Etiqueta

Construcción

Explorar

Barcelona Global, agrupación de cerca de 200 empresas y 50 expertos, alerta de la ineficacia política en materia de vivienda. Recomendando un pacto de toda el área metropolitana barcelonesa y la apuesta por la promoción de suelo urbanizable. Medidas necesarias para incrementar el parque de viviendas en Barcelona.

Barcelona y Madrid son las dos ciudades europeas donde más ha subido el precio de las viviendas en alquiler.

Según el índice de HousingAnywhere 2018, elaborado a partir de las rentas por el alquiler de habitaciones, estudios y apartamentos, las dos grandes ciudades españolas se sitúan entre Berlín, Bruselas, Rorterdam, Milán y Viena.
Un hecho que preocupa tanto a los consistorios madrileño y barcelonés. Y que plantea la necesidad de cambiar las políticas de vivienda en la ciudad condal.

Las viviendas en Barcelona encabezan el incremento de los alquileres en toda Europa

Un reciente estudio de la asociación Barcelona Global expone la falta de nuevos proyectos en el mercado residencial barcelonés. Y aconseja la conveniencia de asumir nuevos retos en la promoción inmobiliaria.

Para hacer frente al problema de acceso a la vivienda conviene dar una oportunidad al sector privado“, señala Luís Gualtieri. “Al contrario de lo que viene haciendo el Ayuntamiento de Barcelona“. Añade en relación a la reserva de un 30% de las nuevas promociones a vivienda social.

Según Barcelona Global, entre las medidas más urgentes conviene retomar la recalificación de suelo. “Una demanda que llevan tiempo pidiendo los inversores”, recuerda Gualtieri. “Además de regular los nuevos tipos de viviendas“. Enfatiza el CEO de la agencia inmobiliaria Oí Realtor.

Sin necesidad de aumentar el presupuesto público en vivienda. Tal y como menciona el informe de Barcelona Global.

Hacen falta incentivos a la promoción de vivienda

Barcelona Global es un think tank que reúne a 191 empresas y más de 50 expertos. Una asociación que tiene por objetivo proyectar a Barcelona como una ciudad que atrae talento e impulsa la economía.

Dos propósitos que chocan frontalmente con la escasez de un parque residencial asequible. “Faltan viviendas en Barcelona y esto supone un inconveniente de cara a atraer nuevos residentes“, recuerda Luis Gualtieri.

Los alquileres de habitaciones y viviendas en Barcelona no han dejado de subir

Para alertar de esta circunstancia, Barcelona Global ha publicado un estudio: ‘El reto de la vivienda en Barcelona: propuestas para una solución necesaria‘. Documento que recoge algunas propuestas para mejorar el parque residencial de la ciudad condal.

“El mercado de vivienda asequible ha de ser de alquiler, más que de propiedad“, señala Pau Guardans. “Aunque esto no quiere decir que se trata de vivienda social, ni de que castigue al mercado libre“, añade el presidente de Barcelona Global.

Al contrario, el informe propone crear un nuevo mercado inexistente, de carácter metropolitano. Con el objetivo de dar otro enfoque: “Facilitar mejores coeficientes de edificación a cambio de construir vivienda asequible“. Una jugada para la que resulta necesario contar con la complicidad de la Administración. Tanto estatal, como autonómica y local.

Propuesta ante la falta de viviendas en Barcelona

Esta nueva propuesta se hace pública dos meses después de entrar en vigor de la nueva normativa municipal del Ayuntamiento de Barcelona.

Una medida que impone al promotor la reserva de un 30% de los pisos para vivienda de protección oficial“, recuerda Luis Gualtieri. Una norma criticada desde Barcelona Global, por ser una medida “no consensuada con el sector privado, ni abordada en toda la zona metropolitana“.

Sus efectos, además de negativos, tendrá un impacto limitado por la falta de suelo edificable en la ciudad condal“, apunta M. Hernández (Barcelona Global).

Iniciativa de Barcelona Global en torno al acceso a la vivienda

Quien crea que la problemática de las viviendas en Barcelona res resuelve con un 30% de pisos sociales se equivoca“, añade Hernández.

Hacen falta medidas coherentes, que afecten a toda la corona metropolitana e impliquen al promotor privado“, recuerda Luis Gualtieri.

La ciudad necesita vivienda asequible, no social

La vivienda debe abordarse más allá de una ciudad concreta y contando con el capital privado“, matiza el CEO de Oi Realtor. “Especialmente ahora que la vivienda pública carecer de los recursos necesarios“.

Entre los expertos reunidos por Barcelona Global hay representantes de la arquitectura, la construcción, las finanzas o el urbanismo. Y todos ellos coinciden en que sin resolver el problema de la vivienda, la ciudad no podrá dar el salto definitivo que necesita.

Es urgente incrementar la disponibilidad de viviendas en Barcelona“, señala Pau Guardans. “Viviendas asequible, pero no de carácter social sino enfocadas al mercado del alquiler“.

La oferta de obra nueva en Barcelona no debe aumentar a costa de la iniciativa privada, ni agotar los recursos públicos“, finaliza Luis Gualtieri. “Ha de seducir al capital privado para llevar a cabo nuevas y mejores inversiones inmobiliarias”.

El mercado residencial gerundense crece con fuerza. A lo largo de 2018, el precio de la vivienda nueva en Girona ha subido un 10% hasta superar los 380.000 euros. Todo ello a pesar de las nuevas limitaciones a la promoción urbanística en la Costa Brava.

La vivienda de obra nueva en la provincia de Girona sigue gozando de buena salud. Con una subida media de los precios en torno al 10,1% en 2018, según datos de los promotores.

El incremento se debe sobre todo a las promociones ubicadas en primera línea de costa y en el centro urbano de la capital, señala Luis Gualtieri.

Una vivienda nueva se sitúa por encima de los 380.000 euros“, añade el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor. Gualtieri hace referencia a los últimos datos recogidos en el estudio de la Asociación de Promotores de Cataluña (APCE). Dados a conocer por el Gremio de Promotores y Cons­tructores de Edificios de Girona.

Aunque el balance podría haber sido mucho mejor de no haberse limitado la construcción en la Costa Brava. Una prohibición urbanística que podría saltar de la primera a la segunda línea de mar.

Precisamente una de las dos zonas que más puede impulsar al mercado de la vivienda en Girona“, sentencia Luis Gualtieri. “Unas trabas a la promoción que pueden tener efectos negativos en las inversiones inmobiliarias“.

