El rechazo a los Presupuestos Generales del Estado dan por liquidada la legislatura. Abocando a España a unas nuevas Elecciones Generales. Y dejando sin efecto miles de millones en inversiones, además de otras medidas. Como las subidas del IRPF, los nuevos permisos de paternidad y la supresión a los incentivos fiscales de las socimi.

Los planes de Pedro Sánchez de seguir en la Moncloa hasta el 2020, gracias a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado 2019, se han truncado definitivamente. Las enmiendas a la totalidad presentadas por PDeCAT y ERC, junto a las de la oposición, abocan a España a unas nuevas Elecciones Generales.

El Congreso de los Diputados ha tumbado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019, lo cual deja en suspenso una batería de medidas recogidas en el texto. Frente a otras que siguen adelante. Como la subida del salario mínimo o la revalorización de las pensiones. Medidas que ya están aprobadas y continúan en vigor.

La cuestión catalana liquida de manera anticipada el mandato del presidente del Gobierno. Y deja el asunto en manos de Pedro Sánchez. Quien trasladará su decisión sobre la fecha de las elecciones antes de acabar la semana. Todo apunta que serán el 28 de abril. Semanas antes de las elecciones municipales, europeas y autonómicas para todas las comunidades a excepción de Andalucía,Cataluña, Galicia y País Vasco. El 26 de mayo.

El rechazo de los Presupuestos Generales del Estado nos aboca a nuevas Elecciones Generales

Todos estos meses han supuesto una pérdida de tiempo que ha generado incertidumbre económica“, señala Luis Gualtieri. “Por delante tendremos una nueva oportunidad para revertir la situación, olvidando algunas medidas efectistas que amenazan a las inversiones inmobiliarias“. Aclara el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor. En relación a la propuesta de supresión de los incentivos fiscales a las socimi.

¿Qué medidas seguirán en vigor tras el proyecto de PGE 2019?

Con el rechazo a los Presupuestos General del Estado de Pedro Sánchez, se prorrogan las cuentas de Mariano Rajoy aplicadas en 2018. Y se suspenden algunas de las medidas adoptadas por el Gobierno.

Todas ellas importantes ya aprobadas y que seguirán en vigor a pesar del rechazo a los PGE 2019. Se trata de:

  1. Aumento de las pensiones del 1,6% a todos los efectos, que llega al 3% en el caso de las mínimas y no contributivas.
  2. Incremento del 22,3% del Salario Mínimo Interprofesional, hasta 900 euros brutos mensuales.
    Subida del salario de los funcionarios del 2,25%, más un 0,25% adicional a partir del 1 de julio después de lograr el crecimiento previsto para 2018.
  3. Así como otras medidas vinculadas al presupuesto que tienen una tramitación separada. Entre las que destaca la creación de un impuesto a determinados servicios digitales. La llamada tasa Google que actualmente está en periodo de enmiendas en el Congreso de los Diputados.
  4. Además de la creación de un impuesto a las transacciones financieras. La conocida como tasa Tobin.

Medidas que siguen en vigor tras el rechazo a los Presupuestos Generales del Estado

¿Qué se suspende de los Presupuestos Generales del Estado?

Con el rechazo a los PGE 2019 quedan en suspenso un buen número de medidas.

En materia social

Ampliación del permiso de paternidad de 5 a 8 semanas.
Eliminación del copago para pensionistas con rentas bajas y colectivos vulnerables.
Recuperación del subsidio de desempleo mayores de 52 años.
Recuperación del convenio especial de personas cuidadoras no profesionales.
Incremento de la prestación por hijo a cargo de 291 a 341 euros para familias en situación de precariedad y a 588 euros para las familias en casos extremos.
Universalización de la escuela entre los 0 y los 3 años, incluyendo actuaciones de las organismos locales.
Aprobación de una dotación específica para atención de menores extranjeros no acompañados.

Reparto de las partidas presupuestarias en los PGE 2019

En materia fiscal

Modificación del sistema de liquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) para compensar a las CCAA respecto al ejercicio 2017.
Rebajas en el IVA de determinados productos (prensa, parafarmacia,..)
Incremento de 2 puntos del IRPF para rentas superiores a 130.000 €/año y de 4 puntos para bases superiores a 300.000 €/año.
Incremento de 4 puntos en el IRPF a las rentas del ahorro superiores a 140.000 €/año.
Tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades a grandes empresas y del 18% a bancos y empresas de hidrocarburos.
Rebaja del 100% al 95% en la exención sobre dividendos y plusvalías del Impuesto de Sociedades.
Rebaja del tipo de Sociedades del 25% al 23% para empresas con facturación por debajo de un millón de euros.
Eliminación del carácter temporal del Impuesto sobre Patrimonio, con subida del 1% para fortunas por encima de 10 millones.
Aumento de los impuestos al diésel de 3,8 céntimos/litro para equipararlos al nivel de la gasolina.
Bonificación del Impuesto de Sociedades para aquellas empresas que incorporen a mujeres en sus consejos de administración hasta lograr la paridad.

¿Cómo afectarán a las socimi y la inversión inmobiliaria?

Otro asunto polémico en su día fue la supresión de los incentivos fiscales a las socimi“, recuerda Luis Gualtieri.

Recordemos que las socimi contaban con un gravamen del 15% sobre los beneficios no distribuidos de la sociedad.

El impacto de los PGE 2019 en la fiscalidad de las socimi

España cuenta con 60 sociedades cotizadas anónimas de inversión en el mercado inmobiliario. Las conocidas como socimi.

Sociedades que forman parte del mercado continuo o del Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Cuentan con una capitalización superior a de 12.000 millones de euros y activos inmobiliarios por valor de más de 40.000 millones“, señala Gualtieri. “Y además poseen el 4% de las viviendas en alquiler“.

Un negocio que despertó el interés recaudatorio del Gobierno, hasta tal punto que se propuso la supresión de los incentivos fiscales a las socimi“, sentencia. “Medida que apenas tendría efectos en las rentas del alquiler“.

Al contrario, al subir la fiscalidad se reduciría la rentabilidad por cada inmueble“, finaliza Gualtieri. “Obligando a los inversores a encarecer alquileres para amortiguar el impacto negativo de los impuestos“.

Autor

Escribe un comentario