El alquiler de costa ha dejado de ser exclusivamente mercado de vacaciones para convertirse en un negocio rentable por arrendamiento residencial.

Las últimas noticias del alquiler vacacional a través de plataformas online invita a pensar que su rentabilidad es realmente inigualable. Pero no siempre tiene porque ser así.

El último estudio elaborado por urban Data Analytics (uDA) ha puesto atención en el alquiler de costa. Especialmente en el arrendamiento a largo plazo. Y los resultados son interesantes.

La rentabilidad del alquiler residencial que ofrecen la primera o segunda linea de playa rivaliza con la que pueden dar ciudades como Barcelona o Madrid.

Concretamente, Baleares supera a Barcelona y Las Palmas a Madrid.

¡La vivienda de costa no es solo para vacaciones!

La vivienda de playa es rentable

El estudio de uDA demuestra que la rentabilidad bruta de los alquileres en la costa experimenta una evolución muy positiva. Llegando a ofrecer rentabilidades del 6 y del 7%. Muy superiores al beneficio de un alquiler medio en España (4,3% según BdE).

El alquiler de costa (primera y segunda línea de playa) tiene hoy una rentabilidad media del 5,67%. Frente al 5,37% del año pasado.

Rentabilidades y precios del alquiler de costa

Un cifra muy parecida a la que ofrecen las ciudades de Madrid (6,29%) y Barcelona (5,74%)., aunque con diversos escenarios. De hecho, existe una gran distancia entre el litoral de Baleares (7,23%) y Barcelona (7,21%) frente al de Vizcaya (4,13%) o el de Guipúzcoa (4,25%).

Doble alquiler de costa

Al igual que el conjunto residencial en España, la vivienda de costa también es un mercado heterogéneo.

Entre las localidades más cotizadas encontramos a Ibiza capital (8,95%), el Puerto de la Cruz-Tenerife (7,13%), Vilaseca-Tarragona (7,05%) o Rota-Cádiz (7%). Pero también Ferrol-A Coruña (6,17%), St Antoni de Portmany-Ibiza (6,05%), Mataró-Barcelona (6,01%) o Las Palmas-Canarias (6%).

Aumenta la rentabilidad del alquiler de costa

Y entre los alquileres de los inmuebles, precios medios que bien podrían corresponder a alguna de las grandes capitales españolas. En la costa de Baleares, por ejemplo, el alquiler medio es de 2.290 euros al mes. Mientras que en la provincia de Barcelona alcanza los 1.739 euros mensuales, la de Málaga los 1.281 euros, la de Guipúzcoa 1.091 euros y la de Cádiz 1.036 euros.

Oferta y demanda del litoral

El hecho oculto tras este repunte en el alquiler de costa es el incremento de la demanda de viviendas vacacionales por parte de muchos propietarios. Algo que ha recudido la oferta disponible, disparando los alquileres en un 8,95% desde el año pasado.

La mensualidad más habitual, situada en 1.005 euros mensuales, admite matices por zonas pero también por tipología de inmuebles. Es cuestión de demanda y de oferta.

Y, en ese sentido, los más solicitados son pisos en la costa (80,66% de la demanda) por delante de casas (19,36% del total). Especialmente si tienen piscina (42,17% de la oferta) y un buen tamaño medio (115 m2 y 2,41 dormitorios).

Autor

Escribe un comentario