Etiqueta

alquilar piso

Explorar

Estar viviendo de alquiler en una vivienda y que, de un momento para el otro, el propietario decida venderla, a pesar de que falta para que termine el contrato, es una situación de lo más frecuente. ¿Tendré que abandonar el piso y buscar otro lugar para vivir? ¿Tendré la posibilidad de comprarlo yo? ¿Podré quedarme viviendo aquí aunque la venta se concrete? Estas son solo algunas de las preguntas que surgen por parte de los inquilinos en estos casos. Lo más importante es, antes que nada, guardar la calma. En este artículo te contamos todas las opciones que tiene un inquilino cuando el propietario quiere vender el piso alquilado.

CONTENIDO ACTUALIZADO

Cuando el propietario de un piso alquilado notifica al inquilino su deseo de venderlo, existen dos caminos posibles. Por un lado, está la opción de que el arrendatario lo compre él mismo. Sin embargo, no siempre quiere o puede optar por esta vía. La otra opción es que la venta se concrete. En ese caso, todo dependerá de si el inmueble y el contrato de arrendamiento están inscritos o no en el Registro Público de la Propiedad. ¿Cuáles son todos los derechos y opciones que tiene el arrendatario a su disposición en cada uno de estos escenarios?

A continuación te contamos todo lo que debes saber si eres inquilino y el propietario del piso alquilado tomó la decisión de vender. ¡Sigue leyendo para enterarte!

¿Es posible para un propietario vender un piso alquilado si quiere?

Sí, el propietario de un bien inmueble puede decidir venderlo en cualquier momento, a pesar de que haya un contrato de arrendamiento vigente y un inquilino se encuentre viviendo en ella. 

Si bien actualmente, y desde el año 2019, la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) prevé que todos los contratos de alquiler en España deben prorrogarse obligatoriamente por cinco años, a menos que el arrendatario se oponga, si al propietario le surge la necesidad o el deseo de poner a la venta la vivienda, la normativa también supone que puede hacerlo.

propietario quiere vender piso alquilado

No obstante, los inquilinos cuentan con varios derechos y pueden servirse de una serie de recursos en estos casos. Es muy probable que ante esta situación se hagan preguntas como: ¿Tendré que irme del piso? ¿Podré comprarlo yo? ¿Podré quedarme viviendo aquí aunque haya un nuevo dueño? A continuación las respondemos todas.

¿Puede el inquilino comprar el piso alquilado si el propietario quiere vender?

Sí, el inquilino no solo puede comprar la vivienda que alquila en caso de que el propietario elija ponerla a la venta, sino que tiene prioridad por sobre otros posibles compradores. Por eso, el arrendador debe notificarle su decisión con anticipación. Veamos de qué se tratan el derecho de adquisición preferente, el derecho de tanteo y el derecho de retracto:

¿De qué se tratan el derecho de adquisición preferente, el derecho de tanteo y el derecho de retracto?

el propietario quiere vender el piso alquilado
  • Derecho de adquisición preferente: así es como denomina la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) en su artículo 25 al derecho con el que cuenta el inquilino de comprar la vivienda que arrienda, teniendo prioridad sobre terceros. Esto, siempre y cuando no se especifique lo contrario en el contrato de alquiler firmado.
  • Derecho de tanteo: se trata del derecho que el inquilino posee de que el propietario le haga llegar una notificación avisando que desea vender la vivienda arrendada. Esta debe incluir el precio y las condiciones de la venta para que pueda decidir si quiere comprarla. Si el inquilino está interesado, dispone de treinta días naturales para ejercer su derecho de adquisición preferente. 
  • Derecho de retracto: si el propietario no cumple con el derecho de tanteo del inquilino y si este último está interesado en comprar el piso, podrá ejercer este derecho. El mismo le concede un plazo de un mes para quedarse con la vivienda y sustituir a un posible comprador. La única condición es que pueda asumir económicamente la adquisición.

¿Qué ocurre cuando el inquilino no quiere o no puede comprar al propietario el piso alquilado?

En caso de que el inquilino no ejerza su derecho de adquisición preferente sobre la vivienda arrendada, ya sea porque no lo desea o por una imposibilidad económica, igualmente puede mantener su condición de arrendatario. ¿Cómo? ¿Es posible en todos los casos?

Todo depende de si la vivienda y el contrato de alquiler están inscriptos en el Registro Público de la Propiedad o no. Veamos cuáles son los escenarios posibles:

Si el piso y el contrato de alquiler están inscriptos en el Registro de la Propiedad

Inscribir un bien inmueble en el Registro Público de la Propiedad no solo es frecuente sino que también es lo más recomendable. Por lo tanto, es probable que el propietario de la vivienda arrendada lo haya hecho. Si bien también existe la posibilidad de registrar en este organismo un contrato de alquiler, no es lo más habitual, aunque también sea recomendable.

No obstante, si ambas condiciones se cumplen, el comprador que adquiera el piso alquilado deberá subrogarse obligatoriamente en el contrato de arrendamiento vigente y el inquilino podrá seguir viviendo allí hasta la finalización del mismo. Así lo establece el artículo 14.1 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

Si el piso está inscripto en el Registro de la Propiedad pero el contrato de alquiler no

En este caso, la situación cambia radicalmente. Si el inmueble fue inscripto en el Registro de la Propiedad pero el contrato de alquiler no, al producirse la venta, el mismo quedará extinguido y el inquilino deberá abandonar el piso sin posibilidad de acceder a ningún tipo de indemnización. Es por esta razón que es tan importante registrar dicho documento en este organismo público.

propietario quiere vender piso alquilado

Si el piso no está inscripto en el Registro de la Propiedad

Si bien no es lo más frecuente, en caso de que el inmueble no haya sido inscripto en el Registro de la Propiedad, la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) se sirve del artículo 1571 del Código Civil para regular esta situación. El mismo establece que “el comprador de una finca arrendada tiene derecho a que termine el arriendo vigente al verificarse la venta”

¿Qué implica esto? Que el nuevo dueño de la vivienda tendrá derecho a finalizar el contrato de alquiler vigente, salvo que en las condiciones de la venta se haya incluido una cláusula en donde se acuerde respetarlo.

Cuando se produzca esta situación y el nuevo propietario le notifique al inquilino que debe abandonar el piso, este último deberá hacerlo. Sin embargo, a diferencia del caso anterior, dispondrá de un plazo de tres meses para hacerlo y tendrá derecho a solicitar al anterior dueño una indemnización por daños y perjuicios.

Luego de haber leído este post nos interesa muchísimo conocer tu opinión. Si quieres compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso. ¡Te esperamos!

También puede interesarte:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Alquilar una vivienda, al igual que el resto de las operaciones que se llevan a cabo en el sector inmobiliario, es un acto sujeto a impuestos. ¿Cuáles son estos tributos? ¿Cuáles les corresponde pagar a los arrendadores y cuáles a los arrendatarios? ¿Cómo, cuándo y dónde deben ser abonados? En este artículo te contamos todo lo que debes saber acerca de los impuestos que se deben pagar por alquilar un piso.

CONTENIDO ACTUALIZADO

Tanto el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), como el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) gravan al alquiler de bienes inmuebles. Mientras que algunos de estos tributos deben ser abonados por los arrendadores, otros son responsabilidad de los arrendatarios. ¿Cuáles corresponden a cada uno? ¿Cómo es el procedimiento para declarar en cada uno de ellos? ¿Existen exenciones y bonificaciones?

A continuación te mostramos de qué manera se aplican estos impuestos al momento de alquilar un piso, tanto para el propietario de una vivienda arrendada, como para su inquilino. Tendremos en cuenta, para ello, las diferentes disposiciones que fueron modificando la normativa. También te contamos, en cada caso, cómo, cuándo y dónde abonar cada uno de ellos. ¡Sigue leyendo para enterarte todo lo que debes saber acerca de los impuestos que se deben pagar por alquilar un piso!

¿Qué impuestos le corresponde pagar al arrendador por alquilar su piso?

Los impuestos que el propietario o arrendador está obligado a abonar por alquilar un bien inmueble son dos:

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)
  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Mientras que al primero le corresponderá pagarlo en todos los casos, el segundo solo interviene en algunos alquileres, de tipo comercial específicamente. Veamos de qué manera se aplican ambos.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un tributo de tipo personal, progresivo y directo. Se encarga de gravar el incremento que el patrimonio de una persona física sufrió durante el transcurso de un año.

Está regulado por la Ley 35/2006, del 28 de noviembre y su correspondiente reglamento, aprobado por el Real Decreto 439/2007, del 30 de marzo y es recaudado por el Ministerio de Hacienda en todo el territorio español.

¿Cómo grava al alquiler de vivienda?

Cuando un propietario arrienda su bien inmueble está en obligación de declarar en el IRPF todos los ingresos que reciba por este acuerdo. A ellos se le deducirán luego los gastos derivados del arrendamiento y se le aplicarán las reducciones correspondientes.

Es importante aclarar que todos estos ingresos deben declararse siempre, aún así el arrendatario  no cumpla con el pago de las cuotas de alquiler en tiempo y forma. Sin embargo, ahora veremos que la ley permite deducir como “saldo de dudoso cobro” aquellos montos impagos.

¿Cómo declarar en él?

A la hora de preparar su declaración de la renta, los propietarios que destinan un bien inmueble para alquiler deben seguir los siguientes pasos:

  • Identificar el bien inmueble alquilado
  • Incluir los ingresos del alquiler
  • Deducir gastos

Veamos en detalle de qué se trata cada una de estas instancias.

Identificar el bien inmueble alquilado

Existe en cada formulario de declaración de la renta un apartado específico para incluir los datos de la vivienda arrendada. Allí deben especificarse su dirección exacta y otra información que permita ubicarla correctamente.