La vivienda nueva en Girona cotiza al alza

El precio medio de la vivienda nueva en las comarcas de Girona ha crecido un 10,1% en el último año. Hasta situarse en los 383.630 euros. Los datos de Asociación de Promotores de Cataluña (APCE) se centra exclusivamente en aquellos pisos y casas que aún están pendientes de venta.

En toda la provincia existen casi un millar inmuebles“, añade Luis Gualtieri. “Aunque la subida de los precios se debe a las promociones localizadas en primera línea de mar y en el centro de Girona“.

Los promotores argumentan que quienes compran son habitualmente familias y particulares con una vivienda ya en propiedad. Y que ahora desean mejorar.

Lamentablemente, que APCE solo muestre los inmuebles en venta deja fuera aquellas viviendas que aún se están construyendo y se han adquirido sobre plano“, matiza el CEO de Oi Realtor. “Aún así, existían unas 964 viviendas a la venta a finales de 2018, pertenecientes a 270 promociones“.

La vivienda nueva en Girona y la Costa Brava despierta el interés de los compradores

De todos modos, se trata de un mercado heterogéneo. “El precio medio en el Baix Empordà, con gran presencia de casas en venta en Begur, supera los 630.000 euros“, añade. “Mientras que las casas en venta en Girona van más allá de los 302.000 euros“.

En el otro extremos encontramos las comarcas del Ripollès o el Pla de l’Estany. “Donde el precio medio de la obra nueva va de los 133.000  a los 211.000 euros, respectivamente“, señala L. Marsà (APCE).

Girona y Costa Brava: Motores de la vivienda

El informe de los promotores pone de manifiesto el gran interés que despiertan tanto la ciudad de Girona como la Costa Brava“, enfatiza Luis Gualtieri.

Son zonas muy atractivas para el comprador“, señala Marsà. “Lugares donde se ha recuperado la compra de vivienda de reposición entre familias con casa en propiedad“.

Y que ahora buscan una nueva vivienda de mayor tamaño y mejor localización“, señalan desde APCE. “Este proceso de cambio de vivienda ha existido siempre, pero la crisis había conseguido frenarlo“.

Sus protagonistas, al contar con mayores ingresos, liberan propiedades que pueden tener como destinatarios a jóvenes en busca de su primera vivienda“, matizan. “Algo que sucede especialmente en el casco urbano de Girona, ya que las casas en venta en el Maresme o la Costa Brava son más habituales entre segundas residencias de compradores nacionales y extranjeros“.

Aún así, el ritmo de construcción es bajo para los actuales niveles de demanda“, añade Luis Gualtieri. “De hecho, solo un 18% de las viviendas que se venden son de nueva construcción“.

Mientras que la iniciativa es claramente privada, por falta de promociones públicas“, señala. “Hasta el 84% de los nuevos proyectos corresponden a promotores privados“.

Más límites a construir en la Costa Brava

En este contexto, la administración a venido a poner nuevas trabas a la promoción inmobiliaria“, recalca Luis Gualtieri. “En la Costa Brava“.

Inicialmente se estableció la prohibición de construir en primera linea de mar“, señala. “Y ahora se plantea prohibirlo también en segunda línea de costa“.

Miles de viviendas en la Costa Brava podrían dejar de construirse por la nueva moratoria

La Comisión de Urbanismo de Girona está decidida a aprobar un Plan Urbanístico para la Costa Brava. Donde se amplía la moratoria anunciada hace un mes. En ella se limitaba la posibilidad de edificar en más de 1.500 hectáreas de suelo urbanizable. Repartidas entre 17 de los 22 municipios gerundenses. Afectando, como mínimo, a la construcción de 3.000 viviendas.

Mientras que actualmente se pretende ampliar la suspensión de la tramitación de licencias de obra. Quedando prohibida la edificación de terrenos en ocho sectores más durante un año. Zonas que quedarían dentro de una franja de unos 500 metros desde la costa.

De primera línea se ha pasado a segunda línea de mar“, sentencia Luis Gualtieri. “Aún sin existir licencias pendientes, se cree que edificar a menos de medio kilómetro dela costa tendría un impacto negativo en el paisaje“.

La suspensión de las nuevas licencias afecta a 80 sectores de suelo urbanizable en 15 municipios“, finaliza. “Una prohibición que afectaría a 90 hectáreas y cerca de 12.000 viviendas“.

En 2018 se llegaron a vender más de medio millón viviendas en España. Cifra que eleva el listón de cara a este año, a pesar del revés judicial recibido durante el último trimestre. La sentencia relativa al impuesto de las hipotecas no solo no frenará la demanda residencial en 2019, asegura el BBVA Research. Es más, volverá a aumentar la inversión en vivienda.

La escalada del mercado inmobiliario está lejos de tocar techo. Transcurridos diez años desde el estallido de la burbuja, el mercado de la vivienda vuelve a superar el medio millón de ventas en 2018.

El último ejercicio en que se sobrepasó dicha marca fue 2008, con más de 552.000 operaciones anuales. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), 2018 culminó con un total de 515.051 propiedades vendidas. Algo más 10% respecto al año anterior.

Ante dichas circunstancias, el BBVA Research ha publicado recientemente dos nuevos documentos. El Informe Situación en España. Primer trimestre 2019‘ y el ‘Observatorio Inmobiliario. Cuarto trimestre 2018‘.

Estudios donde se recogen las proyecciones de cara a 2019. Con previsión de un incremento del 5,5% en la inversión en vivienda. Y de un 4,9% más en la edificación residencial. En torno a las 550.000 unidades anuales.

Senda alcista que tendrá continuidad a lo largo de 2020.

La compraventa de viviendas crece un 10,1%

La compraventa de viviendas ha superado el medio millón de operaciones anuales en toda España. Concretamente, el pasado 2018 se celebraron 515.051 ventas. Un 10,1% más que en el año anterior, según la ‘Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad. Año 2018‘ del INE.

Se trata de la cifra más elevada desde 2008. A pesar de que la actividad inmobiliaria moderó su crecimiento respecto a 2017. El balance ha sido positivo tanto para las viviendas de segunda mano como para las de obra nueva. Y permite encadenar cinco años consecutivos al alza en volumen de compraventas. Tras crecer un 2% (2014), un 11,5% (2015), un 14% (2016) y un 15,4% (2017).

Inversión en vivienda: En 2018 se completaron más de 515.000 transacciones

Por tipología de inmuebles, el crecimiento de las operaciones sobre vivienda usada ha sido del 9,9% interanual (422.531 transacciones). Frente al 11,1% interanual (92.520 transacciones) registrado por la vivienda nueva.

