Etiqueta

Alquilar

Explorar

Estar viviendo de alquiler en una vivienda y que, de un momento para el otro, el propietario decida venderla, a pesar de que falta para que termine el contrato, es una situación de lo más frecuente. ¿Tendré que abandonar el piso y buscar otro lugar para vivir? ¿Tendré la posibilidad de comprarlo yo? ¿Podré quedarme viviendo aquí aunque la venta se concrete? Estas son solo algunas de las preguntas que surgen por parte de los inquilinos en estos casos. Lo más importante es, antes que nada, guardar la calma. En este artículo te contamos todas las opciones que tiene un inquilino cuando el propietario quiere vender el piso alquilado.

CONTENIDO ACTUALIZADO

Cuando el propietario de un piso alquilado notifica al inquilino su deseo de venderlo, existen dos caminos posibles. Por un lado, está la opción de que el arrendatario lo compre él mismo. Sin embargo, no siempre quiere o puede optar por esta vía. La otra opción es que la venta se concrete. En ese caso, todo dependerá de si el inmueble y el contrato de arrendamiento están inscritos o no en el Registro Público de la Propiedad. ¿Cuáles son todos los derechos y opciones que tiene el arrendatario a su disposición en cada uno de estos escenarios?

A continuación te contamos todo lo que debes saber si eres inquilino y el propietario del piso alquilado tomó la decisión de vender. ¡Sigue leyendo para enterarte!

¿Es posible para un propietario vender un piso alquilado si quiere?

Sí, el propietario de un bien inmueble puede decidir venderlo en cualquier momento, a pesar de que haya un contrato de arrendamiento vigente y un inquilino se encuentre viviendo en ella. 

Si bien actualmente, y desde el año 2019, la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) prevé que todos los contratos de alquiler en España deben prorrogarse obligatoriamente por cinco años, a menos que el arrendatario se oponga, si al propietario le surge la necesidad o el deseo de poner a la venta la vivienda, la normativa también supone que puede hacerlo.

propietario quiere vender piso alquilado

No obstante, los inquilinos cuentan con varios derechos y pueden servirse de una serie de recursos en estos casos. Es muy probable que ante esta situación se hagan preguntas como: ¿Tendré que irme del piso? ¿Podré comprarlo yo? ¿Podré quedarme viviendo aquí aunque haya un nuevo dueño? A continuación las respondemos todas.

¿Puede el inquilino comprar el piso alquilado si el propietario quiere vender?

Sí, el inquilino no solo puede comprar la vivienda que alquila en caso de que el propietario elija ponerla a la venta, sino que tiene prioridad por sobre otros posibles compradores. Por eso, el arrendador debe notificarle su decisión con anticipación. Veamos de qué se tratan el derecho de adquisición preferente, el derecho de tanteo y el derecho de retracto:

¿De qué se tratan el derecho de adquisición preferente, el derecho de tanteo y el derecho de retracto?

el propietario quiere vender el piso alquilado
  • Derecho de adquisición preferente: así es como denomina la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) en su artículo 25 al derecho con el que cuenta el inquilino de comprar la vivienda que arrienda, teniendo prioridad sobre terceros. Esto, siempre y cuando no se especifique lo contrario en el contrato de alquiler firmado.
  • Derecho de tanteo: se trata del derecho que el inquilino posee de que el propietario le haga llegar una notificación avisando que desea vender la vivienda arrendada. Esta debe incluir el precio y las condiciones de la venta para que pueda decidir si quiere comprarla. Si el inquilino está interesado, dispone de treinta días naturales para ejercer su derecho de adquisición preferente. 
  • Derecho de retracto: si el propietario no cumple con el derecho de tanteo del inquilino y si este último está interesado en comprar el piso, podrá ejercer este derecho. El mismo le concede un plazo de un mes para quedarse con la vivienda y sustituir a un posible comprador. La única condición es que pueda asumir económicamente la adquisición.

¿Qué ocurre cuando el inquilino no quiere o no puede comprar al propietario el piso alquilado?

En caso de que el inquilino no ejerza su derecho de adquisición preferente sobre la vivienda arrendada, ya sea porque no lo desea o por una imposibilidad económica, igualmente puede mantener su condición de arrendatario. ¿Cómo? ¿Es posible en todos los casos?

Todo depende de si la vivienda y el contrato de alquiler están inscriptos en el Registro Público de la Propiedad o no. Veamos cuáles son los escenarios posibles:

Si el piso y el contrato de alquiler están inscriptos en el Registro de la Propiedad

Inscribir un bien inmueble en el Registro Público de la Propiedad no solo es frecuente sino que también es lo más recomendable. Por lo tanto, es probable que el propietario de la vivienda arrendada lo haya hecho. Si bien también existe la posibilidad de registrar en este organismo un contrato de alquiler, no es lo más habitual, aunque también sea recomendable.

No obstante, si ambas condiciones se cumplen, el comprador que adquiera el piso alquilado deberá subrogarse obligatoriamente en el contrato de arrendamiento vigente y el inquilino podrá seguir viviendo allí hasta la finalización del mismo. Así lo establece el artículo 14.1 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

Si el piso está inscripto en el Registro de la Propiedad pero el contrato de alquiler no

En este caso, la situación cambia radicalmente. Si el inmueble fue inscripto en el Registro de la Propiedad pero el contrato de alquiler no, al producirse la venta, el mismo quedará extinguido y el inquilino deberá abandonar el piso sin posibilidad de acceder a ningún tipo de indemnización. Es por esta razón que es tan importante registrar dicho documento en este organismo público.

propietario quiere vender piso alquilado

Si el piso no está inscripto en el Registro de la Propiedad

Si bien no es lo más frecuente, en caso de que el inmueble no haya sido inscripto en el Registro de la Propiedad, la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) se sirve del artículo 1571 del Código Civil para regular esta situación. El mismo establece que “el comprador de una finca arrendada tiene derecho a que termine el arriendo vigente al verificarse la venta”

¿Qué implica esto? Que el nuevo dueño de la vivienda tendrá derecho a finalizar el contrato de alquiler vigente, salvo que en las condiciones de la venta se haya incluido una cláusula en donde se acuerde respetarlo.

Cuando se produzca esta situación y el nuevo propietario le notifique al inquilino que debe abandonar el piso, este último deberá hacerlo. Sin embargo, a diferencia del caso anterior, dispondrá de un plazo de tres meses para hacerlo y tendrá derecho a solicitar al anterior dueño una indemnización por daños y perjuicios.

Luego de haber leído este post nos interesa muchísimo conocer tu opinión. Si quieres compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso. ¡Te esperamos!

También puede interesarte:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Si es la primera vez que alquilas tu piso y aún no sabes cuáles son los pasos para declarar la renta de alquiler, leer este post te será fundamental. Además, podrás reducir muchísimos gastos si llevas el trámite ordenadamente.

CONTENIDO ACTUALIZADO

Alquilar un piso no se trata solamente de encontrar un inquilino y luego retirar tu pago todos los meses, es mucho más complejo. Todo se puede solucionar con una gestión integral de alquiler, pero si quieres hacerlo por tu cuenta tendrás que ocuparte de muchos trámites. Uno de ellos, es el de declarar la renta de alquiler.

 ¿Cuáles son los pasos para declarar la renta de alquiler?

El primer paso que debes seguir para declarar la renta de alquilar es registrar la vivienda alquilada en el IRPF.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

El IRPF, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, es un impuesto existente en España desde el año 1978. Este se encarga de gravar la renta obtenida durante un año natural a las personas residentes en España. Es de carácter progresivo y directo, dirigido no solamente a los beneficios sobre un alquiler de vivienda, sino también a todas las entradas monetarias de las personas. Si nuestra propiedad se alquila con finalidad de vivienda, se podrá reducir el 60% de los rendimientos; en cambio, si es destinada a uso turístico y vacacional, se calculará la reducción proporcionalmente.

Inventario

Si haces una lista de inventario detallando todos los muebles que tiene la vivienda, podrás incluir como gasto la amortización de estos, pero tendrás que tener sí o sí las facturas. Si el alquiler se destina a oficinas o locales, no se podrá deducir el 60%. Así como tampoco si en los contratos no aparecen los datos de los inquilinos (nombre y NIF/NIE).

Tabla de IRPF

Dejamos aquí una tabla de los tramos del IRPF que se aplicaron en 2019 elaborado gracias a los datos de la Agencia Tributaria: 

  • 0 a 12.450€: 19%.  
  • 12.450€ a 20.200€: 24%. 
  • 20.200€ a 35.200€: 30%. 
  • 35.200€ a 60.000€: 37%. 
  • Más de 60.000€: 45%. 

Rellenar el modelo 100

El documento que te darán será el modelo 100, referido al IRPF como ya mencionamos. Deberás completarlo de esta manera:

  • Datos de tu vivienda: en las páginas 6 y 7, Apartado C (“Bienes inmuebles y rentas derivadas de los inmuebles a disposición de sus titulares, arrendados o cedidos a terceros, o afectos a actividades económicas”).
  • Identificación del inmueble: esto se registra de las casillas 0061 hasta la, si marcas la 0075 indicarás que eres propietario de un piso en arrendamiento.
  • Varios propietarios: se usa en el caso de que sea una vivienda a nombre de más de una persona. A cada una se le contabilizará la renta y los gastos deducibles según el porcentaje de propiedad. Se indicará indicar en la casilla 0063.
  • Vivienda habitual: si en el ejercicio anterior has tenido la vivienda como tu vivienda habitual. Lo indicarás en la casilla 0076 poniendo la cantidad de días en que lo fue.
  • Información de inquilinos: las siguientes casillas, que van desde la 0091 hasta la 0101, están dedicadas a la información sobre los inquilinos. La fecha en que inició el contrato de arrendamiento y los días que ha estado en alquiler durante el periodo a declarar.
  • Renta bruta: en la casilla 0102 deberás detallar los ingresos íntegros del alquiler. Estos son los montos que has cobrado bajo concepto del alquiler durante el periodo a declarar sin hacer ninguna deducción ni restar los gastos.

