El alojamiento ilegal está en el punto de mira de la Administración. El Govern catalán ha requerido la retirada de 56.000 ofertas de pisos turísticos sin registrar en los últimos dos años. Viviendas que no contaban con permiso para llevar a cabo dicha actividad. Frente a hoteles y pisos con licencia.

Aquellas viviendas de uso turístico en Cataluña que no disponen de número de registro oficial no aparecen ya publicadas entre la oferta de cuatro de las grandes plataformas online. Desde HomeAway a Niumba, Rentalia o Spain Holiday. Miembros de la Asociación Española de Plataformas Digitales de Alquiler Temporal (PAT).

Con la excepción de Airbnb, plataforma que no forma parte de la PAT, algunas de las principales webs dan la espalda a los pisos turísticos que funcionan al margen de la ley. Solo unos meses después de la demanda colectiva contra miles Airbnb y miles de sus anfitriones en Barcelona.

La eliminación anuncios ‘ilegales’ ordenada por la Generalitat afecta a unos 56.000 pisos turísticos. Todos, ellos sin número de licencia, publicados durante los últimos dos años en Cataluña. Aproximadamente, 28.000 fueron dados de alta en 2017. Mientras que otros 27.900 se publicaron en 2018.

El sector da así un golpe importante a un mercado fuera de control“, señala Luis Gualtieri (Oi Realtor).Poniendo en valor aquellas viviendas para alquiler vacacional que sí cumplen las normas“.

Histórica retirada de ofertas de pisos turísticos

La retirada de pisos turísticos sin licencia, anunciada por la Dirección General de Turismo de la Generalitat, afecta a más de 33.000 anuncios alojados en páginas webs de la Asociación Española de Plataformas Digitales de Alquiler Temporal (PAT).

Un organismo integrada por cuatro de las principales plataformas online. Aunque también existen otros 15.000 anuncios sin permiso en la principal web de alojamiento turístico: Airbnb.

56.000 pisos turísticos desaparecen de las principales plataformas online

Además de la eliminación de anuncios, en el último año se han abierto ocho expedientes sancionadores a otras plataformas online. Una medida que persigue aumentar la transparencia en la oferta de alojamiento turístico.

Según el Departamento de Empresa y Conocimiento, 2019 arranca con unos niveles de cumplimiento de la normativa realmente altos. Un 80% de la oferta disponible a través las plataformas integradas en la PAT cuenta con licencia. Mientras que el 60% de los pisos turísticos de Airbnb son legales.

Seis años de inspección y control

Desde que comenzó la campaña de inspección en 2013, entre gestores y propietarios de viviendas de uso turístico, la Generalitat ha abierto 1.358 expedientes sancionadores a particulares y empresas.

De ellos, un total de 1.096 han culminado con la imposición de multas de 3.001 euros a 30.000 euros. Sumando cerca de 6,5 millones de euros.

Seis años después de arrancar este proceso de regularización de pisos turísticos en Cataluña, ya se han normalizado más de 75.000 viviendas. Ascendiendo a 425.725 las plazas de alojamiento turístico registradas.

La Generalitat valora positivamente el cumplimiento de la normativa por parte de plataformas como HomeAway, TripAdvisor o Niumba por el control llevado a cabo. Sin embargo, quiere seguir el proceso de inspección y sanción para disuadir a aquellos que no cumplan la normativa.

Casi 10.000 pisos turísticos en Barcelona

Según el Govern de la Generalitat, existe un número significativo de plataformas que únicamente comercializa propiedades con licencia de uso turístico. Un permiso de identificación controlado por la Dirección General de Turismo.

La Generalitat ha regularizado la oferta de alojamientos de uso turístico en Cataluña

Licencia de la que ya disponen 9.820 pisos turísticos en Barcelona ciudad“, señala Luis Gualtieri. “Se trata de un permiso que también debe contar con la autorización de la comunidad de propietarios“, añade el CEO de la agencia inmobiliaria Oi Realtor.

“Una garantía para todos aquellos inversores interesados en el negocio turístico”, finaliza. “En Oi Realtor contamos con viviendas autorizadas para ese uso, tanto durante todo el año como en temporadas concretas“.

¡Una manera de rentabilizar nuestra vivienda vacacional!

Autor

Escribe un comentario