Mientras que,una vez más, la vivienda libre ha vuelto a superar a la vivienda protegido. Concretamente, un 90.3% de las transacciones correspondieron a inmuebles de iniciativa privada. Muy por delante del 9,7% correspondientes a la iniciativa pública.

¿Qué dirán ante esto algunos ayuntamientos que quieren obligar a promover un 30% de vivienda social?“, señala Luis Gualtieri. El responsable de la agencia inmobiliaria Oi Realtor hace referencia a la imposición llevada a cabo por el Ayuntamiento de Barcelona.

La inversión la vivienda no tendrá freno

Tal y como ponen de manifiesto los datos del BBVA Research, el mercado inmobiliario volverá a crecer en 2019.

Las estadísticas de la entidad, elaboradas a partir de datos del Consejo General del Notariado y del Colegio de Registradores, reflejan que “el incremento de las ventas se moderó respecto a años anteriores“. Señalan los informes del BBVA. “Sin embargo, el bache provocado por la incertidumbre en torno al impuesto de las hipotecas ha sido finalmente superado“, aclara Luis Gualtieri.

El BBVA Research prevé que la inversión en vivienda se incremente un 5,5% en 2019. Y un 5,6% en 2020. Ligeramente por debajo del repunte registrado hace un año (+6,2%).

Previsiones de construcción e inversión en vivienda para 2019 y 2020 en España

Frente a los niveles de construcción. Que se estima que crezcan un 4,9% este año. Y un 4,7% el año próximo. Los datos pertenecen al ‘Informe Situación España’ elaborado del servicio de estudios del BBVA.

El informe apunta a que la inversión en vivienda volverá a ser una de las partidas más dinámicas de la demanda inmobiliaria durante los próximos dos años. Previsión apoyada en que la evolución de la economía siga generando empleo. Y que el escenario de bajos tipos de interés persista durante los próximos meses.

se prolong

El informe señala que se espera que la capacidad de la economía de seguir creando ocupación y la persistencia de un escenario de tipo de interés bajos sigan favoreciendo el crecimiento de la demanda residencial, si bien a tasas algo más moderadas que las observadas entre 2014 y 2017 , cuando la venta de viviendas creció a una media anual en torno al 15%.

Evolución “favorable” de la actividad constructora

Según el BBVA Research, la demanda residencial seguirá creciendo. Aunque de una manera más moderada al periodo comprendido entre 2014 y 2017. Cuando la compraventa de viviendas aumentaba a un ritmo anual cercano al 15%.

El informe de situación del BBVA llega pocos días después de la publicación del Observatorio Inmobiliario correspondiente al último trimestre de 2018.

Los datos de la entidad señalan una recuperación del sector en diciembre. Tanto en lo relativo a la venta de viviendas como a la firma de hipotecas. Mes que sirvió para recuperar algo del terreno perdido durante los meses de octubre y noviembre. A consecuencia de la sentencia del Tribunal Supremo.

Balance de la inversión en vivienda en los últimos años, según el BBVA Research

De hecho,el balance general del cuarto trimestre fue negativo. Con una caída del 6,6% en la venta de viviendas. Que supuso el primer trimestre a la baja tras 14 consecutivos al alza en el número de operaciones.

Mientras que la La firma de hipotecas apenas pudo crecer un 5,1% en diciembre. Tras las caídas registradas en octubre y noviembre. Hecho que dejó un balance general negativo del 5,1% interanual.

En cualquier caso, tras varios años con pobre balance en la construcción de viviendas y una importante reducción del stock de vivienda, somos optimistas de cara a 2019“, sentencia Luis Gualtieri (Oi Realtor).

Existen incentivos a la edificación de nuevos proyectos residenciales adaptados a los nuevos requerimientos del cliente“, añade. “Confiamos en una evolución favorable que permita consolidar la confianza en las inversiones inmobiliarias“.

Comprar un piso de obra nueva en una de las grandes capitales españolas obliga a hacer un gran esfuerzo económico. Promotores y tasadores coinciden a la falta de desarrollo urbanístico como desencadenante del elevado precio de la vivienda nueva en Barcelona y Madrid.

Aquello que era una sensación en el sector inmobiliario se ha confirmado como una tendencia del mercado de la vivienda. La obra nueva residencial está inmersa en una escalada alcista.

El pasado 31 de enero, la patronal de promotores y constructores de Cataluña hizo público su balance de 2018. Año en que el precio de la vivienda nueva en Barcelona se situó en torno a los 6.830 euros por metro cuadrado.

De esta manera, una vivienda media de obra nueva en la ciudad condal alcanza ya los 628.486 euros, frente a los 495.000 euros de 2017 y los 422.000 euros de 2014.

Tras este encarecimiento se oculta el hecho de que cada vez se compran pisos más grandes y exclusivos. Pero también la escasez de suelo edificable, que cae todavía más con la política de vivienda adoptada por el Ayuntamiento de Barcelona.

Frente a esta estadística, los datos anuales de Sociedad de Tasación elevan el precio de la vivienda nueva en Madrid hasta los 3.404 euros por metro cuadrado. Tras subir un 7,5% en el último año. Más del doble que el conjunto de la comunidad madrileña (+3,3%).

¿Qué sucede con los proyectos residenciales de obra nueva? ¿Está sabiendo aprovechar la oportunidad el mercado de segunda mano? Luis Gualtieri reflexiona sobre algunos de estos detalles.

El precio medio creció un 21,1% en toda Cataluña

El precio de la vivienda nueva en Cataluña se incrementó un 21,2% durante 2018, según datos de la Asociación de Promotores de Cataluña (APCE). Hasta situarse en 2.821 euros el metro cuadrado y en 298.150 euros el importe mediano de un inmueble. Muy por debajo de los 6.830 euros/m2 y los 628.486 euros de la ciudad condal.

Precio de la vivienda nueva en Barcelona a finales de 2018, según APCE

A nivel global, Cataluña contó con 1.214 proyectos residenciales en 2018. Saliendo a la venta un total de 5.844 pisos.

No ha sido un mal año para la promoción inmobiliaria“, señalaba Lluis Marsà. “A pesar de la lentitud en la crisis económica y las trabas administrativas para poner en marcha nuevos proyectos“.

“En 2018, se inició la construcción de 14.500 nuevas viviendas y se acabaron otras 7.500”, añade el responsable de APCE. “Pocas si tenemos en cuenta que harían falta al menos unos 25.000 al año para cubrir la demanda“.

Parece increíble que exista suelo para edificar 74.000 viviendas públicas solo en el área metropolitana de Barcelona y la misma administración paralice los procesos“. Según los datos que maneja APCE, a partir de 947 municipios, existen hasta 1.214 promociones con un total de 5.813 viviendas. “Y el 40% ya está a la venta“.

