Etiqueta

Ahorro

Explorar

La AEB acaba de presentar su balance anual de 2018 con un 23% más de beneficio. Un hecho que coincide con dos datos contrapuestos. Mientras la rentabilidad de los depósitos bancarios está en mínimos, los clientes reafirman su confianza en este tipo de productos.

Los recientes datos de la Cambra de Comerç de Barcelona reflejan que la recuperación de la economía no mejora los niveles de renta de las familias españolas. Al contrario de lo que sucede en la mayoría de Europa.

Al mismo tiempo, la Asociación Española de Banca (AEB) presenta sus resultados de 2018. Balance que registra unas ganancias de 14.846 millones de euros para la banca. Un 23% más.

Todo ello, mientras la rentabilidad de los depósitos seguirá tocando suelo, como mínimo, hasta finales de año. Según las previsiones del Banco Central Europeo (BCE).

Algo que no ahuyenta a los clientes. De hecho, los españoles guardan un 40% de sus activos financieros en cuentas de ahorro. Y el volumen de dichos depósitos crece hasta un 6,1% en el último año. “Incomprensible en un momento de máxima rentabilidad inmobiliaria“, afirma Luis Gualtieri.

España no logra crecer a nivel europeo

La recuperación de la economía y el empleo en España no ha llegado acompañada de una mayor bienestar para las familias. Un reciente informe estadístico de la Cambra de Comerç de Barcelona, que analiza la evolución económica entre los años 2000 y 2016, pone de relieve un desigual panorama en Europa.

Según la Cambra, desde la pre crisis y hasta ahora, la renta disponible en los hogares (ingresos tras gastos e impuestos) apenas ha crecido. Dicha cantidad, equivalente al dinero disponible para el ahorro y el consumo, aumentó hasta principio de 2009. Para luego desplomarse hasta 2013. Con el inicio de la recuperación económica.

En todo este periodo, entre 2000 y 2016, España ha repuntado una media del 1,6%. Con diversos escenarios. Desde la caída de 1% en Cataluña hasta el repunte del País Vasco (+0,5) y la Comunidad de Madrid (+0,3%). Mientras que los doce países impulsores del euro han remontado un 7%.

PIB per cápita en diferentes zonas de Europa

Con este panorama, confiar en la inversión extranjera es de vital importancia para sectores estratégicos“, señala Luís Gualtieri. “Como sucede en las inversiones inmobiliarias“, añade el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

Más confianza en los depósitos bancarios

El ahorro en depósitos bancarios ha vuelto a incrementarse en marzo. Concretamente, familias y empresas españolas han aumentado sus cuentas de ahorro hasta los 1,075 billones de euros.

Es decir, se han depositado 20.000 millones de euros en el tercer mes del año. Un 1,9% más respecto a febrero. Según los datos del ‘Boletín Estadístico. Marzo 2019’, elaborado por el Banco de España.

Cantidad que supera en un 6,1% el volumen de capital invertido en depósitos bancarios en marzo de 2018. Cuando hogares y empresas contaban con 1,013 billones de euros ahorrados.

La mayor parte de los depósitos corresponden a los hogares, que sumaron en marzo 817.300 millones. Un 0,67% más respecto a febrero.

Mientras que las sociedades no financieras llegaron a reunir 257.700 millones. Un 5,9% por encima del mes anterior.

Tipos en mínimos, ahorro en máximos

Respecto al año pasado, la diferencia sigue siendo favorable a las empresas. Aunque a menos distancia respecto a las familias. Si los depósitos de las sociedades han crecido un 7,6% en el último año, los de los hogares lo han hecho un 5,56%.

Contratación de depósitos bancarios entre particulares y empresas

Todo ello a pesar la escasa rentabilidad de los depósitos a tipo fijo. Que el BCE ha mantenido en el -0,4% en los últimos tres años.

Mientras que la diferencia entre residentes y no residentes en España sigue siendo importante. Los primeros cuentan con depósitos bancarios por valor de 1,4 billones de euros. Mientras que los no residentes apenas disponen de 34.300 millones.

Una diferencia que responde, fundamentalmente, a la confianza en productos de inversión mucho más rentable que las cuentas de ahorro.

Con esas perspectivas, las inversiones inmobiliarias no sólo ofrecen alta rentabilidad sino también completa seguridad jurídica“, asegura Luís Gualtieri.

Invertir en inmuebles es una de las fórmulas de ahorro más apreciadas por los españoles. En un contexto de baja rentabilidad de los productos bancarios y máxima volatilidad bursátil, el patrimonio inmobiliario familiar es un valor seguro.

Los españoles están entre los ciudadanos de Europa con menor capacidad de ahorro. Y entre los que tienen mayor facilidad para endeudarse. Sin embargo, eso no quita que continúen siendo una de las nacionalidades que más confia en la compra de inmuebles.

La inversión inmobiliaria es el gran destino del ahorro en España. Especialmente la compra de viviendas. Hecho del que toma buena nota el último ‘Boletín de la CNMV. III Trimestre 2018‘ en su apartado sobre el ahorro y la inversión de los hogares españoles.

Según el organismo supervisor, el patrimonio inmobiliario de los españoles equivale al 400% del PIB. Mientras que la media europea no supera el 300%.

¿Qué se esconde tras esta confianza por invertir en inmuebles? Una rentabilidad que llega a superar el 20%, entre revalorización y rentas del alquiler.

Todo ello en un momento en que el ahorro de las familias sigue en caída libre. Por el encarecimiento de los gastos en consumo y el estancamiento de los salarios. Según destacan las ‘Cuentas Trimestrales del 2º Trimestre‘, elaboradas por el INE.

Riqueza financiera y patrimonio inmobiliario en España

La caída de los tipos de interés y la guerra por el crédito bancario, sumadas a una formación financiera más bien escasa, han situado a las inversiones inmobiliarias como la mejor opción de inversión. Tanto para pequeños inversores como para ahorradores.

Los ciudadanos españoles destacan, frente al conjunto de los europeos, por su poca capacidad de ahorro y alto de endeudamiento. Dos aspectos que, para la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), marcan las decisiones financieras de los hogares españoles.

Riqueza financiera y patrimonio inmobiliario en España y Europa

Según la CNMV, en España se ha combinado un elevado nivel de endeudamiento cercano al 100% de la renta con unos salarios por debajo de la media europea. Aunque la capacidad de endeudarse ha mejorado respecto a los primeros años de la crisis (135% aproximadamente), la dificultades para invertir siguen siendo grandes.

