La adquisición de propiedades de alto standing sigue siendo atractiva tanto para inversores nacionales como internacionales. A pesar del constante incremento de los precios, el interés por comprar pisos en Barcelona no ha dejado de crecer.

¿Quién digo que comprar pisos en Barcelona para convertirlos en propiedades de lujo no puede ser rentable?

Las viviendas de lujo se han encarecido de media un 2% en la primera mitad del año“, señalan desde Oi Realtor. “Y Barcelona es uno de los destinos más exclusivos de toda España“.

De hecho, según un reciente estudio, la Avenida del Tibidabo es la segunda calle con las viviendas más caras a nivel nacional. Con un precio medio de más de 5,8 millones de euros por propiedad.

En este contexto, seguir algunas recomendaciones resulta importante para obtener la máxima rentabilidad en la inversión inmobiliaria. Veamos diez consejos para comprar pisos en Barcelona.

1. El distrito y barrio más adecuado

Barcelona cuenta con diez distritos y un total de 73 barrios. Razones de peso para recordar que la ubicación es uno de los factores determinantes al comprar pisos en Barcelona.
Una vivienda de lujo debería estar en una zona privilegiada. Bien comunicada y dotada tanto de todo tipo de servicios como de zonas verdes.
Entre los barrios que mejor cumplen este tipo de requerimientos destaca la zona alta, con barrios como Pedralbes – Les Corts o gran parte del distrito Sarrià-Sant Gervasi. E incluso zonas como Diagonal Mar.

2. Edificación y orientación de la finca

La tipología de la edificación es importante, tanto por el conjunto de fachadas que rodean la finca como por la orientación. Son especialmente apreciados los edificios a cuatro vientos, por la luminosidad y la ventilación que ofrecen.
La falta de ventilación natural y una mala climatización afectan a la salud de las ocupantes. Por la deficiente renovación del aire y la concentración de partículas contaminantes.
También cabe tener en cuenta la orientación solar del edificio. Clave para un máximo aprovechamiento de la energía que permita la entrada de la luz y el calor natural.

Comprar pisos en Barcelona con vistas a la ciudad

3. Terraza y luminosidad de la vivienda

Una vivienda exterior cotiza muy por encima del resto de inmuebles. Aunque hay que diferenciar entre balcones y terrazas.
La disponibilidad de terrazas suele ser habitual en los pisos más altos de los edificios. No solo para aprovechar el carácter exterior sino también las vistas panorámicas.
Amplias ventanas y terrazas exteriores dotan a las viviendas de luz natural. Muy valorada en las propiedades de alto standing.

4. Vestíbulo de entrada y parking

La zona de acceso al edificio es otro detalle más de categoría. Espacios amplios, bien iluminados y distribuidos entre la zona de paso y la de espera.
En tanto que zonas comunes, decoración elegante y atmósfera confortable son claves en el vestíbulo de entrada de un edificio de alto standing.
Al igual que la disponibilidad de parking en la misma finca. Un extra que mejora la accesibilidad y aumenta el precio de la vivienda.

5. Zona comunitaria deportiva y piscina

Hay detalles que aportan valor añadido a una vivienda de lujo, como las zonas comunitarias. Si la propiedad dispone de zonas comunes, los gastos aumentan y el inmueble sube de valor.
Entre los espacios comunes no solo se encuentran jardines y salas polivalentes, sino también zonas deportivas. Desde pistas (paddle,tenis,..) a gimnasio o salas de relajación (sauna, solarium,..).
También cabe remarcar la presencia o no de piscina comunitaria. Un extra que aumenta el precio medio de la vivienda en grandes ciudades como Barcelona.

Comprar pisos en Barcelona con piscina comunitaria

6. Conserje y servicio de vigilancia

Una verdadera propiedad de lujo debe contar con servicios de conserjería y seguridad. Para asegurar la máxima privacidad y protección.
Disponer de portero en la finca permite controlar la entrada al edificio, gestionar la llegada y envío de correspondencia y contar con una persona de confianza durante todo el año.
Igualmente, la disponibilidad de un sistema de alarma y vigilancia permite abandonar la casa con total tranquilidad. Evitando que nadie acceda a ella forzando la puerta.

7. Vivienda con tecnología domótica

Con la irrupción del Internet de las Cosas, los sistemas de domótica se han popularizado aún más. Gracias a su capacidad para automatizar y controlar gran parte de la vivienda.
El control se lleva a cabo tanto desde el interior como desde el exterior de la casa. Con capacidad para optimizar la eficiencia energética, los sistemas de seguridad y el bienestar de los ocupantes.
Detalles que hacen de una vivienda conectada una propiedad segura y valiosa.

8. Certificado de eficiencia energética

Más allá de la luz y el calor natural, para comprar pisos en Barcelona es obligatoria la disponibilidad del certificado de eficiencia energética.
Los edificios de nueva construcción y las viviendas en venta o alquiler deben contar con dicho documento por ley.
Aunque, también se trata de una característica muy apreciada entre los compradores e inquilinos. Debido tanto al ahorro energético como a la conciencia social.

Comprar pisos en Barcelona con eficiencia energética

9. Detalles de calidad de la vivienda (y trastero)

La calidad en los detalles es un signo de distinción de las viviendas de lujo. Los materiales confieren al inmueble características como la modernidad, la durabilidad y la nobleza.
Todos los detalles deben estar en consonancia con el tipo de vivienda, y su minucioso cuidado denota exquisitez en el gusto. Del mismo modo que la disponibilidad de espacio de almacenaje.
Al comprar pisos en Barcelona, disponer de habitaciones extra o un amplio trastero permite cambiar la decoración según las necesidades. Sin tener que deshacerse de los antiguos muebles.

10. Entorno con alto poder adquisitivo

Junto a las características de la finca y del propio inmueble, el vecindario de la vivienda es un factor determinante. Especialmente si es una propiedad en un entorno donde residen vecinos con alto poder adquisitivo.
Los edificios de alto standing acostumbran a estar colindantes entre sí, formando zonas elitistas donde el mercado inmobiliario alcanza precios altos.
Al comprar pisos de lujo en Barcelona hay que ser tan exigentes con el edificio como con el barrio donde se ubica.

 

Autor

Escribe un comentario