La pandemia ha disparado el precio de los inmuebles pero estar informado, saber lo que queremos y lo que pretende el vendedor puede ser clave al momento de la compra. ¿Quieres conseguir una rebaja en el precio de una vivienda? ¡Entonces lee esta nota!

La crisis del COVID-19 ha trastocado todo el mercado inmobiliario, que se está recuperando muy bien, con mucha demanda pero también con precios más altos. La clave es la negociación al momento de la compra y eso se determina en base a la información que el comprador tenga en el momento de estar con el vendedor.

Hay factores claves que se deben conocer para salir ganando y poder negociar el precio de una vivienda en la actualidad. A continuación, te detallaremos uno por uno.

También puede interesarte ¿Obra nueva o vivienda de segunda mano?

Estudiar el mercado inmobiliario

Para saber si el piso a comprar tiene un precio adecuado, es necesario realizar una investigación previa sobre los precios actuales del mercado. Recomendamos buscar el precio de una vivienda en esa zona, realizar una comparativa con inmuebles de las mismas características que nuestro objetivo para sopesar la cuestión.

Además se puede recurrir a otras inmobiliarias o usar las cotizadoras virtuales de muchos sitios web para comparar los precios de un inmueble. Nunca está de más pedir ayuda a un experto en bienes raíces, desde Oi Realtor podemos ayudarte en esta búsqueda.

Pedir la información completa de la vivienda

Es importante saber hace cuánto está en venta el inmueble, si se ha rebajado el precio anteriormente o no, cuánta gente lo ha visto, si hay otras ofertas. Es recomendable consultar con los vecinos, recabar información para saber dónde estamos parados al momento de la negociación en el precio de una vivienda.

Averiguar si tiene deudas

Pedir una nota simple del inmueble al vendedor para comprobar si realmente no tiene deudas ni embargos ni deudas hipotecarias es clave antes de sentarse a negociar el precio de una vivienda. Se puede solicitar una nota simple al Registro de la Propiedad por menos de 10 euros.

Revisar a fondo la vivienda

Si el inmueble necesita algún tipo de reformas, es una carta a favor para rebajar el precio con el vendedor. Es por eso que recomendamos inspeccionar minuciosamente cada ambiente para no saltarnos ningún detalle.

En este caso también es recomendable visitar la vivienda acompañado de algún experto en refacciones, para no pasar nada por alto y poder negociar en una mejor posición.

Preguntar si cuenta con certificado energético

Las viviendas de obra nueva que se han construido a partir de 2020 deben contemplar medidas de eficiencia energética establecidas en el Código Técnico de la Edificación. Las viviendas de segunda mano muchas veces deben acometer refacciones en un corto plazo, muy costosas, para adecuarse a las mismas.

Es por eso que sugerimos consultar sobre en qué situación se encuentra el inmueble respecto a este tema para no tener dolores de cabeza a futuro y porque el precio puede rebajarse ante cualquier refacción que deba hacerse a posteriori.

Estudiar la localización

No solamente la zona geográfica cuenta al momento de negociar el precio de una vivienda. Además debemos evaluar la cantidad de sol que recibe, la orientación y la altura. Si el piso es muy oscuro, por ejemplo, es un hecho que debería contemplarse a la hora de negociar el precio.

En las ciudades grandes y en las zonas costeras es más difícil negociar debido a la alta demanda en este tipo de inmuebles. En las zonas rurales o zonas menos demandadas, sucede lo opuesto.

Otro factor que se relaciona con la ubicación y tiene incidencia en el precio es el acceso a las comunicaciones y los servicios de la zona.

Aparentar una solvencia perfecta

Si queremos que el vendedor nos tenga en cuenta para aceptar nuestra oferta, debemos demostrar que nuestra situación económica es óptima y que no tenemos deudas de ningún tipo.

Es clave establecer un presupuesto antes, tratar de conocer nuestro precio máximo teniendo en cuenta la hipoteca (si es que la solicitamos) y los gastos extra que conlleva la escrituración.

Ahora bien, ¿cómo se negocia el precio de una vivienda?

Luego de recolectar toda la información anteriormente detallada, comenzaremos el proceso de la negociación. Este proceso suele durar entre 3 y 4 días y entre cada oferta y contraoferta no deben transcurrir más de 24 a 48 horas.

Se pueden conseguir rebajas de hasta un 10%, recordemos que el vendedor siempre querrá vender al precio más alto y el comprador siempre querrá el precio más bajo. El punto de encuentro entre estos dos extremos será fruto del arte de la negociación que entablemos.

Es más probable obtener una rebaja en el precio de una vivienda de segunda mano, ya que las de obra nueva suelen tener precios cerrados. Además, debemos tratar de ser cautos pero tampoco esperar demasiado y que se nos adelante otro comprador.

Factores personales a tener en cuenta:

  • Empatía
  • Saber argumentar
  • Demostrar seguridad
  • Saber dialogar
  • Poder escuchar al vendedor

También es aconsejable firmar un contrato de reserva o de arras si estamos interesados para evitar que otro comprador se nos adelante.

No debemos presionar al vendedor, que generalmente está más urgido por vender la casa que nosotros por comprarla, y saber esperarlo para obtener mejores resultados.

La reactivación del mercado inmobiliario

El mercado supo reencausarse tras la pandemia, alcanzando niveles mayores a 2008. En septiembre de este año se han cerrado 53.410 operaciones inmobiliarias en todo el país. Además, la cantidad de hipotecas concedidas ascendió a 42.547, récord absoluto.

Las predicciones para el 2022 afirman que las ventas se centrarán en las grandes ciudades y en la costa del Mediterráneo. Los expertos recomiendan las hipotecas de tipo fijo ante la incertidumbre actual de los tipos de interés en el mercado.

Por otro lado, el precio de la vivienda es probable que suba el año que viene entre un 5% y un 6% y estará condicionado por:

  1. La evolución de la pandemia y posibles rebrotes
  2. La inflación.
  3. La escasez de suministros.

Así que será cuestión de ir analizando el contexto y el mercado para poder conseguir una rebaja en el precio de una vivienda. Esperamos haberte ayudado con esta guía de consejos y recomendaciones.

2021 Alquilar alquilar piso Alquiler Arquitectura bancos Barcelona comprar Comprar piso Compraventa consejos contrato de alquiler COVID-19 Decoración decoración de interiores diseño Diseño de interior España España 2021 Featured Hipotecas Impuestos Inmobiliarias Inquilinos interiorismo Inversión inmobiliaria invertir Madrid mercado inmobiliario Oficinas Oi Realtor pandemia Propiedad Destacada Propietarios Sostenibilidad Tendencias Tendencias de decoración Turismo vender vender casa Vender piso vender propiedad ventajas vivienda Viviendas

Escribe un comentario

Open chat