Un hecho que acaba materializándose en la apuesta por la inversión inmobiliaria. Una fórmula segura frente a un panorama marcado por “la falta de otras oportunidades económicas con valor añadido, la situación de los mercados financieros y la escasa movilidad geográfica de los profesionales“.

Saldo en activos financieros de España y Europa

El patrimonio inmobiliario de los hogares españoles es, por termino medio, bastante superior al de los demás países de la zona euro.

Llevado a términos económicos, la riqueza inmobiliaria de las familias españolas equivale al 400% del Producto Interior Bruto (PIB). Mientras que en escala europea, dicha riqueza en inmuebles no supera el 300% del PIB.

Saldo en activos financieros (depósitos, efectivo, seguros, fondos, planes de pensiones)

A este patrimonio inmobiliario cabe sumarle la rentabilidad media de la vivienda que el Banco de España sitúa en torno al 20%. Entre incrementos de valor y rentas obtenidas a partir de los inmuebles.

En ese sentido, la CNMV detecta que la economía española tiene su gran motor en la demanda interna. Especialmente a partir de actividades relacionadas con la construcción y comercialización de propiedades. Generando todo ello un mercado que constantemente se revaloriza. Aunque, según el criterio de este organismo, convendría lograr un equilibrio entre las inversiones enfocadas a la vivienda y la compra de activos financieros.

Evolución del ahorro en los hogares españoles

Este análisis de los hábitos de inversión en hogares españoles coincide con un importante desplome de la tasa de ahorro familiar.

Según el INE, los niveles de ahorro respecto a la renta disponible han sido negativos en 3 de los últimos 5 trimestres. De hecho,entre enero y marzo de 2018 se logró una tasa de ahorro similar a la de los tres primeros meses de 2017. Mínimo histórico desde 1999. ¿A qué se debe dicha caída?

Evolución del ahorro en los hogares españoles en la última década

Aunque las familias han incrementado su renta disponible un 3,9% durante el primer trimestre de 2018 (168.445 millones de euros), el gasto en consumo también ha aumentado un 3,9% (175.101 millones). Dando como resultado una tasa de ahorro negativa y dejando casi sin margen a los hogares.

Frente a la tasa de ahorro del 5,8% (2008), en dos años España logró alcanzar un 13,4% (2010). Para situarse entres el 7,7% (2016) y el 6% (2017). Dos años en que la salida de la crisis animaba a gastar, tras años con el ahorro estabilizado.

¿Qué cabe esperar? Según los expertos del Banco de España, “se espera que en los próximos ejercicios la tasa del ahorro vuelva remontar hasta situarse en torno al 8% o el 9% en el año 2020“. A medida que se modere el consumo y vuelva el interés por ahorrar.

El debate del futuro de las pensiones y el incremento del coste de la vida hacen que muchas personas se planteen seriamente qué hacer con su patrimonio llegada la edad de jubilación. Muchos de ellos optarán, seguramente, por una de las soluciones más interesantes: la nuda propiedad de su vivienda.

La ‘hucha de las pensiones’ no deja de encogerse. Ese continúa siendo el balance de Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social.

Según las últimas estadísticas, los activos financieros que conforman el Fondo de Reserva tienen rentabilidad negativa en todas las inversiones de la Seguridad Social. Desde los depósitos a la inversión en deuda pública.

A finales del año pasado, el fondo destinado al pago de las pensiones alcanzó ‘rentabilidad negativa‘ en todos los valores. Cayendo nuevamente frente al máximo conseguido en diciembre de 2011 (66.815 millones de euros) para situarse en mínimos de los últimos 15 años.

Concretamente alcanzando 8.095 millones en diciembre de 2017. Mientras la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio, anuncia que en 2019 volverá a ser necesario un crédito para el pago de las pensiones.

En este contexto, ¿qué posibilidades tienen los nuevos jubilados? ¿Cómo pueden complementar su pensión si carecen de suficientes ahorros? La nuda propiedad, que celebra su primera feria en España, puede tener la solución perfecta.

La vivienda usada, motor del mercado inmobiliario

Frente a las variaciones del mercado residencial de obra nueva, la vivienda usada es bastante más estable y mucho más predecible“, señala Luis Gualtieri (CEO de Oi Realtor). “Una circunstancia que sus propietarios pueden aprovechar para invertir con total confianza, si se trata de inmuebles bien ubicados“.

El máximo responsable de la agencia inmobiliaria en Madrid remarca este detalle mientras repasa las últimas estadísticas de compraventa de viviendas en España. En los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes al pasado mes de julio, se recoge que de las 45.900 compraventas de vivienda registradas más de 38.000 correspondieron a inmuebles de segunda mano.

Todo ello a las puertas del mes de septiembre. Momento en que se reactiva el mercado inmobiliario, incluidas las operaciones de nuda propiedad para obtención de rentas vitalicias.

Nuda propiedad a cambio de firmar una renta vitalicia

Según las estadísticas de Vittalias, el final del periodo de vacaciones es un momento crítico para todos los consumidores. Incluidas las personas mayores con inmuebles en propiedad que deben hacer frente a gran cantidad de gastos. Por ello, la nuda propiedad es la fórmula perfecta para obtener un complemento a la pensión sin tener que pisar.

Superado el verano, los propietarios de mayor edad que poseen una segunda residencia ven con buenos ojos percibir gracias a ella una renta vitalicia“, recuerda Luis Gualtieri.

1ª Feria Nacional de viviendas de nuda propiedad

Esta circunstancia ya provocó hace un año un repunte en las operaciones de nuda propiedad. Fenómeno que éste septiembre de 2018 ha vuelto a repetirse.

Esperamos, a falta de estadísticas oficiales, que la nuda propiedad alcance cerca del 2% de las transacciones realizadas en el séptimo mes del año“, estiman desde Vittalias.

Los datos se darán a conocer en un nuevo evento inmobiliario. El primer salón especializado en viviendas de nuda propiedad que tendrá lugar en el Palacio de Cibeles de Madrid, del 25 al 26 de octubre. Una feria inmobiliaria que cuenta ya con una cartera de más de 1.000 propiedades a la venta en nuda propiedad.

Las operaciones inmobiliarias de nuda propiedad se multiplicaron un 300%

Para el organizador, Eduardo Molet, será su séptimo salón inmobiliario y el primero enfocado a este tipo de inmuebles.

Tras haber comprobado que estas operaciones, basadas en nuda propiedad, han aumentado un 300% entre enero y junio de 2018, tenemos muchas esperanzas puestas en la segunda mitad del año“, comenta el propio Molet.