Más de 6.800 euros el metro cuadrado en Barcelona

En estas circunstancias, Barcelona debería ser el epicentro de la promoción inmobiliaria catalana“, añade Luis Gualtieri. “Sin embargo, las pocas facilidades del consistorio dificultan todo el proceso“.

Hasta tal punto que el precio de una vivienda nueva en la ciudad condal ha crecido un 32% desde 2017“, señala el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

Evolución del precio de la vivienda en Barcelona desde 2010, según los promotores

También es cierto que los pisos de obra nueva son cada vez mayores“, señala Gualtieri. “Por término medio unos 90,6 metros cuadrados frente a los 79 metros de hace un año“.

Y que la superficie edificable en Barcelona es seis veces menor a la de Madrid“, puntualiza Lluis Marsà (APCE). “Un factor que incide en los precios dada la elevada demanda existente“.

La demanda impulsa el precio de la vivienda nueva

En total, Barcelona cuenta hoy con 136 promociones en marcha. Siendo los distritos con mayor actividad Eixample, Sant Andreu, Gracia y Sant Martí. Con casi 2.000 pisos entre todos ellos.

Aunque el precio de la vivienda nueva varía enormemente de un distrito a otro“, añade Luis Gualtieri.

Los pisos más caros siguen estando en Sarrià-Sant Gervasi (9.803 €/m2). Por delante del Eixample (8.702 €/m2), Les Corts (7.984 €/m2), Gracia (7.603 €/m2) y Ciutat Vella (7.523 €/m2). Mientras que por debajo de la media urbana encontramos a Sant Martí (5.704 €/m2), Sants Montjuic (5.663 €/m2), Horta Guinardó (4.895 €/m2), Sant Andreu (4.774 €/m2) y Nou Barris (3.939 €/m2).

Pero también llaman la atención aquellas zonas donde más se encarece el precio del metro cuadrado. Nou Barris, el distrito más asequible es también el que más repunta. Con unos precios un 43,6% más caros que hace un año.

El comprador tiende a buscar aquellos barrios donde los precios aún son bajos“, aclara el responsable de Oi Realtor. “Y esto provoca que sea precisamente allí donde más rápido suben“.

Madrid, mercado abierto a los inversión inmobiliaria

Frente a estos precios fuera de control, la vivienda nueva en Madrid crece de manera sólida y sostenible“, señala Luis Gualtieri.

Según el informe del mercado de obra nueva, elaborado por Sociedad de Tasación, el precio de la vivienda nueva aumentó un 7,5% en la capital respecto a 2017. Hasta situarse en los 3.404 €/m2.

Nuevos proyectos de promoción inmobiliaria en Madrid capital

Este incremento es más del doble del registrado en la media de la Comunidad (+3,3%) y supera en dos puntos a la media nacional (5,4%).

Como en la ciudad condal, Madrid también tiene mercados de referencia“, señala el gerente de Oi Realtor. La vivienda nueva más cara está en Salamanca (5.543 €/m2) y Chamberí (5.286 €/m2). Por delante de Centro (4.668 €/m2). Mientras que en el otro extremo encontramos a Vicálvaro (2.012 €/m2) y Villaverde (2.127 €/m2).

Eso sí, el gran incremento de precio se celebra también en el distrito más caro“, matiza. “Salamanca con un 12,6% más“.

Con estos precios, ¿cómo es posible que algunos propietarios duden entre vender o no su vivienda vacía?“, pregunta el CEO de Oi Realtor. “Sin duda, este es el momento ideal para invertir.Por ello hemos creado el servicio ‘Te compramos tu casa“.

¡La oportunidad perfecta con el asesoramiento del equipo de Oi Realtor!

Durante los últimos meses, la edificación residencial se ha multiplicado por tres en la ciudad condal. La entrada en vigor de una reserva obligatoria para vivienda pública ha acelerado la petición de licencias y la actividad de la construcción en Barcelona. Frente a un escenario estable y que no deja de crecer. El mercado del suelo en Madrid.

El proceso de aprobación de la norma impuesta por el Ayuntamiento de Barcelona, que obliga a reservar un 30% de nuevas promociones e importantes proyectos de rehabilitación a vivienda social, está dejándose sentir en los niveles de edificación de la ciudad condal.

La demanda de licencias de obra se ha triplicado en Barcelona. En un intento desesperado por evitar la norma del equipo de Ada Colau que busca reservar una parte de las nuevas promociones a pisos sociales. Frente a este fenómeno, la edificación residencial no deja de caer. En el anticipo de lo que podría ser un frenazo económico.

Estas conclusiones se han dado a conocer por el Colegio de Arquitectos de Catalunya. Con motivo de la presentación del ‘Informe anual 2018‘. Frente al frenazo de la construcción en Barcelona ciudad, el área metropolitana no deja de crecer.

Mientras la actividad en la ciudad condal, que encadena más meses en caída libre, el Ministerio de Fomento acaba de publicar la última ‘Estadística de precios de suelo urbano‘. Donde la región de Madrid se revaloriza un 20,2%. Al tiempo que los grandes municipios barceloneses apenas remontan un 1,3%.

Colau ‘sacude’ la construcción en Barcelona

La nueva norma del Ayuntamiento presidido por Ada Colau, que obliga a reservar un 30% de las nuevas promociones o grandes rehabilitaciones a vivienda social, hace temblar los cimientos de la construcción en Barcelona.

Según los datos del Colegio de Arquitectos de Catalunya (COAC), el nuevo criterio del consistorio ha multiplicado por tres la petición de licencias de obra. Solo durante el segundo semestre de 2018.

Evolución de la construcción en Barcelona, según el Colegio de Arquitectos

Se trata de un cambio normativo anunciado en junio que entró en vigor en noviembre“, aclara Luis Gualtieri. “Algo que ha provocado que muchos promotores aceleren las solicitudes de licencia de obra para evitar dicha obligación“, añade el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

De esta manera, según el COAC, de los 30 proyectos que trimestralmente se depositan para solicitar la licencia de obras se pasado a unos 90. “Es el triple de la actividad habitual“, apunta Assumpció Puig. “De las 400 viviendas previstas se han llegado a registrar 1.390“, comenta la decana del COAC.

El suelo se encarece un 40% en Madrid

Frente a esta situación, resulta inevitable prestar atención al mercado del suelo. “Donde se pueden apreciar los efectos de la incertidumbre política en la actividad constructora“, señala Luis Gualtieri.