Gastos deducibles

Todos los gastos deducibles son: 

  • Intereses de la hipoteca: La reducción no se hará sobre el gasto principal de la hipoteca, sino que será aplicada en los intereses y otros gastos, como las comisiones por amortización anticipada de la hipoteca. Estos gastos serán registrados en la casilla 0104. 
  • Reparaciones y gastos de conservación del inmueble: Son considerados deducibles todos aquellos gastos que abarquen la sistematización y manutención de la propiedad, por ejemplo, manos de pintura, tapado de goteras, cambio de pisos, arreglos en los baños, etc. No se tomarán en cuenta la ampliación y nuevas construcciones que incluyan más ambientes. 
  • IBI, tasas y otros impuestos: Se podrán deducir todos los tributos y recargos no estatales como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), o las tasas de limpieza, recogida de basura, alumbrado… No están incluidos en este apartado los recargos que sean de carácter sancionador. 
  • Deudores morosos: El dinero que debe el inquilino que lleva varias mensualidades sin pagar, se podrá deducir como gasto, ya que el propietario tendrá este derecho si están regidos los requisitos necesarios. Si el deudor se encuentra en situación de concurso o han pasado más de seis meses entre la primera reclamación y el último día del año, se podrá hacer el tentativo.

Otros de los datos que se pueden deducir

  • La comunidad y otros gastos comunes: Si el encargado de asumir estos gastos sigue siendo el propietario, serán deducibles. Además, si el año en el que se hace la declaración de la renta, se ha tenido un gasto extra en la comunidad de vecinos, se deberá indicar. 
  • Amortización de la vivienda y de bienes inmuebles: Este apartado se digire a las amortizaciones de bienes inmuebles, que son del 3% sobre el valor catastral, y de bienes muebles, si se trata de un piso amueblado, esto se amortizará en un 10% cada año. 
  • Importe de las primas de los seguros: Estos serían los seguros de protección de la casa, de responsabilidad civil, robo o de protección de impagos del alquiler. 
  • Suministros de hogar: La luz, el agua, la electricidad y el gas son gastos deducibles. 
  • Gastos de formalización del contrato: Se incluirán también las sumas efectuadas en concepto de gestión integral, inmobiliaria, etc, a la hora de haber firmado el contrato. 

¿Cuáles son los pasos para declarar la renta de alquiler si eres propietario?

cuales son los pasos para declarar la renta

Si eres el propietario de una vivienda arrendada, necesitarás declarar la renta de la misma a través de rendimientos de capital inmobiliario. Tendrás que completar las casillas del 60 al 68, deberás explicar de qué tipo de vivienda se trata y, si eres propietario o usufructario.

Entre los pasos para declarar la renta, también deberás indicar si te encuentras viviendo en España o si en cambio, vives en el extranjero. Si se trata de una vivienda habitual, se podrá obtener hasta un 60% de deducción; el importe no podrá sobrepasar los 300.000 euros por año.

Presta atención a la fecha límite de declaración de renta

Como todos los años, se fija una fecha límite para realizar la declaración de renta, lo que implica conocer si tienes que pagar algo adicional o por el contrario, se te tiene que devolver. Abril es el mes indicado para acceder al borrador; tomar nota de ello será esencial a la hora de visualizar, si la información que se detalla es correcta o, falta algo.

Los plazos son muy amplios, el tiempo para realizar la declaración de renta termina el 30 de junio, por lo que tienes mucho tiempo para hacerlo. Sin embargo, muchos de los contribuyentes esperan hasta el último momento para realizarlo; porque es un trámite que para algunos es menor y para otros, es de suma importancia.

Como existen tres formas para realizar la declaración de renta, se debe prestar atención a los plazos según la modalidad utilizada. Se la podrá realizar de manera online, por teléfono o, de manera presencial, si se decide no presentarla en los plazos que se establecen, se podrían generar multas y recargos con costes muy elevados.

Puedes declarar la renta por internet

El objetivo de esta nota es descubrir cuáles son los pasos para declarar la renta de alquiler y para ello, debes conocer cuáles son las modalidades para hacerlo posible. Una de las más importantes es, sin lugar a dudas, realizar la declaración de la renta por internet; esta opción se ha vuelto muy popular por la pandemia.

El plazo para realizar este trámite, se ubica entre el 6 de abril y el 30 de junio, se dispone una gran cantidad de tiempo para hacerlo. Solo se requiere el certificado de identificación o documento nacional de identidad para dar inicio, de esa manera se tendrá acceso al borrador y, se podrá verificar si los datos qu figuran son correctos o no.

Por vía telefónica

Si deseas realizar la declaración por vía telefónica, la fecha indicada para hacerlo es a partir del 5 de mayo y, el límite para presentarlo es el 30 de junio. Será necesario, pedir una cita para llevar a cabo este procedimiento: las fechas para hacerlo serán entre el 2 de mayo y el 29 de junio; por eso es muy importante que te encuentres atento a los plazos.

Debes contar con todos los documentos que se requieren para realizar este trámite, procura tenerlos a la vista. Puedes solicitar la declaración de renta de manera telefónica llamando a los siguientes números: 91 554 87 70 y 901 33 55 33, el horario para hacerlo será de lunes a viernes de 9 a 19 horas.

Realiza la declaración de renta de manera presencial

En este caso, la fecha establecida para realizar la declaración de renta de manera presencial se desarrollará entre el 1 y 30 de junio. Lo que significará un plazo menor en comparación con las otras formas para declarar la renta.

Se necesita pedir cita previa de manera telefónica o a través de internet, esta se podrá solicitar desde el 26 de mayo, llamando al 91 535 73 26 o 901 12 12 24. Si el contribuyente no cumpliera con la declaración de renta, se podrían aplicar multas.

¿La declaración de renta es obligatoria o permite excepciones?

Aunque es un trámite muy importante, no todos deben presentarlo y esto se debe a que, las personas que hayan recibido ingresos por debajo de los 22.000 euros; no están obligados a presentar este documento. No obstante, realizar la consulta de lo que se detalla en borradores es muy importante, porque Hacienda puede estar debiéndole algo al trabajador.

A excepción de las personas que han recibido ingresos muy bajos, el resto de los trabajadores que hayan recibido ingresos en el año 2021; deberán realizar la declaración de renta. Aquí, se incluyen las personas que trabajan por cuenta propia, quiénes obtienen ingresos por su trabajo, a través de un empleador o, si se ha recibido ingresos por medio de una pensión.

Por eso, los trabajadores que hayan recibido ingresos superiores a los 22.000 euros por parte de un único pagador o, los que perciban montos mayores a los 14.000 euros, de diferentes pagadores deberán realizar la declaración de renta. Es un trámite sumamente importante y, se lo debe realizar con anticipación para evitar inconvenientes.

Si necesitas ayuda para alquilar tu piso acude a OI REALTOR

¿Deseas poner tu piso en alquiler o, quieres alquilar el mejor piso de la zona? No tienes de qué preocuparte, en OI REALTOR te brindaremos la información que necesitas conocer, para transformarte en el mejor propietario o inquilino. Te invitamos a ingresar a nuestro sitio web, para indicarte los servicios con los que contamos.

Además, te ayudaremos a responder cualquier pregunta que poseas sobre alquileres, te acompañaremos en todo lo que requieras. Nuestro deseo es que conozcas el mundo inmobiliario en su totalidad, con el fin de tomar las mejores decisiones para tu proyecto.

Si tienes alguna inquietud, recuerda que puedes escribir al número de WhatsApp que, se encuentra debajo de la publicación. Además, nos gustaría conocer tu opinión acerca de la nota, puedes dejar tu mensaje en los comentarios.

Ahora que ya sabes cuáles son los pasos para declarar la renta de alquiler ¡cuéntanos cómo te va en el intento! Además, te recomendamos leer los siguientes artículos relacionados:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Alquilar una vivienda, al igual que el resto de las operaciones que se llevan a cabo en el sector inmobiliario, es un acto sujeto a impuestos. ¿Cuáles son estos tributos? ¿Cuáles les corresponde pagar a los arrendadores y cuáles a los arrendatarios? ¿Cómo, cuándo y dónde deben ser abonados? En este artículo te contamos todo lo que debes saber acerca de los impuestos que se deben pagar por alquilar un piso.

CONTENIDO ACTUALIZADO

Tanto el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), como el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) gravan al alquiler de bienes inmuebles. Mientras que algunos de estos tributos deben ser abonados por los arrendadores, otros son responsabilidad de los arrendatarios. ¿Cuáles corresponden a cada uno? ¿Cómo es el procedimiento para declarar en cada uno de ellos? ¿Existen exenciones y bonificaciones?

A continuación te mostramos de qué manera se aplican estos impuestos al momento de alquilar un piso, tanto para el propietario de una vivienda arrendada, como para su inquilino. Tendremos en cuenta, para ello, las diferentes disposiciones que fueron modificando la normativa. También te contamos, en cada caso, cómo, cuándo y dónde abonar cada uno de ellos. ¡Sigue leyendo para enterarte todo lo que debes saber acerca de los impuestos que se deben pagar por alquilar un piso!

¿Qué impuestos le corresponde pagar al arrendador por alquilar su piso?

Los impuestos que el propietario o arrendador está obligado a abonar por alquilar un bien inmueble son dos:

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)
  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Mientras que al primero le corresponderá pagarlo en todos los casos, el segundo solo interviene en algunos alquileres, de tipo comercial específicamente. Veamos de qué manera se aplican ambos.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un tributo de tipo personal, progresivo y directo. Se encarga de gravar el incremento que el patrimonio de una persona física sufrió durante el transcurso de un año.

Está regulado por la Ley 35/2006, del 28 de noviembre y su correspondiente reglamento, aprobado por el Real Decreto 439/2007, del 30 de marzo y es recaudado por el Ministerio de Hacienda en todo el territorio español.

¿Cómo grava al alquiler de vivienda?

Cuando un propietario arrienda su bien inmueble está en obligación de declarar en el IRPF todos los ingresos que reciba por este acuerdo. A ellos se le deducirán luego los gastos derivados del arrendamiento y se le aplicarán las reducciones correspondientes.

Es importante aclarar que todos estos ingresos deben declararse siempre, aún así el arrendatario  no cumpla con el pago de las cuotas de alquiler en tiempo y forma. Sin embargo, ahora veremos que la ley permite deducir como “saldo de dudoso cobro” aquellos montos impagos.

¿Cómo declarar en él?

A la hora de preparar su declaración de la renta, los propietarios que destinan un bien inmueble para alquiler deben seguir los siguientes pasos:

  • Identificar el bien inmueble alquilado
  • Incluir los ingresos del alquiler
  • Deducir gastos

Veamos en detalle de qué se trata cada una de estas instancias.