La posibilidad de vender los derechos sobre una propiedad a la que apenas se da uso para mejorar la calidad de vida es una posibilidad con buena acogida“, añade. “Además de una fórmula con muchas ventajas para los propietarios de mayor edad“.

Fórmula de éxito que asegura una renta vitalicia

¿A qué tipo de propiedades va enfocado el salón?
Básicamente a la segunda residencias de las personas mayores. Muchas de ellas están en la costa o una pequeña localidad interior, y apenas se pueden disfrutar por problemas de salud o movilidad.

¿Obliga la nuda propiedad a renunciar a su uso?
De ningún modo. La percepción de la renta vitalicia acordada permite conservar el derecho de uso. De hecho, esta es una fórmula común que suma cerca de 10.000 transacciones al año.

¿Qué impacto tiene en la declaración de la renta?
Si la renta vitalicia se obtiene por una residencia no habitual. El beneficio resultante debe estar dentro de unos límites (máximo de 240.000 euros por persona). Y la constitución no debe superar los seis meses. Si se dan estas circunstancias, el contribuyente queda exento del IRPF.

¿Es aún más beneficioso entre personas mayores?
Sí. Los propietarios que superan los 69 años de edad tienen aún más exención fiscal. Quedando la retención en el 8%, en lugar del 19%, de la renta percibida. Algo que, simplificado tras la reforma del IRPF, implica apenas una retención del 1,52%.

 

La recuperación del depósito bancario en España fue un espejismo. La banca confía cada vez menos en este tipo de ahorro, mientras la inversión en vivienda vive su mejor momento en años.

Durante los últimos años, los españoles han podido apreciar la tendencia a la baja en los tradicionales productos de ahorro.

Las entidades financieras apuestan cada vez menos por los depósitos, frente a otros productos más favorables en un escenario de tipos bajos. Como la contratación de hipotecas que despierta una nueva guerra bancaria por atraer nuevos clientes.

Frente a este panorama, la inversión en vivienda sigue consolidándose como una de las mejores alternativas para rentabilizar el ahorro.

¡Nuevos tiempos y nuevas actitudes para no perder poder adquisitivo gracias a la inversión inmobiliaria!

Caída en la rentabilidad de los depósitos

La leve subida en la remuneración de los depósitos, registrada en marzo, ha sido un espejismo.

El ‘premio’ que la banca llegó a ofrecer a los grandes clientes a cambio de guardar su dinero no ha tardado en desaparecer. Según el Banco de España, el tipo de interés medio de los depósitos de particulares sufre caídas en todas sus variantes. Incluso en el ahorro a largo plazo.

Caída en los tipos de interés de los depósitos frente a la rentable inversión en vivienda

Entre marzo y abril, los depósitos de uno a dos años caen del 0,11% al 0,07%. Mientras que aquellos que superan los dos años se desploman desde el 0,17% al 0,11%.

La ‘venta’ de depósitos resulta cada vez menos atractiva para las entidades. Debido al mantenimiento de los tipos oficiales en torno al 9%. Una situación que podría alargarse durante, como mínimo, un año más. ‘El mercado descuenta al 70% el alza en los tipos del BCE para junio de 2019’, ´ha declarado el economista jefe del BCE.

Mientras las últimas estadísticas sitúan a los depósitos españoles, a corto y largo plazo, entre los menos rentables de la eurozona.

La inversión en vivienda ya no es el plan B

La rentabilidad del ahorro bancario está en su mínimo histórico. Un hecho que lleva a los ahorradores conservadores a la pérdida de poder adquisitivo.

Esta caída en los tipos en abril coincide con un repunte del Índice de Precios al Consumo. Hasta alcanzar el 2% en mayo, según el INE.

Aún así, los depósitos siguen reteniendo unos 771.500 millones de euros. Dato muy parecido al logrado en los mejores años de la banca, a pesar de la caída en el negocio y la rentabilidad.

Beneficio que evoluciona de manera totalmente diferente al optar por la inversión en vivienda. Mientras los depósitos a más de dos años han pasado del 0,17% en marzo al 0,107% en abril, la rentabilidad por el alquiler de vivienda permanece en torno al 7,8% en ambos meses.

Altas rentabilidades en activos inmobiliarios

Con la escasa competitividad de los depósitos bancarios, los fuertes retrocesos de la Bolsa y la deuda pública a 10 años por debajo del 1,5%, ¿qué alternativa tiene al ahorrador? La inversión en vivienda u otros activos inmobiliarios.

Como recuerda Idealista.com, el retorno bruto por la compra de vivienda ha pasado del 7,1% al 7,8% en el último año.

Rentabilidad de la inversión en vivienda y otros activos inmobiliarios

Ligeramente por debajo de los locales comerciales, cuya rentabilidad es del 8,9%. O de las oficinas que ofrecen un 8%. Mientras que por el alquiler de garajes se obtiene un 5,6%. Beneficios que crecen a cada nueva estadística.

¡Cifras inalcanzables en los depósitos ofertados por la banca española!

La recuperación económica vuelve a poner en valor a la rentabilidad inmobiliaria. De hecho, invertir en vivienda es la opción preferida para sacar un alto y seguro rendimiento a nuestro dinero.

Entre las principales tendencias de consumo y los hábitos más frecuentes de ahorro, la vivienda sigue ocupando un lugar destacado.

La quinta edición del ‘Estudio de comparación online sobre el ahorro 2018‘, elaborado por Rastreator, pone de relieve la opinión de los consumidores en relación a como se gasta y se invierte en España.

Un informe que analiza seis sectores concretos: los seguros, la telefonía, las finanzas, la automoción, el turismo y la energía. Y aunque no se analiza directamente el mercado de la vivienda, son diversas las referencias al sector inmobiliario.

Por un lado, en un sentido financiero. Vinculado al ahorro y la inversión en forma de activos inmobiliarios. Y por el otro, debido a la importancia que la vivienda tiene en nuestro día a día. ¿Qué seguro contratamos? ¿Dónde nos alojamos al ir de viaje? ¿Cómo nos movemos (coche,..)? ¿Qué medidas de eficiencia energética hacemos servir?

Factores que determinan la importancia del hogar en el consumo y el ahorro de los españoles.

Invertir en vivienda para un ahorro ‘seguro’

Un 70,2% de los ahorradores españoles sigue confiando en la compra de vivienda como una inversión segura. Esta estadística, elaborada por Rastreator, valora positivamente la recuperación de la economía y el consumo.

