Al hablar de nuevas empresas, muchas personas piensan en ideas únicas e innovadoras. Pero, ¿son conscientes del riesgo que ello conlleva? Abrir una franquicia inmobiliaria supone una garantía de éxito, no solo por trabajar en un sector que no deja de crecer, sino también por hacerlo de la mano de una firma consolidada.

Combinar las palabras emprendedor y franquicia permite sacar la mejor de una oportunidad de negocio con el mínimo riesgo posible. Desde cadenas de restauración a firmas de moda o centros asesoramiento. Abrir una franquicia permite aventurarse en multitud de sectores.

Sin embargo, existe un sector que crece por encima de la media: la franquicia inmobiliaria. “Se trata de un negocio en pleno auge, gracias al actual ciclo positivo y una demanda que no deja de crecer, señala Luis Gualtieri.

La ciudad de Barcelona, sin ir más lejos, ha duplicado el número de franquicias inmobiliarias en solo cuatro años, añade el CEO de Oi Realtor. Una enseña consolidada no solo en la costa mediterránea, sino también en la capital española y en las islas Canarias.

Oi Realtor, como firma especializada en viviendas de lujo, es un buen ejemplo del éxito de las franquicias especializadas en el sector inmobiliario. “Aunque nada es casual“, remarca Gualtieri. “Todo es fruto de un trabajo exhaustivo en el que todos los detalles se estudian a conciencia“.

Desde la ubicación de la oficina hasta el equipo humano que forma parte“, finaliza. Un proceso largo que vale la pena, ya que permite rentabilizar la inversión de una nueva oficina en pocos meses.

Razones para abrir una franquicia inmobiliaria

“No son pocas las dudas existentes en torno a las franquicias”, recuerda el gerente de Oi Realtor. “Sin embargo, las franquicias ofrecen una gran seguridad frente a otros modelos de negocio”.

“Especialmente para aquellas personas interesadas en el mercado inmobiliario”, puntualiza. “Razones existen muchas, pero conviene recordar cinco realmente importantes”:

Rápida puesta en marcha

Muchas de las nuevas empresas necesitan meses e incluso años para solventar la incertidumbre inicial. Invertir en una franquicia ofrece beneficios que permite olvidarse de toda esta espera. Al contar con una lista de proveedores, un alto conocimiento del sector y herramientas de última tecnología.

Con Oi Realtor, por ejemplo, no hace falta tener una experiencia dilatada en el sector inmobiliario.Solo actitud y espíritu de superación“.

Constante orientación

Algunos sectores como el de la restauración o el bienestar tienen detrás una normativa realmente dura.Con gran cantidad de permisos sanitarios y mucha burocracia.

“Una franquicia inmobiliaria evita todos esos trámites y ofrece grandes oportunidades de innovación gracias a la tecnología”.

Un nombre consolidado

La hostelería y los servicios personales son segmentos muy competitivos. Sectores que necesitan una elevada inversión en publicidad que no siempre se recupera.

La reputación de una franquicia inmobiliaria con experiencia genera confianza entre los clientes y recomendaciones cuando se hace un buen trabajo“.

Eficiencia en la puesta en marcha de una franquicia inmobiliaria

Riesgo limitado

Cuando un emprendedor abre una franquicia inmobiliaria, sabe desde el primer día que será un de negocio de éxito“.

La posibilidad de contar con manuales de procedimientos, un sistema CRM y un equipo de marketing ofrecen una gran seguridad al franquiciado.

Sistema escalable

Las franquicias son fácilmente escalables. Permiten expandirse geográficamente a partir de un lugar concreto. E incluso ofrecer un servicio personalizado a domicilio. Siempre que se cuente con un equipo experto y bien preparado.

Franquiciar es la mejor opción para poner en marcha un negocio y no tener más límites que los que uno mismo quiera asumir“.

El sector inmobiliario en la ciudad de Barcelona

Oi Realtor es una de las enseñas más consolidadas el panorama inmobiliario nacional. Una firma que en 2018 cumplió sus primeros diez años de trayectoria.

“Nuestra agencia nació en Barcelona para expandirse rápidamente por la costa del Maresme y los alrededores de la ciudad”, recuerda Luis Gualtieri.

Oficina dela franquicia inmobiliaria de Oi Realtor en la zona alta de Barcelona

Un recorrido que ha permitido que Oi Realtor afronte 2019 con el objetivo de sumar nuevas franquicias en todo el territorio nacional. “Ahora que nuevos mercados se suman a la consolidación de Madrid y Barcelona”.

El número de agencias inmobiliarias en la ciudad condal supera ya las 2.100 oficinas. Y en toda la provincia se acerca a las 4.800“, señala Gualtieri. “Han sido cuatro años frenéticos en los que el número de agencias de Barcelona se ha duplicado“.

Un dato que recogen las estadísticas de la Agencia de l’Habitatge de Catalunya y que llevan al gerente de Oi Realtor a buscar nuevos destinos. “Tras consolidar nuestras agencia en Madrid y abrir una multifranquicia en Santa Cruz de Tenerife, estamos analizando otros mercados nacionales de cara a nuevas aperturas en los próximos meses“.

Autor

Escribe un comentario