Los contribuyentes ya pueden comenzar a preparar la declaración de Renta del 2018. Desde el pasado 15 de marzo, la Agencia Tributaria facilita los datos fiscales para planificar la cita anual con Hacienda. ¿Con qué nuevas deducciones podremos contar este año? ¿Qué fechas deberemos tener en cuenta? Son algunas de las preguntas más comunes.

Desde hace algunos días, la web de la Agencia Tributaria (AEAT) permite el acceso a los datos fiscales del ejercicio 2018. Mediante tres vías: DNI electrónico, clave PIN facilitada por Hacienda o número de referencia.

Un paso previo a la solicitud del borrador para enviar la declaración de Renta 2018. Que se podrá presentar entre el 2 de abril y el 1 de julio. Este año, la principal novedad es la supresión de la llamada pre-declaración. Hacienda suprime definitivamente el formato papel en la presentación del IRPF.

Además del final de la tributación por las prestaciones de maternidad y paternidad. Así como la reducción de la cuota para las rentas bajas y unas mayores deducciones por la inversión en nuevas empresas, familias numerosas y gastos de escolares. 

Calendario de la Declaración de Renta 2018

La Agencia Tributaria ha puesto en marcha la campaña del IRPF. Semanas antes de arrancar el periodo de presentación de la declaración de renta 2018. Desde mediados de marzo, se pueden solicitar los datos fiscales del pasado ejercicio, de forma anticipada, a través de la web de la AEAT.

¿Cuáles son las fechas clave para este año? En el calendario de la Renta 2018 hay un calendario a tener en cuenta:

15 marzo: Fecha de acceso a datos fiscales disponibles
1 de abril: Comienza el plazo para pedir cita previa (online o por teléfono)
2 de abril: Arranca el plazo de presentación de la Renta 2018 (online o por teléfono)
14 de mayo: Comienza el plazo para presentar la Renta 2018 (presencial)
26 de junio: Acaba el plazo de domiciliación (pago o cobro). Existe la posibilidad de fraccionar el pago (60% con la declaración y 40% restante antes del 5 de noviembre)
1 de julio: Último día para la presentación de la declaración de Renta 2018

Calendario de la declaración de Renta 2018

Novedades de la Declaración de Renta 2018

En 2019, la campaña de la renta presentará ciertas novedades. Especialmente para rentas bajas, familias numerosas, madres y padres recientes y trabajadores autónomos. En su gran mayoría, beneficiados por los últimos cambios.

Beneficios para las rentas bajas

Las personas que ingresen menos de 14.000 euros anuales no tendrán la obligación de pagar el IRPF. Frente al pasado ejercicio, cuando el límite estaba en los 12.000 €.

Tampoco estarán obligadas a presentar la declaración de Renta 2018 aquellas personas que ingresen menos de 22.000 €/año . Se si trata de un único pagador. Mientras que para los pagadores secundarios, el límite está en no percibir más de 1.500 € de este último.

Ayudas por maternidad y paternidad

Por vez primera, las prestaciones para los padres (maternidad y paternidad) estarán exentas del pago del IRPF. Con la posibilidad de deducirse hasta 1.000 euros de los gastos de guardería hasta los tres años.

Además, también se permitirá la deducción de 600 euros por cada hijo adicional en familias numerosas. Así como la deducción por tener personas discapacitadas a cargo. Que aumenta respecto al año pasado.

Trabajador autónomo en la renta

La declaración de renta 2018 incluirá dos nuevas casillas que los trabajadores autónomos.

Opciones para declarar gastos de suministro y manutención entre aquellos autónomos que trabajan desde casa. Siempre que sean deducibles fiscalmente.

Tener familia fuera de la Unión Europea

Otra  de las nuevas deducciones en el IRPF es la que afecta a familiares en el extranjero. Por tener miembros de la familia en países que no pertenecen a la Unión Europea.

Una deducción que adecua al derecho europeo a contribuyentes que no pueden hacer la declaración de renta conjunta, con miembros de la unidad familiar lejos del hogar.

Principales novedades en la declaración de Renta 2018

Deducciones vinculadas a la vivienda

Aunque una de las inversiones más destacables en la declaración de Renta de 2018 volverá a ser la vivienda“, señala Luis Gualtieri. “La casa, en propiedad o alquiler, puede ayudar a reducir la factura fiscal“, recuerda el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

En el IRPF se puede recuperar hasta un 15% del dinero invertido en la compra o la rehabilitación de la vivienda habitual. Algo más de 1.300 euros por hipoteca.

También se puede deducir hasta un 60% del beneficio obtenido por el alquiler del inmueble. Sea cual sea la edad del inquilino.

Igualmente, es posible deducir el 10% del alquiler. Siempre y cuando la base imponible del inquilino esté por debajo de los 24.000 euros.

Así como otras tres opciones al invertir en vivienda: gastos del alquiler turístico, reinventir en la casa parte del beneficio por alquilarla o transformar en renta vitalicia la ganancia por venderla.

Autor

Escribe un comentario