De hecho, además de quienes compran una casa para vivir en ella también existen muchos pequeños inversores. Personas que quieren rentabilizar el hecho de invertir en vivienda. Vendiendo el inmueble tras una reforma o sacando un beneficio mes a mes.

Concretamente, el 22,2% de los españoles compraría una vivienda para ponerla después en alquiler.

Sea como sea, España sigue siendo un país de propietarios. Los datos de este informe desvelan que un 74,2% de los entrevistados prefiere ser dueño de su casa. Mientras que un 23,3% se decanta por vivir como inquilino.

¿Cuánto ahorran hoy los españoles?

La vivienda se sitúa en cuarto lugar entre las principales motivaciones de los españoles para decidirse a ahorrar.

En primer lugar, se sitúa el ahorro para gastos imprevistos (incluidos los de hogar). Principal motivo para el 61% de los ahorradores. Por delante del dinero reservado para viajar (50%), para la jubilación (39%) o para comprar una casa (28,2%).

A pesar de caer el ahorro, se sigue apostando por invertir en vivienda

Aún así, la capacidad de ahorro en el último año ha disminuido de manera alarmante.

Según este estudio, el ahorro cae hasta un parecido al de 2016. De hecho, un 42,7% de los encuestados ahorrar por debajo de los 200 euros mensuales. Mientras que un 23% es capaz de reservar entre 200 y 500 euros. Y únicamente un 7,6% consigue ahorrar más de 500 euros.

¿Por qué no logran ahorrar más dinero?

Este desplome del número de personas que ahorran se debe a la consolidación económica del último año. Una situación que lleva a consumir más y, por tanto, a descuidar la necesidad del ahorro.

Entre los españoles que no logran ahorrar nada, la principal justificación es la falta de suficientes ingresos (48,8% del total).

Motivos para ahorrar e invertir en vivienda menos que hace un año

También existen muchas personas que deben hacer frente a gastos imprevistos (36%).

Siendo menos los que argumentan gastar dinero en caprichos (20%), en pago de deudas (14%), en soporte económico a familia o amigos (14%) y o tener pocos conocimientos financieros (7%).

Una tasa de ahorro en mínimos históricos

Frente a esta situación, la agencia de calificación Moody’s acaba de hacer público un informe en el que alerta del desplome del ahorro entre las familias españolas.

La tasa de ahorro familiar cae un 5,7%, alcanzando su mínimo histórico con niveles inferiores a los de la pre-crisis económica. Un dato que pone de manifiesto el optimismo de los hogares, pero también la falta de previsión de cara al futuro.

Según Moody’s, se ha producido una rebaja en el endeudamiento familiar hasta el 60% del PIB. Mientras que en 2009 se situaba en torno al 83%. Pero se trata de una caída vinculada a la rebaja de las hipotecas.

Por ello, se alerta de un hecho preocupante: la profundización en ‘el suelo del ahorro’ entre los últimos meses de 2017 y los primeros de 2018. Mientras los préstamos al consumo en la eurozona crecen a un ritmo medio del 8%, en España se disparan un 15%.

Muy por encima de la deuda hipotecaria que tiene como garantía, al fin y al cabo, un bien tan seguro como es una propiedad. ¡Clave de la rentabilidad por invertir en vivienda!

La gran mayoría de los planes de pensiones privados en España no salen a cuenta. La OCDE alerta de su poca competitividad. Mientras pide fórmulas de ahorro para la jubilación que hagan sostenible el sistema de prestaciones.

El ahorro individual es una solución necesaria para descargar de presión al sistema de pensiones‘. Estas han sido, de manera resumida, las últimas declaraciones de Valentín Pich.

En el marco del ‘3r encuentro sobre economía laboral‘, el presidente del Consejo General de Economista no ha dudado el pedir medidas que favorezcan el ahorro como suplemento a las pensiones.

Paralelamente a las palabras de Pich, el presidente del Economista Asesores Laborales, Roberto Pereira, ha querido destacar la importante caída demográfica a la que nos enfrentamos.

Los nacimientos de los años 60 y 70 vinieron seguidos por el descenso de la natalidad en la década de los 80. Una caída paulatina que ha continuado hasta hoy. Propiciando un desajuste en el sistema de retribución y poniendo en peligro el futuro de las pensiones.

El ahorro para la jubilación es tema de debate

Sin duda, el ahorro para la jubilación es importante. Pero, ¿cuál es la fórmula más adecuada? ¿Los planes privados, el ahorro individual o la inversión en activos?

Al contrario de lo que aconseja el Gobierno, los planes de pensiones parecen estar lejos de esa fórmula rentable para la jubilación. De hecho, según la OCDE, los planes de pensiones en España están entre los más caros y menos beneficiosos del mundo.

III Encuentro sobre Economía Laboral del CGE

Según Rafael Domenech, responsable de análisis macroeconómico de BBVA Research, para el pago de las prestaciones de los 15 millones de pensionistas del 2050 se necesitarán de 28,5 millones de cotizantes.

El sistema tiene un déficit que debe corregirse, o pondremos en peligro su sostenibilidad‘, apuntó Doménech en el ‘3r encuentro sobre economía laboral‘. ‘Por eso es imprescindible ofrecer mayor información para fomentar el ahorro‘, recalcó Luis Vadillo (BBVA).

Los planes privados quedan en evidencia

Los planes privados de pensiones están lejos de ser el producto ideal para ahorrar de cara a la jubilación. Ni el llamamiento a su contratación ni los incentivos gubernamentales consiguen incrementar el número de suscriptores.

Un hecho al que no contribuyen las altas comisiones y bajas rentabilidades detectadas por la OCDE.

Según este organismo internacional, los planes de pensiones en España son los terceros con mayores costes operativos. Mientras que su beneficio se encuentra entre los más reducidos.

Costes y gastos de los planes privados de pensiones en Europa

En España, las comisiones de los planes privados siguen teniendo un elevado coste de gestión‘, apuntó a finales de 2017 Pablo Antolín (OCDE). Estos gastos equivalen al 1,3% de la inversión realizada.

Un porcentaje que, a nivel europeo, nos sitúa a la altura de los países con más sobrecoste: Letonia (1,5%) y la República Checa (1,3%). Y muy lejos de países como Holanda (0,1%).

Una rentabilidad media de medio punto

Frente a los elevados gastos, el rendimiento de los planes españoles deja mucho que desear.

