La AEB acaba de presentar su balance anual de 2018 con un 23% más de beneficio. Un hecho que coincide con dos datos contrapuestos. Mientras la rentabilidad de los depósitos bancarios está en mínimos, los clientes reafirman su confianza en este tipo de productos.

Los recientes datos de la Cambra de Comerç de Barcelona reflejan que la recuperación de la economía no mejora los niveles de renta de las familias españolas. Al contrario de lo que sucede en la mayoría de Europa.

Al mismo tiempo, la Asociación Española de Banca (AEB) presenta sus resultados de 2018. Balance que registra unas ganancias de 14.846 millones de euros para la banca. Un 23% más.

Todo ello, mientras la rentabilidad de los depósitos seguirá tocando suelo, como mínimo, hasta finales de año. Según las previsiones del Banco Central Europeo (BCE).

Algo que no ahuyenta a los clientes. De hecho, los españoles guardan un 40% de sus activos financieros en cuentas de ahorro. Y el volumen de dichos depósitos crece hasta un 6,1% en el último año. “Incomprensible en un momento de máxima rentabilidad inmobiliaria“, afirma Luis Gualtieri.

España no logra crecer a nivel europeo

La recuperación de la economía y el empleo en España no ha llegado acompañada de una mayor bienestar para las familias. Un reciente informe estadístico de la Cambra de Comerç de Barcelona, que analiza la evolución económica entre los años 2000 y 2016, pone de relieve un desigual panorama en Europa.

Según la Cambra, desde la pre crisis y hasta ahora, la renta disponible en los hogares (ingresos tras gastos e impuestos) apenas ha crecido. Dicha cantidad, equivalente al dinero disponible para el ahorro y el consumo, aumentó hasta principio de 2009. Para luego desplomarse hasta 2013. Con el inicio de la recuperación económica.

En todo este periodo, entre 2000 y 2016, España ha repuntado una media del 1,6%. Con diversos escenarios. Desde la caída de 1% en Cataluña hasta el repunte del País Vasco (+0,5) y la Comunidad de Madrid (+0,3%). Mientras que los doce países impulsores del euro han remontado un 7%.

PIB per cápita en diferentes zonas de Europa

Con este panorama, confiar en la inversión extranjera es de vital importancia para sectores estratégicos“, señala Luís Gualtieri. “Como sucede en las inversiones inmobiliarias“, añade el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

Más confianza en los depósitos bancarios

El ahorro en depósitos bancarios ha vuelto a incrementarse en marzo. Concretamente, familias y empresas españolas han aumentado sus cuentas de ahorro hasta los 1,075 billones de euros.

Es decir, se han depositado 20.000 millones de euros en el tercer mes del año. Un 1,9% más respecto a febrero. Según los datos del ‘Boletín Estadístico. Marzo 2019’, elaborado por el Banco de España.

Cantidad que supera en un 6,1% el volumen de capital invertido en depósitos bancarios en marzo de 2018. Cuando hogares y empresas contaban con 1,013 billones de euros ahorrados.

La mayor parte de los depósitos corresponden a los hogares, que sumaron en marzo 817.300 millones. Un 0,67% más respecto a febrero.

Mientras que las sociedades no financieras llegaron a reunir 257.700 millones. Un 5,9% por encima del mes anterior.

Tipos en mínimos, ahorro en máximos

Respecto al año pasado, la diferencia sigue siendo favorable a las empresas. Aunque a menos distancia respecto a las familias. Si los depósitos de las sociedades han crecido un 7,6% en el último año, los de los hogares lo han hecho un 5,56%.

Contratación de depósitos bancarios entre particulares y empresas

Todo ello a pesar la escasa rentabilidad de los depósitos a tipo fijo. Que el BCE ha mantenido en el -0,4% en los últimos tres años.

Mientras que la diferencia entre residentes y no residentes en España sigue siendo importante. Los primeros cuentan con depósitos bancarios por valor de 1,4 billones de euros. Mientras que los no residentes apenas disponen de 34.300 millones.

Una diferencia que responde, fundamentalmente, a la confianza en productos de inversión mucho más rentable que las cuentas de ahorro.

Con esas perspectivas, las inversiones inmobiliarias no sólo ofrecen alta rentabilidad sino también completa seguridad jurídica“, asegura Luís Gualtieri.

Autor

Escribe un comentario