Identificar el bien inmueble alquilado

Existe en cada formulario de declaración de la renta un apartado específico para incluir los datos de la vivienda arrendada. Allí deben especificarse su dirección exacta y otra información que permita ubicarla correctamente.

Es importante tener en cuenta que, si durante el último año el piso estuvo vacío o fue habitado por el arrendador, será necesario declararlo en otro apartado del formulario. ¿A qué se debe esto? Hacienda cobra un recargo por aquellas viviendas que se encuentran vacías a través de lo que denomina como “imputaciones de renta inmobiliaria”.

Incluir los ingresos del alquiler

El siguiente paso consiste en, nada más y nada menos, declarar cuánto se ha incrementado el patrimonio a través del alquiler del piso. Para ello también existe un apartado específico en el formulario, en donde se indican los ingresos brutos percibidos, es decir, sin aplicar todavía las deducciones correspondientes. Los ingresos que deberán incluirse son:

  • Los montos especificados de las mensualidades de renta percibidas.
  • El importe de todos los bienes cedidos junto a la vivienda, como muebles y electrodomésticos. 
  • Las repercusiones de cualquier tipo hechas al inquilino por obras, servicios, tributos, etc.

Deducir gastos

Finalmente, llega el momento de aplicar las deducciones que permitirán al arrendador tributar un monto menor por el IRPF. Para ello será necesario especificar todos los gastos que produjo el alquiler de la vivienda en el último año. También existe un apartado en el formulario de declaración de la renta destinado específicamente para esto. Serán varias las casillas que el contribuyente deberá llenar.

impuestos por alquilar piso

Es posible deducir todos los siguientes gastos derivados del arrendamiento:

  • Intereses y gastos de financiación por capitales invertidos en la adquisición y mejora de la vivienda. Entre ellos se encuentran los intereses por hipoteca.
  • Intereses y gastos de financiación por enseres cedidos con la vivienda. Entre ellos, los muebles o electrodomésticos.
  • Gastos de conservación y reparación de la vivienda, como pintura y diferentes arreglos a las instalaciones.
  • Impuestos y tasas que graven a la vivienda, como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).
  • Saldos de cobro dudoso.
  • Montos devengados por terceros en concepto de servicios personales, como ​gastos de administración, vigilancia, portería, cuotas de la comunidad de propietarios, etc.
  • Gastos por formalizar el alquiler o por la defensa jurídica de la vivienda.
  • Primas por contratos de seguros.
  • Cuotas por servicios y suministros, siempre y cuando sea el propietario quien los abone.
  • Gastos de amortización del inmueble.
  • Gastos de amortización de bienes muebles que poseen una vida útil mayor a un año y fueron cedidos con la vivienda, como electrodomésticos.

¿En qué consiste la reducción del 60% en este impuesto por alquilar un piso?

Ahora que conocemos qué ingresos por alquilar un piso deben ser tenidos en cuenta a la hora de declarar en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y qué gastos derivados de dicho arrendamiento pueden ser deducidos, es importante mencionar que se aplica una bonificación significativa para los propietarios en estos casos. ¿De qué se trata? 

Una vez obtenida la diferencia entre estos ingresos y estos gastos, si el resultado de la cuenta arroja un rendimiento neto positivo, será posible para los arrendadores acceder a una reducción de un 60% en el pago del IRPF. 

¿Cuándo y dónde se paga?

La declaración de la renta correspondiente al IRPF debe ser presentada dentro del período que Hacienda determina cada año para ello. Puede hacerse en cualquiera de las oficinas que se encuentran distribuidas por toda España. Incluso también puede presentarse la declaración via web o por vía telefónica.

Una vez que dicho organismo evalúa cada declaración le entrega a cada contribuyente un resultado, que puede ser “a pagar” o “a devolver”. Sólo en el primer caso habrá obligación de pagar un monto determinado por este impuesto.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un tributo de tipo indirecto. Se encarga, a rasgos generales, de gravar el consumo. Sin embargo, en el sector inmobiliario, y específicamente en el caso de los alquileres de bienes inmuebles, cumple una función bastante diferente.  

¿Cómo grava al alquiler de vivienda?

Los propietarios de bienes inmuebles deben abonar este impuesto únicamente en dos casos:

  • Cuando la propiedad sea alquilada a empleados de una empresa. 
  • Cuando la propiedad sea alquilada como local de negocio. 

Es decir que el alquiler de vivienda se encuentra, en realidad, exento del IVA.

¿Cuándo y dónde se paga?

Los arrendadores deben abonarlo por única vez, al alquilar su inmueble bajo estas condiciones. El pago debe ser hecho en la delegación de Hacienda correspondiente a la Comunidad Autónoma en donde se encuentra la propiedad. 

¿Corresponde al arrendatario abonar algún impuesto por alquilar un piso?

Hasta la entrada en vigencia del Real Decreto-Ley 7/2019, del 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, los inquilinos estaban en obligación de abonar un único impuesto por arrendar un piso:

  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP)

Veamos de qué se trata y qué cambios introdujo la resolución mencionada.

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP)

Este tributo es una rama independiente del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD). Se encarga de gravar, precisamente, las operaciones de transmisión de patrimonio entre personas. Está regulado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, del 24 de septiembre, y el Real Decreto 828/1995, del 29 de mayo.

Sin embargo, el mencionado Real Decreto-Ley 7/2019, del 1 de marzo determinó que:

Para potenciar el mercado de los arrendamientos urbanos como pieza básica de una política de vivienda orientada por el mandato constitucional consagrado en el artículo 47 de la Constitución, resulta conveniente mejorar la fiscalidad del arrendamiento de viviendas, a fin de facilitar a los ciudadanos las condiciones de acceso a las mismas. En este sentido, se introduce una exención para determinados arrendamientos de vivienda en el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre.

¿Qué significa esto?

¿Cómo grava al alquiler de vivienda y de qué se trata la exención en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) para arrendatarios?

Esta modificación en la normativa implica que, en todos los contratos de alquiler firmados luego del 2 de marzo de 2019, el inquilino ya no debe abonar este impuesto cuando destina la vivienda que alquila a residencia habitual. 

Para ello, se ha añadido el apartado 26 en el artículo 45.I.B) del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre. Así fue como quedó el mismo luego de esta nueva resolución:

Artículo 45.

Los beneficios fiscales aplicables en cada caso a las tres modalidades de gravamen a que se refiere el artículo 1 de la presente Ley serán los siguientes:

B) Estarán exentas:

26. Los arrendamientos de vivienda para uso estable y permanente a los que se refiere el artículo 2 de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos.

¿Cómo declarar en él?

Sin embargo, el decreto no elimina la obligación, sólo introduce una exención. De esta manera, los arrendatarios aún deben continuar autoliquidando el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP).

impuestos por alquilar piso

Para ello deben presentar en la delegación de Hacienda correspondiente a la Comunidad Autónoma en donde se encuentra la vivienda arrendada el denominado modelo 600. En él deben marcar la casilla “exento” y luego especificar una cuota a pagar de 0 euros.

En conclusión…

Los impuestos que se deben pagar por alquilar un piso no son demasiados y en todos los casos existen, tanto para arrendador como para arrendatario, importantes exenciones y bonificaciones. De esta manera, podemos afirmar que alquilar una vivienda es una operación sujeta a una baja carga impositiva para los inquilinos, pero también para los propietarios.

Cabe recordar que al alquilar un piso serán únicamente los arrendadores quienes estarán obligados a pagar alguna clase de impuestos. Se trata principalmente del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) ya que, como hemos visto, el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) sólo interviene cuando se trata de un alquiler con fines comerciales. En caso de que se trate de una vivienda, solo corresponderá al propietario abonar el IRPF. De todas maneras, es importante recordar también que la reducción para arrendadores respecto a este tributo es importante, ya que se trata de un 60% sobre el valor final.

En cuanto a los arrendatarios, si bien la obligación de tributar en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) continúa vigente, como hemos señalado, la exención es total cuando se trata de un alquiler de vivienda habitual. De esta manera, podríamos afirmar que los inquilinos no están sujetos al pago de ningún impuesto por alquilar un piso.

Luego de haber leído este post nos interesa muchísimo conocer tu opinión. Si quieres compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso. ¡Te esperamos!

También puede interesarte:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Hoy en día al comprar para alquilar una vivienda en España no solo significa que se está haciendo una inversión inmobiliaria; también es una oportunidad para ganar dinero si se destina para tal fin.

España es un país muy popular para comprar una propiedad para alquilar. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los propietarios de propiedades con el propósito de estancias turísticas (a corto plazo); y alquileres a largo plazo deberán enfrentar una serie de trámites legales y gestiones relacionados con la adquisición y posterior alquiler de la vivienda.

Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU)

 La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) es la que regula los alquileres en España, específicamente aquellos que se refieren al alquiler de una propiedad destinada como vivienda permanente del inquilino.

 Tras la última modificación de la ley, en marzo de 2019, la duración mínima de un contrato de alquiler es de cinco años si se trata de un arrendamiento entre personas naturales, en el caso de personas jurídicas es de siete años. Después de este período, el contrato de alquiler puede extenderse por otros tres años si ninguna de las partes renuncia a la extensión.

 Una vez transcurrido este plazo, los inquilinos que no deseen continuar con el contrato solo tienen que avisar al arrendador con un mes de antelación a la fecha de terminación. El propietario debe dar cuatro meses de aviso.

Si, por cualquier motivo, el inquilino desea rescindir su contrato de arrendamiento, puede rescindir un contrato de alquiler después de que hayan transcurrido al menos seis meses en el contrato inicial, siempre que se notifique al propietario con al menos treinta días de anticipación.

Por otro lado, el arrendador no podrá recuperar la vivienda hasta que haya transcurrido el primer año del contrato, y siempre que el arrendador informe al arrendatario de que necesita la vivienda alquilada para utilizarla como vivienda permanente para sí o para sus familiares.

Entonces, si estás pensando comprar una vivienda para alquilar, como inversión, debes tener en cuenta que no podrás hacer uso personal de ella por lo menos en un año, así que debes pensar muy bien si realmente no la necesitarás en el corto o mediano plazo.