Entre 2015 y 2016, la rentabilidad de este tipo de ahorro para la jubilación en España fue del 1%. Una tercera parte del beneficio medio en los países europeos (3%). Y una porcentaje insignificante si tomamos como referente a los Países Bajos (7,2%) o Dinamarca (5,9%).

Según la asociación de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones (Inverco), la rentabilidad media de los planes en los últimos doce meses fue del 0,52%.

Caída en el rendimiento del ahorro para la jubilación de los planes privados

Aunque es verdad que este tipo de productos ganan rentabilidad a largo plazo, el paso de los años tampoco consigue disparar el retorno medio. Situado en torno al 0,41% en tres ejercicios, al 3,33% en cinco años y al 2% en diez años.

De hecho, hay que trasladar la inversión más allá de los 25 años para obtener un rendimiento por encima del 4%.
Por ello, no resulta extraño que la caída de los planes de pensiones en el último años. Periodo en el que se han perdido más de 60.500 suscriptores (-0,62%). Y se han rescatado más de 2.500 planes (-3,14%).

Un ahorro que rentabilizaría la inversión inmobiliaria

Frente a esta situación, España se prepara para batir un nuevo récord en inversión inmobiliario en 2018.

Se respira un optimismo generalizado respecto al mercado inmobiliario‘, ha apuntado Rafael Bou (PWC), durante la presentación del último informe de tendencias en Europa.

Este estudio recoge las opiniones de cerca de 80 expertos sobre la evolución general de la inversión inmobiliaria. Prestando atención a las principales áreas metropolitanas.

Ahorro para la jubilación y nuevo ciclo económico

En ese sentido, Madrid se sitúa en la quinta posición del ranking de las ciudades europeas más atractivas. Mientras que Barcelona avanza hasta la undécima posición continental.

Y, si los grandes inversores internacionales se interesan por España, ¿por qué no deberían hacerlo también los pequeños y medianos ahorradores?

Muchos propietarios desconoce las ventajas de una forma de venta que permite seguir disfrutando de la vivienda. Se trata de la nuda propiedad. Alternativa a la falta de liquidez utilizada por un gran número de jubilados.

Según la Seguridad Social, seis de cada diez pensionistas no alcanzan a ser mileuristas. Concretamente, son unos 5,4 millones de personas. Mayoritariamente mujeres, cuya nómina es de mil euros o incluso menos.

Cerca del 15% de este colectivo no alcanza los 600 euros. Mientras que algo más de cuatro millones se mueven entre los 600 y los 1.000 euros.

La nuda propiedad como alternativa a la cuantía de las pensiones

Esta escasa liquidez en los años en que se abandona la vida laboral suponen un grave problema para muchas personas sin herederos y con numerosos gastos.

Pensionistas cuya vivienda es su mayor bien y la mejor solución a sus problemas. Venderla en nuda propiedad es una opción a tener en cuenta por muchas personas mayores.

Alternativa al ‘problema‘ de las pensiones

Vender su casa y sin dejar de vivir en ella es la solución que algunas agencias inmobiliarias ponen al alcance de las personas mayores que necesitan un complemento a su pensión

Habitual en otros países de nuestro entorno, la nuda propiedad llega a España como una solución a la falta de liquidez en un momento de máxima rentabilidad de la vivienda. Una manera de garantizar la calidad de vida tras la vida laboral.

La nuda propiedad como solución a los problemas financieros

Aunque hace años que se venden propiedades de esta manera, ha sido en los últimos doce meses cuando más éxito ha tenido esta fórmula. Con el debate sobre la sostenibilidad de las pensiones, ‘existe mucha preocupación entre los mayores‘, apunta el experto Eduardo Molet.

Y esa inquietud se ha traducido en el número de adquisiciones de nuda propiedad. ‘En nuestro caso, desde enero de 2018 estas operaciones se han disparado un 300%. El doble que un año antes, cuando crecían a un ritmo del 150%‘, señala Molet.

Las claves de la nuda propiedad

Aún así existen ciertas dudas. ¿En qué consiste realmente la venta de nuda propiedad? ¿A quién beneficia más?

Estas transacciones se caracterizan por conceder al propietario tanto la posesión de la vivienda como un usufructo vitalicio. Se trata de una fórmula pensada para inversores, porque el comprador no tiene pleno dominio del inmueble hasta el día en que fallezca el usufructuario.

Mientras que los beneficiarios de la nuda propiedad, básicamente personas de 75 a 80 años, se caracterizan por no tener herederos y necesitar de unos ingresos extra para mejorar su calidad de vida.

En algunos casos con la idea de no suponer una carga para la familia y en otros para disfrutar de independencia y cuidados sin tener que ingresar en una residencia.

En ese sentido, la nuda propiedad es ventajosa tanto para una como para otra parte. El comprador obtiene una propiedad a un precio inferior al valor de mercado. A cambio de hacerse cargo de gastos como el IBI, las derramas y los gastos extraordinarios del inmueble.

Mientras que el vendedor se ahorra todos esos gastos, haciéndose cargo únicamente de los suministros de la vivienda (electricidad, gas, luz). Además del importe obtenido a cambio de su vivienda.

Inversión rentable y venta segura

Mientras el precio de la vivienda usada no deja de subir, el mercado hipotecario anima aún más la compraventa de viviendas. En ese sentido, los precios del mercado de segunda mano podrían llegar a incrementarse un 8% durante este año.

Una tendencia al alza de la que aún escapan ciertas fórmulas de inversión inmobiliaria. Alternativas de inversión que ha resurgido, al superarse la crisis.

El ahorro personal y la nuda propiedad

Estamos pensando tanto en las compras de nuda propiedad como en la inversión en viviendas con alquiler garantizado. Son alternativas de inversión tradicionales en otros países de Europa que ganan presencia en España.

Especialmente ahora que los productos bancarios no generan confianza, la rentabilidad del ahorro está en mínimos y la volatilidad bursátil es constante.

El momento perfecto para invertir en la compra de inmuebles. La compra más segura y rentable.

En plena campaña de la Declaración de la Renta 2017, son numerosas la dudas que asaltan a millones de contribuyentes. ¿Debo presentarla? ¿Hasta cuándo? ¿Cómo tributan mi vivienda y mis ahorros?

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas incorpora novedades todos los años, y mucha letra pequeña. Obligaciones para la mayoría de contribuyentes, algunas excepciones a tener en cuenta y muchos detalles que conviene estudiar para evitar cualquier tipo de sanción.

1.- ¿Cuál es el calendario de la Renta 2017?