El suelo urbano más cotizado se encuentra en Madrid, según los últimos datos de Fomento. “Concretamente, el precio del suelo en la capital y las grandes urbes de la Comunidad de Madrid se ha incrementado en un 20,2% durante el último año“, añade.

La opinión compartida por los grandes promotores ha sido ratificada por las estadísticas“, recuerda Gualtieri. “El suelo urbano de los municipios de Madrid con más de 50.000 habitantes ha subido de precio un 30% entre los años 2017 y 2018“.

Evolución del precio del suelo en grandes municipios españoles,según Fomento

De hecho, el repunte acumulado respecto a 2014 es del 44%“, remarca el responsable de Oi Realtor. “De un precio medio de 405,3€/m2 (2014) hemos pasado a 583,9 €/m2 (2018)“.

Todo lo contrario que Barcelona, donde el precio se ha situado en 453,5 €/m2 (2018)“, señala. “La subida anual apenas ha sido de un 1,3%, tras caer los precios un -0,2% en el ultimo trimestre del año“. Algo realmente preocupante, apuntan los promotores de APCE.

Repunte en las licencias = frenazo económico

El crecimiento en el número de licencias no quiere decir que se acaben haciendo más proyectos“, recuerdan desde el COAC. “Únicamente que se anticipan los trámites“.

Assumpció Puig va un paso más allá y alerta de una ralentización de la construcción en Barcelona. “El número de nuevos proyectos y la superficie visada para nuevas viviendas ha crecido en todas las demarcaciones“, señala Puig. “A excepción de Barcelona ciudad“.

Evolución de la construcción en Barcelona y el resto de demarcaciones de Cataluña

Barcelona vio caer un 2,3% sus estadísticas“, recuerda la responsable del COAC. “Y solo se visaron 2.035 proyectos de viviendas“.

¿Dónde fue a parar toda esa actividad? “En primer lugar al resto de la provincia, donde los visados para viviendas crecieron un 27,8% hasta los 9.025 pisos“, añade Luis Gualtieri.

En total, durante 2018 se visaron 14.515 nuevas viviendas en toda Cataluña. Un 29% más respecto al año anterior”, señalan desde el COAC. “Y aún nos encontramos lejos de las 26.300 nuevas viviendas que se necesitarán entre 2020 y 2024“.

Los datos, correspondientes a la Generalitat de Catalunya, hacen muy urgente llegar a un pacto para la renovación urbana. “Las cifras de rehabilitación siguen siendo bajas, mientras el parque de vivienda envejece“.

En torno al 80% de las viviendas son anteriores a los año 70“, remarca Gualtieri. “Mientras la rehabilitación de acuerdo a los nuevos criterios de sostenibilidad y eficiencia energética no acaba de arrancar“.

¡O la política de vivienda cambia de rumbo o llegaremos a un punto de no retorno!

Entre los deberes económicos para 2019, España tiene por delante doce meses para consolidar la recuperación de algunos sectores importantes. Aunque en el conjunto de las comunidades autónomas podemos encontrar diversos escenarios. Veamos por ejemplo el caso de la construcción en Cataluña.

Con un posible crecimiento del 2,5% en 2019, la economía de Cataluña debe afrontar grandes retos estructurales. Muchos de ellos vinculados a la edificación de inmuebles.

Obstáculos como la falta de dinamismo por parte de la administración. Que lleva a que sean necesarios 205 días para la obtención de una licencia de obras. Y que dicho trámite suponga un 5,2% del coste de la inversión.

Sin duda, “Cataluña necesita de un profundo cambio que permita atraer nuevos y mejores inversiones“, señala Luis Gualtieri. “Además de proyectos residenciales ambiciosos“, añade el responsable de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

En ese sentido, y haciendo balance del sector de la construcción en Cataluña, podemos diferenciar dos escenarios contrapuestos. Uno en la Costa Dorada de Tarragona y el otro en la Costa Brava de Girona.

La construcción de viviendas crece en Tarragona

El ritmo de edificación de vivienda nueva ha repuntado con fuerza en la provincia de Tarragona.

Según los datos del Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Tarragona (COAATT), en los últimos doce meses se han iniciado más de 700 nuevas viviendas. Esto supone un 80% más que en el mismo periodo de 2017.

Estas cifras corresponden a los proyectos analizados en siete comarcas: Alt Camp, Baix Camp, Baix Penedes, Conca de Barbera, Priorat, Ribera d’Ebre y Tarragones. Marcando entre todas ellas una tendencia positiva tras un largo periodo de crisis de la construcción en Cataluña.

La inversión inmobiliaria en promociones de obra nueva llegó a los 108 millones de euros. Frente a los 120 millones de 2010, y muy por encima de lo invertido en 2016 y 2017. Ambos años por debajo de los 65 millones.

Construcción en Cataluña: Costa Dorada de Tarragona

Mientras que el volumen de inversión en rehabilitación de edificios alcanzó los 113 millones de euros. Otro ejemplo más de un cambio del tendencia donde edificación y conservación son igualmente importantes.

Especialmente en Tarragona capital. La ciudad donde más ha crecido la actividad. Multiplicando por cuatro las cifras del último año hasta las 900 licencias. Además de otros municipios como Cambrils, Torredembarra, Reus o Vila-seca que doblan o triplican su actividad.

Los niveles de edificación residencial caen en Girona

Frente a las comarcas de Tarragona, la construcción de viviendas en Girona ha caído por primera vez desde 2014.

Los datos, recogidos por el Colegio de Aparejadores, desvelan una desaceleración general. Tanto en la edificación como en la rehabilitación de inmuebles.

La construcción en las comarcas de Girona se ha desplomado en 2018. Concretamente, según la estadística oficial, este año pasado únicamente se acabaron 1.549 nuevas viviendas en toda la provincia. Entre obra nueva residencial y rehabilitación.

Mientras que en 2017 se contabilizaron un total de 1.846 proyectos. Casi 300 más. “Se trata de la primera vez en que cae la producción desde el año 2014”, señala Miquel Vendrell.

“Un descenso que no indica un gran ‘frenado’ ni un cambio de tendencia“, apunta el presidente del Colegio de Aparejadores. “Ya que la compraventa de vivienda nueva se ha incrementado un 6,5% durante 2018“.

Por ello, es previsible que en 2019 las cifras se sitúen a un nivel similar al de hace un año. E incluso lo lleguen a superar“.

Barreras a la construcción en Cataluña: Costa Brava

¿Qué ha provocado esta caída de la construcción en Girona?

Aún es pronto, pero parte de la parálisis en la construcción puede deberse a la gran cantidad de recursos interpuestos contra proyectos de construcción en la costa“, señala Luis Gualtieri (Oi Realtor).

