El mercado central de Valencia: la joya de la arquitectura valenciana

Mercado Central de Valencia

El Mercado Central de Valencia constituye una de las joyas, no solo de la arquitectura de esta ciudad, sino de la de toda Europa. De hecho, se trata del mercado más grande de Europa, y uno de los más apreciados no solo en cuanto a venta de alimentos sino también, en cuanto a arquitectura.

Situado en pleno corazón de Valencia, esta construcción de estilo modernista valenciano se levanta majestuosa en pleno barrio del Carmen. Rodeado de construcciones tan míticas como la Lonja o la Iglesia de Santos Juanes, no hay nada que le haga sombra a tal majestuoso edificio.

Los colores son uno de los elementos más significativos del Mercado Central de Valencia
Los colores son uno de los elementos más significativos del Mercado Central de Valencia

Las calles del mercado siempre están abarrotadas, y no es para menos, ya que perderse por ellas es un auténtico lujo para cualquier comprador. Si lo visitas, no podrás resistir la tentación de dejar algo de dinero en sus productos. Y es que, cualquiera queda prendado por los colores de los puestos.

La huerta valenciana es una de las estrellas del mercado, pero no solo el aroma de las naranjas atrae al comprador, sino que las especias y hierbas valencianas que se reciben de Oriente también son los protagonistas de las calles del Mercado Central de Valencia.

La arquitectura del Mercado Central de Valencia

La construcción de este edificio destinado a la venta de productos frescos corresponde a los arquitectos Francesc Guàrdia i Vial y Alexandre Soler. Comenzó en el año 1914 y ambos fueron colaboradores del arquitecto Domènech i Montaner, que se caracterizó por crear su propio estilo en cuanto al modernismo.

La cúpula es uno de los elementos más atrayentes del Mercado Central de Valencia
La cúpula es uno de los elementos más atrayentes del Mercado Central de Valencia

Se trata de un edificio que ocupa más de 8.000 metros cuadrados, en los cuales la luz es la principal protagonista, ya que está presente en cada rincón. La cúpula es una de las principales delicias en cuanto a arquitectura se refiere, y es que, revestida con mosaicos de colores, aporta al interior una maravilla de juegos y luces.

Por lo que se refiere a los muro, están hechos en la parte inferior de piedra, en el centro de cerámica y en la parte más alta de ventanas de colores. La fachada principal la coronan el escudo y las armas de la ciudad, que dan la bienvenida a los visitantes, ya que se trata de la entrada principal al Mercado Central de Valencia.

El Mercado Central de Valencia: un poco de historia

Para hablar de la historia del Mercado Central de Valencia, tenemos que remontarnos a la época de la Valencia musulmana. En sus orígenes estaba construido por tenderetes donde acudían los valencianos a realizar sus compras. Pronto se vio la necesidad de realizar un mercado que albergara estos productos frescos en unas condiciones más higiénicas.

Así es como nace uno de los edificios más visitados y más valorados de la ciudad levantina. Un lugar donde perderse es fácil, pero no devastador, ya que los colores de las vidrieras se unen a las policromías de las frutas, verduras y otros productos en una división de varias zonas. Por una parte, la venta de pescado, y por otra, los productos de la huerta. En sus orígenes el sótano se utilizaba para la subasta del pescado.

Hoy en día, además de ser el mercado más grande de Europa destinado a la venta de productos frescos, este edificio de estilo modernista, también es pionero en la venta a domicilio, desde el año 1996, en los que se modernizó para ofrecer facilidades a los compradores.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password