las siguientes:

  • El precio de compraventa será el mismo del momento de establecer el contrato. Lo que significa que si el valor de las viviendas bajan, se mantendrá el precio y se estará pagando una suma más elevada que la del mercado inmobiliario del momento. También puede ser un beneficio, en el caso de que los precios suban.
  • Aunque no siempre es obligado, el propietario puede establecer una prima inicial por el derecho que ofrece para la opción a compra. En el caso de que el inquilino no ejerza el derecho a compra, se perderá la prima y las cuotas pagadas.
  • Si el contrato de alquiler se prorroga, se perderá el derecho a compra que se establece inicialmente. Ya que, son 2 contratos distintos.
  • Durante el tiempo que dure el contrato, una obligación del propietario es que debe mantener el contrato sin alquilar, ceder o vender el inmueble a terceros.

  • El inquilino que haya firmado el contrato de alquiler con derecho a compra, tiene la exclusividad para la compra de la vivienda.
  • El precio que se establece en el contrato no se puede modificar ni por el propietario, ni por el inquilino. Sin embargo, el precio del alquiler sí que puede variar siempre en función del IPC.
  • Si el inquilino arrendatario se retrasa en el pago del alquiler por un tiempo superior a 2 meses, pierde el derecho a compra del contrato de alquiler.

Contrato de alquiler con opción a compra

El funcionamiento del contrato en temas fiscales

En cuanto a los temas fiscales, el alquiler con opción a compra está está sujeto a varias posibilidades. El primer caso es que si se hace el pago de la prima inicial establecida por el propietario este tiene que ser declarado. Pero el inquilino no podrá eximir el pago.

Además si en el contrato sólo se establece un precio y un plazo, el propietario tiene que declararlo y el inquilino podrá deducirse ese pago. Y cuando se realice el pago final de la compra, el propietario tendrá que declarar la ganancia de ese patrimonio.

Por otra parte, tanto las partes pagadas del alquiler como la opción de compra se pueden eximir del IRPF. Siempre en noción de adquisición de compra habitual.

¿Cómo debe ser el contrato de alquiler con opción a compra?

Este contrato incluye los apartados relacionados con ambos procesos en los subcontratos. Aquí se recogen los acuerdos entre ambas partes, así como la estipulación de los plazos a seguir. Sin embargo, existen diferentes ejemplos y modelos de contrato de alquiler con opción a compra y básicamente incluyen lo siguiente:

  • Datos del arrendatario.
  • Datos del arrendador o propietario.
  • Ambos exponen su interés en la opción de alquiler con opción a compra.
  • Plazos del contrato y posibilidad de prórroga del mismo.
  • Cláusulas y datos legales que regulan la opción.
  • Objeto, destino y uso del arrendamiento.
  • La fianza, seguro y garantía.
  • La renta convenida.
  • Gastos.
  • Opción a compra y plazos para ejecutar esta opción.
  • Otros asuntos como prohibiciones y cláusulas impuestas por el propietario, siempre y cuando respeten la normativa vigente.
  • Políticas de cancelación.
  • Firma de ambas partes.

Aunque no es obligatorio, una vez el contrato cumpla todos los requisitos establecidos por ley, sea firmado por ambas partes y estén de acuerdo tanto el propietario como el inquilino, el contrato podrá inscribirse en el registro de propiedades.

Contrato de alquiler con opción a compra

Esperamos que este post sobre todo lo que necesitas saber del contrato de alquiler con opción a compra, te haya sido útil. Si tienes algún comentario para hacernos o crees que nos faltó mencionar algo, puedes escribirnos en la casilla debajo del post. ¡Nos interesa mucho tu opinión!

¡No te olvides de compartirla en tus redes!

Si estás pensando en alquilar o vender tu propiedad o buscas un lugar para arrendar, con Oi Realtor podemos brindarte la ayuda y el asesoramiento que necesitas. ¡No dudes en contactarte con nosotros!

Y si quieres seguir leyendo sobre alquiler, propietarios, te recomendamos la siguiente nota:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Hoy con Oi Realtor, te contamos de uno de los aspectos más importantes para tener en cuenta antes de alquilar tu propiedad: El Contrato de Alquiler Vacacional. Es difícil reunir toda la información necesaria para este documento debido a que cada alquiler vacacional es diferente. Además las condiciones pueden variar en función de cada propiedad. Por ello tenemos preparada esta guía para contarte todo lo que necesitas saber.

¡No te lo pierdas y sigue leyendo!

¿Qué es un contrato de alquiler vacacional?

El contrato de alquiler vacacional se conforma cuando el propietario pone a disposición del huésped el uso y disfrute de un determinado bien inmueble. Este último lo ocupará y dará uso vacacional, de ocio, turismo o similares. Mientras tanto el arrendatario se responsabiliza a satisfacer un pago popularmente conocido como “alquiler”. Hay que tener en cuenta que cuando hablamos de alquileres vacacionales nos referimos a que las estancias no pueden ser mayores de 31 días. Distinto es el alquiler por temporada.

Existen dos tipos de contrato adaptado bien para alquilar la totalidad de una vivienda por una temporada vacacional o para un uso turístico. Para alquilar la vivienda de forma permanente o habitual, se utiliza el contrato de alquiler de vivienda habitual. Para alquilar únicamente una de las habitaciones de la vivienda, ya sea por una temporada vacacional, de forma permanente o por una temporada, se utiliza el contrato de alquiler de habitación.

