La vivienda sigue instalada en su particular escalada de precios. Aunque, como sucede en en la compraventa, los precios también evolucionan a más de una velocidad. Y en el grupo de cabeza, como no, sigue destacando la vivienda en las ciudades importantes.

El mercado residencial recibe al verano con una buena noticia. La vivienda se revaloriza en todos los segmentos. Aunque siguen siendo dos los que ‘tiran’ del mercado: las capitales y la Costa Mediterránea.

La publicación del ‘Índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados. Junio 2018‘ trae buenas noticias al mercado inmobiliario. El precio medio de la vivienda sube un 6,4% respecto al año pasado y se sitúa en torno a los 1.468 puntos.

El gran responsable de este repunte es, nuevamente, la vivienda en las ciudades de referencia y capitales que sube un 10,2% interanual. Por delante de las costa mediterránea, que gana un 7,4% en el último año.

A una tercera parte del ritmo alcanzado por las grandes ciudades, el resto de municipios y y las áreas metropolitanas se encarecen un 3,6% y 3,1%, respectivamente. Mientras que los archipiélagos, Baleares y Canarias, recuperan un 1,8%.

Buenos datos que llevan a que la vivienda acumule un encarecimiento del 4,7% en solo seis meses. Al tiempo que dejan margen para nuevas subidas ya que el mercado aún está un 35,7% por debajo de máximos.

La vivienda en las ciudades como referente

Capitales y grandes ciudades españolas se han convertido en el gran motor del mercado inmobiliario.

Según Tinsa, la vivienda en las principales urbes se encarece ya a un ritmo del 10,2% anual. Prácticamente el triple que las propiedades situadas en sus zonas metropolitanas, que suben un 3,1%.

La vivienda en las ciudades lidera los incrementos del mercado residencial

Mientras que la vivienda en los demas municipios españoles se incrementa un 3,6%.

Otro segmento destacable es la vivienda de costa. En ella, las mayores subidas se concentran a lo largo de la costa mediterránea. Un 7,4% más cara que hace un año.

Frente a las islas Baleares y Canarias, que suben un 1,8% interanual.

El mayor repunte de precio del último año

En la primera mitad del año, el precio de la vivienda ha subido con especial intensidad. Especialmente en el último mes.

Concretamente, el mercado residencial ha acabado acumulando un incremento del 4,7% hasta junio. Frente al 3,2% que llevaba acumulado hasta mayo.

En ese sentido, cabe remarcar el progresivo encarecimiento de la vivienda en las ciudades más importantes.

Evolución del precio de la vivienda en los últimos 12 meses

Este segmento lleva más de un año subiendo por encima de los cinco puntos. Y de la última revalorización (+10,2% interanual), un 7,8% se ha acumulado durante estos últimos seis meses.

Mientras que Baleares y Canarias acumulan una subida del 5,1% entre enero y junio. Y la costa mediterránea repunta un 4% en ese mismo periodo.

Frente al resto de municipios y las zonas metropolitanas, que únicamente se revalorizan un 1,6% en lo que llevamos de año.

Los precios siguen un 35,7% bajo de máximos

¿Quiere decir esto que la vivienda está llegando a su límite? Todo lo contrario. A pesar del ritmo al que suben los precios, queda mucho margen para nuevos repuntes.

Actualmente, el precio medio de la vivienda no solo está un 12% por encima del mínimo histórico (febrero de 2015). También se encuentra un 35,7% por debajo de máximos (año 2007).

Entre las zonas con más margen para seguir recuperando precios, destaca toda la costa mediterránea. Con valores un 43,6% por debajo de máximos.

Evolución del mercado de la vivienda en la última década

Ligeramente por delante de las áreas metropolitanas que aún pueden recuperar un 41,8%.

Mientras que la vivienda en grandes ciudades y demás municipios se mueve en torno a un 35% por debajo de máximos. Y los archipiélagos balear y canario ‘solo’ deben recuperar un 24,3% de los perdido desde el estallido de la crisis.

Como reconoce Tinsa, éste es el resultado de diversos factores. “Desde la reactivación de la compraventas, que han crecido un 30,4% interanual (Datos: INE), hasta el incremento de los visados de obra nueva, que vienen de dispararse un 44,8% (Datos: Ministerio de Fomento)“.

Autor

Escribe un comentario