El interés por comprar una vivienda o mudarse a un nuevo hogar vuelve a estar entre las prioridades de los españoles. ¡Todo parece ir de cara para el mercado inmobiliario!

Los precios suben con los niveles pre-crisis a cierta distancia. La actividad aumenta con la gran mayoría de regiones en una dinámica positiva. La demanda gracias al impulso de la economía y el empleo. El crédito hipotecario vuelve con un nuevo mapa financiero. Y la inversión se consolida entre compradores extranjeros y clientes que buscan una segunda o tercera residencia.

Somo conscientes de que comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes en toda nuestra vida. Un proceso que puede producir estrés y en el que cada momento es clave para logar el hogar soñado al precio perfecto.

Desde tener claro el presupuesto y la zona en qué queremos vivir, hasta determinar qué características debe cumplir la vivienda y cuál es el objetivo de la compra. ¿Invertir, vivir o proyectar? ¿Qué buscas en tu nuevo hogar?

¿Qué conviene recordar al hacer una visita?

Según Habitaclia, son diversos los elementos que un cliente debe tener presentes al visitar una propiedad.

En primer lugar, conviene llevar encima una libreta y una bolígrafo para tomar notas, una cámara o un móvil para captar detalles y un metro para tomar medidas. Detalles importantes para tener una idea general del estado del inmueble.

Visitar una vivienda con papel y bolígrafo

Tras la visita, debemos tener claros cuales son los puntos fuertes y los puntos débiles de la vivienda. Apuntes básicos que concertar una segunda visita o tomar alguna decisión.

Determinando si los puntos a favor forman parte de las requerimientos básicos que buscamos en una vivienda. Y si los puntos en contra permiten la negociar a la baja el precio de salida.

Detalles importantes al comprar una vivienda usada

Al visitar una propiedad de segunda mano, solos o acompañados, se recomienda tener en cuenta algunos puntos:

Apreciar los ruidos, la luz natural y los olores que entran por balcones y ventas. En ese sentido, es conveniente visitar la vivienda en diferentes franjas horarias.

Prestar atención a las características básicas de la propiedad. Como las dimensiones (superficie útil), la distribución, la orientación y el estado general del inmueble. Hacer una de las visitas con la compañía de un técnico (arquitecto, aparejador,..) es muy útil para hacer preguntas específicas.

Características a estudiar antes de comprar una vivienda usada

Conocer el estado general del edificio y las zonas comunitarias. Desde la conservación de la fachada al acceso a la vivienda (vestíbulo, escalera).

De puertas afuera, hay que tener en cuenta el ascensor, el parking, los jardines, los trasteros,.. Siempre que existan. Y de puertas adentro, los patios de luces, los bajantes de la finca,..

Detalles importantes al comprar una vivienda nueva

Las visitas a una vivienda de obra nueva se conciertan con el promotor o el agente inmobiliario que la gestiona.

En ese aspecto, podemos obtener información acerca del constructor o promotor por nuestra cuenta. A partir del Registro Mercantil.

También cabe tener en cuenta la información comercial. De hecho, la oferta de venta debe facilitar información sobre: la identificación del inmueble, la superficie útil y otros detalles anexados (inscripción en el registro, titularidad del vendedor, calidades, certificado energético, posibles cargas, servicios disponibles, condiciones de uso, coste del mantenimiento, precio de transmisión, impuestos a pagar, licencias administrativas, condiciones de financiación, fechas de inicio y finalización de obra, proyecto ejecutivo del edificio y garantías).

Características a estudiar antes de comprar una vivienda nueva

Así mismo, podemos pedir al promotor o agente más información sobre detalles básicos. Como la ubicación dentro de la finca, los accesos disponibles, los metros útiles de la vivienda, el número total de estancias o la calidad de los materiales utilizados.

Del mismo modo, no debemos olvidar que si la pensamos comprar una vivienda sobre plano, daremos una paga y señal en base a recreaciones, diseños o proyectos.

Documentación imprescindible de la vivienda

Es recomendable tener información sobre:

La situación urbanística del inmueble: Afecciones de la vivienda o la finca conforme al plan urbanístico del municipio.
La situación registral de la vivienda: La nota simple o una certificación del registro que informe sobre la titularidad y las posibles cargas.
La información del catastro: Metros cuadrado, ubicación e Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).
El certificado de deudas de la comunidad de propietarios, así como información sobre posibles derramas.
La información actualizada sobre el pago de suministros, conforme se está al corriente del agua, la luz o el gas.
La Inspección Técnicas del Edificio (ITE) que informa sobre cualquier anomalía estructural de la finca.
El Certificado de Eficiencia Energética, imprescindible para la venta o el alquiler de un inmueble.

Detalles, documentos, informaciones y características que deben ayudarnos a decidir si estamos ante la vivienda perfecta.

Autor

Escribe un comentario