Es importante tener en cuenta que, si durante el último año el piso estuvo vacío o fue habitado por el arrendador, será necesario declararlo en otro apartado del formulario. ¿A qué se debe esto? Hacienda cobra un recargo por aquellas viviendas que se encuentran vacías a través de lo que denomina como “imputaciones de renta inmobiliaria”.

Incluir los ingresos del alquiler

El siguiente paso consiste en, nada más y nada menos, declarar cuánto se ha incrementado el patrimonio a través del alquiler del piso. Para ello también existe un apartado específico en el formulario, en donde se indican los ingresos brutos percibidos, es decir, sin aplicar todavía las deducciones correspondientes. Los ingresos que deberán incluirse son:

  • Los montos especificados de las mensualidades de renta percibidas.
  • El importe de todos los bienes cedidos junto a la vivienda, como muebles y electrodomésticos. 
  • Las repercusiones de cualquier tipo hechas al inquilino por obras, servicios, tributos, etc.

Deducir gastos

Finalmente, llega el momento de aplicar las deducciones que permitirán al arrendador tributar un monto menor por el IRPF. Para ello será necesario especificar todos los gastos que produjo el alquiler de la vivienda en el último año. También existe un apartado en el formulario de declaración de la renta destinado específicamente para esto. Serán varias las casillas que el contribuyente deberá llenar.

impuestos por alquilar piso

Es posible deducir todos los siguientes gastos derivados del arrendamiento:

  • Intereses y gastos de financiación por capitales invertidos en la adquisición y mejora de la vivienda. Entre ellos se encuentran los intereses por hipoteca.
  • Intereses y gastos de financiación por enseres cedidos con la vivienda. Entre ellos, los muebles o electrodomésticos.
  • Gastos de conservación y reparación de la vivienda, como pintura y diferentes arreglos a las instalaciones.
  • Impuestos y tasas que graven a la vivienda, como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).
  • Saldos de cobro dudoso.
  • Montos devengados por terceros en concepto de servicios personales, como ​gastos de administración, vigilancia, portería, cuotas de la comunidad de propietarios, etc.
  • Gastos por formalizar el alquiler o por la defensa jurídica de la vivienda.
  • Primas por contratos de seguros.
  • Cuotas por servicios y suministros, siempre y cuando sea el propietario quien los abone.
  • Gastos de amortización del inmueble.
  • Gastos de amortización de bienes muebles que poseen una vida útil mayor a un año y fueron cedidos con la vivienda, como electrodomésticos.

¿En qué consiste la reducción del 60% en este impuesto por alquilar un piso?

Ahora que conocemos qué ingresos por alquilar un piso deben ser tenidos en cuenta a la hora de declarar en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y qué gastos derivados de dicho arrendamiento pueden ser deducidos, es importante mencionar que se aplica una bonificación significativa para los propietarios en estos casos. ¿De qué se trata? 

Una vez obtenida la diferencia entre estos ingresos y estos gastos, si el resultado de la cuenta arroja un rendimiento neto positivo, será posible para los arrendadores acceder a una reducción de un 60% en el pago del IRPF. 

¿Cuándo y dónde se paga?

La declaración de la renta correspondiente al IRPF debe ser presentada dentro del período que Hacienda determina cada año para ello. Puede hacerse en cualquiera de las oficinas que se encuentran distribuidas por toda España. Incluso también puede presentarse la declaración via web o por vía telefónica.

Una vez que dicho organismo evalúa cada declaración le entrega a cada contribuyente un resultado, que puede ser “a pagar” o “a devolver”. Sólo en el primer caso habrá obligación de pagar un monto determinado por este impuesto.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un tributo de tipo indirecto. Se encarga, a rasgos generales, de gravar el consumo. Sin embargo, en el sector inmobiliario, y específicamente en el caso de los alquileres de bienes inmuebles, cumple una función bastante diferente.  

¿Cómo grava al alquiler de vivienda?

Los propietarios de bienes inmuebles deben abonar este impuesto únicamente en dos casos:

  • Cuando la propiedad sea alquilada a empleados de una empresa. 
  • Cuando la propiedad sea alquilada como local de negocio. 

Es decir que el alquiler de vivienda se encuentra, en realidad, exento del IVA.

¿Cuándo y dónde se paga?

Los arrendadores deben abonarlo por única vez, al alquilar su inmueble bajo estas condiciones. El pago debe ser hecho en la delegación de Hacienda correspondiente a la Comunidad Autónoma en donde se encuentra la propiedad. 

¿Corresponde al arrendatario abonar algún impuesto por alquilar un piso?

Hasta la entrada en vigencia del Real Decreto-Ley 7/2019, del 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, los inquilinos estaban en obligación de abonar un único impuesto por arrendar un piso:

  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP)

Veamos de qué se trata y qué cambios introdujo la resolución mencionada.

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP)

Este tributo es una rama independiente del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD). Se encarga de gravar, precisamente, las operaciones de transmisión de patrimonio entre personas. Está regulado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, del 24 de septiembre, y el Real Decreto 828/1995, del 29 de mayo.

Sin embargo, el mencionado Real Decreto-Ley 7/2019, del 1 de marzo determinó que:

Para potenciar el mercado de los arrendamientos urbanos como pieza básica de una política de vivienda orientada por el mandato constitucional consagrado en el artículo 47 de la Constitución, resulta conveniente mejorar la fiscalidad del arrendamiento de viviendas, a fin de facilitar a los ciudadanos las condiciones de acceso a las mismas. En este sentido, se introduce una exención para determinados arrendamientos de vivienda en el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre.

¿Qué significa esto?

¿Cómo grava al alquiler de vivienda y de qué se trata la exención en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) para arrendatarios?

Esta modificación en la normativa implica que, en todos los contratos de alquiler firmados luego del 2 de marzo de 2019, el inquilino ya no debe abonar este impuesto cuando destina la vivienda que alquila a residencia habitual. 

Para ello, se ha añadido el apartado 26 en el artículo 45.I.B) del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre. Así fue como quedó el mismo luego de esta nueva resolución:

Artículo 45.

Los beneficios fiscales aplicables en cada caso a las tres modalidades de gravamen a que se refiere el artículo 1 de la presente Ley serán los siguientes:

B) Estarán exentas:

26. Los arrendamientos de vivienda para uso estable y permanente a los que se refiere el artículo 2 de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos.

¿Cómo declarar en él?

Sin embargo, el decreto no elimina la obligación, sólo introduce una exención. De esta manera, los arrendatarios aún deben continuar autoliquidando el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP).

impuestos por alquilar piso

Para ello deben presentar en la delegación de Hacienda correspondiente a la Comunidad Autónoma en donde se encuentra la vivienda arrendada el denominado modelo 600. En él deben marcar la casilla “exento” y luego especificar una cuota a pagar de 0 euros.

En conclusión…

Los impuestos que se deben pagar por alquilar un piso no son demasiados y en todos los casos existen, tanto para arrendador como para arrendatario, importantes exenciones y bonificaciones. De esta manera, podemos afirmar que alquilar una vivienda es una operación sujeta a una baja carga impositiva para los inquilinos, pero también para los propietarios.

Cabe recordar que al alquilar un piso serán únicamente los arrendadores quienes estarán obligados a pagar alguna clase de impuestos. Se trata principalmente del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) ya que, como hemos visto, el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) sólo interviene cuando se trata de un alquiler con fines comerciales. En caso de que se trate de una vivienda, solo corresponderá al propietario abonar el IRPF. De todas maneras, es importante recordar también que la reducción para arrendadores respecto a este tributo es importante, ya que se trata de un 60% sobre el valor final.

En cuanto a los arrendatarios, si bien la obligación de tributar en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) continúa vigente, como hemos señalado, la exención es total cuando se trata de un alquiler de vivienda habitual. De esta manera, podríamos afirmar que los inquilinos no están sujetos al pago de ningún impuesto por alquilar un piso.

Luego de haber leído este post nos interesa muchísimo conocer tu opinión. Si quieres compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso. ¡Te esperamos!

También puede interesarte:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

El alquiler de un piso implica obligaciones y requisitos que tanto el arrendador como el arrendatario deben cumplir. Entre ellos se encuentran los documentos que ambas partes deben presentar para poder iniciar esta relación y que el propietario pueda obtener un beneficio, mientras el inquilino disfruta de utilizar la vivienda en cuestión. ¿Qué documentos debe presentar el arrendatario para alquilar un piso? ¿Y el arrendador? En este artículo te lo contamos.

CONTENIDO ACTUALIZADO

Al momento de firmar un contrato de alquiler, tanto propietario como inquilino deben presentar una serie de documentos. En ambos casos, las certificaciones necesarias buscan brindar al acuerdo la mayor seguridad jurídica posible y ofrecer protección a ambas partes. ¿Cuáles son estos documentos?

A continuación te contamos de qué se tratan el depósito de fianza, el aval, la garantía propietaria y el seguro de caución, todos documentos que le corresponden al inquilino. También, en qué consisten el Certificado de Eficiencia Energética, la cédula de habitabilidad y los títulos de propiedad, que deben ser acreditados por el propietario. ¡Sigue leyendo!

Documentos que necesitan los inquilinos para alquilar un piso

documentos para alquilar piso

Los documentos que deben aportar los arrendatarios para poder comenzar a alquilar el piso que eligieron tienen que ver, principalmente, con la certificación de su identidad y de que podrán afrontar los pagos correspondientes mes a mes. A continuación te mostramos cuáles son.

Identificación personal

Se trata del Documento Nacional de Identidad (DNI), cuando el inquilino nació en España, o de la Tarjeta de Extranjero y el Número de Identidad de Extranjero (NIE), cuando la persona es extranjera. Sea cual sea su caso, debe presentar el documento original pero también una copia.

