¡La espera ha tocado a su fin! Este viernes día 9 de marzo se ha aprobado el Plan de Vivienda 2018-2021. Una norma que incluye ayudas a la compra y el alquiler, así como a proyectos de construcción y rehabilitación del parque residencial.

Finalmente, el Consejo de Ministros ha aprobado el Plan de Vivienda para el periodo 2018-2021. Un Real decreto que incluye ayudas a la rehabilitación, el alquiler y la compra de viviendas.

En palabras del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, este plan tiene como principales objetivos “favorecer del mercado de alquiler y la rehabilitación, así como la regeneración urbana“.

Para el ministro, el nuevo plan debe tiene “un carácter claramente social“, aunque para algunos representantes de las principales capitales se queda queda corto.

Una norma para el alquiler (y la compra)

Aunque el nuevo Plan de Vivienda 2018-21 está enfocado al mercado del alquiler, también contempla partidas para la compra de vivienda.

Concretamente ayudas de hasta el 20% del precio del piso que se adquiera. Con un límite máximo de 10.800 euros. Siendo los destinatarios jóvenes menores de 35 años con ingresos inferiores a tres veces el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples).

Presupuesto general del Plan de Vivienda 2018-21

En lo relativo al alquiler, las ayudas van dirigidas tanto a jóvenes como a mayores de 65 años y personas afectadas por procesos de desahucio. Colectivos que podrán recibir ayudas de hasta el 50% del importe del alquiler de la vivienda.

Además de esta ayuda para el alquiler, se podrá solicitar otra para viviendas con rentas de hasta 900 euros al mes. Frente al límite máximo de 600 euros que se había fijado en el anterior plan. Adecuando la norma al encarecimiento de este tipo de viviendas.

Recuperar viviendas vacías y zonas despobladas

Entre los objetivos del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 también entra la protección de zonas rurales afectadas por la despoblación.

Se contemplan iniciativas concretas dirigidas a combatir los retos demográficos fuera del ámbito urbano. Aunque sólo para jóvenes menores de 35 años en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Así mismo, entre las líneas estratégicas también se incluyen medidas de rescate para personas en situación de desahucio. Así como un programa que para poner a su disposición viviendas desocupadas que pertenecen a entidades bancarias.

Los perceptores de estas ayudas deben tener una renta máxima de 400 euros mensuales. Importe que puede ser financiadopor el Ministerio de Fomento (hasta 100%) o su comunidad autónoma (80%).

La rehabilitación en el Plan de Vivienda

El plan también incluye ayudas a los promotores privados que se impliquen en proyectos residenciales de carácter social. Una ayuda que hasta ahora quedaba reservada a promotores públicos.

Ayudas a la rehabilitación en el Plan de Vivienda 2018-21

Las ayudas a la rehabilitación van destinadas a viviendas anteriores a 1996. El anterior plan se remontaba a 1981. Estas subvenciones pasan del 35% al ??40% del coste de rehabilitación.

Una excelente oportunidad para invertir en un mercado cuya demanda no deja de crecer“, recuerda Luis Gualtieri (CEO de Oi Realtor).

Autor

Escribe un comentario