Cuando hablamos de pisos de lujo todos nos imaginamos mansiones enormes con un sinfín de cuartos, piscina, sala de juegos y muchísimas cosas más. Hoy en este artículo vamos a contarte alguna de las características que debe tener una vivienda para considerarse piso de lujo en Barcelona. ¡A leer!

¿A qué se considera piso de lujo en Barcelona?

Cuando hablamos de lujo no nos referimos únicamente a la cantidad de habitaciones que tiene la propiedad. O a los metros cuadrados que esta tenga disponible. Ni siquiera al alto precio que pueda tener en el mercado inmobiliario.

Podemos considerar que un piso es de lujo cuando satisface todas las necesidades del propietario. Por supuesto, estas necesidades no son las mismas en todas las personas. Van a depender de la calidad de vida de cada uno y lo que se espera en cuanto a la comodidad.

¿Qué hace que un piso sea de lujo?

Bueno, como venimos diciendo, esto va a depender de varios factores y también delas expectativas del comprador. Pero, algunas cosas son un factor común esperado por la mayoría de futuros propietarios.

Por ejemplo, una gran ubicación, unas buenas vistas, iluminación adecuada, un mobiliario de diseño, elementos artísticos y arquitectónicos, seguridad, elementos de confort como piscina o jardín, entre otros.

Juan-Galo Maciá, consejero delegado de Engel & Völkers para España, Portugal y Andorra, explica que “el concepto del lujo ha pasado de ser algo considerado excesivamente caro y exclusivo para millonarios a ser una expectativa más tangible. Lujos que antes nos parecían inaccesibles ahora los vemos como algo normalizado: urbanizaciones con gimnasio, jacuzzi, etc.”, aclara.

Es por eso que Maciá considera que la ostentación se ha transformado para pasar a ser una arquitectura de líneas minimalistas. “El auténtico lujo en el sector inmobiliario podríamos definirlo como aquellas viviendas de calidad y buenos materiales que conforman un verdadero hogar para el propietario”, explica.

piso de lujo en Barcelona

Requisitos para un piso de lujo en Barcelona

Más allá de que el término “lujo” va a depender de cada persona en particular, tenemos que ser honestos y saber que hay características que una vivienda debe tener, indefectiblemente, para ser considerada de lujo. Aquí te nombraremos algunas.

Materiales de alta calidad en la construcción

Un aspecto importante a la hora de determinar si un piso es de lujo son los acabados del inmueble. Por ejemplo, implementar el uso de maderas nobles, mármoles importados, sanitarios y cocinas de diseño. También el uso de electrodomésticos de alta gama y tecnología que hacen a la vivienda confortable y equipada con todos los servicios.

“Lo que caracteriza el lujo es el esmero con que se han combinado los materiales para lograr un ambiente original, acogedor, sobrio e impactante”, señala Maciá.

“Una propiedad de lujo debe estar construida con materiales y acabados de alta calidad para hacer de la vivienda una residencia única, confortable y equipada con todos los servicios”, afirma el experto.

Obviamente, los gustos y pretensiones varían según el comprador. Ya que no todos buscan lo mismo ni entienden el lujo de igual manera.

Por ose motivo, Nacho García-Milla, fundador de Cicerone Real Estate, asegura que “Está muy relacionado con la cultura del comprador, por ejemplo, el dorado y el mármol gusta más a los compradores rusos, chinos y de Oriente Medio, mientras que los techos altos con artesonados y mosaicos son más valorados por el cliente centroeuropeo”.

La ubicación: un factor valioso

La ubicación de la vivienda debe ser predilecta. Por supuesto, como venimos remarcando, esto dependerá del comprador. Ya que algunos considerarán que “una ubicación privilegiada” será en el centro de la ciudad. Mientras que otros, entenderán que para que la ubicación de la vivienda sea privilegiada deberá estar en algún lugar remoto.

“La ubicación es esencial, porque, aunque se haga una gran inversión en la reforma de un inmueble con materiales de primera calidad, si no está ubicada en un barrio considerado de lujo, nunca será considerada una vivienda de alta gama”, afirma García-Milla.

cocina

Los servicios que brinda el piso

Un servicio que debe ofrecer un piso para ser considerado de lujo es, por ejemplo, la portería durante las 24 horas. Otros servicios importantes pueden ser un gimnasio privado, piscina, amplias zonas comunes, entre otros.

Cuando hablamos de las viviendas en barrios residenciales, estas deben contar con que representen un valor añadido para la comunidad de vecinos.

“En EEUU, hay muchos barrios residenciales y pisos de lujo, en los que para poder entrar a vivir debes ser admitido por la comunidad de vecinos que habitan en él”, explica Nacho García-Milla.

La privacidad del piso de lujo en Barcelona

La privacidad es una de las características más reclamadas por los compradores. Si una casa se encuentra en una zona residencial y tiene otras viviendas alrededor, deberá cumplir ciertos requisitos que brinden privacidad a los propietarios respecto de sus vecinos.

Si nos referimos a un piso de alta gama ubicado en plena ciudad, también debe cumplir esta característica. En estos casos, el piso suele tener un acceso independiente a la vivienda del resto de inquilinos que viven en el edificio.

La distribución del piso

Para que un piso sea de lujo no debe ser necesariamente un palacio gigante. Existen viviendas de alta gama que son más pequeños de lo que te imaginas.

Igualmente, para las inmobiliarias, la vivienda tiene que estar bien distribuida, con estancias amplias y proporcionadas. Cada habitación debe estar equipada con su baño independiente. En el caso de la habitación principal, esta también debe contar con un vestidor y un baño en suite.

Por otro lado, los propietarios de este tipo de viviendas tienen personal de servicio, entonces también necesitan contar con una habitación con office.

baño

El precio del piso en Barcelona

Como última característica para determinar si un piso es de lujo o no, hay que considerar el precio.

Se suele conceptuar el precio del metro cuadrado del inmueble que, generalmente, dependerá de la ubicación del mismo. En Barcelona, este precio acostumbra a ser más caro que en el resto de las ciudades de España.

Para concluir, el fundador de Cicerone Real Estate define que “A partir de los 4.000 euros por metro cuadrado y los 750.000 euros suele ser el precio mínimo, pero estos valores no son absolutos, pero lo que define el lujo es la zona y el edificio”, apunta Nacho García-Villa. Sin embargo, en la valoración del lujo la calidad de la vivienda influye más que el precio. “Puede ser un piso de 50 metros cuadrados con una sola habitación y tener un precio de 400.000 euros porque incluye servicio de concierge”.

Si tienes algún comentario respecto de este artículo, puedes dejarlo en la sección correspondiente de nuestro Blog.

Si deseas comprar un piso de lujo en Barcelona, en Oi Realtor tenemos lo que estás buscando. ¡Te esperamos!

Escribe un comentario