Depósito de fianza

Esta exigencia tiene que ver con lo dispuesto por la Ley de Arrendamientos Urbanos. ¿Qué implica? Que el inquilino debe depositar una fianza equivalente a una mensualidad de alquiler en la Agencia de la Vivienda correspondiente o en un organismo análogo que haya en dicha Comunidad.

Aval

En este caso, se trata de una exigencia que podría haber por parte del propietario. ¿De qué se trata el aval? Del pago de un monto equivalente a varias mensualidades de alquiler. Esta suma de dinero, idealmente, debe quedar inmovilizada durante un tiempo en una cuenta bancaria. ¿Cuál es su objetivo? Certificar que existe la posibilidad de afrontar el pago por el alquiler y asegurarle al arrendador que la intención de habitar la vivienda y cumplir con el contrato es real.

documentos para alquilar piso

Existe también otra opción para acreditar solvencia que es más práctica y más habitual. En el caso de que el inquilino disponga de una nómina o de rentas regulares, puede aportar documentación que certifique estos ingresos que obtiene periódicamente. ¿Cuáles pueden presentarse? Por ejemplo, los recibos de nómina o de IRPF.

Garantía propietaria para alquilar piso

Mediante este documento, una persona elegida por el inquilino, a la cual se denomina garante, presenta la escritura de su propiedad. ¿Con qué objetivo? El de ofrecer un respaldo ante eventuales incumplimientos del contrato.

Seguro de caución para alquilar piso

Este documento, al cual también se lo conoce como seguro de garantía, tiene como principal función la protección del contrato de alquiler. Es decir, brinda protección en este acuerdo tanto al propietario como al inquilino. Es una buena opción para quienes no cuentan con una garantía propietaria.

Documentos que necesitan los propietarios para alquilar su piso

documentos para alquilar piso

En el caso de los documentos que los arrendadores deben presentar para alquilar su vivienda, se trata, principalmente, de poder asegurar al inquilino que la vivienda es realmente suya y que es apta para ser habitada. A continuación te mostramos cuáles son.

Certificado de Eficiencia Energética

El Certificado de Eficiencia Energética es un documento exigido por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para alquilar cualquier propiedad. Tiene como principal objetivo lograr una mejora energética en todos los países de la Unión Europea. Para ser válido, debe reflejar todos los aspectos energéticos de la vivienda. En especial, su consumo de energía y su nivel de emisión de CO2.

Es importante aclarar que este certificado debe ser emitido por un técnico competente. Según el Real Decreto 235/2013, esta persona debe contar con un título que lo habilite para redactar certificados de eficiencia térmica. Debe tratarse de un ingeniero, un arquitecto o un técnico especializado y cada propietario es libre de decidir a qué empresa quiere contratar para obtener la certificación.

Cédula de habitabilidad

En este caso, se trata de un documento que certifica que la vivienda cumple con las condiciones mínimas para ser habitada. En este artículo te contamos con detalle cuáles son estos requisitos. La cédula de habitabilidad es expedida por la Oficina de la Vivienda de cada Ayuntamiento, teniendo en cuenta que los requisitos de habitabilidad varían según cada Comunidad Autónoma. 

documentos para alquilar piso

Sin embargo, es importante tener en cuenta que primero hay que contactar a un técnico especializado o a un profesional, como a un arquitecto, para que analice la vivienda y envíe un informe a los organismos mencionados. Sólo después de completar este paso será posible adquirir dicha documentación.

Títulos de propiedad

El propietario debe poder acreditar que es realmente el dueño del inmueble. ¿Cómo puede certificar esto? Mediante una escritura pública de compraventa u otro tipo de título de propiedad que se encuentre registrado y se ajuste a la ley. 

Otros documentos que necesitan los propietarios para alquilar su piso

Al momento de firmar el contrato de alquiler, suele acostumbrarse que el arrendador, además de presentar toda la documentación necesaria, también acredite estar al día con el pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y los suministros de luz, agua, gas, etc. Para certificar esto debe presentar los recibos y facturas correspondientes.

También, no es menos importante aclarar que el propietario debe entregar en este momento todos los juegos de llaves de la vivienda con los que cuente. Esto se debe a que, una vez oficializado el contrato, el único que puede acceder a la vivienda es el inquilino. El arrendador, por su parte, no podrá hacerlo sin el consentimiento del arrendatario hasta que finalice el plazo del alquiler.

Luego de haber leído este post nos interesa muchísimo conocer tu opinión. Si quieres compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso. ¡Te esperamos!

También puede interesarte:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

La firma de un contrato de alquiler y el consecuente inicio de una relación arrendador-arrendatario implica que a cada una de las partes le corresponderán determinados derechos, pero también ciertas obligaciones hasta que el acuerdo finalice. En este sentido, la normativa vigente intenta mantener siempre la balanza en equilibrio, para que ninguna de las figuras que intervienen se vea excesivamente beneficiada o gravemente perjudicada. ¿Qué derechos y obligaciones le corresponden al propietario en el alquiler de una vivienda y cuáles al inquilino? En este artículo te lo contamos en detalle.

CONTENIDO ACTUALIZADO 

Tanto el propietario como el inquilino cuentan con una serie de derechos en los acuerdos de arrendamiento pero, en ambos casos, a estos también les corresponden ciertas obligaciones. Todos ellos están especificados en el Código Civil español. Pero como el tema que aquí nos interesa es el alquiler de bienes inmuebles, también entran en juego las disposiciones de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

A continuación veremos en detalle cuáles son y en qué consisten los derechos y obligaciones del propietario y el inquilino en un acuerdo de arrendamiento. ¡Sigue leyendo!

¿Qué derechos y obligaciones le corresponden al propietario al alquilar su piso?

Derechos del propietario

derechos y obligaciones inquilino y propietario

Los propietarios tienen derecho a:

  • Solicitar garantías al inquilino antes de firmar el contrato de alquiler.
  • Recibir el pago de la renta en tiempo y forma.
  • Ser consultados antes de realizarse modificaciones o reformas en su vivienda.
  • Ser notificados con anticipación ante una finalización temprana del contrato.
  • Recibir el inmueble en condiciones al terminar el acuerdo.
  • Acceder a una serie de beneficios fiscales.

Derecho a solicitar garantías al firmar el contrato de alquiler

Antes de iniciar la relación arrendador-arrendatario, los propietarios pueden exigir una serie de garantías a los inquilinos. Estas tienen como principal objetivo verificar su nivel de solvencia. La primera de ellas es la fianza, cuya entrega es obligatoria y consiste en el pago de una suma de dinero que luego, si todo marcha bien, es devuelta al arrendatario al finalizar el contrato. En este artículo te contamos con detalle en qué consiste el depósito de la fianza.

derechos y obligaciones propietario inquilino

También, existe la posibilidad de solicitar al inquilino garantías adicionales. Aunque no son obligatorias, también constituyen un derecho del propietario y pueden servirle para cubrirse frente a todo tipo de eventualidades. Las principales son la solicitud de nóminas o declaraciones de la renta más recientes, un seguro de impago de alquiler, un aval bancario, un depósito, distinto al de la fianza y la presentación de un fiador solidario. En este artículo te mostramos de qué se trata cada una de ellas.

Derecho a recibir el pago de la renta en tiempo y forma

Una vez firmado el contrato de arrendamiento, el principal derecho que tiene el propietario es el de recibir las mensualidades de renta en tiempo y forma. El solo atraso en uno de los pagos ya implica para el arrendador otro derecho, que es el de iniciar acciones legales por morosidad. En este artículo te contamos en detalle cómo proceder legalmente en estos casos y en qué consiste un proceso de desahucio.

Derecho a ser consultado antes de la realización de reformas o modificaciones

Parece evidente, pero no por ello es menos importante aclararlo. Si bien existe la posibilidad para el inquilino de realizar diferentes reformas o modificaciones en la vivienda, el propietario siempre deberá ser consultado antes. No importa si se trata de un cambio pequeño, como pintar una pared, el arrendador tiene derecho a dar su consentimiento o no.

Derecho a ser notificado con tiempo ante una finalización temprana del contrato de alquiler

Es muy común que los inquilinos abandonen la vivienda antes de tiempo, esperando no quedar sujetos a ninguna consecuencia. Sin embargo, si en el contrato figura de forma explícita una penalización económica por desistir anticipadamente del acuerdo, tendrá que cumplir con ella. 

En este sentido, cabe aclarar que el propietario tiene derecho a ser notificado de esta partida temprana al menos con treinta días de anticipación. De lo contrario, el monto a pagar de penalización será mayor para el arrendatario.

Derecho a recibir la vivienda en condiciones al finalizar el contrato

Este punto también parece evidente, pero cabe mencionar que el propietario tiene derecho, una vez que finaliza el contrato de alquiler, a recibir su vivienda en las mismas condiciones en las que la entregó. En caso de que esto no ocurra, podrá reclamar la reparación de los daños ocasionados o una indemnización que cubra dichos perjuicios. También existe la posibilidad de retener al inquilino la fianza que entregó al firmar el contrato.

Derecho a acceder a beneficios fiscales

A la hora de tributar en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), los propietarios tienen derecho a deducir gastos inherentes al arrendamiento de su vivienda. También, a acceder a una reducción del 60%. En este artículo te contamos en detalle cómo tributa alquilar un piso en el IRPF.

Obligaciones del propietario

derechos y obligaciones inquilino y propietario

Los propietarios tienen la obligación de:

  • Ceder por completo el uso y disfrute de la vivienda.
  • Mantener las condiciones de habitabilidad y eficiencia energética de la misma.