Alquilar para comprar vivienda

Ventajas y Desventajas de comprar para alquilar una vivienda

Los Pros

  • Ya sea que esté comprando una casa para alquilar a inquilinos a largo plazo o como un alquiler de vacaciones a corto plazo, un alquiler supone un beneficio monetario fijo en el que puedes confiar como parte de tu planificación financiera a largo plazo.

  • Hay un riesgo financiero mucho menor al decidir invertir en propiedades que en muchos otros tipos de oportunidades de inversión.  

  • Piensa en los impuestos. Los ciudadanos que alquilan propiedades a largo plazo y son residentes fiscales en España pueden solicitar una reducción del 60 por ciento en sus declaraciones de impuestos.
  • El flujo de efectivo neto obtenido por el alquiler después de los gastos puede complementar tus ingresos de jubilación u otras metas financieras.
  • El alquiler cobrado puede compensar la hipoteca, los costos de reparación y los gastos para administrar la casa.
  • Los bienes raíces no son tan volátiles como el mercado de valores y, a menudo, reaccionan de manera opuesta al mercado, lo que lo ayuda a diversificarse.

Los contras

  • La falta de pago por parte del inquilino es una posibilidad, lo que puede requerir que el propietario presente una petición de desalojo lo que puede acarrear gastos adicionales.

  • Muchos propietarios de viviendas no consideran los costos adicionales involucrados en la compra de una propiedad bajo la condición de compra para alquilar: debes responsabilizarte del mantenimiento y los cargos por servicios.

Alquilar o no alquilar

Para empezar, debemos recordar que el mercado está en una situación favorable y en alza en en los actuales momentos. Invertir en vivienda siempre será una opción, segura, líquida y rentable, que se mantiene en el tiempo y cualquier gasto en el que se haya incurrido, es recuperable en unos pocos años.

Por otra parte, la demanda de alquiler ha aumentado, se ha determinado que los jóvenes que buscan vivienda prefieren alquilar antes que comprar un piso, por ser más rápido y asequible. Además que se han aligerado los trámites y papeleo legales.

En términos de inversión, invertir en inmuebles es menos volátil que el mercado de valores y, a menudo, reaccionan de manera opuesta al mercado, lo que lo ayuda a diversificarse.

Alquilar para comprar vivienda

Consejos a tomar en cuenta al comprar para alquilar una vivienda

  • Pasar por todo este proceso puede ser difícil sin asesoramiento legal profesional. No solo sabrá lo que está sucediendo en cada etapa, sino que contratar a un asesor inmobiliario le ahorrará cualquier posible malentendido o contratiempo.
  • Asegúrese de que no haya deudas pendientes con la propiedad antes de adquirirla.
  • Verifique la propiedad obteniendo una copia de las escrituras de la casa.
  • Compruebe que todos los permisos y trámites legales estén al día.
  • Obtén el valor catastral del inmueble, para que puedas conocer la carga tributaria.
  • Verifica el Registro de la Propiedad para asegurarse de que la propiedad está legalmente registrada.
  • La ubicación es importante para garantizar un ingreso por alquiler. Comprobar antes de comprar para alquilar una vivienda, la rentabilidad y los costes asociados al alquiler y mantenimiento de la vivienda.
  • Instala un sistema de alarma. Esto evitará que ocupen tu casa cuando no está alquilada.

Entonces, ¿es rentable comprar para alquilar una vivienda?

 La respuesta a esta pregunta va más allá de la cuestión de los impuestos y la ley. En gran medida, depende del tipo de inversión que esté buscando y del objetivo final de tus actividades de inversión (es decir, ¿por qué necesita el dinero?).

En primer lugar, para determinar la rentabilidad de un alquiler, hay que estar claro que esta depende tanto del valor del inmueble como su ubicación.

El cálculo de la rentabilidad de un alquiler puede ser un poco complejo, aunque cada vivienda es distinta, se puede utilizar la siguiente fórmula, para tener un aproximado de la rentabilidad real:

100 x (ingreso anual por alquiler – costes de mantenimiento) / Valor del inmueble = Rendimiento bruto anual

Por ejemplo, suponiendo que tenemos un inmueble por un valor de 200.000 Euros y a su vez tenemos unos costes de mantenimiento anuales (comunidad, IBI,etc.) de 750 Euros y lo alquilamos a 800 Euros mensuales (9.600 Euros anuales), el rendimiento anual sería del 4,43% por el alquiler de la vivienda.

100 x (9.600 – 750) / 200.000 = 4,43%

Alquilar para comprar vivienda

Pasos a seguir al comprar para alquilar una vivienda

Paso 1 – Pon tus finanzas en orden. Ahora es el momento de hablar con un asesor financiero, para decidir cuánto dinero invertir y el tipo de rendimientos a obtener. También habla con un asesor inmobiliario para conseguir la mejor oferta (o hipoteca en principio) para cuando encuentre la propiedad adecuada.

Paso 2 – Encuentra una propiedad y acepta la oferta. Esto podría tomar un tiempo, así que no desesperes y aguarda unos buenos meses para el proceso.

Paso 3 – Contrata un seguro. Junto con el seguro de edificios, querrás protegerte contra costos inesperados como lesiones a los inquilinos, daños y pérdida de alquiler.

Paso 4 – Encuentra inquilinos. Puede ser a través de una agencia o encontrar los inquilinos de forma privada. La opción correcta dependerá de qué tan involucrado quieras estar. Pero recuerda: incluso si eliges a mano a tus propios inquilinos y ya los conoces bien, siempre es bueno redactar un contrato legalmente vinculante. ¡Las amistades han terminado en mucho menos que un piso!

Paso 5 – Comprar para alquilar una vivienda es una inversión práctica. Recuerda que deberás seguir revisando tu hipoteca cuando expire el acuerdo actual y realizar cualquier mantenimiento necesario en la propiedad.

En conclusión, si quieres proteger tus finanzas comprar una casa para alquilar puede ser una excelente opción de crear una entrada mensual de dinero, además de ser una inversión segura a futuro y sin riesgos.

Esperamos que este artículo te haya ayudado si estás interesado en comprar para alquilar una vivienda. Nos encantaría saber tu opinión, puedes dejarnos un mensaje en los comentarios.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso ¡Te esperamos!

Creemos que este artículo también te puede interesar:

El mercado inmobiliario está en alza, y ni la pandemia ni los precios de las viviendas, lo van a hacer bajar. Las solicitudes para compras casas han aumentado constantemente año tras año, ya que elegir una inversión inmobiliaria siempre será una buena opción.

Generar mayores ingresos con una inversión es una gran decisión para tomar, sin embargo, adquirir una casa es un sueño para algunas personas. Elegir comprar o alquilar es una decisión importante que puede llegar a afectar su salud financiera, estilo de vida e incluso sus objetivos personales.

En el mercado actual, la inversión ha crecido más allá de los activos tradicionales. Si bien las acciones y los bonos siguen siendo opciones para aumentar sus ingresos a largo plazo, otra de esas opciones es la inversión inmobiliaria, que puede ser una forma lucrativa de ganar dinero para su jubilación. Sin embargo, no es para todos. Elegir una inversión inmobiliaria requiere dedicación, investigación y planificación. Si te interesa invertir en el sector inmobiliario, aquí tenemos algunos consejos prácticos e interesantes.

Conoce los costos involucrados

Seamos francos, la inversión inmobiliaria no es barata. Las propiedades cuestan bastante para comprar directamente, pero si tienes los fondos o estás dispuesto a obtener un préstamo, puede valer la pena. Sin embargo, no es tan simple como comprar una propiedad y verla ganar dinero. Hay costos adicionales a tener en cuenta: mantenimiento básico, mantenimiento anual, actualizaciones y gastos como servicios públicos e impuestos.

Elegir una inversión inmobiliaria

Encuentra propiedades en barrios emergentes

Los vecindarios emergentes ofrecen potencial de crecimiento e incentivos fiscales para los compradores; pues los vecindarios emergentes maximizan las ganancias y se aseguran de que sus ingresos cubran sus costos, especialmente si decide comprar para alquilar Diversifica tu área de influencia

Considerar una sola área geográfica, limita mucho su potencial de rentabilidad, al considerar inversiones en otras ciudades, tendrás un gran conjunto de mejores oportunidades de inversión, además, protege tu cartera contra la volatilidad de los mercados locales.

No pierdas de vista las amenidades

Los inmuebles se ven altamente beneficiados si cuentan con amenidades que mejoren las necesidades de bienestar de los futuros habitantes en términos de calidad de vida y comodidad.

Contar con áreas comunes atractivas, gimnasio, piscinas, espacios para mascotas, son algunas de las amenidades más solicitadas para aquellos que deciden invertir en viviendas, pues aumentan la plusvalía del inmueble.

Haz un estudio del estado físico del inmueble

Es recomendable hacer un recorrido periódico sobre los contratos de arrendamiento. Esto es principalmente para preguntarle al inquilino si hay algo que esté notando que deba arreglarse. Hacerse cargo de los pequeños problemas antes de que se hagan grandes, ayuda a ahorrar mucho dinero.

Elegir una inversión inmobiliaria

Compra pensando en grande

Al elegir una inversión inmobiliaria, es posible que eventualmente desees venderla. El objetivo es vender la propiedad por más de lo que pagó por ella. El valor de la propiedad aumenta haciendo actualizaciones o adiciones simples. Cuando aumenta el valor de la propiedad, puedes venderla por más del costo de la inversión inicial, y así verás los frutos de tu arduo trabajo a lo grande.

Conoce tu mercado

Al invertir en inmuebles, es importante aprender y convertirse en un experto en el mercado seleccionado. Estar bien informado sobre las tendencias actuales, incluidas las disminuciones o aumentos en los alquileres promedio, los ingresos, las tasas de interés, etc., le permitirá reconocer el estado actual del mercado y planificar para el futuro.

Establece un presupuesto y un cronograma

Como nuevo inversor, es recomendable reservar por lo menos un 50% del presupuesto, para reservas y contratiempos. El presupuesto casi siempre va más alto de lo previsto y cuando está rehabilitando casas, un problema puede detectar otro y así va evitando males. En términos de cronograma, pasa lo mismo: si tiene un cronograma de 60 días, no se extrañe si el proyecto toma 90 días. Con gastos adicionales, viene tiempo adicional.