La campaña de la Renta 2017 comenzó el pasado 4 de abril. Desde ese día y hasta el 2 de julio se puede acceder tanto al borrador como a los datos fiscales vía Internet. Ya sea con certificado electrónico, mediante la Cl@ve PIN y con un número de referencia que facilita la Agencia Tributaria.

Es posible comunicarse con la AEAT por teléfono, vía web o mediante la nueva aplicación móvil. Simplemente con el NIF, la cantidad indicada en la casilla 450 de la Renta 2016 y la fecha de caducidad del DNI.

A través del portal Renta Web se puede presentar y modificar el borrador. Así como confeccionar la Renta 2017. Aunque también se puede pedir cita previa desde el 8 de mayo y acudir físicamente a las oficinas de la Agencia Tributaria, u otras entidades habilitadas, a partir del 10 de mayo para elaborar la declaración.

Otra novedad de esta ejercicio es la implementación de un servicio de asistencia telefónica, conocido como “Le llamamos”. Al que podrán acceder, desde el 3 de abril, aquellos contribuyentes con rentas limitadas.

Si la declaración sale a pagar, y se opta por la domiciliación, el plazo para presentar la renta o confirmar el borrador acaba el 27 de junio. A pesar de que el cargo en cuenta se realizará a partir del 2 de julio.

Si se decide domiciliar únicamente el segundo plazo, el límite para presentar la declaración es el 2 de julio. Con cargo para ese segundo plazo a partir del 5 de noviembre.

Calendario del contribuyente para la declaración de Renta 2017

2.- ¿Quién está obligado a hacer la declaración?

A nivel general, los contribuyentes no tienen la obligación de presentar la declaración de renta siempre que se perciban ciertas rentas:

Hasta 22.000 € en rendimientos del trabajo si provienen de un único pagador, o 12.000 € si se perciben rendimientos de más de un pagador. Siempre y cuando la suma de las rentas obtenidas por el segundo y demás pagadores sobrepasen los 1.500 €, con pagadores sin retención o que retengan a tipo fijo.
Los rendimientos del capital mobiliario y de aquellas ganancias patrimoniales, sujetas a retención, cuando la cantidad percibida no supere los 1.600 €.
Las rentas inmobiliarias imputadas, los rendimientos del capital que provengan de Letras del Tesoro, así como aquellas ayudas a la compra de viviendas protegidas con un límite conjunto de 1.000 €.
Los contribuyentes cuya suma total, entre rendimientos y ganancias patrimoniales, no llegue a superar los 1.000 € siempre que existan un mínimo de 500 € en pérdidas patrimoniales.

Por otro lado, sí que tienen la obligación de declarar:

Aquellos contribuyentes que deseen obtener la devolución correspondiente a este impuesto
Los contribuyentes que quieran deducirse la doble imposición con carácter internacional
O quienes deseen reducir la base a partir de aportaciones a sistemas de previsión social y patrimonios protegidos.

3.- ¿Debo declarar si tengo una vivienda vacacional?

Los propietarios de vivienda arrendadas por temporadas, a través de plataformas colaborativas, deben declarar las rentas obtenidas como rendimientos del capital inmobiliario.

Además, no pueden acogerse a la posibilidad de reducir el 60% como sí sucede con el alquiler de vivienda habitual. Debido a que dicho arrendamiento no tiene como destino principal cubrir la necesidad de una vivienda permanente para los arrendatarios.

4.- Soy inquilino, ¿puedo deducirme el alquiler?

Únicamente pueden aplicarse la deducción por el alquiler de una vivienda habitual aquellos contribuyentes cuyo contrato de arrendamiento fue firmado con anterioridad al 1 de enero de 2015. Estos inquilinos pueden seguir deduciéndose el 10,05% del alquiler satisfecho durante el ejercicio fiscal.

En caso de haber firmado un contrato de arrendamiento con posterioridad al 1 de enero de 2015, conviene comprobar las posibles deducciones por alquiler que concede las comunidades autónomas.

La tributación ahorro en la Renta 2017

5.- Trabajo en mi vivienda habitual, ¿qué gastos puedo deducirme?

A nivel general, el titular de una vivienda puede deducirse una parte de los gastos (Impuesto de Bienes Inmuebles, tasas, cuota de comunidad) que corresponda de manera proporcional a los metros cuadrados utilizados para su actividad profesional.

Mientras que la parte proporcional de los gastos relativos a suministros (luz, internet, teléfono) se aplica combinando los metros cuadrados con aquellos días laborales y horas de ejercicio profesional en la vivienda.

De cara al próximo año (Renta 2018), la Agencia Tributaria incorporará una regla objetiva en la deducción de suministros. Aplicando un porcentaje del 30% en relación a los gastos totales correspondientes a la superficie empleada en el inmueble.

6.- ¿Qué gastos son deducibles en la compraventa de vivienda habitual?

La deducción por compra de vivienda habitual ha desaparecido hace más de cinco años. Aún así hay casos a tener en cuenta:

Si abonan cantidades para financiar la adquisición de vivienda habitual con anterioridad al 1 de enero de 2013, la AEAT permite deducir el 15% de aquellas cantidades satisfechas. Con un límite de 9.040 euros.

Por otro lado, merece atención especial la transmisión de vivienda habitual por parte de contribuyentes con 65 o más años. La ganancia patrimonial que genere dicha venta queda exenta de la necesidad de ser reinvertida. Mientras que si el inmueble es ganancial y solo uno de los cónyuges cumple este requisito por la edad, la ganancia queda exenta en un 50%.

7.- ¿Cómo tributan aportaciones y rescates de sistemas de previsión y planes de pensiones?

En relación a las aportaciones a sistemas de previsión social, hay que deducir la base imponible del importe aportado. Aunque hay límites aplicables , tanto al presentar la renta 2017 de manera individual como conjunta.

La cuantía no puede sobrepasar la cantidad menor entre un total de 8.000 €/año o el 30% de todos los rendimientos netos, sumando trabajo y actividades económicas.

Por otro lado, el rescate de planes en forma de capital permite deducir un 40% de aquellas prestaciones correspondientes a las aportaciones realizadas antes del año 2007.

Mientras que en rescates en forma de renta no se puede obtener dicha deducción.

Si el contribuyente se ha jubilado en 2017 el plazo máximo para rescatar su plan de pensiones (total o parcialmente), sin perder la deducción correspondiente, finalizará el 31 de diciembre de 2019.

Aportación de planes de pensiones en la Renta 2017

8.- Las ayudas a la instalación de un ascensor, ¿tributan?