Obligación de ceder por completo el uso y disfrute de la vivienda

La obligación más elemental con la que deben cumplir los propietarios al alquilar su vivienda es la de ceder por completo a los inquilinos el uso y disfrute del bien. Esto se debe a que, ante la ley, mientras dure el contrato, es el arrendatario el verdadero poseedor del bien.

derechos obligaciones propietario inquilino

Obligación de mantener las condiciones de habitabilidad y eficiencia energética de la vivienda

No es menos importante mencionar que, para poder alquilar su vivienda, los propietarios deben entregarla a los inquilinos en condiciones de ser habitada. Esto implica que deben solicitar revisiones de profesionales o técnicos especializados para tramitar documentos como la Cédula de Habitabilidad o el Certificado de Eficiencia Energética (CEE). En este artículo te mostramos en detalle de qué se trata dicha cédula. En este otro, todo lo que debes saber sobre el certificado energético.

¿Qué derechos y obligaciones le corresponden al inquilino al alquilar un piso?

Derechos del inquilino

derechos y obligaciones inquilino y propietario

Los inquilinos tienen derecho a:

  • Visitar la vivienda antes de firmar el contrato.
  • Negociar el tiempo de duración del mismo.
  • Tener prioridad para adquirir el inmueble en caso de que el propietario desee venderlo.
  • Transmitir la titularidad a un familiar.
  • Exigir la conservación y el mantenimiento de la propiedad.
  • Acceder a beneficios fiscales.

Derecho a visitar la vivienda antes de firmar el contrato

Antes de firmar un contrato de arrendamiento, los futuros inquilinos deben poder solicitar a los propietarios una visita y un recorrido completo por la vivienda que desean alquilar. Esto les permitirá saber si dicho inmueble se encuentra en condiciones de ser habitado y conocer con qué muebles, electrodomésticos y demás equipamiento cuenta. Es decir para, principalmente, evaluar si se ajusta a sus necesidades. Aprovechar este derecho es fundamental para tomar la mejor decisión.

Derecho a negociar el tiempo de duración del contrato

Todos los inquilinos tienen derecho a determinar, en conjunto con los propietarios, por cuánto se extenderá la duración de su relación. En este sentido, la normativa vigente indica que dichos acuerdos deben prorrogarse por un mínimo de cinco años. Por lo tanto, todos los arrendatarios tienen derecho a acceder a un contrato de alquiler de esta duración. Una vez que se cumple este plazo, si no hay voluntad de renovación a través de una nueva negociación, el contrato se extingue.

Derecho de adquisición preferente

Una de las tantas eventualidades que pueden surgir en un arrendamiento es que los propietarios decidan vender la vivienda en cuestión. En estos casos, los inquilinos cuentan con el derecho de adquisición preferente. ¿Qué significa? Que si desean comprar el inmueble, tienen prioridad por sobre otras personas que estén interesadas.

derechos obligaciones propietario inquilino

En este sentido, también cabe mencionar la posibilidad de acceder a un alquiler con opción a compra. Sin embargo, a diferencia de la situación anterior, esta debe pactarse antes de firmar el contrato de alquiler y debe explicitarse en dicho documento. En este artículo te contamos en detalle de qué se trata el alquiler con opción a compra. 

Derecho a transmitir la titularidad

Se trata de un derecho poco conocido por los inquilinos. No obstante, la realidad es que la normativa vigente permite la transmisión de la titularidad de un alquiler, manteniendo las mismas condiciones, entre familiares. Es decir, que un arrendatario puede tranquilamente ceder su lugar en la vivienda alquilada a un allegado. Sí, bajo el mismo contrato que se firmó al inicio del arrendamiento.

Cabe aclarar que, a pesar de ser un derecho totalmente exigible, es también limitado y sujeto a una serie de condiciones. Por lo tanto, será necesario consultar siempre con un asesor legal.

Derecho a exigir la conservación y mantenimiento de la vivienda

Como mencionamos previamente, en los derechos y obligaciones de los propietarios, los inquilinos pueden exigir un adecuado mantenimiento de la vivienda. Esto puede implicar la realización de una serie de obras, reparaciones, modificaciones y mejoras. 

Sin mencionar, en esta misma línea, que antes de firmar el contrato, los inquilinos deben poder exigir a los propietarios la acreditación de la Cédula de Habitabilidad y el Certificado de Eficiencia Energética (CEE), documentos de los que hablamos anteriormente.

Derecho a acceder a beneficios fiscales

Al igual que los propietarios, que cuentan con importantes deducciones y reducciones en el IRPF por arrendar su vivienda, los inquilinos también pueden acceder a ciertos beneficios fiscales.

Existen deducciones para arrendatarios que varían según cada Comunidad Autónoma, por lo tanto, deben consultarse de forma particular en cada región. No existe ningún derecho único de desgravación por alquiler que aplique con iguales condiciones en toda España.

Obligaciones del inquilino

derechos y obligaciones inquilino y propietario

Los inquilinos tienen la obligación de:

  • Realizar el depósito de una fianza al firmar el contrato.
  • Acreditar otras garantías que solicite el propietario.
  • Cumplir en tiempo y forma con el pago de la renta y otros gastos que se comprometió a asumir.
  • Entregar la vivienda en condiciones al finalizar el contrato.

Obligación de realizar el depósito de una fianza al firmar el contrato y acreditar otras garantías

Como mencionamos al enumerar los derechos del propietario, el inquilino tiene entre sus obligaciones la de realizar el depósito de una fianza, la cual consiste en el pago de una suma de dinero que luego, si no se producen inconvenientes, le será devuelta al finalizar el contrato.

derechos obligaciones inquilino propietario

Por otro lado, existe la posibilidad de que los propietarios soliciten garantías adicionales. También es obligación de los inquilinos cumplir con ellas. Las principales, como dijimos previamente, son la solicitud de nóminas o declaraciones de la renta más recientes, el seguro de impago de alquiler, el aval bancario, el depósito, distinto al de la fianza y la presentación de un fiador solidario.

Obligación de cumplir en tiempo y forma con el pago de la renta

Así como el principal derecho de los propietarios es el de recibir las mensualidades de renta en tiempo y forma, la principal obligación de los inquilinos es precisamente esta, la de cumplir con dichos pagos en los términos correspondientes. De no ocurrir esto, es posible que los arrendadores inicien acciones legales, lo cual puede derivar en un desalojo para los inquilinos.

Obligación de abonar los gastos que le corresponden

Al firmar el contrato de arrendamiento, es probable que los inquilinos no deban comprometerse únicamente con el pago de la renta todos los meses. También pueden quedar bajo su responsabilidad gastos como los recibos de los servicios o las cuotas de la comunidad de vecinos. El incumplimiento de estos pagos también se considerará como una falta grave. 

Obligación de dejar la vivienda en condiciones al finalizar el contrato

Al derecho de los propietarios de recibir su vivienda en condiciones una vez que finaliza el contrato de arrendamiento, le corresponde esta obligación de los inquilinos de posibilitarlo. Al abandonar el inmueble, deberán dejarlo tal como lo recibieron, pero habiendo contribuido también a su correcto mantenimiento.

Como habrás visto, los derechos y obligaciones del propietario en un acuerdo de arrendamiento son proporcionales a los del inquilino.

Para que la relación arrendador-arrendatario sea amena durante el período de duración del contrato, será indispensable que tanto inquilino como propietario se comprometan a cumplir con sus obligaciones, pero también será importante que hagan valer sus derechos.

Luego de haber leído este post nos interesa muchísimo conocer tu opinión. Si quieres compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso. ¡Te esperamos!

También puede interesarte:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Si tienes pensado comprar o alquilar una vivienda, tendrás que prever una importante serie de trámites y de gastos. En algunos casos, el agente inmobiliario o el banco, si es que tienes que firmar una hipoteca, puede encargarse de realizar determinados trámites. Sin embargo, es necesario que los conozcas todos.

Hay que tener en cuenta que los gastos asociados a la compra de una vivienda están en torno al 10-15 % del valor total de la misma. Deberás calcular los gastos de compra de tu vivienda más los gastos de contratación de la hipoteca. En cuanto al alquiler, los gastos asociados se están entre seis mensualidades. De igual manera, esto dependerá de la negociación entre tú y el propietario y/o agencia inmobiliaria.

Por eso hoy con Oi Realtor te contamos todo lo que necesitas saber sobre comprar o alquilar un inmueble.

¡No te lo pierdas y continua leyendo!

Trámites a realizar al momento de comprar o alquilar

Comprar

  • Deberás acudir al Registro de la Propiedad para obtener toda la información jurídica acerca de la vivienda. Es importante que sepas si tiene cargas asociadas, como una hipoteca o si está embargada. Además, siempre puedes pedir una nota simple o bien un certificado de dominios y cargas, que tiene validez legal.
  • Ir al ayuntamiento para conocer la situación legal del edificio, ya que este podría estar afectado por un plan urbanístico futuro.
  • Acudir al notario para escriturar la vivienda. Los honorarios están regulados por ley y son proporcionales al precio del inmueble.
  • Volver al Registro de la Propiedad para inscribir las dos escrituras a tu nombre: la de la vivienda y la de la hipoteca. El coste varía dependiendo del ayuntamiento y del precio de la vivienda.
  • Ir al catastro del ayuntamiento donde se encuentra el lugar donde se realiza el cambio de titular. Este trámite no es obligatorio, pero es aconsejable. Así te podrán enviar el IBI que tendrás que pagar cuando ya seas propietario de la vivienda.

Alquilar

  • Lo más recomendable es acudir al Registro de la Propiedad para comprobar quién es el titular de la vivienda y en qué estado se encuentra.
  • También es aconsejable inscribir el contrato de alquiler en el Registro de la Propiedad. De esta forma, tendrás un seguro ante la venta del edificio o de la vivienda.

¿Comprar o alquilar? ¿Cuáles son los trámites y gastos?