Si quieres saber todas las diferencias que hay entre los alquileres vacacionales y alquileres por temporada, te recomendamos este post.

¿Por qué necesito un contrato de alquiler para vacaciones?

La importancia de un contrato de alquiler en la vivienda vacacional yace en que es un documento dónde queda expresamente reiterado por escrito y firmado el acuerdo comprendido entre ambas partes. Además, en este contrato se clarifican las normas de la casa y las posibles consecuencias del incumplimiento de las mismas. Por ello es que al realizar este tipo de contrato de alquiler vacacional quedan protegidos tanto huésped como propietario en caso de que se produzcan problemas o disconformidades.

Como ya te darás cuenta, es de mucha importancia ya que en caso de conflicto el contrato de alquiler vacacional será como un salvavidas. Con él podrás demostrar que la otra parte había aceptado y firmado un documento donde hay constancia de todas las normas y condiciones del alquiler.

La importancia de un contrato de alquiler en la vivienda vacacional

¿Es obligatorio en España?

La normativa de los alquileres vacacionales es un tanto compleja, ya que el poder legislativo suele recaer en las Comunidades Autónomas.

Este contrato de alquiler es uno de los elementos más importantes, pues, como ya mencionamos, modera las relaciones entre el propietario y el huésped. En España, cada Comunidad Autónoma tiene la autoridad para regular la promoción y orden del turismo dentro de su territorio. La que se encarga de regular el alquiler de fincas destinadas a viviendas u otros usos es la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Sin embargo, esta ley excluye el alquiler vacacional, dejando esta competencia a las Comunidades Autónomas, provocando que el marco normativo no sea homogéneo.

En lo que se refiere al contrato de alquiler vacacional, no es un requisito obligatorio para rentar un alojamiento vacacional. Sin embargo, Andalucía es la única comunidad que lo considera como un requisito obligatorio. De todas formas, la importancia que tiene este documento es vital al momento de arrendar una propiedad, ya sea que esté impuesto obligatoriamente o no. Sin dudas es lo más recomendable y lo que le dará mayor tranquilidad tanto al huésped como al propietario.

¿Qué sucede si no es obligatorio? 

Para todas aquellas Comunidades Autónomas en las que no es obligatorio el uso de un contrato de alquiler vacacional se deberá incluir:

  1. Los datos personales del gestor o propietario
  2. El número de inscripción de la vivienda en el registro de turismo correspondiente.
  3. La fecha de Check-in y Check-out. 

Pero también hay propietarios que prefieren incorporar cláusulas adicionales, eso ya depende de cada arrendador. Normalmente este tipo de cláusulas añadidas suelen estar íntimamente relacionadas con el comportamiento del huésped: la prohibición de fiestas, mascotas, ruidos a partir de determinado horario, entre otros. Aunque siempre puedes incluir todo lo que consideres importante.

Lo más recomendable es enviar el contrato a los futuros huéspedes antes de su llegada. De esta forma, si hay algún inconveniente al respecto se puede solucionar con tiempo.

Lo que no puede faltar en un contrato de alquiler vacacional

Todo modelo de contrato de alquiler vacacional debe presentar ciertas cláusulas esenciales o básicas.  A continuación revisaremos todas las secciones que no pueden faltar en tu documento:

  1. Datos de la vivienda. La información de la propiedad debe ser detallada: dirección, mobiliario, electrodomésticos, entre otros. Y no puede faltar la descripción del estado en el que se encuentra.
  2. Datos de las dos partes que intervienen en el contrato. Nombre, DNI, domicilio, teléfono y correo electrónico.
  3. La firma de las partes comprometidas. Con nombre, fecha de formalización del contrato y datos de contacto durante la estancia.
  4. Las cláusulas impuestas por el propietario. Siempre y cuando respeten la normativa vigente:

  • Duración del contrato, con día y hora de inicio y de final.
  • Normas de la casa.
  • Obligaciones del inquilino y del propietario.
  • Capacidad máxima de personas que tienen derecho a disfrutar de la vivienda.
  • Estancia mínima requerida.
  • Fianza e información del pago y los métodos de cobro aceptados
  • Renta. Desglose de tarifas y precios del alquiler vacacional. Donde se incluye la cantidad y condiciones de la paga y señal, la tasa de limpieza, la tasa turística (si fuera requerida), el IVA y cualquier otro suplemento adicional.
  • Políticas de cancelación.

¡Después de firmar el contrato solo quedará de disfrutar de tus vacaciones como más te guste!

Contrato de alquiler vacacional: todo lo que necesitas saber

Esperamos que este post sobre el modelo de contrato de alquiler vacacional, te haya sido útil. Si tienes algún comentario para hacernos o crees que nos faltó mencionar algo, puedes escribirnos en la casilla debajo del post. ¡Nos interesa mucho tu opinión!

¡No te olvides de compartirla en tus redes!

Si estás pensando en alquilar o vender tu propiedad o buscas un lugar para arrendar, con Oi Realtor podemos brindarte la ayuda y el asesoramiento que necesitas. ¡No dudes en contactarte con nosotros!

Y si quieres seguir leyendo sobre alquiler, propietarios, te recomendamos la siguiente nota:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas