La compraventa de viviendas por parte de ciudadanos de otros países supone una quinta parte de la actividad inmobiliaria. Aunque surgen algunas dudas. ¿Qué regiones prefieren los compradores extranjeros? ¿Qué nacionalidades son las más frecuentes?

Las operaciones inmobiliarias protagonizadas por clientes foráneos viven un buen momento en España. En la última, los compradores extranjeros de viviendas se han duplicado. Pasando de impulsar 57.674 operaciones en 2007 a 100.095 operaciones en 2017.

Los datos pertenecen al ‘Informe de compraventa de vivienda por extranjeros. 2º trimestre 2017‘, elaborado por los notarios. Según su contenido, los clientes foráneos representaron el 19,5% de las transacciones inmobiliarias realizadas durante la segunda mitad del último año.

Poniendo se relieve que los efectos del Brexit ocultaban una tendencia al alza en otro tipo de nacionalidades. Así como que los destinos vacacionales, islas y arco mediterráneo, son precisamente las zonas con más inversión foránea. Ya sea al contado o con hipoteca.

Un 20% de operaciones con compradores extranjeros

Durante los últimos diez años, los clientes de otros países han tomado posiciones en el mercado inmobiliario. De hecho, su presencia casi se ha duplicado en la última década.

Si en 2007 la ventas a clientes foráneos suponían un total 57.674 operaciones al año, en 2017 esa cantidad ha crecido hasta las 100.095 transacciones anuales.

La venta de viviendas a cargo de ciudadanos foráneos aumentó un 14,1% entre los meses de julio y diciembre de 2017. Periodo en el que se registraron 49.553 transacciones, un 19,5% del total, con compradores extranjeros.

Un fenómeno que disipa cualquier temor al Brexit. Ya que dos terceras partes de las transacciones las realizaron ciudadanos comunitarios. Mientras que la tercera parte restante correspondió a clientes de fuera de la UE.

Menos clientes británicos, más alemanes y belgas

En la última década, el perfil del cliente foráneo ha cambiado de manera significativa.

Tradicionalmente, los grandes protagonistas han sido los ciudadanos británicos. Responsables del 35% de las compraventas realizadas por compradores extranjeros en 2007. Y que hoy apenas suponen el 14% de las transacciones.

Frente a ellos, otras nacionalidades han llevado al mercado a superar las 100.000 adquisiciones anuales por parte de extranjeros.

Principalmente belgas, alemanes, franceses y suecos. cuatro nacionalidades que compensa la huida británica.

Compradores emergentes en el mercado de la vivienda

Entre los clientes que ganan más presencia cabe destacar a los alemanes. El cliente germano ha pasado de rondar las 1.000 transacciones en 2007 a superar las 8.255 en 2017.

Mientras que los compradores franceses se han disparado cerca de un 4005 en la última década. Desde las 1.800 operaciones de 2007 a las 8.565 del año pasado.

También hay que señalar la presencia de clientes belgas. Suyo es un crecimiento del 1.000% en diez años. Pasando de 550 ventas anuales (2007) a 6.033 operaciones (2017).

Sin salir de Europa, también merece atención el número de suecos. Nacionalidad que multiplica por ocho su inversión, desde las 657 operaciones hasta las 5.339 del año pasado. Así como los clientes italianos que multiplican por cinco la adquisición de viviendas. Desde las 1.543 transacciones a las 5.873 ventas en solo diez años.

Interés por las islas y el Mediterráneo

Todas las comunidades autónomas aumentan los niveles de compraventa de viviendas desde 2014. Mientras que algunas resultan especialmente atractivas para los compradores extranjeros de viviendas.

Se trata de cuatro zonas, entre ambos archipiélagos y comunidades de la costa mediterránea, que superan la media nacional de compradores extranjeros situada en torno al 19,5%.

Porcentaje de compradores extranjeros por comunidades autónomas

Por encima del 37% destacan las islas Baleares (40,5% del total) y Canarias (37,6%). Y superando el 28% la Comunidad Valenciana (37%) y la región de Murcia (28,4%).

Nacionalidades de compradores extranjeros por comunidades

En el otro extremo, nueve comunidades no superan el 10% de clientes foráneos. Destacan Extremadura (3,8% del total), Galicia (4,5%) y Castilla y León (4,8%) donde no llegan a una de cada veinte transacciones.

Mientras que Andalucía (19,2%), Cataluña (18,4%) y Comunidad de Madrid (12,2%) se sitúan en un término medio.

Unos clientes con alto poder adquisitivo

Más allá de su actividad, los compradores extranjeros poseen una solvencia económica incuestionable.

La estadística notarial pone de manifiesto que nacionalidades invierten en propiedades más exclusivas. Es decir, aquellos compradores extranjeros que gastan más dinero por metro cuadrado de vivienda.

Destacan, los ciudadanos suecos (2.228 €/m2), a una buena distancia de estadounidenses (2.162 €/m2) y alemanes (2.153 €/m2).

Mientras que suizos (2.128 €/m2), daneses (2.084 €/m2) y noruegos (2.065 €/m2) cierran el selecto club de los dos mil euros.

Todo lo contrario que los ciudadanos rumanos (900 €/m2) o aquellos con nacionalidad marroquí (725 €/m2). Muy alejados del lujo inmobiliario.

En Oi Realtor somos especialistas en alto standing residencial. ¿Buscas una vivienda de lujo? ¿Quieres vender tu propiedad a un cliente solvente? ¡Nosotros tenemos la solución perfecta!

Autor

Escribe un comentario