Emprender en el mercado de la vivienda nunca ha sido mejor decisión para empresarios y trabajadores autónomos. La próxima edición del SIMA de Madrid volverá a ser ejemplo de ello. Sin embargo, abrir un negocio inmobiliario sigue suponiendo horas de dedicación y mucho papeleo.

A poco más de un mes para la celebración de SIMA 2019 en Madrid, Oi Realtor trabaja en dos nuevas franquicias inmobiliarias. Una oficina en Marbella y otra en Lisboa.

Sedes que permitirán expandirse a la firma tanto en la Costa del Sol como en el mercado portugués de alto standing“, señala Marian Fuset.

La burocracia legal sigue siendo un obstáculo para poner en marcha nuevas empresas“, añade. “Algo que nos ha obligado a ampliar el departamento de expansión“, afirma la franquiciada de la agencia inmobiliaria Oi Realtor en el Maresme. “Para acompañar a nuestros socios en los primeros pasos de su franquicia“.

El papeleo necesario para emprender aún sigue echando atrás a muchas personas“, puntualiza Fuset, que también es abogada. “Por ello, queremos estar al lado de los nuevos franquiciados desde el momento mismo en que deciden abrir un negocio inmobiliario“.

Veamos los principales pasos administrativos y burocráticos para poner en marcha legalmente una empresa y empezar a trabajar.

Burocracia: Una traba para emprender en España

Una buena idea, además de ser viable necesita de ganas de trabajar para levantar todo un proyecto“, recuerda Marian Fuset.

En ese sentido, uno de los momentos críticos es el que afronta un emprendedor cuando debe resolver el tema del papeleo legal. “La burocracia es un obstáculo diario al que es necesario enfrentarse y España no destaca por ser su agilidad“.

La burocracia legal es una de las grandes trabas para abrir un negocio inmobiliario

Es uno de los países donde más se tarda en registrar una empresa“, afirma. Concretamente, deben invertirse 13 días frente a los poco más de 8 días que se tarda de media en la OCDE.

Un proceso que nuestro departamento de expansión intenta hacer más ágil y sencillo“, defiende la franquiciada de Oi Realtor. Un firma que abre precisamente ahora su primera franquicia internacional en Portugal.

¿Qué hace falta para constituir una empresa?

La primera decisión importante consiste en escoger el tipo de empresa que se desea constituir.

Tanto para trabajadores autónomos como para sociedades limitadas, el Ministerio de Industria cuenta con puntos de atención al emprendedor.

Además de centros específicos en las principales capitales, cuya tramitación no requiere de ningún coste. Y cuyo proceso de constitución se puede realizar en un tiempo mínimo.

Desde Oi Realtor se orienta a los posibles franquiciados en la constitución telemática de una sociedad limitada. Algo que les permite ahorrarse tiempo y dinero.

Lo único necesario es decidir la denominación social de la empresa, comunicar el capital social y especificar la forma en que se aportar. Toda esa documentación forma parte de un documento único de la empresa. Necesario para gestionar la escritura de constitución, donde deben aparecer los socios, las actividades a realizar, los órganos de administración, etc.

Trámites legales y una firma consolidada al abrir un negocio inmobiliario

Una vez aquí, únicamente queda por agendar una cita con el notario y firmar los estatutos correspondientes. Nada más.

De la firma a la cotización en la Seguridad Social

Firmar ante notario requiere buscar un día y una documentación concreta“, añade Marian Fuset. “Pero todo lo demás puede hacerse en momentos puntuales“.

Si la nueva empresa cuenta con un único empresario, el primer paso consiste en darse de alta en la Agencia Tributaria. Momento en el que conviene volver a especificar la actividad y los servicios ofertados. Definidos a través del código de actividades económicas (IAE).

Para, posteriormente, gestionar el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social. En esta inscripción debe indicarse la base de cotización, las posibles bonificaciones y la mútua de trabajo.

Aunque tanto el registro en la Agencia Tributaria como el alta en la Seguridad Social pueden tramitarse de forma telemática.

Abrir un negocio inmobiliario para empezar a crecer

A pesar de todo el papeleo legal, la constitución de una empresa ya no supone una barrera de entrada“, aclara Marian Fuset. “Menos aún para una franquicia“.

Cabe tener en cuenta que las gestiones telemáticas y el apoyo de firma una franquiciadora dotan de rapidez y simplicidad a todo el proceso“.

Abrir un negocio inmobiliario de la mano de la agencia Oi Realtor

¿Qué no decir entonces de abrir un negocio inmobiliario?“, pregunta. “Precisamente ahora que se trata de uno de los sectores con mayor proyección“.

Al contar con la ayuda de una enseña consolidada, el franquiciado no solo cuenta con la metodología necesaria sino también con una imagen que no debe trabajar desde cero.

¡Esa es la diferencia entre las franquicias de Oi Realtor y una agencia desconocida para el mercado!

Autor

Escribe un comentario