Las tensiones sociales, el progresivo incremento de la deuda y la falta de liderazgo mundial nos están llevando a una incertidumbre económica global. Esta es la opinión del Seth A. Klarman. Un reconocido inversor que ha protagonizado el arranque de la cumbre anual del Foro Económico Mundial.

Hace algunos días, el gurú de las finanzas Seth A. Klarman dio a conocer su opinión sobre la situación económica global. En una carta que se ha hecho pública coincidiendo con la cumbre anual celebrada en Davos (Suiza).

Los efectos que pueden producir tensiones sociales, crecientes niveles de deuda y pérdida de liderazgo por parte de EEUU nos llevarán a la incertidumbre económica. Manifestaba Seth A. Klarman en el artículo publicado por The New York Times.

El encuentro de los principales dirigentes y las grandes fortunas mundiales en el Foro Económico Mundial de Davos ha comenzado marcado por estas palabras del conocido inversor estadounidense. Un experto popular por la meticulosidad de sus análisis.

No podemos seguir con esta constante vorágine de protestas, disturbios, tensión y bloqueos“, avisa Klarman. “O todo ello nos conducirá a un desastre económico“.

Algo que también afectará a las expectativas empresariales y las inversiones inmobiliarias“, sentencia Luis Gualtieri (Oi Realtor). “Quienes huyen de la incertidumbre“.

Un escenario social desfavorable para la economía

Las tensiones sociales continúan siendo un desafío para todas las democracias del mundo“, señala Klarman. “Y el inversor está comenzando a darse cuenta“. Menciona recordando las movilizaciones de los chalecos amarillos en Francia.

La cohesión social es fundamental para generar confianza entre todos aquellos que poseen capital para invertir“, añade Klarman. “Aunque el escenario político tampoco acompaña“, afirman recordando las decisiones tomandas en el otro lado del Atlántico por Donald Trump.

El orden económico mundial se deteriora y los mercados ignoran los efectos de una guerra comercial a nivel internacional“.

El inversor advierte del peligro del alto nivel de deuda soberana. Un fenómeno que afecta a casi todos los países desarrollados desde la crisis de 2008. Y esta dinámica podría conducir al pánico financiero.

Los niveles de deuda fuera de control

El incremento de la deuda de los países respecto al PIB desde 2008 supera ya el 100% en EEUU. Un nivel al que ya se acercan el Reino Univo, Canadá, Francia e incluso España. “Algo que puede ser la semilla de una nueva crisis financiera basada en altos niveles de deuda soberana“, añade Klarman.

Este inversor está especialmente preocupado por la deuda de EEUU. Algo relevante por la importancia del dólar respecto a la economía internacional. “No existe manera alguna de saber donde está el límite de la deuda, pero EEUU lo alcanzará inevitablemente“, señala. “Algo que el mundo no se puede permitir“.

Para Klarman, el inversor se ha relajado en exceso y asume cada vez más riesgos. “Ahorradores, inversores y fondos financieros pecan de autocomplacencia“, asegura.

El crecimiento de la deuda y la tensión social nos llevan a la incertidumbre económica globalLos inversores asumen que la euforia continuará“, finaliza. “Pero su apuesta no tiene en cuenta el riesgo“.

La incertidumbre económica y el papel del inversor

2018 no ha sido mal año, más bien bastante bueno“, señala Luis Gualtieri. “Se ha producido una cierta corrección respecto al excelente balance de 2017, pero en términos generales estamos más que satisfechos con este último ejercicio“.

Aún así, no hay que olvidar que venimos de un año con demasiada incertidumbre económica“, recuerda el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

A de las señales que avisan de una cierta desaceleración de la economía mundial, el incremento en el volumen de negocio de las empresas ha llegado también al sector inmobiliario“, añade. “Con mayores cifras de ventas y precios más altos en diversos puntos del territorio nacional“.

De hecho, la mayor preocupación está ahora en torno a los temas financieros“, puntualiza Gualtieri. “Asuntos que debe ayudar a resolver la clase política para que la confianza del inversor inmobiliario siga siendo plena“.

Autor

Escribe un comentario