El pasado año se ha confirmado como el mejor para el mercado inmobiliario tras el estallido de la burbuja. El resumen estadístico del INE sitúa la venta de viviendas un 14,6% por encima del año anterior.

Dos años después de la recuperación ha llegado el momento de crecer. Tras los primeros repuntes de 2015 y la consolidación de 2017, el mercado de la vivienda de 2017 se ha situado a niveles precrisis.

La ‘Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad. 2017‘, elaborada por el INE, contabiliza un total de 464.423 operaciones. Esto supone un 14,6% más en tasa interanual.

A pesar de no haber alcanzado el medio millón operaciones, la venta de viviendas suma cuatro años consecutivos al alza. En 2017 se logró el mayor incremento desde 2008.

Una escalada que se debe, en buena parte, a la vivienda usada. Frente a la nueva. Y a la vivienda libre, frente a la protegida.

Como también se concentra especialmente en cuatro comunidades autónomas. Andalucía, Cataluña ,Madrid y Comunidad Valenciana sumaron casi dos terceras partes de toda la actividad nacional.

La venta de viviendas en niveles precrisis

El mercado inmobiliario está mostrando la cara más amable de la recuperación económica.

Del último resumen anual del Instituto Nacional de Estadística recoge un incremento en la venta de viviendas del 14,6%, tras cerrarse 464.423 operaciones en 2017.

Evolución de la venta de viviendas en la última década

Con este último año, el sector deja atrás los peores años de la crisis, situados entre 2008 y 2009, cuando las transacciones cayeron un 28,8% y 25,1%, respectivamente. Dos años después, las caídas aún eran a doble dígito. Tanto en 2011 (-18,1%) como en 2012 (-11,5%).

El frenazo al descenso se produjo en 2013 (-1,9%). Mientras que los repuntes llegaron en 2014 (+2%), 2015 (+11,5%) y 2016 (+13,6%). Anticipos de este 14,6% de 2017. Cuarto año consecutivo al alza.

Optimismo en el sector inmobiliario

Los principales expertos no han tardado en destacar el ‘buen momneto’ que vive el mercado innmobiliario. ‘Se ha superado la crisis catalana, con una moderación en la venta de viviendas; pasando de crecer al 20% (junio) a hacerlo al 13% (diciembre)‘, apunta Fernando Encinar

Y aunque se han superado todas las previsiones, tanto en actividad como en precios, ‘aún nos encontramos lejos de los máximos históricos de 2007‘, recuerda Beatriz Toribio.

Además de la actividad por venta de viviendas, el año pasado también registró buenas cifras en la transmisión de fincas. Concretamente un 1,9% más respecto a 2016. Sumándose un total de 125.263 transmisiones en el mes de diciembre.

Evolución de la transmisión de fincas y propiedades

De ellas, 64.135 por compraventa. Un 4,15 más. Frente a herencias o donaciones. Cuyo número descendió en tasa interanual.

En ese sentido, y a nivel de compraventas, las fincas urbanas (incluidas viviendas) sumaron 54.510 transmisiones en el último més del año. Mientras que las fincas rústicas no superaron las 9.625 operaciones.

La vivienda usada como impulsora

La reactivación del mercado residencial sigue estando directamente vinculada con la vivienda de segunda mano.

En diciembre, de las 32.211 operaciones realizadas 26.473 correspondieron a viviendas usadas. Frente a 5.738 operaciones sobre viviendas nuevas.

En términos anuales, las ventas de pisos usados se dispararon un 15,4% en 2017 (381.163 operaciones). El mayor incremento desde 2007. Mientras que la obra nueva lo hizo un 10,8% (83.260 operaciones). Superando a 2015 y 2016.

Venta de viviendas según tipología de inmuebles

Junto al principal tipo de vivienda, la promoción sigue estando en manos de la iniciativa privada. La vivienda libre supone el 90,2% de las transmisiones por compraventa. Frente al 9,8% de la vivienda protegida.

Aunque la venta de viviendas crecen con fuerza entre ambas. Un 15,1% la libre y un 9,5% la protegida.

Buena parte de las ventas en el Mediterráneo

Durante 2017, gran parte de la actividad inmobiliaria se trasladó a orillas de la costa mediterránea.

En porcentaje de venta de viviendas la Comunidad Valenciana fue la más destacada. Sumando 1.7563 operaciones por cada 100.000 habitantes. Por delante de Baleares (1.717 operaciones) y de la Comunidad de Madrid (1.375 operaciones).

Venta de viviendas por comunidades autónomas

 

Mientras que en términos absolutos, Andalucía fue la comunidad líder. La vivienda andaluza sumó 89.337 ventas. Superando a Cataluña (76.369 operaciones), C. de Madrid (70.203 operaciones) y C. Valenciana (68.512 operaciones).

En datos relativos, absolutamente todas las comunidades mejoraron en venta de viviendas. Aunque, sorprendentemente, el mayor repunte se lo llevó Castilla La Mancha con un 24,7% más de actividad. Superando a Madrid, con un 18,9%, o la Comunidad Valenciana, con un 18,1%.

Autor

Escribe un comentario