El mercado de la vivienda sigue seduciendo al residente. Tras un incremento del 4% en la compraventa se esconden muchos clientes particulares que vuelven a solicitar hipotecas para viviendas. ¡Un 11,1% más que hace un año!

El comprador particular vuelve a ganar terreno al inversor. Dos grupos que, superada la primera mitad del año, prácticamente comparten al 50% la actividad inmobiliaria.

La ‘Estadística mensual. Julio 2018‘ del Consejo General del Notariado registra diversos datos importantes que reflejan un nuevo cambio de tendencia.

Mientras la compraventa de vivienda sigue creciendo, en torno al 4% interanual, el precio medio de las operaciones vuelve a caer un 4,5%.

Síntomas de que la demanda sigue siendo importante, pero ya no se compra a cualquier precio. Sin ir más lejos, en el mercado libre, mientras los pisos nuevos suben un 5,1% la vivienda usada cae un 5,9%.

Por su parte, también se detectan cambios entre los protagonistas del mercado de la vivienda. Residentes e inversores se reparten casi al 50% la compraventa de propiedades. Tras un incremento del 11,1% en el número de hipotecas para viviendas.

La compraventa de viviendas crece otro 4% más

Las operaciones de compraventa de vivienda siguen creciendo en España. Según la estadística notarial, el pasado mes de julio se firmaron 52.014 transacciones. Un 4% más que en el mismo periodo de 2017.

Por tipología de inmuebles, las ventas de pisos en bloque aumentaron un 2,2%. Mientras que los pisos en el mercado libre lo hicieron un 2,9%.

Evolución del número de compraventas y precio medio de la vivienda

En ese sentido, el gran impulso llega de la mano de los pisos usados. Segmento cuya actividad crece un 4,6%. Al tiempo que la actividad sobre pisos nuevos pierde un 11,7%.

También aumenta la compraventa de casas unifamiliares. Concretamente un 11,2% en el último año.

Moderación en el precio medio de las operaciones

A nivel de precios, las operaciones cerradas durante el mes de julio registraron un precio medio de 1.376 euros por metro cuadrado. Un 4,5% menos en tasa interanual.

La caída se ha concentrado en los pisos en bloque. Segmento que se ha depreciado un 5,5% en el último año. Frente a un incremento medio del 1,3% en las casas unifamiliares.

Entre los pisos del mercado libre la caída de precios se sitúa en torno al 5%. Cayendo los pisos de segunda mano un 5,9%. Al tiempo que los pisos nuevos llegaban a encarerse un 5,1%.

Otro 11,1% más de hipotecas para viviendas

Hace cinco años, en mitad de la crisis, la banca cerró el acceso a la financiación hipotecaria. Reservando sus hipotecas para viviendas únicamente a clientes de mucha solvencia.

Esta decisión provocó que, a mediados de 2013, únicamente tres de cada diez compraventas se hicieran mediante préstamo hipotecario.

Ahora, un lustro después, el panorama inmobiliario y financiero es otro. Según la estadística notarial, el 48% de las compraventas formalizadas en julio de 2018 tuvieron una hipoteca de por medio.

Evolución del número de hipotecas para viviendas y el importe medio de los créditos

Mientras que las operaciones sin financiación bancarias cayeron hasta el 52%. Prácticamente mitad y mitad. El impacto de la recuperación económica ha permitido que los particulares compitan en igualdad de condiciones con los inversores. Principales impulsores del mercado durante los últimos años.

Durante el séptimo mes del año se han firmado 24.952 hipotecas para viviendas. Un 11,1% más que hace un año. La mayor cifra desde el mes de diciembre de 2012.

Debemos estar abiertos a nuevos cambios de tendencia

La moderación de los precios puede deberse a diversas razones“, señala Luis Gualtieri. “Desde una cierta incertidumbre que perciben las familias a la finalización de las condiciones financieras favorables por parte del BCE“.

El sector sigue recibiendo el impulso de los principales mercados (Madrid, Cataluña, Baleares y Canarias)“, añade Gualtieri. “Mientras que ciertas zonas aún no han dejado de caer“.

Todo ello sin olvidar que la revalorización, en la venta y el alquiler, no aumenta al mismo ritmo que los ingresos familiares. Por tanto, debemos estar preparados para nuevos cambios de tendencia“.

En relación al repunte de las hipotecas para viviendas, el responsable de la inmobiliaria de lujo lo tiene claro. “Aquellos clientes particulares que han comprado su vivienda este verano han sacado provecho de la moderación en los precios y unas excelentes condiciones hipotecarias“.

Autor

Escribe un comentario