Las subvenciones percibidas por una comunidad se atribuyen a cada vecino en función del coeficiente de participación en el edificio.

En ese sentido, la Ley de Propiedad Horizontal determina la cuota de participación para cada propietario, tanto en cargas como en beneficios obtenidos. Siempre a excepción de que los estatutos de la comunidad de propietarios no dispongan de otro reparto.

9.- Afectado por una cláusula suelo, el banco me ha devuelto intereses, ¿qué hago?

Por defecto, no hay que declarar los intereses percibidos. Aunque sí aquellos que han formado parte de la base de la deducción por vivienda habitual.

Éstas cantidades deberán sumarse a la cuota, sin intereses de demora ni recargos, con aquellas deducciones aplicadas que correspondan a dichos intereses entre 2013 y 2016 (ambos incluidos).

Por otro lado, si estos intereses se han deducido como gastos financieros destinados al alquiler de un inmueble o han afectado a una actividad económica, serán necesarias declaraciones complementarias. Excluyendo igualmente recargos e intereses de demora, relativos a los años deducidos. A excepción del año 2012 y los anteriores.

10.- Tengo bitcoins, ¿cómo tributan en la Renta 2017?

Los beneficios y las pérdidas obtenidas por la transmisión de criptomonedas adquiridas en euros tributan como ganancias y pérdidas patrimoniales en las rentas del ahorro. Calculándose la diferencia entre los euros recibidos y los entregados.

Las criptomonedas no pueden ser calificadas de activos financieros. Por ello, no se puede retener por aquellos beneficios obtenidos. Llevándose a cabo el pago cuando se presente la declaración correspondiente al año de la operación.

11.- Ha habido un error en la declaración, ¿qué hago?

Si la equivocación es a favor del contribuyente conviene hacer una autoliquidación complementaria. Y en ella incorporar la renta olvidada en la primera presentación.

Si dicha presentación se hace antes de finalizar el calendario de la Renta 2017 ni existirán sanciones ni recargos.

Mientras que si el error es favorable a la Administración, la rectificación debe realizarse presentando otra declaración al marcar la casilla 127.

12.- La Renta 2017 permite incorporar el Anexo C (información adicional), ¿en qué casos?

Se trata de una novedad en la nueva campaña del IRPF.

El Anexo C permite incorporar datos relativos a aquellos intereses derivados del capital invertido en la compra o rehabilitación de un inmueble. Incluidos gastos de reforma y conservación, a deducir en ejercicios anteriores.

Así como exenciones a la reinversión, tanto en vivienda habitual como en rentas vitalicias o nuevas sociedades.

Este anexo permite también declarar:

El saldo neto negativo en ganancias y pérdidas de la base general, a compensar con ejercicios posteriores
Rendimientos negativos del capital mobiliario a compensar posteriormente
Aportaciones excesivas a sistemas de previsión sin deducir
Aquellas bases generales a liquidar que están pendientes de compensación

La cantidad de dinero que los hogares españoles poseían a finales de 2017 ha alcanzado máximos históricos. Elevando el patrimonio de las familias por encima incluso de la ‘precrisis’.

Durante los años de la crisis financiera, han sido muchas las dudas financieras que han asaltado los españoles. Ha sido casi una década de reducción en el endeudamiento y confianza en el ahorro y las inversiones rentables.

Este puede ser el resumen de las ‘Cuentas Financieras de la Economía Española. 4º Trimestre 2017‘, publicado recientemente por el Banco de España.

Un documento en el que se hace énfasis la caída de la deuda bruta, tanto de empresas como de familias, a lo largo de 2017. Un 8,6% inferior a la del año anterior.

Una cifra que ha elevado el patrimonio de las familias como nunca antes. Disparando en un 3,8% su riqueza, elevando en un 1,3% su participación en fondos de inversión y reduciendo en un 1% el ahorro en forma de depósitos.

Esta actividad durante el último años ha llevado el patrimonio de las familias hasta los 1.373 millones de euros. Una cantidad equivalente al 118% del Producto Interior Bruto (PIB).

Coincidiendo en un gran momento para la inversión inmobiliaria. Tanto por revalorización en la venta de activos como por rentabilidad en su arrendamiento.

Buena salud financiera de los hogares

En los años de la crisis, los depósitos y el dinero en efectivo pasaron por delante de los fondos de inversión y las participaciones en el capital.

Hoy, esa situación se ha revertido. A lo largo de 2017, cuentas corrientes, fondos y seguros fueron capaces de captar 120.000 millones de euros.

Hasta llevar a los fondos de inversión a su máximo histórico. En detrimento del efectivos y la contratación de depósitos bancarios.

El balance financiero de los hogares no deja lugar a dudas.

Endeudamiento y patrimonio de las familias, según el Banco de España

Por un lado, el dinero de las cuentas corrientes ha pasado de los 307.293 millones de euros (2010) a los 579.844 millones (2017). Prácticamente el doble en solo siete años.

Mientras que las participaciones en el capital y fondos de inversión han subido desde los 521.070 millones de euros (2010) a los 863.368 millones (2017).

Aunque tampoco se quedan atrás los derechos sobre seguros, pensiones y garantías. cuyo capital se ha incrementado desde los 278.172 millones de euros (2010) a los 352.928 millones (2017).

El patrimonio de las familias toca máximos

Los 120.000 millones ‘movidos’ a lo largo de 2017 suponen un hito histórico para los hogares españoles. Nunca antes una parte tan importante del patrimonio de las familias había tenido como destino los fondos de inversión.

A finales del año pasado, los activos financieros en manos de particulares ascendían a 2,147 billones de euros. Una cantidad que, tras descontar unos 775.000 millones de deuda, sitúa la riqueza de los hogares en 1,37 billones de euros.

Un 3,8% por encima del patrimonio alcanzado a finales de 2016. En un contexto de tipos bajos, que incentiva la inversión, y de poca rentabilidad en el ahorro.

El patrimonio de los familias toca máximos históricos tanto en ahorro como en inversión

Ese crecimiento de casi cuatro puntos en el patrimonio de las familias parece no atender al estancamiento salarial y a la pérdida de poder adquisitivo. ¿Cómo puede explicarse?

Básicamente porque la Bolsa ha cerrado un buen año y que el endeudamiento se ha reducido. El hecho de que la riqueza total ascienda a 1,37 billones de euros no responde a las finanzas de una familia estándar, sino al patrimonio de las rentas más altas.