Considera un fondo para gastos e imprevistos

Al elegir una inversión inmobiliaria, asegúrate de tener en cuenta todos los gastos y tener fondos para días lluviosos reservados para gastos futuros. Si está alquilando propiedades de gama alta, sus proporciones pueden ser diferentes, pero para la mayoría de los mercados, sus proporciones serán muy similares a estas. Asegúrate de mantener una reserva para cubrir gastos imprevistos, porque nunca se sabe cuándo llegarán.

Elegir una inversión inmobiliaria es un negocio

La inversión inmobiliaria es un negocio y, como cualquier otro negocio, requiere una planificación, ejecución y gestión con propósito. Las empresas más exitosas están dirigidas por personas de alta calidad en todos los niveles de la organización.

Considera los gastos administrativos

Si tienes el tiempo, la energía y el conocimiento, aunque no tengas la experiencia, es posible que puedas encargarte de la administración de las propiedades por tí mismo. Pero a medida que crece tu cartera inmobiliaria, probablemente tendrás que contratar y delegar esta tarea en otra persona.

Para evitar sorpresas desagradables al comprar una propiedad, considera hacer números para tener en cuenta este gasto antes de asumir realmente el costo. De esa manera, cuando decidas contratar a un administrador de propiedades, la tarifa ya se tendrá en cuenta en los cálculos de ganancias y pérdidas.

Gana tu dinero cuando compres

Es posible que siendo un nuevo inversor, pagues de más por un inmueble, especialmente en este mercado donde las viviendas se están vendiendo rápidamente. En general, si se queda con la propiedad, no cuenta como una forma de ganar dinero; pero si está comprando para alquilar, buscar casas que necesiten un poco de trabajo y tengan flujo de efectivo rápido desde el primer día es una buena opción.

Tener múltiples estrategias de salida

Nunca te embarques en una inversión inmobiliaria sin tener múltiples estrategias de salida; es aconsejable, para mitigar los factores de riesgo, comprar propiedades que tengan números lo suficientemente buenos como para ser un alquiler también. Cambiar las casas de inicio, que están en los rangos de precios que se pueden alquilar para obtener un flujo de efectivo sólido cada mes; te permite generar riqueza manteniéndolas como alquileres o mitigar sus riesgos cuando las cosas se van ralentizando.

Invierte teniendo el mercado a tu favor

Estudia las condiciones del mercado y trata de invertir en el mejor momento. Esto no es especular, sino tratar de entender en general lo que sucederá con los precios de los inmuebles en los próximos años. Es preferible comprar durante la recesión y las primeras etapas de las fases de recuperación. Esto permite obtener importantes ganancias de capital además de los ingresos por alquiler.

Elegir una inversión inmobiliaria

Considera las inversiones inmobiliarias no tradicionales

Recuerda que la inversión inmobiliaria no tiene que ser igual a una elección entre invertir en casas unifamiliares y edificios de apartamentos. Puede invertir en edificios de oficinas, complejos de unidades de almacenamiento, espacio industrial y almacén. Todo esto genera ingresos por alquiler. En cualquier caso, su inversión produce un flujo de caja constante con pocos gastos de bolsillo. 

Esperamos que este artículo te haya ayudado si quieres elegir una inversión inmobiliaria . Nos encantaría saber tu opinión, puedes dejarnos un mensaje en los comentarios.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso ¡Te esperamos!

Creemos que este artículo también te puede interesar:

El alquiler de un piso implica obligaciones y requisitos que tanto el arrendador como el arrendatario deben cumplir. Entre ellos se encuentran los documentos que ambas partes deben presentar para poder iniciar esta relación y que el propietario pueda obtener un beneficio, mientras el inquilino disfruta de utilizar la vivienda en cuestión. ¿Qué documentos debe presentar el arrendatario para alquilar un piso? ¿Y el arrendador? En este artículo te lo contamos.

CONTENIDO ACTUALIZADO

Al momento de firmar un contrato de alquiler, tanto propietario como inquilino deben presentar una serie de documentos. En ambos casos, las certificaciones necesarias buscan brindar al acuerdo la mayor seguridad jurídica posible y ofrecer protección a ambas partes. ¿Cuáles son estos documentos?

A continuación te contamos de qué se tratan el depósito de fianza, el aval, la garantía propietaria y el seguro de caución, todos documentos que le corresponden al inquilino. También, en qué consisten el Certificado de Eficiencia Energética, la cédula de habitabilidad y los títulos de propiedad, que deben ser acreditados por el propietario. ¡Sigue leyendo!

Documentos que necesitan los inquilinos para alquilar un piso

documentos para alquilar piso

Los documentos que deben aportar los arrendatarios para poder comenzar a alquilar el piso que eligieron tienen que ver, principalmente, con la certificación de su identidad y de que podrán afrontar los pagos correspondientes mes a mes. A continuación te mostramos cuáles son.

Identificación personal

Se trata del Documento Nacional de Identidad (DNI), cuando el inquilino nació en España, o de la Tarjeta de Extranjero y el Número de Identidad de Extranjero (NIE), cuando la persona es extranjera. Sea cual sea su caso, debe presentar el documento original pero también una copia.

Depósito de fianza

Esta exigencia tiene que ver con lo dispuesto por la Ley de Arrendamientos Urbanos. ¿Qué implica? Que el inquilino debe depositar una fianza equivalente a una mensualidad de alquiler en la Agencia de la Vivienda correspondiente o en un organismo análogo que haya en dicha Comunidad.

Aval

En este caso, se trata de una exigencia que podría haber por parte del propietario. ¿De qué se trata el aval? Del pago de un monto equivalente a varias mensualidades de alquiler. Esta suma de dinero, idealmente, debe quedar inmovilizada durante un tiempo en una cuenta bancaria. ¿Cuál es su objetivo? Certificar que existe la posibilidad de afrontar el pago por el alquiler y asegurarle al arrendador que la intención de habitar la vivienda y cumplir con el contrato es real.

documentos para alquilar piso

Existe también otra opción para acreditar solvencia que es más práctica y más habitual. En el caso de que el inquilino disponga de una nómina o de rentas regulares, puede aportar documentación que certifique estos ingresos que obtiene periódicamente. ¿Cuáles pueden presentarse? Por ejemplo, los recibos de nómina o de IRPF.

Garantía propietaria para alquilar piso

Mediante este documento, una persona elegida por el inquilino, a la cual se denomina garante, presenta la escritura de su propiedad. ¿Con qué objetivo? El de ofrecer un respaldo ante eventuales incumplimientos del contrato.

Seguro de caución para alquilar piso

Este documento, al cual también se lo conoce como seguro de garantía, tiene como principal función la protección del contrato de alquiler. Es decir, brinda protección en este acuerdo tanto al propietario como al inquilino. Es una buena opción para quienes no cuentan con una garantía propietaria.

Documentos que necesitan los propietarios para alquilar su piso

documentos para alquilar piso

En el caso de los documentos que los arrendadores deben presentar para alquilar su vivienda, se trata, principalmente, de poder asegurar al inquilino que la vivienda es realmente suya y que es apta para ser habitada. A continuación te mostramos cuáles son.

Certificado de Eficiencia Energética

El Certificado de Eficiencia Energética es un documento exigido por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para alquilar cualquier propiedad. Tiene como principal objetivo lograr una mejora energética en todos los países de la Unión Europea. Para ser válido, debe reflejar todos los aspectos energéticos de la vivienda. En especial, su consumo de energía y su nivel de emisión de CO2.

Es importante aclarar que este certificado debe ser emitido por un técnico competente. Según el Real Decreto 235/2013, esta persona debe contar con un título que lo habilite para redactar certificados de eficiencia térmica. Debe tratarse de un ingeniero, un arquitecto o un técnico especializado y cada propietario es libre de decidir a qué empresa quiere contratar para obtener la certificación.

Cédula de habitabilidad

En este caso, se trata de un documento que certifica que la vivienda cumple con las condiciones mínimas para ser habitada. En este artículo te contamos con detalle cuáles son estos requisitos. La cédula de habitabilidad es expedida por la Oficina de la Vivienda de cada Ayuntamiento, teniendo en cuenta que los requisitos de habitabilidad varían según cada Comunidad Autónoma. 

documentos para alquilar piso

Sin embargo, es importante tener en cuenta que primero hay que contactar a un técnico especializado o a un profesional, como a un arquitecto, para que analice la vivienda y envíe un informe a los organismos mencionados. Sólo después de completar este paso será posible adquirir dicha documentación.

Títulos de propiedad

El propietario debe poder acreditar que es realmente el dueño del inmueble. ¿Cómo puede certificar esto? Mediante una escritura pública de compraventa u otro tipo de título de propiedad que se encuentre registrado y se ajuste a la ley. 

Otros documentos que necesitan los propietarios para alquilar su piso

Al momento de firmar el contrato de alquiler, suele acostumbrarse que el arrendador, además de presentar toda la documentación necesaria, también acredite estar al día con el pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y los suministros de luz, agua, gas, etc. Para certificar esto debe presentar los recibos y facturas correspondientes.

También, no es menos importante aclarar que el propietario debe entregar en este momento todos los juegos de llaves de la vivienda con los que cuente. Esto se debe a que, una vez oficializado el contrato, el único que puede acceder a la vivienda es el inquilino. El arrendador, por su parte, no podrá hacerlo sin el consentimiento del arrendatario hasta que finalice el plazo del alquiler.

Luego de haber leído este post nos interesa muchísimo conocer tu opinión. Si quieres compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso. ¡Te esperamos!

También puede interesarte:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

La firma de un contrato de alquiler y el consecuente inicio de una relación arrendador-arrendatario implica que a cada una de las partes le corresponderán determinados derechos, pero también ciertas obligaciones hasta que el acuerdo finalice. En este sentido, la normativa vigente intenta mantener siempre la balanza en equilibrio, para que ninguna de las figuras que intervienen se vea excesivamente beneficiada o gravemente perjudicada. ¿Qué derechos y obligaciones le corresponden al propietario en el alquiler de una vivienda y cuáles al inquilino? En este artículo te lo contamos en detalle.

CONTENIDO ACTUALIZADO 

Tanto el propietario como el inquilino cuentan con una serie de derechos en los acuerdos de arrendamiento pero, en ambos casos, a estos también les corresponden ciertas obligaciones. Todos ellos están especificados en el Código Civil español. Pero como el tema que aquí nos interesa es el alquiler de bienes inmuebles, también entran en juego las disposiciones de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

A continuación veremos en detalle cuáles son y en qué consisten los derechos y obligaciones del propietario y el inquilino en un acuerdo de arrendamiento. ¡Sigue leyendo!