Gastos para a tener en cuenta para comprar o alquilar un inmueble

Comprar

  • Si el inmueble te interesa demasiado, debes empezar haciendo una paga y señal para que te la reserven. La cantidad no debe ser muy alta. Otra opción es redactar un precontrato de compraventa, donde se determine el método de pagos pactado con el vendedor y los datos sobre el inmueble.
  • Firmar el contrato de arras, el cuál está regulado en el Código Civil y además sirve para que te reserven la vivienda. La cantidad a pagar varía entre el 5 y el 15 % del valor de la vivienda. Este porcentaje, después se descuenta del total, y compromete a ambas dos partes: comprador y vendedor. Se puede rescindir, pero de seguro perderás el dinero. Ahora bien, si quien lo rescinde es el vendedor, deberá pagarte el doble de lo que has puesto.
  • Deberás elegir la hipoteca que más te sea acorde para financiar la compra. El Banco de España aconseja que el coste mensual de la hipoteca no supere el 30% de tus ingresos. La firma del contrato de la hipoteca genera un Impuesto de Acto Jurídico Documentado (AJD) donde tienes que pagar el 1 % de la cantidad escriturada.
  • Tendrás que tasar la vivienda para definir su precio según el mercado actual por parte de un tasador oficial. Sin dudas es un requisito imprescindible para el cálculo hipotecario por parte del banco. Suele valer entre 250 y 350€.
  • Si es una vivienda de segunda mano, habrá que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Este varía según la Comunidad Autónoma y va entre un 5 % y un 10 % del valor escriturado.
  • Si la vivienda es nueva, debes pagar el IVA. Este es un 10% del valor escriturado si la vivienda es de carácter general o un 4 % si la vivienda es protegida.
  • Suministros. Es obligatorio cambiar el titular de los contadores de agua, luz y gas, tanto si se decide comprar o alquilar el inmueble.
  • Si has contratado los servicios de la gestoría para asesorarte en todo el proceso de compraventa, deberás pagarles.

¿Comprar o alquilar? ¿Cuáles son los trámites y gastos?

Cuando ya seas propietario

  • Cuando ya seas el propietario de la vivienda, deberás pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al ayuntamiento. Se encuentra entre el 0,4 % y el 1,1 % del valor total de la vivienda. Este impuesto es anual y se puede fraccionar. Sin embargo, en el año de venta del inmueble, es el propietario quien debe pagar el IBI.
  • El impuesto de basuras. Este varía según el municipio y, a veces, se cobra junto al IBI.
  • Tendrás que pagar el recibo de la comunidad para los gastos de la vivienda.
  • El seguro de la comunidad, que cubre siniestros estructurales que pueda llegar a sufrir el inmueble.

Alquilar

  • La agencia inmobiliaria o el propietario pueden pedirte una paga y señal como reserva de la vivienda. Luego será descontada de la primera mensualidad o se comprometerán a devolverla si el contrato no se llegara a firmar.
  • Si el alquiler lo realizas mediante una inmobiliaria, tendrás que pagar la comisión. Sin embargo, puede ser que tengas que pagar a medias con el propietario o al 100 % por ser inquilino.
  • Pagar la fianza a la agencia inmobiliaria o al propietario, que deben estar depositadas en la Entidad Autonómica que corresponda. Incasòl, en Catalunya. IBAVI, en Illes Balears. Agencia de Vivienda Social, en Madrid. Bizilagun, en Euskadi. AVRA en Andalucía, etc. Esta cantidad se reintegra una vez que finalice el contrato. Siempre y cuando no se haya incumplido ninguna cláusula del contrato, ni causado ningún desperfecto, daño o impago. La Entidad Autonómica es quién devuelve el dinero.
  • En algunos casos, los propietarios suelen pedir un garante bancario para afrontar posibles impagos.
  • La primera mensualidad del alquiler. Siempre debes recordar que el precio del alquiler no debe superar el 30 % de tus ingresos mensuales.
  • Es optativo pero se recomienda asegurar el contenido de la vivienda. El continente ya está asegurado por el propietario.
  • Pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que se calcula según los años de contrato y el precio del alquiler. Este impuesto varía según la Comunidad Autónoma.
  • Suministros. Es obligatorio cambiar el titular de los contadores de agua, luz y gas, tanto si se decide comprar o alquilar el inmueble.
  • El pago de la mudanza, siempre y cuando el piso no esté amueblado o si te trasladas desde otro inmueble.

Entonces, ¿comprar o alquilar?

Te recomendamos que leas este post sobre la rentabilidad de la compra o el alquiler de una vivienda. Sin embargo, la decisión final dependerá de la situación financiera de cada interesado. Algunas preguntas que puedes hacerte antes de resolverlo son:

  • ¿Cuáles son tus planes para el futuro?
  • ¿Piensas moverte de ciudad?
  • ¿Tienes una buena estabilidad económica?
  • ¿Cuánto dinero tienes ahorrado?
  • ¿Cuál es la cuota mensual que puedes pagar?

Por último, hay que mencionar que una posibilidad intermedia entre comprar o alquilar es la del alquiler con opción a compra. Es una modalidad similar a la del alquiler, ya que existe un contrato de arrendamiento, pero incluida la opción a compra. Este funcionará durante un plazo establecido y puedes decidir si comprarás la propiedad o si continuarás rentando.

Esperamos que este post sobre todo lo que necesitas saber acerca de comprar o alquilar una propiedad, te haya sido útil. Si tienes algún comentario para hacernos o crees que nos faltó mencionar algo, puedes escribirnos en la casilla debajo del post. ¡Nos interesa mucho tu opinión!

¡No te olvides de compartirla en tus redes!

Si estás pensando en alquilar o vender tu propiedad o buscas un lugar para arrendar, con Oi Realtor podemos brindarte la ayuda y el asesoramiento que necesitas. ¡No dudes en contactarte con nosotros!

Y si quieres seguir leyendo sobre alquiler, inquilinos, te recomendamos la siguiente nota:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Desde Oi Realtor queremos contarte cuáles son los puntos fundamentales que debes tener en cuenta a la hora de llevar a cabo un alquiler legal. Continúa leyendo el artículo para enterarte.

Al momento de poner en alquiler un inmueble, resulta fundamental cumplir con ciertos plazos y requisitos. Se trata de lo exigido por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) para tener un alquiler legal. Cuando tengas intenciones de comenzar el proceso de alquiler de un inmueble, es muy importante tener conocimiento sobre cuáles son los documentos, trámites y requisitos que necesitas para alquilar una vivienda de manera completamente legal. De este modo, tanto propietario como inquilino, no se vea envuelto en ningún tipo de error, lo que puede desencadenar un problema en el futuro. Aquí te contaremos cuáles son los puntos más importantes para tener un alquiler legal. Pon atención y toma nota.

Trámites, documentos y requisitos necesarios

Alquiler legal

Pon mucha atención a este punto, sin importar si vas a alquilar una vivienda por primera vez, o si ya lo has hecho en varias ocasione. Esta información es de gran importancia en ambos casos. Para poner en alquiler una vivienda, la documentación necesaria, los procesos que debes llevar a cabo y los requisitos necesarios para hacerlo de forma legal, son fundamentales. Aquí te detallaremos de qué se trata.

La cédula de habitabilidad

Alquiler legal

Al momento de poner en alquiler tu inmueble, el primer paso es pensar si cuentas con toda la documentación que es necesaria para realizar la operación. La cédula de habitabilidad un documento obligatorio en el alquiler de inmuebles.

La función de este documento administrativo es la de acreditar que tu vivienda cuenta con las condiciones técnicas mínimas para ser habitada en temas de salubridad y solidez. De modo que tu inquilino pueda residir en el inmueble sin ningún tipo de inconvenientes. La Cédula de Habitabilidad se encarga de comprobar el buen estado de la cocina, inodoro, dar de alta los suministros, la superficie útil, entre otros.

Se trata de un certificado gestionado por cada Comunidad Autónoma por lo que en cada lugar cuentan con plazos y trámites concretos. Sin embargo, en caso de que ya cuentes con este documento, debes revisar que aún se encuentre en vigor y sea válido. Hoy en día, la mayoría posee una vigencia de 15 años. No obstante, antes de alquilar tu inmueble, lo más aconsejable es asegurarse de contar con él para tener un alquiler legal.

El certificado de eficiencia energética

Alquiler legal

Del mismo modo que sucede con la cédula de habitabilidad, el certificado de eficiencia energética es otro documento obligatorio, exigido por la legislación vigente para alquilar una vivienda. Es por este motivo que, previo a ofertar tu inmueble en alquiler, será necesario tener en vigor este documento. El certificado de eficiencia energética especifica la cantidad del CO2 que tu inmueble emite a la atmósfera.

Ten en cuenta que, al momento de solicitarlo, te será otorgada una etiqueta energética con la letra pertinente de clasificación. La letra A para los inmuebles más eficientes y la letra G para aquellas que mayor cantidad de CO2 emite. Este certificado cuenta con una validez de 10 años. Para obtener la etiqueta, necesitarás que un técnico cualificado evalúe tu vivienda. El valor de la etiqueta energética puede variar dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre ubicada el inmueble. En último lugar, debes tener en cuenta que la letra de eficiencia que se otorga a la casa debe figurar en todos los anuncios de alquiler.

La importancia de redactar un contrato legal

Alquiler legal

Otro punto fundamental para un alquiler legar es la redacción de un contrato. Es por este motivo que, una vez que hayas obtenido cada uno de los documentos necesarios y cuentes con un inquilino fiable y solvente, lo siguiente que debes hacer para un alquiler legal es redactar un contrato de alquiler . Ten en cuenta que debe cumplir con lo establecido en la Ley de Arrendamientos Urbanos.