El Banco de España no duda en apuntar que el incremento de los activos financieros viene dado por la mejora de los precios de los activos de renta variable y por la compra de activos financieros. De hecho, se han invertido 30.000 millones de euros más en este tipo de productos y los que ya invertidos se han revalorizado por valor de 20.000 millones.

Los fondos de inversión ganan participantes

Fondos y seguros pasan por un excelente momento, aunque en dos contextos diferentes.

Por un lado, los fondos de inversión han conseguido un rendimiento neto de 5.909 millones de euros durante 2017. Prácticamente el triple que un año antes, 2.039 millones (2016).

Mientras que el patrimonio de dichos fondos aumentó en un 11,49% hasta situarse en 265.194 millones.

Los fondos de inversión triplican el número de participantes

Por el otro, los fondos de seguros y pensiones han alcanzado su máximo histórico con 352.928 millones. Aunque este patrimonio todavía sigue lejos del porcentaje que mueven la mayoría de países europeos.

A pesar de la existencia de una conciencia social sobre el futuro de las pensiones, en España no existe el hábito de invertir en fondos de pensiones. Su baja rentabilidad y la existencia de otros productos con mucho mayor beneficio es indudable.

¡Estamos pensando, como no, en la inversión inmobiliaria!

El mercado inmobiliario se convierte en la gran alternativa de los ahorradores, decepcionados por el bajo rendimiento de muchos productos financieros. ¡ Invertir en vivienda está de moda !

La inversión inmobiliaria vuelve con más fuerza que nunca. Pequeños y grandes inversores no quieren dejar escapar la oportunidad de sacar un buen rendimiento a sus ahorros por invertir en vivienda para ponerla en alquiler.

Especialmente si comparamos las ganancias del mercado de la vivienda con productos conservadores, como la compra de deuda o los depósitos bancarios.

Estos últimos apenas aseguran un rendimiento anual del 0,1%, mientras que la compra de deuda pública no llega más allá del 1,5%. Según los últimos datos del Banco de España.

Nada que ver con la rentabilidad media por inversión inmobiliaria. Situada en torno al 11,4%. Resultado de sumar el incremento de precios en 2017 (+7,2%) y la rentabilidad bruta por el alquiler de vivienda (+4,2%).

¿Qué inversión podría ofrecer un ganancia parecida? Ninguno. De hecho, únicamente se le acerca la rentabilidad media de la Bolsa. Un 7,6% en el último. Aunque para conseguir hay que asumir riesgos.

¡Muchos más que para invertir en vivienda!

Madrid y Barcelona como motores del mercado

Actualmente, el precio de la vivienda crece a niveles parecidos a los de la precrisis. Sin motivo que haga presagiar un cambio de tendencia. Hecho que provoca que cada vez más españoles se decanten por el mercado del alquiler.

El incremento en la demanda, con efecto directo en los alquileres, motiva a un creciente número de instituciones (fondos, aseguradoras,..) a invertir en vivienda.

La inversión inmobiliaria depende de los mercados de Madrid y Barcelona

Aunque esto puede ser un arma de doble filo. Porque la presencia de este tipo de inversores, básicamente en Madrid y Barcelona, está detrás de los últimos incrementos. Sin olvidar que el gran número de socimis y el éxito de la vivienda vacacional, que en muchas ciudades supera en número de habitaciones a la oferta hotelera.

Frente al escenario de la burbuja, cuando Madrid y Barcelona crecían al mismo ritmo que el mercado nacional, este mercado se expande de manera heterogénea. Con una gran dependencia de ambas capitales“, señalan desde Sociedad de Tasación.

Este hecho provoca que otros mercados, como el turístico, condicionen la evolución del mercado de la vivienda. Circunstancia que debe sumarse al repunte del mercado inmobiliario en gran parte de Europa.

La vivienda sube al ritmo de la economía europea

El mercado inmobiliario no solo repunta en España. Así lo certifica la última estadística trimestral europea de precios de la vivienda. Elaborada por Eurostat y publicada durante esta semana.

Concretamente, son cuatro los países donde la vivienda sube a doble dígito: Islandia (17,3%), Irlanda (+11,8%), Portugal (+10.5%) y Eslovenia (+10%).

Crecimiento del precio de la vivienda por países en Europa

Mientras que España encabeza el grupo intermedio de países, con un crecimiento del 7,2% interanual. Una subida, entre octubre y diciembre de 2017, que es realmente la mayor desde 2007.

En ese sentido, la vivienda empieza a parecerse cada vez más a otros mercados como los bonos o las acciones. Tal y como reflexionaba la responsable del FMI, Christine Lagarde, “conviene evitar que se convierta en un activo financiero más“.

Algo de lo que alertan las subidas simultáneas en la mayoría de Europa. Con la única excepción de Italia. Y a lo que las instituciones financieras están prestando mucha atención.

Invertir en vivienda con más del 8% de rentabilidad

En España, la rentabilidad media bruta por el alquiler de vivienda se sitúa en un 8,2% según Sociedad de Tasación. Ganancia que se ha incrementado en un 7,57% durante el último año.

La rentabilidad bruta es el resultado de cobrar la renta al inquilino y dividirla por el coste del inmueble. Sin llegar a descontar aquellos gastos asumidos por el propietario.

En España, la rentabilidad media bruta por el alquiler de vivienda se sitúa en un 8,2% según Sociedad de Tasación. Ganancia que se ha incrementado en un 7,57% durante el último año.

Rentabilidad por invertir en vivienda en España, según Sociedad de Tasación

La rentabilidad bruta es el resultado de cobrar la renta al inquilino y dividirla por el coste del inmueble. Sin llegar a descontar aquellos gastos asumidos por el propietario.

Entre las provincias españolas con mayor beneficio por invertir en vivienda para alquilarla destacan cuatro donde se supera el 8% de rentabilidad. Son Barcelona (8,72%), Lleida (8,45%), Valencia y Ciudad Real (ambas con un 8,11%).

En el segundo grupo, con rendimientos del 7 al 7,9%, están Huesca (7,84%), Palencia (7,51%), Madrid (7,46%), Tenerife y Sevilla (ambas con un 7,43%). Además de Badajoz (7,35%), Toledo (7,23%), Huelva (7,06%), Castellón y León (ambas con un 7,02%).

Mientras que entre las provincias ‘menos rentables’ aparecen Guipúzcoa (4,93%), Vizcaya (5,2%) y A Coruña (5,22%). Tres regiones donde, aún así, el alquiler de vivienda ofrece más del triple de rentabilidad que invertir en Bolsa.

¡Sin olvidar que la inversión inmobiliaria es mucho más segura!