¿Qué derechos y obligaciones le corresponden al propietario al alquilar su piso?

Derechos del propietario

derechos y obligaciones inquilino y propietario

Los propietarios tienen derecho a:

  • Solicitar garantías al inquilino antes de firmar el contrato de alquiler.
  • Recibir el pago de la renta en tiempo y forma.
  • Ser consultados antes de realizarse modificaciones o reformas en su vivienda.
  • Ser notificados con anticipación ante una finalización temprana del contrato.
  • Recibir el inmueble en condiciones al terminar el acuerdo.
  • Acceder a una serie de beneficios fiscales.

Derecho a solicitar garantías al firmar el contrato de alquiler

Antes de iniciar la relación arrendador-arrendatario, los propietarios pueden exigir una serie de garantías a los inquilinos. Estas tienen como principal objetivo verificar su nivel de solvencia. La primera de ellas es la fianza, cuya entrega es obligatoria y consiste en el pago de una suma de dinero que luego, si todo marcha bien, es devuelta al arrendatario al finalizar el contrato. En este artículo te contamos con detalle en qué consiste el depósito de la fianza.

derechos y obligaciones propietario inquilino

También, existe la posibilidad de solicitar al inquilino garantías adicionales. Aunque no son obligatorias, también constituyen un derecho del propietario y pueden servirle para cubrirse frente a todo tipo de eventualidades. Las principales son la solicitud de nóminas o declaraciones de la renta más recientes, un seguro de impago de alquiler, un aval bancario, un depósito, distinto al de la fianza y la presentación de un fiador solidario. En este artículo te mostramos de qué se trata cada una de ellas.

Derecho a recibir el pago de la renta en tiempo y forma

Una vez firmado el contrato de arrendamiento, el principal derecho que tiene el propietario es el de recibir las mensualidades de renta en tiempo y forma. El solo atraso en uno de los pagos ya implica para el arrendador otro derecho, que es el de iniciar acciones legales por morosidad. En este artículo te contamos en detalle cómo proceder legalmente en estos casos y en qué consiste un proceso de desahucio.

Derecho a ser consultado antes de la realización de reformas o modificaciones

Parece evidente, pero no por ello es menos importante aclararlo. Si bien existe la posibilidad para el inquilino de realizar diferentes reformas o modificaciones en la vivienda, el propietario siempre deberá ser consultado antes. No importa si se trata de un cambio pequeño, como pintar una pared, el arrendador tiene derecho a dar su consentimiento o no.

Derecho a ser notificado con tiempo ante una finalización temprana del contrato de alquiler

Es muy común que los inquilinos abandonen la vivienda antes de tiempo, esperando no quedar sujetos a ninguna consecuencia. Sin embargo, si en el contrato figura de forma explícita una penalización económica por desistir anticipadamente del acuerdo, tendrá que cumplir con ella. 

En este sentido, cabe aclarar que el propietario tiene derecho a ser notificado de esta partida temprana al menos con treinta días de anticipación. De lo contrario, el monto a pagar de penalización será mayor para el arrendatario.

Derecho a recibir la vivienda en condiciones al finalizar el contrato

Este punto también parece evidente, pero cabe mencionar que el propietario tiene derecho, una vez que finaliza el contrato de alquiler, a recibir su vivienda en las mismas condiciones en las que la entregó. En caso de que esto no ocurra, podrá reclamar la reparación de los daños ocasionados o una indemnización que cubra dichos perjuicios. También existe la posibilidad de retener al inquilino la fianza que entregó al firmar el contrato.

Derecho a acceder a beneficios fiscales

A la hora de tributar en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), los propietarios tienen derecho a deducir gastos inherentes al arrendamiento de su vivienda. También, a acceder a una reducción del 60%. En este artículo te contamos en detalle cómo tributa alquilar un piso en el IRPF.

Obligaciones del propietario

derechos y obligaciones inquilino y propietario

Los propietarios tienen la obligación de:

  • Ceder por completo el uso y disfrute de la vivienda.
  • Mantener las condiciones de habitabilidad y eficiencia energética de la misma.

Obligación de ceder por completo el uso y disfrute de la vivienda

La obligación más elemental con la que deben cumplir los propietarios al alquilar su vivienda es la de ceder por completo a los inquilinos el uso y disfrute del bien. Esto se debe a que, ante la ley, mientras dure el contrato, es el arrendatario el verdadero poseedor del bien.

derechos obligaciones propietario inquilino

Obligación de mantener las condiciones de habitabilidad y eficiencia energética de la vivienda

No es menos importante mencionar que, para poder alquilar su vivienda, los propietarios deben entregarla a los inquilinos en condiciones de ser habitada. Esto implica que deben solicitar revisiones de profesionales o técnicos especializados para tramitar documentos como la Cédula de Habitabilidad o el Certificado de Eficiencia Energética (CEE). En este artículo te mostramos en detalle de qué se trata dicha cédula. En este otro, todo lo que debes saber sobre el certificado energético.

¿Qué derechos y obligaciones le corresponden al inquilino al alquilar un piso?

Derechos del inquilino

derechos y obligaciones inquilino y propietario

Los inquilinos tienen derecho a:

  • Visitar la vivienda antes de firmar el contrato.
  • Negociar el tiempo de duración del mismo.
  • Tener prioridad para adquirir el inmueble en caso de que el propietario desee venderlo.
  • Transmitir la titularidad a un familiar.
  • Exigir la conservación y el mantenimiento de la propiedad.
  • Acceder a beneficios fiscales.

Derecho a visitar la vivienda antes de firmar el contrato

Antes de firmar un contrato de arrendamiento, los futuros inquilinos deben poder solicitar a los propietarios una visita y un recorrido completo por la vivienda que desean alquilar. Esto les permitirá saber si dicho inmueble se encuentra en condiciones de ser habitado y conocer con qué muebles, electrodomésticos y demás equipamiento cuenta. Es decir para, principalmente, evaluar si se ajusta a sus necesidades. Aprovechar este derecho es fundamental para tomar la mejor decisión.

Derecho a negociar el tiempo de duración del contrato

Todos los inquilinos tienen derecho a determinar, en conjunto con los propietarios, por cuánto se extenderá la duración de su relación. En este sentido, la normativa vigente indica que dichos acuerdos deben prorrogarse por un mínimo de cinco años. Por lo tanto, todos los arrendatarios tienen derecho a acceder a un contrato de alquiler de esta duración. Una vez que se cumple este plazo, si no hay voluntad de renovación a través de una nueva negociación, el contrato se extingue.

Derecho de adquisición preferente

Una de las tantas eventualidades que pueden surgir en un arrendamiento es que los propietarios decidan vender la vivienda en cuestión. En estos casos, los inquilinos cuentan con el derecho de adquisición preferente. ¿Qué significa? Que si desean comprar el inmueble, tienen prioridad por sobre otras personas que estén interesadas.

derechos obligaciones propietario inquilino

En este sentido, también cabe mencionar la posibilidad de acceder a un alquiler con opción a compra. Sin embargo, a diferencia de la situación anterior, esta debe pactarse antes de firmar el contrato de alquiler y debe explicitarse en dicho documento. En este artículo te contamos en detalle de qué se trata el alquiler con opción a compra. 

Derecho a transmitir la titularidad

Se trata de un derecho poco conocido por los inquilinos. No obstante, la realidad es que la normativa vigente permite la transmisión de la titularidad de un alquiler, manteniendo las mismas condiciones, entre familiares. Es decir, que un arrendatario puede tranquilamente ceder su lugar en la vivienda alquilada a un allegado. Sí, bajo el mismo contrato que se firmó al inicio del arrendamiento.

Cabe aclarar que, a pesar de ser un derecho totalmente exigible, es también limitado y sujeto a una serie de condiciones. Por lo tanto, será necesario consultar siempre con un asesor legal.

Derecho a exigir la conservación y mantenimiento de la vivienda

Como mencionamos previamente, en los derechos y obligaciones de los propietarios, los inquilinos pueden exigir un adecuado mantenimiento de la vivienda. Esto puede implicar la realización de una serie de obras, reparaciones, modificaciones y mejoras. 

Sin mencionar, en esta misma línea, que antes de firmar el contrato, los inquilinos deben poder exigir a los propietarios la acreditación de la Cédula de Habitabilidad y el Certificado de Eficiencia Energética (CEE), documentos de los que hablamos anteriormente.

Derecho a acceder a beneficios fiscales

Al igual que los propietarios, que cuentan con importantes deducciones y reducciones en el IRPF por arrendar su vivienda, los inquilinos también pueden acceder a ciertos beneficios fiscales.

Existen deducciones para arrendatarios que varían según cada Comunidad Autónoma, por lo tanto, deben consultarse de forma particular en cada región. No existe ningún derecho único de desgravación por alquiler que aplique con iguales condiciones en toda España.

Obligaciones del inquilino

derechos y obligaciones inquilino y propietario

Los inquilinos tienen la obligación de:

  • Realizar el depósito de una fianza al firmar el contrato.
  • Acreditar otras garantías que solicite el propietario.
  • Cumplir en tiempo y forma con el pago de la renta y otros gastos que se comprometió a asumir.
  • Entregar la vivienda en condiciones al finalizar el contrato.

Obligación de realizar el depósito de una fianza al firmar el contrato y acreditar otras garantías

Como mencionamos al enumerar los derechos del propietario, el inquilino tiene entre sus obligaciones la de realizar el depósito de una fianza, la cual consiste en el pago de una suma de dinero que luego, si no se producen inconvenientes, le será devuelta al finalizar el contrato.

derechos obligaciones inquilino propietario

Por otro lado, existe la posibilidad de que los propietarios soliciten garantías adicionales. También es obligación de los inquilinos cumplir con ellas. Las principales, como dijimos previamente, son la solicitud de nóminas o declaraciones de la renta más recientes, el seguro de impago de alquiler, el aval bancario, el depósito, distinto al de la fianza y la presentación de un fiador solidario.

Obligación de cumplir en tiempo y forma con el pago de la renta

Así como el principal derecho de los propietarios es el de recibir las mensualidades de renta en tiempo y forma, la principal obligación de los inquilinos es precisamente esta, la de cumplir con dichos pagos en los términos correspondientes. De no ocurrir esto, es posible que los arrendadores inicien acciones legales, lo cual puede derivar en un desalojo para los inquilinos.