Construcción en Cataluña: Costa Brava de Girona

Diferentes entidades se han unido en los últimos meses, interponiendo recursos contra diversos planes urbanísticos en el entorno de la Costa Brava“, apunta Gualtieri. “Denuncias que han obligado a detener la construcción de hasta 10.000 nuevas viviendas“.

En total, se han presentando once recursos dirigidos tanto contras ayuntamientos como contra la Generalitat de Cataluña. Obligando al Govern a estudiarlos caso a caso, aunque algunos dificilmente se podrán detener. Ya que la tramitación está muy avanzada, y cuenta incluso con la licencia municipal.

Una demostración más de como la paralización de proyectos puede frenar un sector importante como es la construcción en Cataluña“, finaliza Luis Gualtieri.

Este pasado verano hacíamos balance de la importancia que la construcción estaba tomando en la economía española. Mientras que ahora, a finales de año, comienzan a surgir dudas en torno a la actividad de la construcción en 2020 y 2021. Frente al crecimiento del sector para este año y el próximo.

A pesar de incorporarse tarde a la recuperación económica, la actividad de la construcción ha crecido un 6% en el primer trimestre del año. El doble que el PIB español, con un 3%. Un dato histórico que nunca antes se había producido y que recogían los datos trimestrales del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De hecho, el sector de la construcción es el que crece con mayor rapidez de toda la economía. Por delante de la industria (+2,8%) y los servicios (+2,5%).

Medio año después de dicha estadística, el ITeC publica el nuevo informe Euroconstruct de la construcción española. Documento que comienza a dibujar un panorama de la economía europea con muchos claroscuros.

La actividad de la construcción todavía disfruta de un buen ritmo de producción. Llegando incluso a superar los niveles de 2007 en 9 de los 19 países estudiados por Euroconstruct. Sin embargo, también se prevé que el ritmo se contraiga progresivamente durante los próximos años. De manera especial en la edificación residencial. Tras cuatro  años más que positivos.

Actividad de la construcción de 2018 a 2021

Según el Instituto de tecnología de la Construcción (ITeC), el sector alcanzará en 2018 su año de máximo crecimiento. Con un incremento del 5,7% en la actividad de la construcción, frente al 4,3% del año pasado.

Mientras que en 2019 el crecimiento previsto será del 4,5%. Para ir cayendo progresivamente, hasta el 3% en 2020 y el 1% en 2021.

Perspectivas en la actividad de la construcción españolaEn ese sentido, el sector puede tomar oxígeno durante estos dos próximos años. Gracias especialmente a la elevada demanda y a que aún no existe sobreproducción.

ITeC aprovecha para hacer un balance positivo de los cuatro últimos años. Un periodo marcado por la recuperación en la actividad que culminará a finales de 2018, con las mejores cifras en diez años.

Perspectivas del mercado residencial en España

Si un segmento ha impulsado la actividad de la construcción ese ha sido el mercado de la vivienda. La edificación residencial, que acumula cuatro años en positivo, repuntará un 11% a finales de 2018 y un 8,5% el próximo 2019.

Para comenzar a perder dinamismo a partir de entonces. Concretamente, se prevé un crecimiento del 3,5% en 2020 y del 3% en 2021. Como consecuencia de la escasez de suelo edificable, de la lentitud en la concesión de permisos y del incremento del precio de la vivienda.

Edificación residencial como motor de la actividad de la construcción

Todavía existe cierto control sobre los precios, pero de seguir incrementándose a este ritmo los demandantes acabarán por no poder afrontarlos“, señala F. Diéguez (ITeC).

El mercado que más ha permitido crecer al sector de la construcción en Europa, la vivienda de obra nueva, se está quedando sin argumentos para continuar creciendo“, finaliza Diéguez.

Inversión no residencial e ingeniería civil

Frente a este panorama, la edificación no residencial también crece. Aunque perderá fuerza progresivamente, del 4% (2018) al 2,5% (2021).

Mientras que la ingeniería civil se verá frenada tras la celebración de las elecciones municipales. Cayendo hasta el 1,5% en 2019 para volver a reactivarse en 2020 (+3,5%) y 2021 (+4,5%).

Finalmente, la rehabilitación logrará mantenerse durante los próximos años, con un crecimiento medio del 2,5%.

Hay que trabajar para que la actividad de la construcción siga siendo un motor económico“, puntualiza Luis Gualtieri. “Proyectando allí donde más se necesita y agilizando tanto los planes urbanísticos como la concesión de permisos“, añade el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

Conseguir que las inversiones inmobiliarias permitan mejorar y actualizar el parque de viviendas ha de ser un objetivo a perseguir“, finaliza. “Para así satisfacer la demanda, tanto nacional como internacional“.

La recuperación del mercado residencial llega tanto a la vivienda usada como a la nueva. Ya no solo en la compraventa de propiedades sino también en los visados de obra nueva.

El año 2018 puede ser histórico para la construcción de viviendas.

Como ya comentamos, la transmisión de viviendas nuevas crece al mismo ritmo que la compraventa de viviendas usadas. Aunque esta no es la única buena noticia para los promotores.

Según la última estadística del Ministerio de Fomento, se han concedido más de 68.000 visados visados de obra nueva en los ocho primeros meses del año. Un dato que el BBVA Research complementa en el Observatorio Inmobiliario de noviembre.

Según la entidad, el mercado podría cerrar 2018 en torno a los 100.000 permisos. Consiguiendo así duplicar la cifra lograda en 2015. Cuando se concedieron menos de 50.000 visados de obra nueva.

Los niveles de actividad se acercan a los años anteriores a la crisis, aunque con cifras más estables y producto de mayor calidad, puntualiza Luis Gualtieri. ¿Dónde se construye? “Principalmente en las grandes capitales: Madrid acumulaba más de 7.000 permisos entre enero y agosto“.

Por ello queremos estar muy presentes en el SIMA Otoño“, añade el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor. “Un salón con promociones de nueva planta y auténticas rehabilitaciones de lujo“.

Un 26% más de visados de obra nueva

El nuevo ciclo inmobiliario debe asentarse en la recuperación de la actividad constructora“, señala Luis Gualtieri.

El CEO de Oi Realtor defiende esta teoría tras la publicación de la estadística de visados de obra de Fomento. Según el ministerio, 2018 será el primer año de repunte para la construcción tras varias ejercicios con caídas.

Entre los meses de enero y agosto de 2018, Fomento contabilizó un total de 68.044 visados de obra nueva residencial.

Permisos de rehabilitación y visados de obra nueva para viviendas

Además de 17.021 permisos de rehabilitación y 1.415 de ampliación.