En este tipo de documento es importante que aparezcan plasmados los derechos y las obligaciones tanto del propietario como del inquilino. Por otro lado, también tendrán que figurar cada uno de los puntos que hayan sido pactados entre el inquilino y el propietario antes de firmar el contrato. De este modo, ambas partes no tendrán ningún inconveniente durante el tiempo que dure el alquiler y podrán dejar de lado todo tipo de problemas y malentendidos. Este paso es fundamental para evitar problemas legales y conflictos entre las partes. Ten en cuenta que el clausulado básico de todo contrato de alquiler deberá contener el objeto de arrendamiento, las partes, es decir propietario e inquilino, el valor de la renta, la fianza del alquiler, garantía adicional si la hay, así como las obligaciones vinculadas al mantenimiento y reparación de la vivienda.

Por otro lado, junto al contrato, es aconsejable que aparezca un inventario. Es necesario que recoja todos los bienes con los que cuenta la vivienda al momento de ser alquilada. De esta forma, una vez que haya finalizado el contrato de alquiler, la revisión del inmueble resultará mucho más sencilla.

Ten cuidado con la fianza

A la hora de formalizar el contrato de alquiler, tu inquilino deberá entregarte una suma de dinero. Dicha suma, corresponde a una mensualidad, en concepto de fianza. Una vez que cuentes con este dinero, deberás ingresarlo en el organismo que corresponda dependiendo del lugar donde se encuentre ubicado el inmueble. Una vez que el contrato de alquiler haya llegado a su fin, si este ha terminado en tiempo y forma, no encuentras desperfectos en la casa y no hay ninguna suma adeudada, deberás devolverle al inquilino este importe. Para hacerlo, cuentas con un plazo de 30 días naturales. A la vez, tendrás que solicitar al organismo correspondiente que te devuelvan la fianza legal demostrando que el contrato ha llegado a su fin de manera correcta.

Busca ayuda profesional

En último lugar, si te interesa contar con la mayor seguridad y garantía a la hora de poner en alquiler una vivienda, lo más aconsejable es que busques el asesoramiento de un profesional del mercado inmobiliario del alquiler. Sin lugar a dudas, la ayuda de expertos en el sector te permitirá  contar con un alquiler legal y te mantendrán asesorado durante todo el proceso.

En resumen, estos son los pasos fundamentales para el proceso básico de un alquiler legal. Si sigues estos pasos podrás dejar de lado posibles fraudes y los problemas entre las partes del contrato. No obstante, es fundamental constatar que cada punto que incluyes en el contrato, la duración y las cláusulas adicionales se rigen por la normativa establecida en la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Luego de leer este artículo, nos interesa mucho conocer cuál es tu opinión. Si te interesa compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso ¡Te esperamos!

También podría interesarte:

Desde Oi Realtor queremos contarte todos los pasos que debes seguir para lograr dar de alta la luz en tu vivienda de alquiler. Continúa leyendo el artículo para enterarte.

Es normal que no pensemos en el hecho de que una acción tan sencilla como la de encender la luz por medio de un interruptor tiene mucho trabajo detrás, esto es así aunque no lo notemos. De hecho, llegar a conseguir que haya electricidad en la vivienda necesita de ciertas cosas pero, para poder dar de alta la luz de tu piso de alquiler debemos seguir algunos pasos. También, es necesario tener en cuenta algunos puntos clave para realizar el proceso de manera más rápida.

Dar de alta la luz en tu vivienda de alquiler

Dar de alta la luz

El momento de dar de alta la luz en nuestra vivienda es algo de gran importancia, se trata de una tarea que corresponde al propietario de la casa de alquiler. De hecho, previo a firmar el contrato de alquiler, el inmueble deberá contar con todos los suministros básicos ya dados de alta, esto abarca el agua, la luz y el gas.

Si eres propietario ten en cuenta que debes realizar todos los trámites necesario antes de buscar al inquilino perfecto. Por otro lado, si eres inquilino deberás preguntar, lo más aconsejable sería que se encontrara todo listo antes de ingresar a tu nueva vivienda.

Para dar de alta la luz de una casa de alquiler, el propietario debe contactarse con la compañía suministradora que le interesa y brindar toda la documentación que le exijan. Por lo general, consiste en dar sus datos personales, el número de la cuenta bancaria, la dirección de la vivienda de alquiler. A la vez, deberá adherirse a un tipo de tarifa, estas variarán dependiendo de la compañía, y tendrá que seleccionar también la potencia, que se determinará según las características y del consumo de la casa de alquiler.

La cédula de habitabilidad

Dar de alta la luz

En primer lugar, debemos aclarar que la cédula de habitabilidad es un documento que siempre debemos de tener al alcance de la mano. Esto se debe a que nos lo pueden pedir para varias cosas.

Para conseguir dar de alta la luz en una vivienda, la compañía eléctrica necesita asegurarse de que cumple con todos los requisitos legales para poder ser habitada. Para conseguirlo, deberá presentar la cédula de habitabilidad de su casa de alquiler expedida por el organismo competente dependiendo de cada comunidad autónoma.

El boletín eléctrico

Dar de alta la luz

Es necesario que un electricista autorizado certifique que la instalación de la casa cumple con cada uno de los requisitos necesarios para poner en marcha el suministro eléctrico. Las compañías eléctricas deben conocer las características principales de la instalación, la potencia instalada y la máxima admisible, un esquema de los elementos básicos y una garantía de la calidad de la instalación. Toda esta información se reúne en el boletín eléctrico o certificado de instalación eléctrica.

El boletín eléctrico de una casa de alquiler debe informar sobre todas las características de la instalación eléctrica, esto incluye la potencia, la máxima admisible y también, adjuntar un esquema y un mapa de los elementos instalados. La compañía suministradora, a la hora de dar de alta la luz, puede pedir este documento e incluso, si lo considera necesario, también pude sugerir la necesidad de realizar algunas mejoras en la instalación para de esta forma, poder darla de alta de una manera segura.

Toda reforma en la instalación eléctrica de una casa debe ser realizada por un técnico electricista titulado, de modo que logre certifique la seguridad e idoneidad de la instalación. De lo contrario, la casa puede sufrir algún posible desperfecto en caso de subidas o bajadas de tensión, cortocircuitos, entre otros.

La titularidad

El propietario de la casa de alquiler es quien debe ocuparse de la tarea de dar de alta la luz, por ende la titularidad inicial deberá ser a su nombre. No obstante, cuando una casa se alquila lo más adecuado es que la titularidad del suministro eléctrico pase al inquilino. Para conseguirlo, será suficiente con contactar con la compañía suministradora para comenzar a tramitarlo. Ten en cuenta que será necesario presentar los documentos identificativos que correspondan para pasar la titularidad.

No basta con un simple cambio de domiciliación bancaria. Esto se debe a que, si vas a vivir de alquiler siempre resulta más aconsejable que se realice un cambio de titularidad debido a que, de cara al propietario se trata de una medida que aporta una mayor seguridad ante posibles impagos. Por otro lado, para el inquilino brinda una mayor privacidad y un control de su consumo al recibir directamente las facturas él.

Luego de leer este post, nos interesa mucho saber cuál es tu opinión sobre estos consejos para dar de alta la luz en tu casa de alquiler. Si te interesa compartirla con nosotros, es posible hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales se encontrará a tu disposición y te brindará la ayuda necesaria en todo el proceso ¡Te esperamos!

También podría interesarte:

El proceso de compraventa de una propiedad integra una serie de pasos, documentaciones y pagos que están a cargo de ambas partes. En el sistema inmobiliario español, existe un vacío legal alrededor en relación a quién debe pagar por los honorarios correspondientes a la inmobiliaria que gestiona la operación. Es por ello que, en la actualidad, este pago lo suelen realizar los inquilinos o compradores de inmuebles, y también los vendedores. Con la nueva Ley de vivienda lo que se busca es modificar los términos de la comisión inmobiliaria.

Hacia el final de 2020, cuando se aprobaban los Presupuestos Generales del Estado de 2021, el gobierno de coalición acordó sancionar una nueva Ley de Vivienda, en la cual se trabajaría para contener los precios de los alquileres. Más precisamente, pactaron incluir en la ley “mecanismos de contención o, eventualmente, bajada de precios tanto en los nuevos contratos como en los existentes”. Y, a partir de la diagramación de un índice de referencia, “contener subidas injustificadas”. En su momento, al comenzar las negociaciones el plazo máximo había sido de tres meses. Sin embargo, los desacuerdos se prolongaron hasta la actualidad.

Ahora bien, la Ley de Vivienda no pretende regular únicamente los precios, sino que también intenta modificar otras cuestiones asociadas con las operaciones inmobiliarias. La comisión de la agencia es una de ellas. Pero entonces, ¿Quién deberá pagarla cuando se sancione la ley? Y, ¿Quién debe pagarla ahora? Sigue leyendo que en este artículo te contaremos todo al respecto.

CONTENIDO ACTUALIZADO

Con la ley de vivienda en debate ¿Quién debe pagar la comisión inmobiliaria?

En la mayoría de los casos, cuando se lleva a cabo un alquiler o la compraventa de una vivienda a través de una agencia inmobiliaria, lo habitual es que sea el comprador o arrendatario quien se haga cargo de la comisión de la agencia. Sin embargo, no existe una regulación concreta que determine que los gastos deban distribuirse de esa forma.

El Real Decreto-Ley 7/2019, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, establece que los gastos de gestión inmobiliaria y formalización del contrato han de ser enfrentados por el vendedor o arrendador en el caso de que se trate de una persona jurídica. No obstante, el pago de la comisión en compraventas o alquileres que se llevan a cabo entre personas físicas no se encuentra aún regulado. En estos casos, la comisión inmobiliaria es más objeto de pacto o fijada por la inmobiliaria. Por lo tanto, cada agencia puede fijar el precio que considere adecuado.