Obligación de abonar los gastos que le corresponden

Al firmar el contrato de arrendamiento, es probable que los inquilinos no deban comprometerse únicamente con el pago de la renta todos los meses. También pueden quedar bajo su responsabilidad gastos como los recibos de los servicios o las cuotas de la comunidad de vecinos. El incumplimiento de estos pagos también se considerará como una falta grave. 

Obligación de dejar la vivienda en condiciones al finalizar el contrato

Al derecho de los propietarios de recibir su vivienda en condiciones una vez que finaliza el contrato de arrendamiento, le corresponde esta obligación de los inquilinos de posibilitarlo. Al abandonar el inmueble, deberán dejarlo tal como lo recibieron, pero habiendo contribuido también a su correcto mantenimiento.

Como habrás visto, los derechos y obligaciones del propietario en un acuerdo de arrendamiento son proporcionales a los del inquilino.

Para que la relación arrendador-arrendatario sea amena durante el período de duración del contrato, será indispensable que tanto inquilino como propietario se comprometan a cumplir con sus obligaciones, pero también será importante que hagan valer sus derechos.

Luego de haber leído este post nos interesa muchísimo conocer tu opinión. Si quieres compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso. ¡Te esperamos!

También puede interesarte:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Te encuentras en un momento de decisiones importantes y no sabes si debes vender o alquilar tu piso, no tienes de qué preocuparte. En Oi Realtor, te enseñamos todo lo que necesitas saber para tomar la mejor decisión. Te invitamos a leer el siguiente post.

Si pasas tu día investigando acerca de las viviendas y las mudanzas, puede existir un gran porcentaje de que quieras iniciar un nuevo paso para tu vida. Tienes dos opciones para llevarlo a cabo, puedes vender o alquilar tu piso; si quieres obtener ganancias todos los meses, el alquiler de tu vivienda será la decisión más acertada. Pero, si en cambio, quieres dejar el pasado atrás y deseas emprender un nuevo destino: vender tu casa puede ser la mejor alternativa.

Tomar la decisión de vender una propiedad no ocurre de manera sencilla, tu casa es el espacio que has adquirido como lugar en el cuál transcurres tus días. Sin embargo, a veces las situaciones de la vida empujan hacia nuevos caminos y es hora de que comiences a cambiar de aire; si piensas que no estás listo para vender tu vivienda, puedes ponerla en alquiler.

¿Vender o alquilar tu piso?: Conoce sus diferencias

Existen múltiples motivos para tomar la decisión de poner a la venta una vivienda, la más común es la situación económica. Ya sea, que quieras cambiarte de propiedad por haber adquirido una posición adquisitiva mejor o, porque necesites el dinero con urgencia.

La mejor decisión por la cual puedes vender tu casa se encuentra en lo monetario, por eso te indicamos que si no estás pasando por un buen momento en cuanto a tu economía personal, esta puede ser la salvación a todos tus problemas. Recuerda que al vender tu inmueble, adquirirás una buena ganancia que podrá permitirte adquirir una nueva propiedad y saldar deudas que tengas.

Si en cambio, deseas conservar la vivienda y obtener ganancias todos los meses alquilar tu piso puede ser, lo que estés necesitando. Además, cuando finalice el contrato de arrendamiento podrás regresar a tu casa y habitarla si así lo quieres o, colocarla nuevamente en alquiler. Tú debes establecer que es lo más conveniente para ti: vender o alquilar tu piso.

Si has encontrado empleo en otra zona, lo más aconsejable es vender tu casa

Trabajar lejos de tu piso, puede ser un gran contratiempo y una buena opción puede ser vender tu casa. A la larga, el cansancio se irá incrementando mucho más y no te sentirás bien, viajando durante horas para llegar a tu vivienda, un cambio de localización que se encuentre más cercano a tu trabajo, puede ser una alternativa interesante. Pero debes pensar que es mejor para ti: vender o alquilar tu piso.

Por otro lado, puede ocurrir que tengas que trasladarte de cuidad y, vender tu casa es una gran opción. En esta ocasión, verás que la decisión deberá ser tomada rápidamente, porque el empleo lo requiere y aunque, pueda parecer conflictivo al principio, vender tu propiedad no solo permitirá que obtengas otra, sino que tu cuenta bancaria crezca.

No obstante, alquilar tu vivienda también puede ser una gran alternativa para pensar. Si adquieres una nueva vivienda cerca de tu nuevo empleo y, deseas obtener ganancias todos los meses: el alquiler puede ser la solución. No es necesario que viajes muy seguido a la vivienda alquilada y, podrás disponer de dinero extra, para realizar un nuevo emprendimiento o, hacer lo que tú quieras.

¿Vender o alquilar tu piso?

La causa principal para vender una propiedad con rapidez, es la del divorcio. Los niños no tienen que ser partícipes de los conflictos y ante el menor malentendido entre parejas, lo mejor será vender la casa que se tiene en común.

En este caso, no sería aconsejable alquilar tu piso, porque las partes en cuestión no se encuentran en el mejor momento y podría provocar mayores inconvenientes. Pero, si el piso se está a nombre de uno solo de los integrantes de la vivienda, se la podría alquilar porque el título de la propiedad no sería compartido.

Sin embargo, si hay niños de por medio y los problemas entre las personas que deciden divorciarse no terminan, lo mejor es vender la propiedad para obtener ganancias iguales. De esta manera, cada una de las partes podrá elegir su nuevo sitio para vivir y encontrar el lugar más adecuado para que los niños vivan sin inconvenientes.

Beneficios de alquilar tu piso

Si todavía no has elegido que es más conveniente para ti y, te encuentras ante la disyuntiva de vender o alquilar tu piso, te diremos los beneficios de optar por esta última. Alquilar es una de las mejores formas de obtener dinero, puede ocurrir que quieras adquirir una nueva propiedad o, decidas cambiarte de vecindario y, el pago de la renta por parte de los inquilinos será una gran oportunidad.

Además, si después de 5 años decides recuperar tu vivienda, podrás hacerlo en el momento en que se termine el contrato de arrendamiento. Esta es una de las posibilidades que plantea alquilar, cuando se vende una vivienda no existen opciones para recuperarla, al menos que sea volver a comprarla y al precio del mercado.

Alquilar ofrece al propietario de la vivienda, la posibilidad de volver a vivir en esa casa que alguna vez vivió y si no, brindársela a algún familiar que la necesite. Por si fuera poco, permite que una persona que no cuente con el poder adquisitivo necesario para comprar una casa, obtenga un lugar para vivir por un tiempo determinado.

Vender tu casa puede ser una gran opción para invertir

Una de las últimas tendencias en el mercado inmobiliario, se observa en la compra de casas para luego volver a venderlas. La inversión es un buen punto a tener en cuenta, si deseas vender tu casa.

Puede ocurrir que tengas una casa y no desees venderla, pero si quieres adquirir una segunda propiedad para utilizar como inversión, puede ser una gran oportunidad. Comprar una casa por un bajo precio, puede ser tu trampolín hacia el mundo de las ganancias, ya que si logras modernizarla y arreglarla, puedes ponerla a la venta nuevamente.

La inversión es una buena oportunidad para los negocios. Así que recuerda, si adquieres otra casa y la remodelas, puedes venderla nuevamente y conseguir los mejores beneficios en términos de ganancias monetarias.

Si necesitas ayuda para alquilar tu propiedad, acude a OI REALTOR

vender o alquilar tu piso

¿Deseas poner tu piso en alquiler o, quieres alquilar el mejor piso de la zona? No tienes de qué preocuparte, en OI REALTOR te brindaremos la información que necesitas conocer, para transformarte en el mejor propietario o inquilino. Te invitamos a ingresar a nuestro sitio web, para indicarte los servicios con los que contamos.

Además, te ayudaremos a responder cualquier pregunta que poseas sobre alquileres, te acompañaremos en todo lo que requieras. Nuestro deseo es que conozcas el mundo inmobiliario en su totalidad, con el fin de tomar las mejores decisiones para tu proyecto.

Si te has quedado con alguna duda, te invitamos a dejarla a través de nuestro número de WhatsApp. Te responderemos lo más rápido posible.

También puede interesarte:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Alquilar una vivienda supone la realización de una serie de trámites. Aunque no son tantos como los que implica una compra, la mayoría de ellos son igual de importantes. ¿Qué ocurre específicamente con el empadronamiento? ¿Es obligatorio hacerlo al convertirse en inquilino? ¿Cómo se tramita? En este artículo te contamos todo lo que debes saber con respecto al empadronamiento en un alquiler de bienes inmuebles. 

CONTENIDO ACTUALIZADO

Todas aquellas personas que se muden a otro municipio o vengan a España desde el exterior para alquilar una vivienda deben realizar el trámite de empadronamiento. ¿En qué consiste? ¿Cuáles son los pasos necesarios para realizarlo? ¿Qué documentación se requiere? A continuación te lo contamos.

¿Qué es el empadronamiento?

El empadronamiento es un trámite mediante el cual se acredita el tiempo de permanencia de una persona en territorio español, independientemente de su nacionalidad o de su situación legal. Es decir que se debe realizarlo aunque se tenga residencia o no (también si la misma se encuentra en trámite). Inscribirse en el padrón sirve también para acreditar que se es vecino de determinado municipio.

¿Es obligatorio realizar el trámite de empadronamiento al convertirse en inquilino?

El empadronamiento no solo es una obligación para los habitantes de cada municipio, sino que también es un derecho ineludible. A través de él, las autoridades pueden acreditar el domicilio de cada persona para así actualizar correctamente las estadísticas o el censo electoral. También es un requisito para la mayoría de los trámites relacionados con la Ley de Extranjería (reagrupamiento familiar, arraigo social, etc).

empadronamiento inquilino

No obstante, lo más importante con respecto a este trámite son los beneficios que implica: el empadronamiento facilita el acceso a determinados derechos, como la asistencia sanitaria pública o la escolarización básica de los menores.

Pero, ¿es obligatorio realizar el trámite al convertirse en inquilino de un piso? Si la persona ya se había empadronado previamente y se muda dentro del mismo municipio no tendrá que volver hacerlo. En cambio, si se muda a otro o si proviene del exterior, sí será necesario que se empadrone.

