El mercado inmobiliario se convierte en la gran alternativa de los ahorradores, decepcionados por el bajo rendimiento de muchos productos financieros. ¡ Invertir en vivienda está de moda !

La inversión inmobiliaria vuelve con más fuerza que nunca. Pequeños y grandes inversores no quieren dejar escapar la oportunidad de sacar un buen rendimiento a sus ahorros por invertir en vivienda para ponerla en alquiler.

Especialmente si comparamos las ganancias del mercado de la vivienda con productos conservadores, como la compra de deuda o los depósitos bancarios.

Estos últimos apenas aseguran un rendimiento anual del 0,1%, mientras que la compra de deuda pública no llega más allá del 1,5%. Según los últimos datos del Banco de España.

Nada que ver con la rentabilidad media por inversión inmobiliaria. Situada en torno al 11,4%. Resultado de sumar el incremento de precios en 2017 (+7,2%) y la rentabilidad bruta por el alquiler de vivienda (+4,2%).

¿Qué inversión podría ofrecer un ganancia parecida? Ninguno. De hecho, únicamente se le acerca la rentabilidad media de la Bolsa. Un 7,6% en el último. Aunque para conseguir hay que asumir riesgos.

¡Muchos más que para invertir en vivienda!

Madrid y Barcelona como motores del mercado

Actualmente, el precio de la vivienda crece a niveles parecidos a los de la precrisis. Sin motivo que haga presagiar un cambio de tendencia. Hecho que provoca que cada vez más españoles se decanten por el mercado del alquiler.

El incremento en la demanda, con efecto directo en los alquileres, motiva a un creciente número de instituciones (fondos, aseguradoras,..) a invertir en vivienda.

La inversión inmobiliaria depende de los mercados de Madrid y Barcelona

Aunque esto puede ser un arma de doble filo. Porque la presencia de este tipo de inversores, básicamente en Madrid y Barcelona, está detrás de los últimos incrementos. Sin olvidar que el gran número de socimis y el éxito de la vivienda vacacional, que en muchas ciudades supera en número de habitaciones a la oferta hotelera.

Frente al escenario de la burbuja, cuando Madrid y Barcelona crecían al mismo ritmo que el mercado nacional, este mercado se expande de manera heterogénea. Con una gran dependencia de ambas capitales“, señalan desde Sociedad de Tasación.

Este hecho provoca que otros mercados, como el turístico, condicionen la evolución del mercado de la vivienda. Circunstancia que debe sumarse al repunte del mercado inmobiliario en gran parte de Europa.

La vivienda sube al ritmo de la economía europea

El mercado inmobiliario no solo repunta en España. Así lo certifica la última estadística trimestral europea de precios de la vivienda. Elaborada por Eurostat y publicada durante esta semana.

Concretamente, son cuatro los países donde la vivienda sube a doble dígito: Islandia (17,3%), Irlanda (+11,8%), Portugal (+10.5%) y Eslovenia (+10%).

Crecimiento del precio de la vivienda por países en Europa

Mientras que España encabeza el grupo intermedio de países, con un crecimiento del 7,2% interanual. Una subida, entre octubre y diciembre de 2017, que es realmente la mayor desde 2007.

En ese sentido, la vivienda empieza a parecerse cada vez más a otros mercados como los bonos o las acciones. Tal y como reflexionaba la responsable del FMI, Christine Lagarde, “conviene evitar que se convierta en un activo financiero más“.

Algo de lo que alertan las subidas simultáneas en la mayoría de Europa. Con la única excepción de Italia. Y a lo que las instituciones financieras están prestando mucha atención.

Invertir en vivienda con más del 8% de rentabilidad

En España, la rentabilidad media bruta por el alquiler de vivienda se sitúa en un 8,2% según Sociedad de Tasación. Ganancia que se ha incrementado en un 7,57% durante el último año.

La rentabilidad bruta es el resultado de cobrar la renta al inquilino y dividirla por el coste del inmueble. Sin llegar a descontar aquellos gastos asumidos por el propietario.

En España, la rentabilidad media bruta por el alquiler de vivienda se sitúa en un 8,2% según Sociedad de Tasación. Ganancia que se ha incrementado en un 7,57% durante el último año.

Rentabilidad por invertir en vivienda en España, según Sociedad de Tasación

La rentabilidad bruta es el resultado de cobrar la renta al inquilino y dividirla por el coste del inmueble. Sin llegar a descontar aquellos gastos asumidos por el propietario.

Entre las provincias españolas con mayor beneficio por invertir en vivienda para alquilarla destacan cuatro donde se supera el 8% de rentabilidad. Son Barcelona (8,72%), Lleida (8,45%), Valencia y Ciudad Real (ambas con un 8,11%).

En el segundo grupo, con rendimientos del 7 al 7,9%, están Huesca (7,84%), Palencia (7,51%), Madrid (7,46%), Tenerife y Sevilla (ambas con un 7,43%). Además de Badajoz (7,35%), Toledo (7,23%), Huelva (7,06%), Castellón y León (ambas con un 7,02%).

Mientras que entre las provincias ‘menos rentables’ aparecen Guipúzcoa (4,93%), Vizcaya (5,2%) y A Coruña (5,22%). Tres regiones donde, aún así, el alquiler de vivienda ofrece más del triple de rentabilidad que invertir en Bolsa.

¡Sin olvidar que la inversión inmobiliaria es mucho más segura!

Autor

Escribe un comentario