En la mayoría de los casos, la comisión inmobiliaria ronda entre un 3% y un 7% cuando se contrate una inmobiliaria tradicional, es decir, física. Por su parte, en el servicio de inmobiliarias online las tarifas por lo general siempre son fijas. Hablamos de un monto que oscila entre los 1000 y 4000 euros.

ley de vivienda y comisión inmobiliaria

Algo similar al Real Decreto-Ley 7/2019 , ocurre con la Ley 4/2013, de medidas de flexibilización y fomento del mercado de alquiler de viviendas. En este documento tampoco se especifica quién debe enfrentar los costes de la comisión inmobiliaria.

Frente a este vacío legal, los cargos se depositan sobre los inquilinos o los compradores. Aunque esto podría cambiar con la nueva Ley de Vivienda si se atiende a la petición de Unidad Podemos y de FACUA- Consumidores en Acción.

¿El comprador está obligado a abonar algún coste por comisión?

En España es común que las agencias cobren, no solo una comisión al vendedor, sino que además le cobran a quien compra la propiedad un pago por honorarios. Para algunos casos, puede llegar a ser el 3% del total de la compra. A ello se le debería sumar el 21% correspondiente al IVA.

Una de los principales argumentos de las inmobiliarias en relación al cobro de la comisión a los compradores es que estos siempre se benefician del proceso, ya que los honorarios del mismo corren por cuenta del vendedor. A su vez, afirman que, en reiteradas oportunidades, son las mismas agencias las que logran conseguir la financiación adecuada para adquirir el inmueble. Por lo tanto, el pago por dichos servicios no debe ser ajeno a los compradores.

Otra de las situaciones que se presentan con respecto al pago de la comisión, es cuando las inmobiliarias le reducen los honorarios a los vendedores y se los aplican a los compradores, como una manera de que el gasto sea compartido.

En relación a estos puntos, están quienes entienden que se trata de una acción reprochable, a pesar de que sea una acción legal. Y quienes entienden que es lo que corresponde. Más allá de ambas posiciones, la práctica es muy reconocida en la operación. Por estos motivos, el gobierno busca modificar algunos puntos acerca de la comisión inmobiliaria y la ley de vivienda en proceso.

Ley de Vivienda y la comisión inmobiliaria

En España la problemática habitacional en el territorio es histórica. Esto ha provocado que desde el gobierno central se pensara en una nueva ley que regularice el mercado de la vivienda. Uno de sus puntos en debate es la comisión inmobiliaria.

La propuesta que ha realizado Unidas Podemos es que los honorarios de las agencias inmobiliarias, tanto en las compraventas como en los alquileres, corran por cuenta del arrendador o vendedor de la propiedad. Así aparece, al menos, en el borrador sobre la Ley de Vivienda que esta agrupación presentó al PSOE.

De esta manera, el vacío legal quedaría cubierto por la obligación de que el pago de los honorarios sea responsabilidad de quien se beneficia económicamente con la operación. Es decir, el vendedor o el arrendatario.

Al respecto, desde la organización FACUA- Consumidores en Acción, sostienen que la actividad de intermediación inmobiliaria requiere un reglamento propio. Consideran que esta actividad se encuentra “absolutamente desregulada en España”. “Tan solo existe alguna normativa autonómica al respecto y en cualquier caso resulta insuficiente, obsoleta y necesita ser actualizada”, añaden.

Otros cambios que promueve la Ley de Vivienda

Más allá de la intenciones, el reciente Anteproyecto de la Ley de Vivienda, presentado en octubre de 2021, no ha explicitado ningún punto en relación a la temática y regulación de la comisión inmobiliaria. En el documento se describen los principales puntos que integrarán a la nueva normativa. Entre ellos, la regulación de los precios, la definición de zona tensionada, incentivos para propietarios, etc.

Movilizar viviendas vacías de grandes propietarios

Otros de los cambios que integra el Anteproyecto de Ley es movilizar las viviendas vacías que pertenecen a grandes tenedores en todo el territorio español. Para ello, esperan que el gobierno fuerce a los propietarios a sacarlas al mercado para incrementar la oferta de alquileres sociales. De esta manera, asegurarían el acceso a una vivienda digna para las familias más vulnerables, según expresan los políticos. Así como también, la normativa tendrá en cuenta a los pequeños propietarios.

En el anteproyecto de la nueva ley de vivienda, el impacto sobre propietarios pequeños se verá en la regulación del precio de la renta. Por su parte, los grandes tenedores se verán obligados a arrendar las viviendas que dispongan sin habitar y a la regulación del precio de arrendamiento. La finalidad es aumentar el parque público de viviendas destinadas para alquileres asequibles. Es decir, elevar la oferta.

Al respecto, la Secretaria de Estado para la Agenda 2030, Ione Belarra, sostuvo en una entrevista para Europa Press que tendrán que trabajar en conjunto con las comunidades autónomas para que “no salga a cuenta tener vivienda parada”. Para ello, se combinarían distintos instrumentos como incentivos fiscales o normativas de carácter obligatorio.

En el documento del proyecto se determina en el punto 7:

Definición de grandes tenedores con carácter general y deberes de información y colaboración en zonas de mercado tensionado. Se introduce en la Ley estatal de una definición de carácter general del concepto de “gran tenedor”, como la persona física o jurídica que sea titular de más de diez inmuebles urbanos de uso residencial o una superficie construida de más de 1.500 m2, también de uso residencial, excluyendo en ambos casos garajes y trasteros. Sobre esta definición, en «zonas de mercado residencial tensionado» podrán establecerse criterios adicionales debidamente motivados.

ley de vivienda y comisión inmobiliaria

¿Qué ocurre con la regulación de los precios del alquiler?

La regulación de los precios del alquiler ha sido uno de los puntos más tensos del debate. Por un lado, Unidas Podemos exigía el cumplimiento del compromiso asumido durante la aprobación de los Presupuestos de Estado. Y, ´por el otro, el PSOE se negaba a introducir esta medida y sugiere, en su lugar, promover incentivos fiscales.

A fines de octubre de 2021, las fuerzan han llegado a un acuerdo y han, como hemos mencionado, presentado el anteproyecto de ley. En el punto 8 del documento se establecen una serie de mecanismos para lograr contener lo precios de los arrendamientos.

Mecanismos de contención y bajada de los precios del alquiler de vivienda

Por un lado, la contención y bajada de precios se estipula mediante la mejoría del marco fiscal, presupuestario y de gestión patrimonial. Asimismo, a través de la regulación y declaración de mercado residencial tensionado.

Los principales objetivos de esta regulación tienen que ver con ampliar la cantidad de viviendas al mercado del alquiler. De esta manera, lo que se busca es lograr un equilibrio. Por otra parte, se tiende a contener la renta y reducirla, evitando subas abusivas. A lo que se le suma, fomentar el alquiler mediante un tratamiento fiscal favorable.

A su vez, uno de los mecanismos presentado por el anteproyecto es la posibilidad para el arrendatario de solicitar una prórroga en su contrato de carácter extraordinario, anual y de un periodo de tres años como máximo. Lo puntual es que el contrato deberá mantener el acuerdo existente previo a la prórroga y en vigencia.

Cuando se trate de propietarios que son personas jurídicas, la renta en las zonas tensionadas estará limitada al contrato anterior. O al precio limite aplicable según lo indiquen los precios de referencia. La ley establecería un período de hasta 18 meses para aplicar este mecanismo de regulación.

Creación de un entorno fiscal favorable para reducir los precios

En este punto, el 9 del documento del Anteproyecto, buscará crear un entorno fiscal que resulte favorable para el aumento de la oferta de alquileres asequibles y para la reducción de precios.

De esta manera, se mejorará la regulación del impuesto a la renta (IRPF) con la finalidad de estimular el alquiler para vivienda habitual. Para tal fin, en los nuevos contratos se establece una reducción del 50%, que podrá ir incrementándose según los criterios siguientes:

Si bien ya existe el anteproyecto, el debate continúa y habremos de esperar para saber si finalmente la nueva Ley de Vivienda regulará el pago de la comisión inmobiliaria.

¿Tú, qué opinas de la nueva Ley de Vivienda y de sus regulaciones sobre la comisión inmobiliaria? ¿Consideras adecuado que sea el vendedor o arrendador quien pague los honorarios? ¡Cuéntanoslo en comentarios! En Oi Realtor queremos conocer tu opinión.

Si estas pensando en vender, comprar o arrendar un inmueble ponte en contacto con nosotros. Nuestro asesores te acompañarán en todo el camino, para que puedas llevar adelante un proceso rápido, seguro y confiable.

Para continuar conociendo sobre la temática de la nueva ley de viviendas te recomendamos leer la siguiente nota:

2021 agente inmobiliario Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso comprar vivienda Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España Featured Hipotecas Hipotecas 2022 Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid marketing inmobiliario mercado hipotecario mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración vender Vender piso vender propiedad vivienda Viviendas

Desde Oi Realtor queremos darte algunas ideas que te permitirán aumentar el precio del alquiler de tu inmueble. Continúa leyendo el artículo para enterarte.

Si te interesa la idea de poner tu inmueble en alquiler pero no sabes por dónde comenzar, en primer lugar, es importante obtener la mayor rentabilidad posible. Aquí te contaremos algunas ideas que te ayudarán a tener un alquiler rápido y a un muy buen precio.

Precio de alquiler de una vivienda ¿Cómo aumentarlo?

Precio del alquiler

A la hora de tomar la decisión de poner una casa en alquiler, es muy normal que nos invadan una gran cantidad de dudas. Por ejemplo, solemos preguntarnos de qué modo preparar la casa, cuál será el precio del alquiler, cómo encontrar un buen inquilino, entre otras. Es por este motivo que decidimos crear este artículo, si te interesa tener un alquiler seguro que te brinde las máximas rentabilidades, estos consejos te vendrán muy bien. ¡Toma nota!

