El boom de las hipotecas de tipo fijo

hipoteca a tipo fijo

Desde hace diez años la palabra hipoteca causa estragos entre cualquier propietario. Muchas han sido las historias asociadas a esta palabra y muchos los disgustos que nos vienen a la cabeza. Y es que, mientras en muchos países la crisis se relaciona con otros asuntos, en España sin duda, la crisis se relaciona con la palabra hipoteca.

El boom de las hipotecas de tipo fijo resultaría impensable hace unos años. De hecho, hace solo una década, en el tiempo en el que la burbuja inmobiliaria estalló y la crisis económica se instaló en nuestro querido estado de bienestar, las hipotecas de tipo fijo representaban apenas un 3%.

Las hipotecas de tipo fijo resultan muy atractivas hoy en día
Las hipotecas de tipo fijo resultan muy atractivas hoy en día

Hoy en día, este tipo de hipotecas se abre paso en el mercado inmobiliario, y están a la orden del día de los créditos que se conceden. De hecho, las hipotecas de tipo fijo son ya, casi la mitad de los créditos solicitados. Son el producto de moda, y la previsión para el 2018 es de un mayor crecimiento.

Las hipotecas de tipo fijo, el producto de moda

Si bien hace unos años era impensable que nadie acudiera a este tipo de hipotecas, desde hace un par de años su atractivo no ha dejado de crecer. La explicación es sencilla: el euribor ha llegado a mínimos históricos, lo que hace que los créditos se negocien con los intereses bajos.

Y es que, hoy en día, la oferta hipotecaria incluye intereses muy por debajo de los que se ofrecían hace apenas un par de años. De este modo, lo que suponía uno de los productos más caros en cuanto a crédito hipotecario, hoy supone una ganga para los compradores.

Para entender el éxito de estas hipotecas de tipo fijo, hay que entender que a final de año, muchas entidades ofrecían intereses por debajo del 2,3%. Algo que resulta muy prometedor frente a posibles subidas del euribor.

Si bien es cierto que el euribor lleva años alcanzando los mínimos históricos y que pagar un interés a tipo fijo puede resultar, en un principio elevado, también es verdad que ante posibles subidas de este indicador, una hipoteca con un interés fijo puede ser un seguro de vida de quien la contrata.

De hecho, en 2018 se volverá a seguir dando una subida en este tipo de productos, aunque los expertos añaden que será el último año. Y es que, la previsión más que confiable de una subida de tipo de interés en 2019, hará que la banca no presente unos productos tan atractivos en forma de hipoteca de tipo fijo.

Las características de las hipotecas de tipo fijo

La subida de productos de este tipo ha hecho que muchas de las hipotecas que concenden los bancos se asemejen. De hecho entre sus características comunes está la de ser como máximo a 30 años y también la de cubrir el 80% del valor del piso.

La bajada del euribor ha propiciado las hipotecas de tipo fijo
La bajada del euribor ha propiciado las hipotecas de tipo fijo

Eso sí, ante estas características básicas comunes, antes de contratar una hipoteca de tipo fijo, también tendremos que tener en cuenta otros factores. Para empezar, siempre que vayamos a contratar una hipoteca de este tipo, lo más habitual es que tengamos que contratar también otros productos asociados con el banco.

En definitiva, antes de contratar una hipoteca, sea del tipo que sea, lo mejor es fijarse bien en la letra pequeña, e incluso consultar a un profesional si lo ves necesario. Saber bien lo que firmas te evitará muchos malentendidos y muchas situaciones indeseables, como lo que ha pasado recientemente con las cláusulas suelo.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password