Cómo empadronarse siendo inquilino

Para inscribirse en el padrón municipal es necesario aportar a la administración local toda la documentación que detallaremos a continuación. La misma permite comprobar los datos personales del solicitante y el domicilio en donde reside.

En muchas ciudades españolas el trámite puede realizarse de manera online con un certificado digital. En Barcelona o Valencia, por ejemplo, es posible hacerlo en la sede virtual de sus respectivos ayuntamientos. Por el contrario, para empadronarse en Madrid, es necesario pedir una cita y asistir presencialmente a las Oficinas de Atención a la Ciudadanía – Línea Madrid.

¿Qué documentación se necesita para realizar el empadronamiento?

Para empadronarse es necesario solicitar una serie de documentos que acrediten la identidad y el domicilio del solicitante. Como aquí detallaremos los requisitos básicos, recomendamos averiguar cuál es la documentación exigida en el municipio donde se quiere realizar el trámite, ya que pueden variar según cada región.

Documentación que permita comprobar la identidad de la persona

  • Ciudadanos españoles: Documento Nacional de Identidad (DNI) o pasaporte.
  • Extranjeros provenientes de la Unión Europea, Suiza, Noruega, Islandia o Liechtenstein: tarjeta de residencia, pasaporte o documento de identidad del país de origen. En caso de aportar Certificado NIE, debe ir acompañado igualmente del pasaporte o el documento de identidad.
  • Extranjeros provenientes de otros países: tarjeta de residencia o pasaporte. 

Documentación relacionada con la vivienda alquilada

  • Contrato de alquiler vigente, no indefinido, con una duración mínima de seis meses. Si es de vigencia inicial inferior a seis meses, tendrá que ser un contrato prorrogado por encima de este plazo y la prórroga deberá constar de manera explícita.
  • Contrato de alquiler prorrogado acompañado de la prórroga vigente.

¿Cómo empadronarse si no se cuenta con la documentación relacionada con la vivienda alquilada?

Si el solicitante no cuenta con un contrato de alquiler vigente o prorrogado su situación deberá enmarcarse en alguna de las siguientes para poder realizar el trámite:

  1. Tener un contrato de alquiler no vigente, pero prorrogable. La cláusula de prórroga tendrá que constar de manera explícita.
  2. Contar con un contrato indefinido, siempre que hayan transcurrido cuatro años o más desde su entrada en vigor.
  3. Poseer un contrato indefinido con documento de subrogación por plazo también indefinido, siempre que hayan transcurrido cuatro años o más desde la entrada en vigor de la subrogación.

empadronamiento inquilino

En todos estos casos la persona deberá aportar alguno de los siguientes documentos junto con el contrato de alquiler:

  • Último recibo de alquiler que se haya abonado (no puede tener una antigüedad superior a dos meses) en donde consten todos los datos necesarios sobre el alquiler.
  • Último recibo o justificante bancario que se haya abonado por los suministros (luz, agua o gas) y que esté a nombre del arrendatario (no puede tener una antigüedad superior a tres meses). En él deberá constar la misma codificación del domicilio especificada en el contrato de alquiler. No se aceptan recibos de telefonía móvil o internet.
  • Transferencia bancaria en donde consten los datos necesarios para identificar el alquiler.

¿Por qué empadronarse es importante para los estudiantes extranjeros?

Aquellos estudiantes que no son españoles ni ciudadanos de la Comunidad Europea deben tramitar la Tarjeta de Identidad de Extranjero (TIE) para permanecer en el país por más de seis meses. La TIE es la identificación en donde figura el Número de Identificación del Extranjero (NIE) y toda la información sobre la situación de la persona como estudiante.

Para tramitar esta tarjeta es obligatorio empadronarse primero en el municipio donde se vaya a residir. Una vez realizado el empadronamiento, el estudiante deberá dirigirse a la Comisaría de Policía u Oficina de Extranjeros para solicitar su TIE.

Luego de haber leído este post nos interesa muchísimo conocer tu opinión. Si quieres compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso. ¡Te esperamos!

También puede interesarte:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

El agente inmobiliario recibe decenas de consultas diarias. Algunas con la mera intención de buscar un asesoramiento de base, otras de boca de futuros clientes. Con algo de experiencia en el paño, sabrás identificar rápidamente a quien busque recabar información para emprender de forma particular una negociación, de quien seriamente ha acudido a ti con la intención de iniciar una diligencia inmobiliaria; y seguramente luego de haber estudiado y comparado tus servicios y los de tu competencia más cercana. En este artículo de Oi Realtor, veremos cómo guiar a aquellos clientes que compran para alquilar, como forma una de inversión a pequeña escala. Si bien esta clase de clientes no son los mayoritarios, requieren de un trato y un acompañamiento especial. Te invitamos a leer para conocer mucho más.

Quiero adquirir un inmueble para ofrecerlo en alquiler

Es una consulta para la que debes estar preparado. Recuerda que si este tipo de clientes ha llegado hasta la puerta de tu oficina será seguramente porque ha investigado cómo te desenvuelves en el mercado; lo más probable es que ganar esa negociación esté más al alcance de la mano de lo que te imaginas. Pero… ¿consideras que quien invertirá en ladrillos (no para tomar la propiedad para su uso de vivienda habitual, sino para ofrecerla en alquiler) será un cliente más sencillo? Estar atento de antemano a las distintas vicisitudes que puedan presentarse a lo largo de este tipo de diligencias, será clave para que la misma llegue a buen puerto, y en poco tiempo.

Lo principal, a la previa, es poder estimar al menos en forma aproximada cuál será la rentabilidad de ese alquiler, en un futuro medio ¿Por qué? Pues porque esa es la principal preocupación entre los clientes Clientes que compran para alquilar. Para ello, es conveniente realizar un minucioso análisis acerca de los gastos que supondrá llevar a cabo esta acción inmobiliaria. Calcular la rentabilidad de una propiedad que aún no ha sido adquirida conlleva una serie de cálculos esenciales. Vamos a verlos en los párrafos siguientes.

Clientes que compran para alquilar

Clientes que compran para alquilar

Para calcular y conocer finalmente los gastos que van a implicar la operación, debes considerar tres puntos fundamentales:

  • Sus gastos fijos: impuestos prefijados (dependiendo por supuesto la Comunidad o incluso el barrio); tasa de basuras, seguros hogareños, el IBI, etc.
  • Reparaciones y mantenimiento: Para recuperar rápidamente la inversión y a la vez lograr una mayor rentabilidad, es aconsejable buscar una vivienda al menor precio posible, pero en equilibrio con los costos en refacciones que seguramente precise. A su vez, se deberá considerar los costos en mantenimiento a futuro; como roturas de electrodomésticos o demás gastos en reparaciones edilicias que deberán correr por cuenta del propietario.
  • Nivel de inversión: Para calcular el nivel de inversión necesaria para encarar esta operación inmobiliaria, se realiza un cálculo global, en parte considerando los dos puntos anteriores. Total de impuestos y gastos fijos, el IVA (del 10% en el caso de las compraventas inmobiliarias), escribanías, comisiones de la inmobiliaria, etc.

¿Cuál será la rentabilidad del alquiler?

Es la pregunta que tendrá en la cabeza el cliente desde que inicia la consulta. Como dijimos, tener en claro gastos fijos, mantenimiento y niveles de inversión te ayudará a ofrecer un presupuesto ideal y calcular junto a tu cliente el resultado más próximo.

Veamos en un breve ejemplo, cuál es la fórmula más aplicada para llegar fácilmente y sin temor a equivocarnos al resultado de la rentabilidad de la propiedad a adquirir:

  1. Ingreso del alquiler (medido en forma anual): 10.000 euros. Esto quiere decir que el contrato de alquiler estipulará una cuota mensual de 833 euros.
  2. Gastos anuales fijos: 2.000 euros. Considera aquí los gastos de mantenimiento y refacciones de las que deba hacerse cargo el dueño de la propiedad, o sea tu cliente.
  3. Niveles de inversión: 200.000 euros. Aquí se incluyen gastos para compraventa, impuestos, asesoría, inmobiliaria, escribanías, etc.

Realicemos juntos el cálculo

Una vez que tenemos estos números claros (recuerda que en el párrafo anterior hemos brindado un mero ejemplo), podremos realizar el cálculo. El mismo, eventualmente no falla; y es el aplicado por la gran mayoría de las inmobiliarias y las oficinas de agentes inmobiliarios autónomos.

10.000 – 2.000 / 200.000 x 100

Este cálculo en el que involucramos los tres índices a los que llegamos estimativamente nos ofrecerá que la rentabilidad neta anual alcanzará el 4%. Nada mal.

Clientes que compran para alquilar

Dependiendo el momento y el lugar

Este resultado del 4% en la rentabilidad neta comprendida en un año completo, puede depender de muchos factores. Si realizas la operación en un sitio donde la demanda es alta y la oferta requerida (ciudades top, de alto costo de vida y elevado poder adquisitivo en lo general), seguramente ofrecerá una rentabilidad mayor; ya que los índices que compondrán el cálculo serán a su vez más altos. Sin embargo, si el cálculo se proyectara sobre una zona sin demanda, como un pueblo alejado de la ciudad, en una región turística, encontrarás que el margen de rentabilidad es mucho menor por las mismas causas.

En ese sentido y si bien el cálculo podría ser aplicado a todas las regiones, una alta rentabilidad dependerá entonces de infinitas y a la vez cambiantes variables. Veamos algunas de ellas (acaso las más comunes) que pueden llevar a que los índices volcados al cálculo se vean alterados durante el transcurso mismo de la negociación, sino la rentabilidad prevista.

Variables que trastocan los índices

  • Reformas inesperadas y costosas.
  • Facilidad para adquirir la propiedad, pero aletargamiento en conseguir el inquilino.
  • Morosidad en el pago de la cuota. Es aconsejable incluir en el contrato del alquiler un seguro por impago, así sea que esto eleve el costo del contrato.

Como agente inmobiliario… ¿Cuál es tu experiencia en clientes que compran para alquilar? ¿Aplicas este cálculo o utilizas otro? Nos encantaría conocer los detalles.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso ¡Te esperamos!

Clientes que compran para alquilar

Y si te ha interesado el tema y quieres seguir conociendo mucho más sobre el mundo inmobiliario, te recomendamos leer el siguiente artículo:

Te invitamos a suscribirte a nuestras redes y enterarte de nuestras promociones y novedades del mercado inmobiliario:

Clientes que compran para alquilar