Las reparaciones y reformas necesarias

Precio del alquiler

El estado de la vivienda que te interesa alquilar es un punto fundamental y puede influir significativamente en el precio del alquiler. No todo sirve para poner en alquiler, es por eso que resulta importante que la casa se vea perfecta, para conseguirlo será necesario invertir algo de dinero en pequeñas reformas y reparaciones. Con respecto a las reformas más habituales en casa de alquiler, estas suelen enfocarse principalmente en el cuarto de baño y la cocina. Esto se debe a que son los dos espacios de una casa que resultan más susceptibles al deterioro a causa del paso del tiempo. Es importante que ambos se encuentren totalmente equipados para que la vivienda pueda ser alquilada. Otro punto que resulta fundamental es comprobar el buen estado de cañerías, tuberías, desagües, entre otros.

Por otro lado, cuando hablamos de las reparaciones, es importante supervisar el buen funcionamiento de toda la casa. Esto va desde electrodomésticos, hasta persianas, puertas, ventanas e incluso, la instalación eléctrica. El siguiente paso es arreglar cualquier tipo de desperfecto. De este modo lograremos tener un alquiler que no nos traerá ningún inconveniente en el futuro. Además, los inquilinos se encuentren en un lugar confortable y no tendrán ningún tipo de problema con la vivienda.

Home Staging

Precio del alquiler

Se trata de una técnica de marketing inmobiliario que nos brinda una de las estrategias fundamentales si te interesa alquilar el piso rápidamente. Su objetivo principal es el de mejorar la imagen de la casa, ayudando de este modo a aumentar el precio del alquiler.

Para conseguir utilizar de manera adecuada el home staging en tu inmueble de alquiler deberás tener en cuenta los siguientes puntos:

  • La imagen de la casa

Esto abarca el estado, la limpieza, la pintura, entre otros.

  • Si cuenta o no con mobiliario

Si te interesa poner en alquiler tu inmueble con muebles incluidos, ten en cuenta que estos sean funcionales y resulten prácticos. Por otro lado, también debes evitar la sobrecarga de los espacios.

  • Una buena iluminación en el inmueble

Deberás comprobar que la luz funcione de manera correcta. También, es buena idea añadir algunos puntos en todas las zonas que te interese destacar del resto.

  • La importancia de los detalles

Si bien las casas en alquiler deben estar lo más despersonalizadas que sea posible, existen algunos detalles que pueden ser de gran ayuda para marcar la diferencia. Estos pueden ser tanto los textiles, como elementos decorativos, cortinas, incluso cuadros, jarrones y alfombras.

Buena limpieza y aroma agradable

A la hora de presentar una casa en alquiler a los posibles inquilinos, es fundamental que se encuentre limpia y con un aroma agradable. Esto sin dudas atraerá mucho más a los inquilinos. Para conseguirlo, bastará con realizar una limpieza profunda de la vivienda y luego, bastará con hacer un pequeño mantenimiento.

Con respecto al aroma, es posible colocar varios ambientadores artificiales y automáticos que desprenden fragancia al tiempo que lo programes. Otra opción de lo más interesante son los ambientadores naturales, puedes ubicarlos en las diferentes habitaciones para que toda la casa huela muy bien.

El mobiliario

Si te has decidido por alquilar la casa con los muebles incluidos, ten en cuenta que debes evitar poner aquellos que ya llevan varios años guardados en el trastero y no se han utilizado en mucho tiempo o bien, los que no se encuentren en muy buen estado. Para alquilar un piso con muebles debes pensar que menos, es más. Es por este motivo que, lo que resulta más aconsejable es amueblarla con los muebles que sean indispensables. Recuerda, que también debes considerar cuales son las dimensiones de cada espacio, de lo contrario, puedes generar que la casa pierda la sensación de amplitud y se vea poco armoniosa.

Si logras seguir todos estos consejos, sin lugar a dudas conseguirás alquilar tu piso rápidamente, sin ningún tipo de inconvenientes. Además, podrás aumentar significativamente el precio del alquiler de tu inmueble.

Luego de leer este post, nos interesa mucho saber cuál es tu opinión sobre estas ideas para aumentar el precio del alquiler de tu inmueble. Si te interesa compartirla con nosotros, es posible hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Un equipo de profesionales se encontrará a tu disposición y te brindará la ayuda necesaria en todo el proceso ¡Te esperamos!

También podría interesarte:

Desde Oi Realtor queremos contarte cuál es la manera adecuada de realizar un anuncio de alquiler perfecto. Continúa leyendo el artículo para enterarte.

Si te interesa crear un anuncio de alquiler para una vivienda, debes tener en mente que resulta muy importante hacerlo de manera adecuada para conseguir que destaque en comparación a la competencia directa. Es muy importante realizar un buen anuncio de alquiler, sin embargo, esto no es suficiente. Para conseguirlo debemos crear un anuncio diferenciador, conciso y atractivo. Por eso hemos decidido crear este artículo para contarte cómo realizar el anuncio de alquiler ideal para tu piso.

Puntos fundamentales para un anuncio de alquiler

Los antiguos carteles de “se alquila” que se colgaban en la ventana ya no se utilizan en la actualidad. Hoy en día, nuestra sociedad se inclina más bien por el uso de internet, de hecho, se trata del sistema más elegido para buscar un piso en alquiler.

¿Cómo buscan los inquilinos viviendas en alquiler?

Anuncio de alquiler

Por lo general, lo más habitual es que lo hagan por medio de los portales inmobiliarios. Es por este motivo que, si te interesa poner tu piso en alquiler, resulta fundamental tener muy en cuenta este tipo de plataformas digitales.

Por otra parte, si lo que quieres es hacer un buen anuncio de alquiler, aquí van algunos consejos que te serán de gran ayuda para conseguirlo. Pon mucha atención y toma nota de las siguientes recomendaciones:

La situación de la vivienda

En cualquier tipo de anuncio de alquiler es fundamental dejar en claro cuál es la localización del inmueble, esto implica ciudad, distrito, barrio, así como también marcar la calle sobre la que se encuentra ubicado. Sin embargo, más allá de esta información básica, los inquilinos buscan mucho que nuestro anuncio brinde información de la zona, es decir, los servicios cercanos, el trasporte, colegios o supermercados. Sin dudas, se trata de datos muy útiles para que el inquilino seleccione la vivienda.

Características principales del inmueble

Anuncio de alquiler

Cualquier buen anuncio de alquiler tiene que llevar adjunta una descripción completa de la vivienda. Para conseguirlo, será necesario especificar cada detalle de las principales características como por ejemplo, cuál es el número de dormitorios, cuartos de baño, metros cuadrados, la orientación, así como también, si el piso cuenta con servicios comunes, terraza, ascensor o garaje.

El valor de la renta

Sin dudas, este es un dato básico, ya que nadie se tomará el trabajo de visitar o preguntar por la vivienda si no se anuncia con un valor de renta. Recuerda que con respecto al valor de la renta, es de gran importancia fijar correctamente el precio del alquiler, ya que este será determinante para conseguir que el inmueble se alquile más rápido o bien, por el contrario, que permanezca anunciado durante mucho tiempo.

Es sabido que, al momento de fijar el precio de alquiler de un inmueble, es necesario tener en cuenta varios factores como por ejemplo, las características, el estado, la ubicación, entre otros. Optar por un precio que se encuentre por encima de lo que indica el mercado, generará que la vivienda tarde mucho tiempo en alquilarse, no cuente con ningún interesado o bien, se consigan solo alquileres de corta duración. Por el contrario, si fijamos un valor que se encuentre por debajo de mercado, generará la pérdida de rentabilidad.

Añade buenas fotografías

Anuncio de alquiler

Sin lugar a dudas, una imagen dirá más que mil palabras, es por esta razón que debemos cuidar el aspecto de las fotografías que decidamos incorporar en nuestro anuncio de alquiler. Al momento de realizar la sesión de fotos de la vivienda es muy importante cuidar mucho su aspecto. Para conseguirlo debemos intentar que ingrese la mayor cantidad de luz natural que sea posible. Por otra parte, con respecto al tipo de fotografías que hay que realizar, habrá que hacer un reportaje sobre todo el domicilio, donde pueda verse el exterior de la finca y los servicios comunes, además de cuidar la calidad de la imagen y su resolución.

Los muebles

Es importante aclarar si alquilas la vivienda con o sin muebles. Por lo general, los inquilinos al buscar un piso en alquiler ya tienen decidida esta opción. Es por esto que, si aclaras en tu anuncio si la casa está o no amueblada, lograrás un mejor filtro de los candidatos.

¿Se aceptan mascotas?

Se trata de un apartado de gran importancia, principalmente para aquellos inquilinos que tienen mascota. Por lo general, a la hora de anunciar un piso en alquiler se aclara si se aceptan animales, si no se aceptan o si se trata de un tema a consultar. No importa cuál sea tu decisión, lo más aconsejable es incluirlo en el anuncio de alquiler.

Las visitas y el contacto 

Por último, al momento de anunciar un inmueble en alquiler es necesario incluir el contacto del propietario o bien, de la persona/agencia que se encarga de la gestión del alquiler.

Por otro lado, también debemos incluir un posible calendario de visitas para que los inquilinos puedan apuntarse para visitar la casa. Es fundamental que este calendario de visitas sea amplio y ofrezca varias horas del día, de este modo te adaptaras a las necesidades del inquilino.

Después de leer este post, nos interesa mucho conocer cuál es tu opinión. Si te interesa compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección “Comentarios” de nuestro Blog.

Si te encuentras en una situación que no puedes resolver por tu cuenta, no dudes en acudir a Oi Realtor. Contamos con un equipo de profesionales que estará a tu disposición y te ayudará en todo el proceso ¡Te esperamos!

También podría interesarte: