Copenhague es una ciudad que se encuentra en crecimiento y al mismo tiempo es un territorio que apoya la sostenibilidad.

Esta ciudad se encuentra en expansión debido a su potencial económico y, de la misma manera, se espera que en el 2025, sea la primera capital europea neutra en emisiones de CO2.

Nordhavn, el barrio en transformación de Copenhague

Este pequeño barrio del puesto industrial lleva aproximadamente 10 años en transformación, con la finalidad de convertirse en una gran área urbana sostenible.

Este es uno de los proyectos que se encuentran en desarrollo más grande de Escandinavia, debido a que abarca algunas zonas residenciales y de oficinas.

En Nordhavn viven aproximadamente 4.000 habitantes, pero esté proyecto, aún le falta mucho recorrido para llegar a su fin. Se estima que seguirá en construcción hasta el año 2050.

Luego de que finalice la etapa de expansión, se espera que la zona cuente con más de 40.000 residentes, y que una cifra similar de trabajadores entre y salga de la zona.

La movilidad sostenible

El barrio se ubica a unos 3 km del centro de Copenhague y se ha conectado con el resto de la ciudad para promover la movilidad sostenible.

En esta zona no es aconsejable utilizar el coche para movilizarse, ya que el barrio está diseñado para que les sea más cómodo a los habitantes desplazarse usando el transporte y la bicicleta. En Nordhavn también se promueve que las personas se movilicen andando.

Esta zona es conocida como “la ciudad de los 5 minutos”, puesto que este es el tiempo que se tarda en llegar hasta el transporte público casi desde cualquier lugar.

Existen paradas de autobús por carretera y por mar, ya que cuentan con bus acuático. En el 2020, se inauguraron dos estaciones de metro integradas en la red circular de Copenhague.

Sin embargo, el medio de transporte preferido por los daneses es la bicicleta. Es por esta razón que todas las calles y avenidas de la localidad están diseñadas para la movilidad en bicicleta. De igual manera, todos los edificios residenciales cuentan con grandes aparcamientos para bicicletas y, aunque suene sorprendente, no poseen ni una plaza reservada para autos.

Los habitantes o visitantes que tienen vehículo propio solo cuentan con un aparcamiento en un edificio que a la vez está diseñado para hacer deporte.

En el tejado del edificio, de 24 metros de altura, hay una zona de juego infantil y de entrenamiento físico, a la que se accede por unas escaleras exteriores, que son utilizadas cada día por muchos runners.

Estilo de vida de Copenhague

Esta ciudad está ubicada al lado del mar, lo que supone una ventaja para sus habitantes, porque les permite practicar deportes acuáticos.

Su ubicación también les facilita cumplir con la tradición nórdica de bañarse todo el año en las frías aguas del estrecho de Oresund.

Otra costumbre sostenible que se emplea en Nordhavn es la reutilización de residuos. Además del hábito de que los vecinos intercambien artículos usados entre ellos.

Al caminar por las calles de Nordhavn se puede observar la mezcla de edificios nuevos junto con estructuras históricas que formaban parte del antiguo puerto. Estas fueron reformadas para ser seguras, sin perder su identidad y diseño inicial.

Entre los edificios más emblemáticos destacan las Portland Towers, que era empleado para almacenar cemento y ahora son oficinas. También se encuentra la torre del antiguo silo, que se usaba para guardar el grano y en la actualidad, es uno de los símbolos de la transformación, siendo complejo de apartamentos de lujo.

Energía sostenible

Las vistas de la mayoría de los edificios de esta ciudad, se encuentran cerca del mar, en donde destacan las turbinas eólicas, que generan energía utilizando el viento habitual de la zona.

Nordhavn es un ejemplo de lo que es un barrio de energía sostenible. De hecho, Dinamarca es uno de los países líderes en el mundo, en este ámbito. Esto se debe a que tanto el gobierno danés como las empresas del sector han trabajado en conjunto para crear soluciones sostenibles.

En esta ciudad, se ha fundado una asociación llamada EnergyLab, la cual está conformada por un grupo de empresas del sector tecnológico y energético. Su principal propósito es investigar y aplicar soluciones para aprovechar la energía sostenible al máximo.

La realidad es que, Nordhavn es un laboratorio a gran escala, en el que se experimenta con la implementación de soluciones innovadoras en el área de energía inteligente.

Se ha diseñado un gran “almacén de datos energía”, que se encarga de recolectar datos sobre la producción de la energía eólica y solar, su costo, además del consumo de energía en tiempo real y de cómo afectan las condiciones climáticas en cuanto a la producción y consumo de esta misma energía.

La gran mayoría de los edificios de este barrio, se encuentran optimizando el consumo de calor y electricidad, incluso muchos de ellos están creando la energía que consumen.

Este es el caso de la Copenhagen International School, cuya fachada está cubierta por módulos de placas fotovoltaicas que generan la mitad del consumo eléctrico anual del centro educativo.

Copenhague en el futuro

Se estima que el desarrollo de Nordhavn continue creciendo, por medio de la creación de islotes que se conectan entre ellos a través de canales.

La próxima expansión de la zona aumentará el área total de Copenhague en un 1%.

La meta es seguir transformando la localidad para hasta satisfacer las necesidades de las personas, con nuevos edificios de viviendas, oficinas, espacios culturales y zonas verdes, conservando la característica de la sostenibilidad.

Autor

Escribe un comentario