Entre la tipología de viviendas con más obra nueva destacan los pisos en bloque, con 53.854 visados. Por delante de los 14.180 permisos para viviendas unifamiliares.

Los más de 68.000 visados en ocho meses suponen un 26% más que durante el mismo periodo de 2017. Y sitúan a este último mes de agosto como el mejor desde 2008. A mucha distancia del año 2013. El peor de la serie, con solo 34.288 permisos anuales.

Madrid superaría los 10.000 permisos anuales

El aumento escalonado en los visados de obra nueva se debe especialmente al stock vivienda que todavía se arrastra desde la burbuja. Con miles de propiedades que dificilmente tendrán salida.

Según los recientes datos de Acuña & Asociados, existen 1,2 millones de propiedades a la venta. “Un freno para un sector que se está renovando“, añade Luis Gualtieri.

Muchas de estas viviendas se encuentran en zonas con ningún o poco interés para los residentes. al tiempo que las principales ciudades despiertan un gran interés.

Evolución de los visados de obra nueva en las principales ciudades españolas

Basta con estudiar con en detalle las estadísticas de Fomento para las principales ciudades.

En ese sentido, la ciudad de Madrid es claramente la más activa. En solo ocho meses, la capital ha concedido 7.087 visados de obra nueva y rehabilitación. Por delante de Barcelona (2.241), Valencia (1.646), Málaga (1.410) o Zaragoza (1.063).

A este ritmo, Madrid podría rozar los 11.000 visados a final de año“, sentencia Gualtieri. “Un motivo por el que llevamos apostando más de un año por este ciudad, además del interés en sus inversiones inmobiliarias“.

Previsión anual de unos 100.000 visados

Frente a este panorama, el BBVA ha calculado el impacto de la recuperación en la actividad constructora. Según su último ‘Observatorio Inmobiliario‘, España podría sumar 100.000 visados de obra nueva a finales de 2018.

Esto supondría más del doble de permisos concedidos hace solo tres años. Cuando 2015 finalizó con 49.695 visados.

El aumento en el número de permisos se debe, fundamentalmente, a un contexto económico favorable. Tras aumentar el empleo en la construcción un 1,3% durante el tercer trimestre, crecer el número de hipotecas para viviendas en un 16,8% respecto al año pasado e incrementarse la compraventa de viviendas un 9,7%.

Aún así, conviene disipar toda sospecha de burbuja“, recalca Luis Gualtieri. “Tal y como hizo el Banco de España hace algunos días“.

De alcanzarse los 100.000 permisos a finales de 2018, la cifra todavía estaría ocho veces por debajo del máximo histórico de 2006. Cuando se contabilizaron 865.561 visados de obra nueva“.

De hecho, solo en marzo de ese año se aprobaron 126.753 visados. Nada comparable con el actual panorama.

Neinor Homes se planta frente a la obligación de reservar un 30% de las nuevas promociones a vivienda social. La iniciativa del consistorio barcelonés, que podría ser imitada por otros municipios del área metropolitana, genera incertidumbre sobre futuros proyectos de promoción inmobiliaria en Barcelona.

La principal promotora inmobiliaria, tanto de Cataluña como de toda España, dejará de comprar suelo en aquellos municipios que impongan la reserva de un 30% de las futuras promociones a vivienda de protección oficial.

Juan Velayos, consejero delegado de Neinor Homes, cree que la medida del Ayuntamiento de Barcelona genera “incertidumbre jurídica“. Además de ser “claramente ilegal” y elevar de manera considerable los costes.

Además de la ciudad condal, ciertos municipios de la zona metropolitana, se plantean aprobar mociones y proposiciones en la misma línea. El primero ha sido Sant Cugat del Vallès. Aunque su propuesta evitar ‘obligar’ para solamente ‘inducir’ a promotores y propietarios.

Sea como sea, este tipo de medidas coercitivas no benefician a un sector que está impulsando la economía“, señala Luis Gualtieri (CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor). “La gran oportunidad que tiene ante sí la promoción inmobiliaria en Barcelona puede arruinarse si las decisiones políticas siguen generando incertidumbre entre los inversores“.

Velayos: “Esta decisión es un fracaso de todos”

Dedica el 30% de la promoción privada a vivienda pública es un fracaso de todos“, apunta Juan Velayos (Neinor Homes).

No diré que no se trata de una iniciativa con buena intención“, añade Velayos. “Pero genera incertidumbre jurídica y es claramente ilegal. Esta no es la manera de resolver el problema del acceso a la vivienda“.

Juan Velayos opina sobre la promoción inmobiliaria en Barcelona

De hecho, en Neinor Homes no compraremos suelo donde se apliquen medidas que impongan la reserva de promociones a vivienda social“, asegura su consejero delegado.

Esta podría ser una oportunidad perdida. Y es que el barcelonés Juan Velayos ha reiterado en diversas ocasiones que la ciudad condal tiene enormes posibilidades. Más aún si, como afirma, “el mercado aún tiene dos o tres años por delante hasta llegar a máximos“.

Promoción inmobiliaria en Barcelona en peligro

La obligación de reservar el 30% de cada nueva promoción inmobiliaria en Barcelona a pisos de protección oficial ha disparado las alarmas entre los constructores.

Este pasado verano, con la voluntad de adelantarse a la aprobación de la norma, se han disparado las peticiones de certificados de obras para nuevas viviendas.

Concretamente, entre los meses de junio y septiembre, constructores y promotores han solicitado cerca de 600 permisos. Frente a los 200 que se pidieron hace un año.

Desde el Ayuntamiento se ha reconocido el incremento en este tipo de notificaciones. Aunque también se ha puntualizado que “esto no quiere decir que todas estas peticiones se acaben convirtiéndose en licencias efectivas“.

La promoción inmobiliaria en Barcelona está en grave peligro

Fuentes del sector reconocen que desde la Asociación de Promotores y Constructores (APCE) se envió un comunicado interno. En él, se recomendaba el adelanto de las solicitudes de certificados de obra para asegurar la viabilidad de los proyectos.

Desde el consistorio se reconoce que “durante los seis primeros meses desde la fecha del certificado se puede construir sin reservar el 30% de vivienda social, al aplicarse la norma vigente en el momento de la petición“.

Sin embargo, la propuesta aún está pendiente de recibir el visto bueno por parte de la Generalitat de Cataluña para poder hacerse efectiva. Aunque la teniente de alcalde, Janet Sanz, espera que la norma entre en vigor en las próximas semanas.

¿Puede tener imitadores la iniciativa de Colau?

