El sector residencial sigue fuera de peligro. Los niveles de actividad consolidan al mercado de la vivienda sin atisbo de burbuja inmobiliaria. Una tendencia de crecimiento que podría tener continuidad entre 2018 y 2019.

La compraventa de casas modera su crecimiento en el quinto mes del año. Sin embargo, este dato no deja de ser el segundo mejor de la última década.

Esta semana se han dado a conocer las últimas estadísticas y un nuevo informe de perspectivas inmobiliarias. Coincidiendo ambos documentos en un mismo mensaje: el mercado de la vivienda sigue gozando de buena salud.

Según la ‘Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad. Mayo 2018‘ elaborada por el INE, la venta de viviendas se ha incrementado un 4,7% en el último año. Hasta las 47.177 transacciones mensuales.

Mientras que el ‘Informe Inmobiliario. Julio 2018’ de Bankinter, deja claro que el sector inmobiliario seguirá creciendo. Destacando el interés creciente en la compra de viviendas. Que se moverá de los 540.000 y los 580.000 en 2018 y 2019, respectivamente.

La conclusión: los responsables de los principales portales ven un mercado sano al que hay que estar atentos. Pero que también está lejos de cualquier posibilidad de burbuja.

Segunda mejor cifra en la compraventa de viviendas

La venta de viviendas ha crecido un 4,7% en el último año. La estadística del INE, a partir de datos de mayo de 2018, indica una cierta moderación de la actividad. Sin embargo, no deja de ser el segundo mejor dato de los últimos diez años, con 47.177 operaciones.

Tanto la de vivienda nueva (+9,2% interanual) como la usada (+3,7%) crecen respecto al año pasado. Sumando 8.303 y 38.874 operaciones, respectivamente. Así como las transacciones de vivienda libre (+4,4%) y las de vivienda protegida (+7.1%).

En términos geográficos, Andalucía fue la comunidad con mayor número de operaciones en mayo: 9.330 ventas. Por delante de la Comunidad Valenciana (7.857 ventas), Cataluña (6.964 ventas) y Comunidad de Madrid (6.641 ventas).

Mientras que las comunidades con mayor crecimiento interanual fueron: La Rioja (53,6%), Navarra (27,5%) y Murcia (20%). Tres de las trece regiones que ganaron actividad en el último año.

La economía impulsa el mercado de la vivienda

Tras la publicación de estos datos, los responsables de los grandes portales defienden un mismo argumento. El mercado de la vivienda crece, pero no refleja otra burbuja.

Según Fernando encinar (Idealista), la recuperación de la economía y las nuevas tasas de empleo son ‘palancas que ponen de relieve el incremento de la demanda de vivienda’. ‘Los precios de algunas ubicaciones urbanas y la compraventa evidencian recuperación, pero no calentamiento’.

El mercado de la vivienda avanza lejos de toda burbuja inmobiliaria

Para Beatriz Toribio (Fotocasa), ‘el mercado de la vivienda se consolida mes a mes en una clara tendencia a normalizarse’. Aunque también alerta de que ‘la demanda de los particulares no acaba de despegar por las dificultades económicas’. Eso sí, ‘aquellos grandes mercado donde la venta de viviendas más crecía empiezan a mostrar moderación en los repuntes interanuales’.

Finalmente, Ferran Font (Pisos.com) pone énfasis en la moderación de las cifras de mayor respecto al mes anterior. ‘Es un síntoma de que el sector continúa en una clara senda sostenible’. Una buena noticia a la que debemos sumar que ‘las ventas de obra nueva crezcan a un mayor ritmo que la actividad en vivienda usada’.

Demanda de propiedad al alza de 2018 a 2019

Tenemos confianza en las ventas para este 2018‘, señala Font. Un mensaje que coincide con las lineas básicas del último informe inmobiliario de Bankinter.

Para el servicio de estudios del banco, el sector inmobiliario seguirá con el actual periodo de expansión en 2018 y 2019. Tanto en la demanda como en la oferta de inmuebles y en los precios.

Previsión para el mercado de la vivienda entre 2018 y 2019

Entre las principales previsiones cabe tener en cuenta el interés de los inversores y la mejora de las condiciones de financiación. Dos circunstancias que elevarán la demanda de viviendas hasta las 540.000 unidades este año y las 580.000 el año que viene.

Los precios seguirán creciendo, aunque moderadamente. Debido al mayor esfuerzo inmobiliario. Se espera un encarecimiento medio del 4 al 5% que será mayor en las principales ciudades.

Mientras que la promoción de viviendas irá reactivándose poco a poco. Alcanzando unos niveles de producción realmente tangibles el próximo año. Frente a este segmento, las oficinas y los activos logísticos seguirán generando gran interés. Mientras que el segmento retail se ralentizará gradualmente.

Autor

Escribe un comentario