La iniciativa de Barcelona podría llegar a extenderse a buena parte del área metropolitana. En municipios cómo Badalona, Santa Coloma de Gramenet, Sant Cugat del Vallès, Sabadell o Terrassa.

Todos ellos han aprobado, o prevén sacar adelante, proposiciones con el objetivo de impulsar la vivienda de protección oficial en nuevas promociones residenciales.

La primera localidad en hacerlo ha sido Sant Cugat. Donde se pretende que el 30% de las nuevas promociones sean protegidas. Con el objetivo de “facilitar el acceso a la vivienda e incidir en los precios de mercado“.

Para ello, se aprobará una modificación urbanística para “inducir” al promotor o propietario de nuevos proyectos residenciales a construir un 30% de vivienda social a precios por debajo del mercado. Para los promotores no deseen cumplir con este requerimiento 30%, el consistorio se reserva el derecho a comprar de los solares. Con el objetivo de edificar viviendas bajo dichos criterios.

Sant Cugat del Vallès se suma a las limitaciones en la promoción inmobiliaria

El cambio en la normativa urbanística también permitirá la adquisición de edificios que opten a ser adquiridos por un solo propietario o un fondo de inversión. Para dedicarlos igualmente a vivienda de protección oficial. Una opción que prevalecerá incluso al derruir viviendas antiguas del centro urbano. Dedicando el 30% de los nuevos edificios a pisos sociales.

Teniendo en cuenta la importancia del mercado inmobiliario de Sant Cugat, esta medida puede tener consecuencias graves“, señala Luis Gualtieri. El responsable de Oi Realtor recuerda que dicha localidad es la segunda gran ciudad con mayor valor de tasación en sus viviendas. Según datos recientes de Fomento.

¿Vamos a hacer que un municipio de referencia residencial pierda dicha categoría?“. Recuerda este experto, meses después de alertar sobre la política de vivienda en Barcelona.

 

El acceso a la primera vivienda cede terreno frente a la reposición de la existente, entre los interesados en la compra de obra nueva. Los clientes que poseen casa en propiedad se lanzan a cambiarla, complementarla con una segunda residencia e invertir en inmuebles.

La demanda residencial no dejará de crecer en los próximos años. Aunque, más allá de las generaciones que tras la crisis buscan su primera vivienda, el sector pone atención en otro grupo de interés: la vivienda de reposición.

Según el “II Estudio de Demanda de Obra Nueva“, elaborado por Aedas Homes, más de un 46,4% de compradores potenciales buscan una vivienda de reposición. Frente a casi un 30% que desea comprar su primera casa. Y otro 25% que quiere comprar una vivienda vacacional o invertir su patrimonio.

La encuesta también pone en valor el tipo de vivienda con más demanda: pisos en bloque, con aparcamiento espacioso y unas tres habitaciones.

Atentas a esta demanda existente, las promotoras quieren ganar eficiencia y optimizar procesos. ¿Cómo? Apostando masivamente por la industrialización y los proyectos offsite.

Los propietarios quieren cambiar de vivienda

El 46,4% de los clientes que piensan comprar una vivienda nueva lo hacen para cambiar de casa. Según Aedas Homes, este porcentaje se ha incrementado en tres puntos respecto al año pasado.

Frente a ellos, un 15,1% de los potenciales compradores persigue poseer una segunda residencia. Mientras que un 29,5% busca independizarse comprando su primera vivienda.

¿Cómo es el cliente que compra obra nueva en España?

Finalmente, el 9% de los clientes quiere aprovechar el ciclo positivo del mercado inmobiliario para invertir. Principalmente, con el objetivo de dejar una propiedad a sus herederos.

Esta estadística pone de relieve la importancia del mercado de reposición de vivienda. Aunque el comprador no siempre posee el dinero necesario para afrontar la operación.

Según Aedas, la obra nueva también se ha visto afectada por el incremento general de precios. Hoy, una vivienda media a estrenar sale al mercado por 346.530 euros (11.000 más que en 2017).

Mayoría de pisos en la compra de obra nueva

Los compradores de vivienda nueva necesitan hacer muchos números. Si comprar obra nueva supone una mejora importante, dificilmente llegará con el dinero disponible.

De hecho, sólo un 11,1% de la compra de obra nueva se paga al contado. Mismo porcentaje que aquellos que se hipotecan por menos del 80% del valor de tasación. Mientras que un 77,8% pide el máximo aconsejable por el Banco de España (80% del total).

Entre los compradores, el 93,7% tiene nacionalidad española. Muchos de ellos madrileños (22,9%), sevillanos (185) y barceloneses (16,6%). Frente a un 6,3% de compradores extranjeros. Especialmente británicos (16%), belgas (11,2%) y suecos (10%).

Mayoría de pisos en la compra de obra nueva residencial

La presencia de clientes nacionales, especialmente llegados de grandes ciudades, hace que el tipo de vivienda con más demanda sean los pisos en bloque.

Un segmento que supone el 86,1% de la demanda. Por delante de áticos (7,6%), los chalés (4,4%) y los bajos con jardín (1,9%). También destaca la importancia de la movilidad. Detalle por el cual se piden viviendas con diversas plazas de garaje. El 74% pide dos y el 24,1% tres.

Mientras que el número de estancias se mueve entre los dos y los tres dormitorios. Con un 31,3% y un 48,2% del porcentaje de clientes, respectivamente.

Los promotores apuestan por la industria 4.0

Motivadas por el gran interés que despierta la obra nueva, las promotoras han decidido aprovechar el cambio de ciclo para afrontar un proceso de industrialización y promoción offsite (construcción en fábrica).

Los gigantes del sector ya trabajan en proyectos que persiguen renovar el mercado residencial, optimizar los procesos existentes, disminuir los plazos de ejecución y crear un mercado fuerte capaz de afrontar futuros retos.
En Vía Célere trabajan desde 2014 en la fabricación de baños industrializados, ahorrando tiempo en las obras.

Las promotoras inmobiliarias se aventuran en la industrialización

Mientras que Aedas Homes desarrolla hasta seis promociones desde una planta donde se ensambla un centenar de viviendas. Una tendencia que también siguen Neinor homes y Metrovacesa, con la incorporación de procesos industrializados y elementos prefabricados.

Afrontar el reto de incorporar suficiente stock para responder a una demanda estimada de 580.000 unidades en 2019 no resulta fácil“, señala Luis Gualtieri (CEO de la inmobiliaria Oi Realtor). “Por eso, desde el sector ya estamos trabajando en ello. Con el objetivo de ofrecer aquello que piden nuestros clientes, también en la compra de obra nueva“.